#Ciudadanía

Más allá de Chicureo

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La ordenanza tan polémica del club de golf de Chicureo no es otra cosa que el reflejo de una sociedad de profundas desigualdades y dos de sus mas nefastas consecuencias: la obsesión por la apariencia y la legalización del menoscabo.

Es tan profunda y brutal la plataforma social de menosprecio y la inagotable imaginación de etiquetas discriminatorias que, lejos de sorprender, constituyen una legitima barbaridad, un "bullying" enraizado y esparcido, que dentro del país da la sensación de ser universal.

Esta normativa, si bien es una del ámbito privado, es un derivado inconfundible de la monumental inequidad de la familia chilena. Cuando se permite que los que tienen más abusen impune y sistemáticamente de los que tienen menos, se genera un circulo vicioso de innumerables dependencias que empiezan por la explotación y no termina sino en la humillación del más necesitado.

Una mentalidad de pobreza por condición y no por circunstancias, sumada a una política laboral extemporánea e injusta, permite que el promedio nacional de los ingresos de un trabajador chileno sea, al menos, cuatro veces menor que la de un trabajador Norteamericano que cumple similar servicio productivo. Una empleada domestica (maid) en USA. obtiene fácilmente diez veces más que una en Chile, aun cumpliendo una, y no la combinación infinita de labores de una "nana" o asesora del hogar. Se les paga lo justo; eso las hace inalcanzables para el contrato para la apariencia o por el lujo: solo se les paga cuando son una necesidad insoslayable . De dónde saldrá el dinero para pagar mejor una empleada dirán todos. Muy fácil: entre otras muchas, de las siguientes fuentes naturales:

Uno.- Reducir el interminable horario de trabajo a la mitad, sin reducción del salario.

Dos.- Utilizando el tiempo que permite la "asesoría del hogar" en algo productivo que aumente el ingreso familiar, a fin de cubrir los gastos que demandan el cuidado de los hijos, el marido y la casa.

Tres.- Ocupando mayor tiempo en el hogar, no solo para mejorar la calidad del tiempo con la familia, sino además para tener menos para recorrer vitrinas, gimnasios o supermercados que solo constituyen gastos .

Cuatro.- Compartiendo con la "asesora" o la nana, las inversiones en juguetes clásicos y electrónicos de nueva generación, que hacen de cada niño otra u otro empleador inconsciente en el futuro.

Imagino que a estas alturas brotarán solas e inagotables ideas brillantes para financiar el mejor salario de las nanas y/o asesoras del hogar, garantizando así al menos tres cosas: orgullo de llevar uniforme, supervisión maternal tanto del cabro ajeno como del propio, que chitas que lo necesitan, un inesperado dinamismo económico en la actividad comercial de todos, pero, especialmente, de quienes forman parte del mecanismo de consumo de las empleadas y de sus familias. Y si la imaginación no acompaña mucho, no sería mala idea consultar con el marido, que por lo general para estos menesteres se escuda en la capacidad de su mujer, o a pesar de eso.

El desprecio o el dudoso respeto de eufemismos para compensarlo con eso tan chileno de nombres rimbombantes como asesora del hogar, y no de empleada domestica como si eso fuera un insulto, o nana a una niñera pero sin pagarles proporcional a sus sacrificios, obliga a pensar que, una vez más, le damos más importancia a lo que parece y no a la frescura que es en realidad. Después de todo, no existe mayor respeto que un salario justo y que a uno lo llamen por su nombre, ¿no creen ustedes?

Muchas, si no todas las enormes diferencias, como el repertorio histórico de problemas sociales y económicos que arrastra el país, tienen origen en la jibarización salarial institucionalizada, en la que sobreviven quienes aportan trabajo al crecimiento de las empresas y de los hogares ajenos. Esto cambiará solo en la medida que se reformen legislaciones laborales, pero sobre todo, si ocupamos el mismo espíritu ciudadano empleado en la cadena bien probada de solidaridad y de preocupación anual por el minusválido.

———

Foto: PuzzlagazeLicencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de Enero

Hola, Luis Alberto. Me parece que tu columna, si bien tiene buenas intenciones, peca de lo que acusa: es tremendamente discriminatoria. Estoy de acuerdo contigo en que las condiciones de desigualdad, prejuicio y abuso escondido en el eufemismo son imbancables no sólo para las trabajadoras domésticas, sino para cualquier trabajador(a) en Chile. Sin embargo, me parece perturbador ver que, en tus soluciones transparentas un sexismo ejemplar que no me parece contributivo para terminar de una vez con los prejuicios.

¿Preguntarle al marido para encontrar una solución? ¿No ir tanto al gimnasio, el supermercado o al mall? Puedo suponer, por estas “soluciones”, que tienes en mente a un tipo bien determinado de persona; una mujer de clase alta, que no trabaja y que depende del marido para una serie de cosas, incluso para abusar a su “nana”. No comparto esta idea. Si bien la discriminación se da altamente en este tipo de contextos, en muchos casos las mujeres que trabajan en casas particulares posibilitan a otras mujeres salir a trabajar, a su vez.

No siempre el empleo de una trabajadora de casa particular está aparejado por flojera, desidia o ganas de ir al gimnasio. Muchas veces quienes deben contratar a estas personas, lo hacen porque no tienen con quién dejar a sus hijos o hijas. Esto sucede muchísimo en la clase media, también. Hay, entre estas trabajadoras que contratan trabajadoras, grandes abusos a veces, es cierto. Y a veces no.

En resumen: creo que es necesaria la reivindicación del trabajo decente y justo, en todas las instancias, pero creo que eso no se alcanza suponiendo un tipo determinado de empleador(a).

Por último, no me parece que el “tratar bien” a alguien que se contrata pase por la buena onda del empleador, o por “compartirle juguetes tecnológicos”. Hablamos de reivindicaciones de derechos, por lo que los resguardos no son desde la caridad o desde la discreción de cada empleador(a), sino desde la normativa legal y la conciencia social, no asistencialista.

Saludos,

V.

02 de Enero

indebatible bien articulado y por sobretodo una contribucion a un debate que debemos agotar. Millon y medio de disculpas por los sexismoss o imprecisiones propias de un articulo que pretende sacudir mas que ofender a nadie, pero al parecer lo hace. Estoy por la reivindacacion antes y por sobretodo, soy ademas un convencido del rol inmenso no solo de la normativa si no ademas de su fiscalizacion aplicacion y sancion ejecutiva, gracias mil por distraerte con la lectura, he aprendido con tu respuesta inmensamete sobre el tema. A pesar de todo y basado en mi experiencia, quien te paga poco, no te respeta nada. Tengo tendencia a semi bromear con temas tan profundos como son los derechos de las personas por una percepcion que , ya sea por contraste o asimilacion , se hace ameno. Por ultimo, la razon de mi vida son el respeto y el amor que tengo por mi madre , mi esposa y mi hija, “sobrevivi” en mi infancia a cuatro hermanas que adoro. y todos los dias debo inclinarme ante la inteligencia de alguien como tu, La mujer tiene un sitio muy especial en mi corazon y una admiracion indescriptible y permanente.

Saludos.Victoria.

Luis Alberto

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

La violencia de género es un problema social grave y es necesario afrontarlo urgentemente con una serie de medidas, tanto inmediatas como de largo plazo
+VER MÁS
#Política

De la violencia de género, al género como violencia

Quienes cuidan los intereses de Piñera, partiendo por su leal ministra Cecilia Pérez, argumentan que lo denunciado por el nervioso Armanet, estaba prescrito y que, por ello, ya nadie debe seguir aludiendo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Con tiburones los mercados no funcionan

No hay duda alguna que Chile tras la dictadura es otro. El modelo económico no solo trajo modificaciones en la institucionalidad del país, sino que generó profundos cambios sociológicos en esta larga y ...
+VER MÁS
#Política

Golpe de Estado: Legado dictatorial y arrogancia de jerarcas de la UP

Lo más complejo es que dichos ciudadanos no se encuentran solo en la televisión, un sector político o son parte de una elite que hace pocas semanas vio caer a uno de sus ministros de Cultura ciego en la ...
+VER MÁS
#Justicia

11 de septiembre: Umbrales que no es posible traspasar

Popular

No hay duda alguna que Chile tras la dictadura es otro. El modelo económico no solo trajo modificaciones en la institucionalidad del país, sino que generó profundos cambios sociológicos en esta larga y ...
+VER MÁS
#Política

Golpe de Estado: Legado dictatorial y arrogancia de jerarcas de la UP

La violencia de género es un problema social grave y es necesario afrontarlo urgentemente con una serie de medidas, tanto inmediatas como de largo plazo
+VER MÁS
#Política

De la violencia de género, al género como violencia

Quienes cuidan los intereses de Piñera, partiendo por su leal ministra Cecilia Pérez, argumentan que lo denunciado por el nervioso Armanet, estaba prescrito y que, por ello, ya nadie debe seguir aludiendo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Con tiburones los mercados no funcionan