#Ciudadanía

Lxs Indignadxs: fallo en el sistema

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Lxs indignadxs, clavo del cajón, "cuestiones de interés histórico", que está pasando a albergar al sistema dialéctico denominado Estado Social de Derecho. Ya sé, encienda la hoguera, entonces. Pero, mientras ardo y a modo de eppur si muove, voy a garrapatear las siguientes consideraciones.
 
La primera es que parto de la premisa que el Estado Social de Derecho, al que adscribe la Constitución Política de la República chilena -y otras tantas como la mexicana y la española- y que tanto se manosea últimamente, corresponde a un modelo sistémico-dialéctico, esto es, reconoce que funda su estructura dinámica en el Estado, de una parte, y en el individuo junto a sus grupos sociales intermedios, de otra, y les concibe como lxs actores políticxs, co-sustentadores y co-garantes del "Sistema" que instituye como legítimo, auto/señalándoles las formas en las que pueden o deben interactuar, relacionarse, entre ellxs y con dicho sistema y, más importante, de construirlo o deconstruirlo.
 
La premisa anterior funciona, entonces, desde la perspectiva hobbesiana y kelseniana, ambas ‘madres legitimadoras’ de la orgánica constitucional.
 
Pero paso de una premisa teórica a la siguiente consideración de constatación fáctica: Lxs indignadxs existen y lxs indignadxs se salieron. ¿Cómo así?
 
En efecto, se fugaron de la referida lógica dialéctica del sistema constitucional. Se convirtieron en apóstatas que, junto con abjurar de dicho sistema, abjuraron asimismo, y como no, de sus principios y por, sobre todo, de sus normas relacionales o de coordinación, tanto en los subsistemas político y sociales.
 
Y encontrándose ya fuera de dicha lógica dialéctica, no pueden ser estudiadxs, como tampoco consideradxs -ellxs y su movimiento-, ni menos ser manipuladxs, desde esa óptica o mediante sus principios, reglas o retribuciones.
 
No es SU lógica, no le responden -desde la perspectiva de la responsabilidad, sea general, cívica y/o penal- ni tampoco les interesa legitimarse DENTRO de ella. Están fuera, son libres.
 
Ejemplificando, la diferencia esencial entre "indignadxs" y "delincuentes" (saltando sobre las aprensiones metafísicas que éste término me genera), es que lxs últimxs conocen el sistema, se relacionan desde y para él, toda vez que suponen las consecuencias, para ellxs negativas, de la comisión de un delito, así lo legitiman y refuerzan como dialéctico.
 
Por el contrario, lxs indignadxs, con su "fuga" -y paso a la tercera y última consideración- fracturaron teóricamente dicho sistema y, también, objetiva e irreversiblemente.
 
Insisto en lo último: irreversiblemente. Me explico, dicha fractura teórica deja expuesta los fallos, contradicciones y vacíos del sistema en:  a) su fundamento dialéctico de autoconservación y autolegitimación, pues sus actores y generadores se encuentran en fuga;  b) su carácter omnipresente, omnipotente e infalible, ya nada de ello; c) sus vías interrelacionales, que perdieron toda credibilidad dejando abierta la puerta a cualquier otra, inclusive la violenta; y por último d) su fin: el Estado se encuentra al servicio de la persona humana y su finalidad es promover al bien común. Este fin ha quedado sobrepasado, constituyendo lxs indignadxs, prueba fehaciente, multitudinaria y ruidosa de que, hoy por hoy, el Estado -como sistema- no está al servicio de la persona humana, debido que no existe comunidad en el bien de éstas, y que promover "bienes" diferentes y contrapuestos, resulta -cuando menos-anulatorio y paralizante.
 
Ahora, si el sistema falló, ello determina que no posee la pretensiosa infalibilidad -como justificación de permanencia del mismo- que le achacan los entusiastas neoliberales.
 
Necesariamente, entonces, la fractura expuesta determina la extinción de este sistema, y la necesidad de definir, a la manera de construcción, "algo nuevo", con apertura a conceptos y dimensiones distintas de actores, fines, herramientas, etc.
 
Y acá es donde empezamos, al menos la suscrita, a inventar, sobre la base de las ruinas y con las metas por definir, si ello es posible.
 
Por último y en el mismo sentido, pero desde una perspectiva subjetiva, si bien es cierto que el sistema siempre ha tenido individuxs en sus afueras, locxs o genixs, o grupos de, da igual, por primera vez quizás, desde que Hobbes y Kelsen lo angularon política y jurídicamente, estxs indignadxs -que son miles o quizás millones – rompieron el cerco sistémico de forma ostentosa y conglomerada, se encuentran coordinadxs en sus afueras, aumentan progresivamente en número y en autonomías e independencias, desarrollan sus propios códigos y valores y, más atractivo aún, son conscientes de la fractura propinada, de los fallos expuestos y de la posibilidad concreta de su extensión hasta las ruinas.
 
Ellxs no creen en utopías, por lo que su movimiento y sus fines no son utópicos, son reales.
 
¡Ah! ¡Et populi suprema lex! No tienen miedo del día del colapso y derrumbe del Estado Social de Derecho, como tampoco a los días que vendrán después.
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador