#Ciudadanía

Los días antes y después: más dudas que respuestas

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es increíble que el derecho a un trato igualitario ante la ley no sea catalogado como derecho humano por el grueso de la población. Parece ser que a la gran mayoría no le importa. Y con esto un montón de otros derechos que se pasan por alto, por ejemplo los derechos y libertades de las mujeres, el derecho al aborto, etc.

Vivimos un nuevo día conmemorativo del Golpe de Estado de 1973, y ante esto me nacen las preguntas: ¿A cuántos de nosotros, los ciudadanos chilenos, nos importan los derechos humanos? Ante ésta pregunta, quizás (y eso espero) todos levantemos la mano, pero ¿cuántos de nosotros realmente hacemos algo por los derechos humanos?.

Creo que “la pega”, señores, no es solo de las personas que perdieron familia en la dictadura chilena. El trabajo no debiese ser solo de las muchas “Viviana Díaz” que han dado su vida a cambio de que se haga justicia por los detenidos desaparecidos… sus detenidos desaparecidos, aunque tengo la certeza que el derecho a la vida no es el único derecho humano, creo no equivocarme.

Muchos de nosotros no nos cansamos de “gritar” lo que pensamos en las redes sociales, dando cátedra de lo que es ser un buen ciudadano, interesados en temas sociales, interesados en el porvenir de la gente y de la humanidad, unos perfectos samaritanos, pero ¿estamos dispuestos a trabajar por los cambios que deseamos?, ¿hacemos gestos que permitan construir ese mundo que aspiramos tener o simplemente nos quejamos porque es lo único que sabemos hacer?

Es fácil cuando la crítica la hacemos desde nuestra habitación, viendo tv, escuchando música, tomando una birra multinacional, conectados al wifi del Starbucks o del McDonalds.

Como todos los 11 de septiembre, hubo pequeñas guerras entre civiles y carabineros, guerras en las cuales los segundos no pueden atacar a los primeros, tan solo pueden defenderse. Hubo saqueos, buses y autos quemados, todo esto en pro de la defensa de estos derechos, pero hoy el mundo sigue girando y esa gente ya buscó el capítulo de Soltera Otra Vez que se perdió por culpa de la “rebeldía” de esos que no “cachan na'” porque no estaban cuando todo esto realmente sucedió; rebeldes que hacen una pausa en su vida para acordarse de la revolución justo en los días conmemorativos del 09/11 (como lo escribirían los gringos) y del Joven Combatiente. También tengo claro que no todos piensan y actúan así.

Claro, nuestra justificación es que la culpa es del sistema, impregnado con sangre en nuestra sociedad, que nos esclaviza y del cual no podemos escapar, teniendo que hacernos parte del mismo para no quedar en el desamparo y el olvido.

Muchos de nosotros nos escudamos tras algunos que gritan más fuerte lo que nosotros mismos quisiéramos expresar y que a veces lo cantan, y en ésta categoría nos sentimos representados por los “Manuel García”, que en este momento estará pensando en la ropa que usará en su próximo concierto o a que artista darle la dirección de su siguiente vídeo; o los “Jorge González”, quién escribe sus canciones desde el avión que lo lleva a su casa en Alemania, porque la cultura es más linda en ese lugar.

Señores, ¡basta ya! En nuestras manos está el cambio, en nuestras manos está la defensa de los DD.HH., pero la de todos los derechos.

Alguna vez me putearon por minimizar la labor de la Vicaría de la Solidaridad y a su mentor, el cual es un icono de la defensa de los DD.HH., la de los detenidos y desaparecidos. Aún recuerdo historias, contadas y leídas, de colaboradores del Cardenal que fueron enviados al extranjero por estar envueltos en temas de abusos de menores. No… los derechos de esos niños no importan, no hay nada que un sicólogo no pueda reparar. (¡plaf!).

Esta semana la Comisión Constitucional del Senado aprobó que el AVP fuese para homosexuales y heterosexuales, recién esta semana, a septiembre del 2013. Es increíble que el derecho a un trato igualitario ante la ley no sea catalogado como derecho humano por el grueso de la población. Parece  ser que a la gran mayoría no le importa. Y con esto un montón de otros derechos que se pasan por alto, por ejemplo los derechos y libertades de las mujeres, el derecho al aborto, etc.

Espero que Chile aprenda, y yo también, que el 11 de septiembre no es el único día en el que los DD.HH. importan, sino que ésta es una lucha que debemos dar día a día, durante todo el año, durante toda nuestra vida.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Margarita Mardones

13 de septiembre

Genial amigo Esteban, la lucha y la importancia de los DD.HH. debe ser diaria.. espero que muchos tomemos conciencia y lo hagamos posible incluso transmitiendo el mensaje a nuestros hijos para que desde niños sientan la importancia y lo importante que son los derechos de las personas sea cual sea. Excelente… gracias

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?