#Ciudadanía

Libertad en las redes sociales

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

He sido objeto de  un agresivo trolleo a través de la red social Twitter, pésima práctica de intolerancia y déficit de dialogo, cuyo ejercicio contradice  uno de los fundamentos de esta red que es crear y facilitar conversaciones públicas. 

El episodio partió el 27 de diciembre, cuando decidí difundir un mensaje de Yoani Sánchez, la conocida bloguera cubana que aboga por las libertades públicas en su país, quien en su Twitter divulgaba la entrevista otorgada a una radio colombiana por su connacional, Elizardo Sánchez, vocero de la Comisión  de Derechos Humanos de su país.
 
Ese hecho bastó para recibir un ataque violento, abusivo y sin ningún interés por entablar una conversación o intercambio de ideas. Su finalidad fue más bien, inhibir mi expresión bajo el supuesto de tutelar una determinada ideología.  
 
El principal contenido del trolleo fue denunciar el acto de “traición” a la izquierda en favor de la “gusana” Sánchez. Luego vinieron las acusaciones de agente financiada  por organizaciones costeadas por la Central de Inteligencia Americana (CIA) o por instituciones gubernamentales del gobierno de Chile, hasta atribuir los twits a una falsa idea de objetividad propia del “periodismo burgués”. Completa el arco de inculpación: formar parte de una ONG feminista y usar como fuente a Reporteros sin Fronteras.
 
Los autores del ataque declaran domicilio ideológico en el balmacedismo, allendismo, bolivarianismo, que configurarían, en su opinión, el ideario actual de la izquierda. Lo que se ataca es la desviación de ese imaginario, en eso consistiría  la “traición” o “caso de infiltración clásica”, que fundamenta y avala esta reacción.
 
Más allá de enfrentar un debate de ideas sobre lo que es hoy la izquierda, discusión interesante y provechosa siempre que se haga con libertad de pensamiento, lo que quiero en esta oportunidad es afirmar un derecho y un principio. No existen, en mi opinión, exenciones por razones ideológicas, económicas, culturales,  religiosas o políticas que permitan vulnerar la libertad de expresión, por eso uno de mis twits fue para difundir un mensaje de  Yoani Sánchez. 
 
Las redes sociales son espacios públicos y en su condición de tales regidos por normas básicas de convivencia democrática al igual que en la política, la cultura y la vida en sociedad. El sentido público de la plataforma Twitter, involucra derechos y también deberes. Entre los primeros está la libertad para expresarse y entre los segundos hacerse cargo  plenamente de la palabra pública.
 
Yo provengo de la radio. Radio Tierra es una emisora comunitaria gestionada  por una asociación de mujeres. En ella aprendimos a formular una oferta de contenidos desde un lugar social, con un punto de vista editorial amplio, diverso e independiente de ataduras ideológicas. 
 
En este ejercicio, el mayor aprendizaje ha sido considerar la defensa irrestricta de la libertad de expresión como fundamento de la democracia. Es un derecho colectivo e individual aplicable en todo contexto político y cultural, cualquiera sea el gobierno, el modelo de estado o la matriz económica. Es un principio no transable, que ha sido propuesto por AMARC  (Asociación Mundial de Radios Comunitarias), como fundamento legislativo para los servicios audiovisuales y como parte de la doctrina de los DDHH.
 
A mi juicio, cualquier vigilancia (estatal, ideológica, empresarial) tiene como finalidad horadar una práctica de ejercicio ciudadano.  En los diálogos y discusiones que se abren en Twitter, lo que se juega cada vez más es una disputa de ideas democrática, libre y sin cautelas ideológicas de ningún tipo.
 
* Pía Matta, periodista de la Radio Tierra y Presidenta de AMARC, Asociación Mundial de Radios Comunitarias.
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

04 de Enero

Aporto un link para la discusión, saludos http://www.rebelion.org/noticia.php?id=104205

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El costo asociado al consumo de carne animal es inmenso y es un valor que no va incluido en su precio y que hoy pagamos con el cambio climático.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Con sobrepoblación, consumir carne es un lujo demasiado costoso

El carabinero acusado del crimen del comunero Catrillanca ya no se presenta como Batman, ufano, adrenalínico y seguro como se le veía en aquel video de celular en plena detención. Ya no es el Caballero d ...
+VER MÁS
#Política

El desinformante

Solo me cabe certificarlo, Brasil es gobernado por un individuo ignorante y vulgar. Nada de la complejidad de la vida y de las problemáticas que enfrenta el mundo y su patria es del interés del actual pre ...
+VER MÁS
#Internacional

Bolsonaro y la irrupción del fascismo escatológico

Es necesario que los distintos actores del sistema asuman su responsabilidad con los cientos de niños bajo orden de búsqueda y recogimiento que son invisibles a la protección efectiva del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

La deuda de Chile con su infancia

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11