#Ciudadanía

La juventud y su rol en la sociedad actual

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es imperativa la participación de los jóvenes y que se empoderen de una voz firme, clara y concisa que vaya en ayuda de aquellos que lamentablemente no pueden salir de la precariedad por la desigualdad que reina en nuestro país.

Quisiera hacer pública mediante estas líneas una incertidumbre que me inquieta como joven y la situación de un país que se auto proclama en vías de crecimiento, donde no se entrega estabilidad ni oportunidades a los jóvenes para que puedan desarrollarse en sus respectivas localidades y se ven obligados a salir de sus ciudades en busca de caminos que los separan de su tierra, producto del centralismo imperante. Donde por uno u otro motivo se les cierran las puertas por no venir de una ciudad grande o de un determinado colegio o universidad, o simplemente por no pertenecer a una familia poderosa o de buena situación. No son tomados en cuenta provocando un gran descontento en ellos.

Por eso en estos momentos es cuando suena con mayor fuerza que Ñuble sea región y que de esta manera se puedan generar más oportunidades, crear plazas de trabajo y estudio para nuestros jóvenes y para todos, y que se cree la Universidad de Ñuble que identifique a sus profesionales con la región. Esto  me hace pensar en la manera de ganar espacios para que aquellos que se sienten desplazados y olvidados por el desarrollo puedan tomar sus banderas de lucha e integrarse a una sociedad inclusiva y no discriminadora como lo es en muchos casos. 

Garantizar el desarrollo de nuevas ideas que pueden favorecer el crecimiento de la economía, la investigación científica, el deporte, el desarrollo social y por qué no, fomentar el aumento de mentes pensadoras con perspectivas nuevas para generar cambios profundos y cercanos a la comunidad. Es imperativa la participación de los jóvenes y que se empoderen de una voz firme, clara y concisa que vaya en ayuda de aquellos que lamentablemente no pueden salir de la precariedad por la desigualdad que reina en nuestro país.

Luchar suena un poco fuerte, pero ¿es necesario pensar que ese es el camino para remediar esta situación de desigualdad? Es una pregunta que me hago todo el tiempo al ver cómo grandes empresarios abusan de los trabajadores jóvenes, explotándolos y en muchos casos hasta con tratos humillantes y con sueldos que son una falta de respeto. El análisis de la situación nos lleva a un incremento del descontento y a una falta de preocupación por lo que está pasando en su entorno.

La respuesta a esta inquietud no depende solo de mí, sino más bien de toda una ciudad, comuna, provincia, región y país. Cómo afrontamos la desigualdad a todo nivel y mejoramos la realidad para nuestros jóvenes que son el sostén de futuras generaciones, o más bien el de nuestro presente, y así generar un gran cambio mental que acorte la brecha etaria de los que no quieren dar un paso al costado y ocupan los espacios de los jóvenes de nuestro país.

Foto: elquintopoder.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

18 de febrero

Estimado Ernesto,

– En primer lugar, debo señalar que el «empoderamiento ciudadano» y toda la diatriba que gira tras de sí no es más que la inteligente (y oportunista) táctica del Poder de decir «ahora que ustedes tienen la razón, cambien el sistema», pero al final, como es lógico, nada cambia. Esto, porque el sistema está diseñado para eso: que la calle «hable». Pero mientras más habla la calle, más firmes y estrechas quedan las cerraduras. ¿O alguien me podrá señalar, aparte del descontento en el aire, que algo quedó luego de las protestas medio-ambientales, las luchas educacionales o el descontento de los consumidores? Punta Alcalde sigue firme en su ruta, Laureate continúa impune y La Polar da bríos de fortalecimiento.

– En segundo lugar, y esto me da mucha pena confesarlo, amén mi edad (veinticinco años) y el compartido idealismo con el articulista: los jóvenes de nuestra edad, en su mayoría, no están «ni ahí» con cambiar los estamentos de la sociedad. No se trata de exigir líderes revolucionarios, sino algo más sencillo (tal vez en la sencillez está la solución de nuestros problemas): «simples» ciudadanos, «conscientes» de su entorno. Pero la mayoría no está «ni ahí». Pasaron las elecciones, y vimos, los pocos, impotentes, cómo la ocasión ideal para cambiar «desde adentro» las cosas (el sistema político, aunque no lo confiese, en su interior abrigaba una espinuda incertidumbre sobre cuál iba a ser finalmente el papel de la juventud que se sumó al padrón electoral), se desaprovechó y hoy, «los mismos de siempre» se sientan nuevamente en el poder. (Este es el momento, además, para preguntarme: ¿cuántos de los cientos de miles de jóvenes estudiantes que marchaban por las calles durante el 2011 lo hacían por «moda» o por al fin sentirse integrados «a algo» común?).

– Y si a la indiferencia o a la creencia errónea de que está en nuestras manos cambiar el sistema («estamos empoderados», dirán los más incautos), se une la ignorancia de nuestra juventud, creo que más tarde que temprano veremos redimida a nuestra clase etárea. Lo que da pábulo para preguntarnos: ¿realmente, habida cuenta las nuevas tecnologías y la disponibilidad de la información, al alcance de todos, se puede hablar, con propiedad, que una persona pueda ser «ignorante» en nuestros días? Esto no hace más que fortalecer mi tesis de que, si estamos como estamos, en buena parte se debe a nuestra propia desidia. Si es de su autoría, cuánta razón tenía Sophie Scholl cuando declamaba: «los pueblos tienen a los gobernantes que permiten».

Saludos,

Claudio Leiva

Allan vittetoe venegas

12 de octubre

Mi nombre es allan. Tengo 22 años soy de la ciudad y comuna de Santiago. Y vivo en una realidad super difícil. Porque la mayoria no comprende la situación de desigualdad en los jóvenes en chile. Saben algo?? Cada vez que yo intento practicar este tema de la igualdad de oportunidades y la inclusión. Lo primero que se le viene a la cabeza a la gente. Es saber la edad. Y eso me tiene tan rallado mentalmente, que digo. Basta, abra los ojos porfavor!!! Sabes que cresta me pasa a mi y a las personas que estan pérdidas en nuestros casos?? No es justo vivir asi. Ayudenos. Abranos las puertas a un espacio mas inclusivo. Porfavor!!!!

inmer

14 de junio

muy esta muy bueno el articulo los felicito

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Hoy se están creando condiciones políticas y económicas en el mundo, para qué América Latina, surja con una voz propia e independiente de poderes políticos y económicos mundiales
+VER MÁS
#Política

Europa necesita la jungla. ¿O solo oportunismo?

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?