#Ciudadanía

La guerra contra drogas y las libertades individuales

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Todos los medios de comunicación -excepto algunos más alternativos como The Clinic o revista Cáñamo- están de acuerdo en que las drogas son la epidemia y el karma de nuestra sociedad y hay que hacerles la guerra para eliminarlas de la faz de la tierra. Este objetivo es utópico. Todas las drogas, aunque en distinta forma, han estado entre nosotros desde antes que tuvieramos noción u opinión al respecto y han sido usadas por innumerables culturas a lo largo de la historia.

El enfoque de represión y prohibición que se da al tema de las drogas no hace más que enriquecer a quienes usufructúan de este lucrativo negocio. El riesgo implica un precio elevadísimo como en cualquier otro tipo de transacción ilegal. Siendo un negocio ilegal, además, quienes se enriquecen con él utilizan formas también ilegales y violentas para proteger sus ingresos. Se crea así un submundo de violencia y perdición para quienes son usuarios o, peor, adictos.

Lo malo de todo esto es que, independiente de todos los decomisos que haga la policía y de todas las medidas legales de represión y prohibición que puedan crear nuestros "honorables" legisladores y políticos en general, la demanda no baja. Las drogas siguen encareciendose y bajando en calidad, lo que para un usuario implica acudir al narcotráfico y arriesgarse a asaltos, delitos, decomisos y cárcel, además de ver mermada su salud por los ingredientes con los que incrementan la cantidad de droga para hacer más rentable el negocio. El ejemplo de México, en este sentido, es relevante: la violencia y la corrupción en torno a las drogas se han tomado el país. Si no se hace algo al respecto todos los países llegarán a estos niveles.

Existen programas de reducción de riesgos -escasos en Chile por el conservadurismo extremo criollo- los cuales ayudan a que quienes son adictos lleven su problema con dignidad y no caigan en las garras de inescrupulosos traficantes que no miran caras, corazones ni edad de sus "clientes", matándolos día a día.

Un mundo sin drogas es imposible. La guerra a muerte que sostiene la mayoría de los países no es sustentable, ya que está demostrado que la demanda, lejos de aminorar, no deja de crecer. EE.UU. es el más estricto en el tema y tiene la mayor demanda del mundo.

Año a año se gastan miles de millones en la guerra contra las drogas, pero ¿qué sucedería si se comenzara a mirar con un nuevo enfoque y todo se legaliza y regula? Se podría gastar mucho menos en la reducción de daños que en la represión; se podría legislar impositivamente para quienes decidan ser parte de un negocio legal y, finalmente, se podría prestar ayuda a quienes la necesiten, llámense usuarios problemáticos o no.

Soy Ingeniero en electrónica y soy usuario de drogas. Tengo un buen trabajo, jamás he cometido un delito y no he tenido ningún problema con la autoridad; fui de los mejores estudiantes de mi carrera y me siento un aporte a la sociedad. Sin embargo, cada vez que quiero usar mi libertad de conciencia como dueño exclusivo de mi cuerpo, debo cuidarme del qué diran, de la autoridad y de la intransigencia de quienes nos dirigen y  "protegen". Yo y sólo yo mando desde la piel hacia adentro y no creo que nadie tenga la autoridad para decirme qué puedo o no consumir.

¿Estamos evolucionando o involucionando?, Miren las estadisticas del CONACE y verán que no son distintas a las de los países que tienen las mismas políticas: un rotundo fracaso. Seamos realistas y objetivos, tengamos un debate al respecto y démonos cuenta de lo que existe en nuestro alrededor. Apostaría que cualquiera de ustedes conoce a algún usuario de drogas -somos muchos- pero en una sociedad tan hipócrita como la nuestra no se muestran por miedo al qué dirán.

Infórmense y tendrán opinión.

 

———————————————————————————————————

 

Foto: Robvini

TAGS: #Legalización #Marihuana Drogas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de Abril

Mauricio
Avergüenza ajena me da leerte. Mezclas de todo para justificaciones carentes de base.
La narcodependencia es esclavitud. Además:
1. Imagino que hará un empleador con un “ingeniero” a cargo de un camión de la Gran Minería el día lunes con un drogadicto declarado que, además, está “contento” con su compulsión a drogarse. O un oficial de la fuerzas armadas con un drogadicto feliz de serlo a cargo de la mantención de una aeronave, o de un bueque de guerra, o de cuidar las fronteras.
2. O Cuáles empleadores et seguirán dándote trabajo si, “contento” como estás con tu narcodependencia” pones en riesgo el negocio que le da trabajo y de comer a la comunidad que te rodea ( la de tu familia y de lo todos los demás empleados ) sabiendo que tienes declaradas conductas de riesgo que estúpidamente te enorgullecen.
3. El legalizar el consumo es la salida fácil y poco reflexiva. Con frecuencia son propias de posturas débiles de los rematados que no “ven” nada más “cómodo” que seguir dependiendo de la química narcótica para estar “felices” o “vivir”. La “legalidad” del alcohol ha demostrado ser de alto impacto en los sectores vulnerables. O en los de caracteres débiles. Como el tuyo. Que bajan la guardia y se entregan esclavizados al que otros decidan por tí de tu vida. Caracterizado por el consumo diario y “controlado” de un puñadito de “felicidad” en sobre.
Farenheit 451, Naranja Mecánica, …No, gracias.
4. En cuanto a tu invitación final de “infórmense…” la siguiente frase es una invitación recíproca: Quien tenga ojos que vea.
Pero no con esos ojos de ratón recién nacido. Ciegos.

18 de Abril

Estimado Carlos, mi intención no es justificarme, sabes tu cuanto dinero gastan los gobiernos a cuenta de represión?, o el poder judicial como se atasca tramitando causas que constituyen faltas por concepto de consumo?.
Primero que todo no tengo un carácter débil, ya que si lo tuviera hubiera caído en un pozo sin fondo como veo dia dia a algunos jóvenes con los que compartí colegio en mi infancia.
Segundo yo vivo en un sector vulnerable en el cual dia a dia veo jóvenes atrapados en un callejón sin salida dependiendo como de tu dices de lo que la gente les da como limosna para conseguir una “dosis de felicidad” como dices tu. Ese es un consumidor problema, que le roba a su familia o comete delitos para su propósito final y único en la vida, a ellos es a quienes se debe llegar, pero no de una perpectiva represiva, sino mas bien como debe ser, desde una perspectiva de salud pública como en el artículo original decía: sólo algunas personas son dependientes de la droga, hay quienes desarrollamos una relación armónica donde sabemos cuando cómo y dónde llevar a cabo el consumo, es como la persona que sabe hasta dónde beber para no emborracharse y quién no conoce ese límite.
Los ejemplos que das como el de la Naraja Mecánica obviamente son extremos, tal vez tu posición es un poco virulenta, pero la respeto ya que vivimos en una sociedad en la que te imponen un modelo y una posición, pero creo que el ciego en este caso no soy no y lo demuestran las cifras de asesinatos, encarcelamientos y de vidas marchitas que provocan la falta de ayuda y oportunidades que tienen los adictos y que la sociedad y personas como tu se niegan a ver.
Yo abogo por mi y por mi visión, por mi derecho a ejercer mi libertad y de tener ratos de una lucidez distinta viendo las cosas desde una perspectiva diferente y no de un libertinaje descontrolado.

20 de Abril

Completamente de acuerdo contigo Mauricio.
Existen excelentes políticas de control de daño. Lo que hay que hacer es implementarlas, via CONACE, MINEDUC, o cualquier organismo similar (una vez legalizadas algunas sustancias, claro).
Creo sin embargo que hay un ángulo no considerado ni en el post, ni en la respuesta desafortunada (no por su contenido sino por su tono descalificador y mesiánico) de Carlos Covarrubias.
Yo también soy consumidor o usuario como le llaman de drogas. Creo haber probado de todo, desde LSD, pasando por hongos y cactus varios, hasta la clásica y universal Cannabis. Hasta el momento todas han sido experiencias enriquecedoras, pero no cegadoras. Una vez probadas no he vuelto a consumir ninguna, salvo un par de veces para corroborar o refutar la experiencia. Y a modo de excepción el cannabis que es de consumo habitual.
¿Y por qué no me he quedado pegado? Sencillamente porque he tenido acceso a mucha información antes de probar cualquier cosa. Y creo que ahí hay un punto flojo en todo. Falta mucha información objetiva de qué hacen y qué no hacen. Y no me refiero a los “efectos sociales” que tanto le gusta “demonizar” al CONACE. Si no información real y científica acerca de la bioquímica de cada una de las sustancias. Es cosa de buscar un poco y vamos a encontrar una infinidad de estudios que nos dicen que hacen exactamente en nuestro organismo cada una de las sustancias que consumimos (y ojo, no sólo las drogas provocan efectos “colaterales”).
Colocando una nota cursi: creo que aquí si vale el dicho: “La verdad nos hará libres”. Mientras más información manejemos respecto a lo que consumimos mejor podremos OPTAR a continuar o dejar nuestro consumo.
No es sólo un tema legal, parlamentario. No es lo mismo un Mauricio ingeniero con educación y una alta capacidad de discernimiento a un Mauricio cuasi-analfabeto cuya única fuente de información es el mismo amigo que le está entregando el roll de pasta base.
Saludos.

22 de Abril

Algunos comentarios y precisiones.

Si bien es cierto que las drogas existen desde siempre, el uso abusivo, y por lo tanto la problemática masiva de las adicciones, es propia de la modernidad. El control en torno a las drogas, por lo tanto, ha surgido a partir de este cambio en la conducta de la población que implica, por lo general, gran cantidad de problemas individuales, familiares y sociales.
Si bien es probablemente cierto que la legalización acerca del comercio de las drogas permitiría una mayor regulación al respecto, también es innegable que hay un problema ético de por medio.

El Estado no puede y no debe regular (que en este caso equivale a permitir) la comercialización de sustancias cuyo potencial riesgo está ampliamente probado por la evidencia científica. Es cierto que no todos los usuarios de drogas se enferman, o que no todos se enferman de inmediato, pero el riesgo está presente en porcentajes significativos y el desarrollar una adicción o no, no está en manos de la decisión del consumidor ni de la información que tiene al respecto, sino de un conjunto de factores biológicos, personales, familiares y sociales que no son manejables en su conjunto.

El impacto de consumo de drogas, especialmente cuando el individuo se enferma a partir de esto, no es sólo un costo para la persona que tomó la decisión de consumir. Hay un altísimo costo social asociado a esto, relativo a los gastos en salud, la productividad perdida a partir de las consecuencias de la enfermedad, el impacto en la familia y en el entorno en general, entre otros. Desde ahí, es razonable que la decisión de legislar respecto de la comercialización de las drogas sea, al menos, muy controversial: la ausencia de regulación deja afuera algunas alternativas de control sobre el comercio de las drogas, pero la posibilidad de legalizar implica conflictos éticos, económicos y sociales para el Estado.

24 de Abril

Seguimos con la eterna discusión de que apuntalemos esto por aqui o apuntalemos esto por aca mientras el edificio se viene abajo. Siempre la regulación es más efectiva que la represión, quienes creen que en esta última alternativa esta la solución están mirando solo el parche y no la herida. A los que creen que la regulación traerá el desbande y la perdición (como el primer post de este articulo), yo les pregunto, el hecho de que alguien consuma alcohol, fármacos o tabaco (drogas legales al alcance de cualquiera), lo hace necesariamente un adicto?

01 de Mayo

Estimado y feliz ingeniero de ser narcodependiente:
Por tu respuesta leo que nunca te has hecho las preguntas de mis puntos 1 y 2. Tampoco imagino por qué arriesgas tu “buen trabajo” haciendo pública tu debilidad.
.
Trabajar todo el mes para estar, el día 30, de rodillas con el sueldo en la mano frente a una botella o un papelillo es esclavitud. La narcodependencia muchas veces parte con “creer” que ERA posible el “autocontrol”. También es iluso “creer” que la narcodependencia es función de la clase social o nivel de educación del narcodependiente.
.
En cuanto a tus frases:
“sabes tu cuanto dinero gastan los gobiernos a cuenta de represión?, o el poder judicial como se atasca tramitando causas que constituyen faltas por concepto de consumo? “
Da cabida a hacerse una propuesta con la misma falacia: Qué tal legalizar los asesinatos para que los gobiernos no gasten dinero en su represión ni se atasquen causas en el poder judicial ? Con esos argumentos espero que no te contrate algún ayatolah de Chicago.
.
“Primero que todo no tengo un carácter débil, ya que si lo tuviera hubiera caído en un pozo sin fondo como veo dia dia a algunos jóvenes con los que compartí colegio en mi infancia. “
Los pozos de “oro” son también eso. Pozos.
Fuiste a la U a recibir tu título ? Por qué no te consideras un privilegiado por tus padres el que te hayan educado y así tomas como un desafío de adulto libre el haber compartido esa infancia para ahora ser distinto y no uno más de los que conociste en esos pozos sin fondo? Como lo demuestras ahora. Esclavo como los otros que conociste, al fin y al cabo.
.
“Segundo yo vivo en un sector vulnerable en el cual dia a dia veo jóvenes atrapados en un callejón sin salida”
Y En qué tipo de callejón crees hallarte ? Tiene “salida” ?
.
“…un consumidor problema, que le roba a su familia o comete delitos para su propósito final y único en la vida, a ellos es a quienes se debe llegar, “
Cuánto crees que te falta para que te conviertas en uno más de esos ?
Y si se legaliza el consumo como quieres: Cuántos nuevos criminales se incorporarán a las estadísticas ? Tienes bola de cristal para ver el futuro ?
.
“hay quienes desarrollamos una relación armónica donde sabemos cuando cómo y dónde llevar a cabo el consumo …”
La armonía con la Oscuridad: Cuál es ? Inequívocamente en pocas palabras: más oscuridad.
.
“…es como la persona que sabe hasta dónde beber para no emborracharse y quién no conoce ese límite.”
Esta conversación es porque hablamos de “legalizar” o no la droga. Entiendo que a algunos la narcodependencia les tenga el cerebro inutilizable. Y que les baste con la médula espinal. Para algunos de ellos se trata de vender droga en quioscos y supermercados. Con propaganda en la tele y postulaciones de dineros del Estado para PYMES que dan trabajo para exportarla, distribuirla en sectores vulnerables ( grandes y seguros “clientes” ), en los colegios, atraer e importar el terror de los narcotraficantes mexicanos de decapitan “enemigos” de bandas rivales o asesinan por error a adolescentes que disfrutaban de una fiesta, etc.
Eso es demoníaco. Es destruir la Vida propia y la Vida completa de una nación.
.
“pero creo que el ciego en este caso no soy “
ceguera la defino esta vez “no saber lo que no se sabe que no se ve“.
.
“lo demuestran las cifras de asesinatos, encarcelamientos y de vidas marchitas que provocan la falta de ayuda y oportunidades que tienen los adictos y que la sociedad y personas como tu se niegan a ver.”
No me niego “a ver”. Me niego a tus argumentos de que ser esclavo narcodependiente es un ideal de vida. Castellano puro. Y me niego a legalizar las malas prácticas que defiendes.
La sociedad –esa abstracción de la cual la historia se agarran tanto “…ismos” en nombre de “ideales” demenciales como el que abogas- no te debe NADA. “Saberlo” es el primer eslabón para la cura del narcodependiente.
.
“Yo abogo por mi y por mi visión, “
Guárdate tu visión. Es tu debilidad. Es muy probable que veneres a tu proveedor de asquerosidad.
Muchas moscas comen porquerías. Y no por eso tienen “razón”.
.
La única buena noticia es que puedes cambiar para salir de tu pozo y cortar las cadenas de oro que muestras con orgullo. Cadenas al fin.
Pero que cambies es una posibilidad. Nada más.
Basta tener el coraje, cada día, de decir “no”.
.

03 de Mayo

Hola Carlos, es dificil responder a comentarios tan viscerales y como dijo el amigo Sepulveda, mesiánicos. Pero la verdad hay personas que no ven matices, que tienen sólo cuatro lados (a veces menos) y no son capaces de ver el entorno o mas bien el contorno ya que me imagino jamás has entrado a un barrio difícil como es el que vivo, pero que gracias a mis logros personales me dispongo a dejar. No me quiero poner poner como ejemplo ya que vendría de muy cerca la recomendación, pero así como yo, conozco más personas que son usuarios sin problemas de adicción, que los adictos, como dices tu narcodependientes. Me alegro que dentro de los pocos comentarios que generó mi reflexión sólo haya uno que no sea constructivo, ya que como te respondi anteriormente, no se trata de un libertinaje total, ya que obviamente como en cualquier droga legal, como el tabaco y el alcohol, que dicho sea de paso es el principal problema de salud pública en el país además de ser legal.
Que bueno que mencionaste Mexico, el cual es el mejor ejemplo de políticas represivas hacia la droga, las decapitaciones que mencionaste, la tierra de nadie en la que está convertida esta nación son fruto de la represión existente en el país, de todos estos años de guerra contra las drogas, ya que los usuarios van a existir quieras o no quieras verlo, el sesgo de intransigencia total que tienes no te deja ver y caes en descalificaciones personales para sustentar tus argumentos con suposiciones vagas como el comentario “trabajar todo el mes para estar, el día 30, de rodillas con el sueldo en la mano frente a una botella o un papelillo es esclavitud”, eso está muy lejos de la realidad. Claro que me he hecho las preguntas de tus primeros dos puntos y conozco personas que están a cargo de trabajos tan críticos como los que nombraste y si son usuarios de drogas, y tienen años de servicio en sus respectivos trabajos sin problemas y ascendiendo cada día.
Tu otra frase sin un claro argumento: “…un consumidor problema, que le roba a su familia o comete delitos para su propósito final y único en la vida, a ellos es a quienes se debe llegar, “
Cuánto crees que te falta para que te conviertas en uno más de esos ?
Llevo alrededor de 6 años siendo usuario de drogas y jamás he tenido problemas de falta de dinero o bienes que tuviera que vender para conseguir una dosis, así que no creo llegue ese momento que mencionas.
Finalmente, no tengo porqué guardarme mi visión ya que como internet y esta red social son un medio democrático, puedo dar mi opinión libremente y plantear temas que interesan y sobre los que creo hay que crear debate libremente, ya no estamos en la época en la que un milico con una mente como la tuya (y ahora estoy supiendo yo), podía decirme como pensar y podía hacer lo que quisisera para detenerme… Salu2!

10 de Noviembre

Carlos Covarrubias: Tus argumentos se basan en supuestos errados, como que la legalización aumentará el número de adictos o que el consumo genera un riesgo en trabajos, etc.

Si es como dices entonces otras sustancias nocivas deberían estar prohibidas como el alcohol o el tabaco.

Quizás por eso dices: “La legalidad del alcohol ha demostrado ser de alto impacto en los sectores vulnerables. O en los de caracteres débiles”.

Pero basta ver los efectos que la prohibición del alcohol ha tenido para constatar que los efectos nocivos son mayores. Asesinatos, mafias, corrupción…¿Fin del alcoholismo? Nunca.

Y claro, agregas para darle sustento a tu débil argumento: “Qué tal legalizar los asesinatos para que los gobiernos no gasten dinero en su represión ni se atasquen causas en el poder judicial”…y “Cuántos nuevos criminales se incorporarán a las estadísticas”.

No obstante, que un hombre se vuelva peligroso después de beber alcohol, no implica impedir vender licores a los cientos y miles de otras personas que no se vuelven peligrosos al beber. Estableces una relación causal errada.

Con la legalización no aumentan los adictos ¿O acaso te harás adicto si es legal la marihuana?

14 de Noviembre

Mauricio: Tu eres un drogadicto con autocontrol efectivo nivel 1 , que es capaz de ser responsable en su trabajo y que “No se nota la dependencia”, pero debes tener conciencia que tu y tus amigos SON dependientes, para ser felices , necesitas de la droga , los drogadictos al igual que los alcoholicos,tienen comportamientos adictivos similares; estan los alcoholicos de fin de semana y los que estan tirados en la calle, pero alcoholicos son los dos tipos, y el mas peligroso para la sociedad es el segundo, el profesional que gasta sus ingresos y mueve todo el mercado, con esos ya no hay buelta atras. La esperanza esta en los niños y jovenes para que no se transformen en personas adictas nivel 1.

14 de Noviembre

Jorge: Mi supuesto no es errado, es realidad chilena la conosco, si ahora con las drogas duras ilegales tenemos una influencia de los carteles, es claro que esos mismos carteles de transformaran el los que controlaran gobiernos abiertamente. Tu idea de libertad es incompatible con el uso de drogas, estas quitan la libertad de TODOS quienes las usan, algunos se les nota mucho mas, pero otros se pasan toda su vida dependientes siendo profesionales, hasta que rebientan……

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Su intención es inducir a error en la decisión de voto mintiendo descaradamente a favor de unos y en detrimento de otros
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con las fake news?

¿Cómo se puede juzgar a un niño o niña y expulsarlo de la institución sin siquiera saber el contexto en el que el o ella se desenvuelve?
+VER MÁS
#Educación

Penurias de la infancia en la educación chilena

¿Cómo se logra emparejar la cancha si, por una parte, somos líder en violar los derechos de los niños y, por otra, somos líder en dejar desastres en la educación pública?
+VER MÁS
#Educación

Los niños primero v/s La realidad

Es hora entonces de evaluar el fenómeno nacionalista en el mundo contemporáneo y actual, de una manera seria y objetiva, ya sea en lo cualitativo como en lo cuantitativo, alejándose de arquetipos anacró ...
+VER MÁS
#Internacional

Acerca del nacionalismo

Popular

Hoy como ayer el inmigrante se presenta como el enemigo común, la inmigración como la culpable de todos nuestros males, sean sociales y/o económicos, y las políticas xenófobas serían la cura.
+VER MÁS
#Sociedad

100 de la años de la 1era Guerra Mundial y vamos por el mismo camino del nacionalismo y la xenofobia

Las zonas de sacrificio ambiental vienen a generar un problema de fondo respecto a la protección de los Derechos Humanos
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Zonas de sacrificio ambiental: La Situación de Mejillones

Refundar barrialmente nuestra comuna es una necesidad que resulta evidente y que debe transformarse en una política pública cuyo origen, resolución y aplicación, debe ser a través de un proceso con par ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Conchalí: Refundación barrial camino al centenario

La Corte Suprema estaba totalmente integrada por quienes había nombrado la dictadura y no hubo acción alguna persecutora de violadores a los derechos humanos que prosperase en nuestro sistema judicia
+VER MÁS
#Política

Caso Guzmán