#Ciudadanía

La fantasía pasiva que nos aqueja hoy

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Desde la dictadura, la opinión ha mostrado su cara más reticente: el temor a la represalia, temor circunscrito en todo un aparataje que viene desplegándose desde hace años en el imaginario nacional y que no ha tenido solución a pesar de las distintas expresiones a favor de ella a lo largo de los últimos años, años que han sido bastante dinámicos por la nueva injerencia de la juventud en temáticas que, anteriormente, le eran ajenas mediante el simple argumento de «son jóvenes, no saben lo que quieren».


Sin embargo, aún queda camino por recorrer, la población de rango etario más elevado no ha podido desprenderse del doloroso legado que dejó la dictadura en el país, esa especie de panóptica que se recuerda cada vez que un policía golpea un estudiante o cada vez que la represión da su espectáculo sórdido en las calles del país.

Hemos visto, desde hace ya varios años y de forma aún más explícita hace un par, cómo el país es desvalijado a diestra y siniestra por distintos personajes que no tienen siquiera un ápice de tino para sentir, por lo bajo, un poco de vergüenza por los actos que realizan a plena luz del día como también por debajo de las mesas, donde millones de personas sufren el azote de la incertidumbre. Sin embargo, la opinión pública se mantiene inmadura respecto a la pregunta sobre qué hacer en estos casos, y no parece extraño. ¿Por qué no parece extraño? La pregunta remite a distintas costumbres que ha tomado la ciudadanía desde el golpe militar hasta el día de hoy, donde nos vemos inscritos en la democracia representativa.

Resulta que, desde la vuelta a la democracia, la opinión ha sido desplazada por los partidos, que en el hoy, de izquierda a derecha, han sido partícipes de una serie de casos que van desde la colusión hasta el más desvergonzado voto de los diputados y senadores a leyes que favorecen a sectores específicos de la sociedad. ¿Qué ha pasado con el Chile crítico del antaño, donde la discusión política se hallaba horizontal en las mesas a lo largo y ancho del país? Sucede que el temor a la opinión se ha apoderado de los individuos, ese miedo constante a tomar una postura y el rechazo popular a esta práctica fue uno de los legados más terribles de los golpes militares que ha sufrido el país, un rechazo completo a cualquier ideología que, de manera esperanzadora, los estudiantes vienen reivindicando desde el 2006 y quizás antes. Sin embargo, aún queda camino por recorrer, la población de rango etario más elevado no ha podido desprenderse del doloroso legado que dejó la dictadura en el país, esa especie de panóptica que se recuerda cada vez que un policía golpea un estudiante o cada vez que la represión da su espectáculo sórdido en las calles del país.

Además, no sólo ha sido todo producto de la internalización del miedo, los medios de comunicación masivos han facilitado la «estupidización» de la sociedad desviando temas tan importantes, como la crisis científica que vive el país o las problemáticas tan relevantes en educación y salud, a través de matinales y noticias cada vez más nocivas para el espíritu crítico que debiese proliferar en la sociedad consciente de lo que ocurre a sus anchas. Se debe recordar, porque siempre es preciso recordar para construir, cómo fue vedada toda participación política hace ya más de cuatro décadas y pensar cómo avanzar, construir y remendar todo lo que nos ha constreñido de manera implícita desde hace ya tiempo.

¿Cómo romper con el estigma? Rompa con el ideario de que la política pertenece únicamente a la clase política, infórmese correctamente, que ya con el desincentivo de la praxis científica nos ubicamos en una lúgubre vuelta a la ignorancia, y rompa con la nociva idea de que toda falla política se soluciona con una dictadura, pues no necesitamos intervenciones militares, necesitamos que todos nos re-ubiquemos al interior del sistema político, sistema que nos fue negado y restringido desde que el golpe militar, con su estructuración de un enemigo invisible e interior, ha hecho de su propia subjetividad una auto-identificación con el crimen, como si su opinión o cualquier expresión ideológica, sea cual sea, merezca mil azotes y una inmolación para depurar un demonio invisible que se le ha dado por cara al «sujeto ideologizado».

TAGS: #ParticipaciónCiudadana #SociedadChilena Dictadura Militar

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?