#Ciudadanía

La alegría ya viene. Campañas del NO y AC

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No seamos ingenuos, pensar que se intenta persuadir a la ciudadanía, sobre todo en una campaña social y que de por medio no existe un sustento ideológico, es pensar que el fin de un spot comercial en televisión no tiene en el fondo fines económicos.

La campaña de 1988 para acabar con la dictadura fue evidentemente potente. Todos recordamos un pegajoso jingle y un iconizado logo en donde se nos convocaba a pensar en la alegría. La comunicación expuesta por los sectores que conformaban la oposición fue claramente superior a la vista por las filas gobernantes de aquel entonces. Pero hubo un quiebre entre expectativas y realidad a medida que fueron pasando los años, y no es de extrañar que dicha disonancia se produjese, si dejando de lado los clichés y añoranzas de aquella publicidad, su función fue netamente operativa.

Me viene inmediatamente a la mente el proceso que estamos viviendo hoy al hablar de una asamblea constituyente. Sobre todo en las expectativas que se han generado por los discursos de organizaciones como “marca tu voto”, quienes instauran la temática de la asamblea para crear una nueva constitución. He aquí la disyuntiva, similar a la campaña del NO. ¿Qué pasa con las expectativas de la ciudadanía? Es necesario entonces desglosar un poco lo sucedido en 1988 y por qué el éxito de la campaña llevada a cabo por el equipo comunicacional de la oposición.

Teníamos en juego dos discursos ideológicos muy claros y opuestos, o eso es lo que se nos daba a entender. Por un lado la continuidad del régimen militar, esta vez validado vía institucional y por otro, una oposición que hablaba de restablecer la participación ciudadana y la democracia. Pero ¿era esto realmente lo que se estaba tranzando en este plebiscito? creo que no. Pienso que estaban en juego las expectativas de la ciudadanía respecto a la construcción de un nuevo modelo de desarrollo del país, cambios reales y prácticos en su forma de vida. A cambio, sólo les trajimos una campaña que hablaba de la alegría por la alegría, con una falta sustancial de objetivos más allá de los operativos. Porque está claro que si decíamos “NO” a un régimen, es porque sabíamos exactamente lo que no queríamos, pero ¿sabíamos realmente lo qué queríamos?

Vuelvo a reiterar entonces que al pensar en aquella campaña para el plebiscito sólo estaba en juego el hecho de ganarlo, era bastante limitado. Por lo menos pienso que no fue esta la idea que reinó en los adherentes a la semiótica del arcoíris. Dicha campaña transmitía esperanza, transformaciones profundas, cambios concretos, mayor participación y mayor democracia. Pero pareciese que el objetivo finalmente sólo fue ganar. ¿Es este el mismo objetivo que se tiene hoy con la asamblea constituyente? Pienso sinceramente que no debiese ser así, la asamblea es un instrumento, la constitución una herramienta. Y el fin, es el tipo de país que queremos.

Acá entonces entra el rol de los comunicadores dentro de las organizaciones pro asamablea constituyente, entender que el “reason why” es realizar una constitución realmente democrática y no que se realice por realizarse y qué realmente está en juego de por medio. Sustentar el rol ideológico de quien emite el discurso, sincerarse. Obviamente el proceso comunicativo para AC que se ha levantado tiene una base ideológica primordialmente de izquierda. Y no hablo de la izquierda Chavista ni el proceso constituyente del Ecuador, sabemos que las particularidades del país hacen que sea totalmente distinto, pero sí es necesario comunicar que la asamblea nace de una necesidad ideológica y que tiene como fin último constituir un país justo y democrático (en la práctica y no sólo en la teoría).

No seamos ingenuos, pensar que se intenta persuadir a la ciudadanía, sobre todo en una campaña social y que de por medio no existe un sustento ideológico, es pensar que el fin de un spot comercial en televisión no tiene en el fondo fines económicos.

Para concluir, creo que si los sectores que apoyan la asamblea piensan en su mayoría en tópicos como establecer el concepto de lo público, disminuir la abismante desigualdad económica del país, apropiarse de los recursos naturales y garantizar derechos humanos (salud, educación, sexualidad, trabajo, seguridad). ¿No resulta evidente que en el fondo sí existe un objetivo mucho mayor que la asamblea como mero mecanismo? Espero sinceramente que así sea y si no es así, que se trasparente. No vaya a ser que terminemos levantando un concepto comunicacional tan potente como el NO, para terminar con un vacío gigante de contenido que nos lleve otro amplio período de silencio ciudadano.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President