#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La Real Academia de la Lengua Española define la palabra Cólera, cuando va en femenino, como “Ira”, “enojo” o “enfado”. En masculino “el cólera” es una enfermedad infecciosa y epidémica con origen en la India. En ese orden podemos afirmar entonces, que vivimos una doble epidemia de cólera porque la ira y el odio nos brotan a tal nivel, que nos hemos convertido en una sociedad enferma de odio y revanchismo. Esto es grave porque relativizamos tanto al otro, que el valor de la vida lo extraviamos por completo.


La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.

El brutal asesinato de Margarita Ancacoy, mujer trabajadora chilena de 41 años en mano de un grupo de hombres enajenados, sólo con el fin de robarle lo poco que llevaba consigo, ha despertado el “monstruo” que llevamos dentro a grados tan lamentables como el hecho mismo. La compasión y la empatía mal entendida clama por estos días, que la sangre se paga con sangre y eso da miedo.

A poco de enterarnos de este crimen horrendo, cuatro de los cinco sujetos implicados fueron aprehendidos, formalizados como procede y se determinó un plazo de 120 días para investigar con la correspondiente prisión preventiva para ellos. Como era de esperar, los reos del penal Santiago Uno les dieron la bienvenida. Digo era de esperar porque es un secreto a voces lo que sucede en las cárceles, particularmente con quienes atentan contra mujeres y niños. Lo sabemos aunque no lo vemos.

Pero esta vez fue diferente porque sí lo vimos. Las redes sociales estallaron ante un video que comenzó a circular mostrándonos in situ las torturas y vejaciones a los presuntos implicados, siendo objeto de lo que en jerga popular se conoce como “justicia canera”. Y despertó el monstruo. Cientos de comentarios aplaudiendo el castigo, pidiendo más porque para algunos todavía el escarmiento parecía poco. Pudimos ver golpes, aplicaciones de corriente y que los habían rapado al cero y ellos, suplicando perdón por el crimen cometido. Confieso que me costó verlo.

No me ha sido fácil digerirlo porque vivimos tiempos en los que, particularmente las mujeres, estamos luchando para erradicar todo tipo de violencia hacia nosotras y no veo en el discurso la intención de terminar la violencia con más violencia, no tiene sentido, es inmoral. Pese a todos los horrores que nos tocan, los golpes, el acoso y la discriminación, creo que el objetivo que nos convoca tiene que ver con justicia y no con venganza, no se condice. En educación cívica nos inculcaron que vivimos en una sociedad de derechos y pese a todo, queremos tener fe que algún día esos derechos se hagan respetar y para todos por igual. Para eso existen las instituciones, hace un buen rato dejamos de ser cazadores recolectores y no vivimos en cavernas.

El Clarín de Argentina hace unos meses explicaba el por qué de este fenómeno social, que no es nuevo, y lo asocia a un fuerte llamado de atención: «La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones; del crecimiento de la inseguridad, de la corrupción asociada al delito, de un falso garantismo asociado a la sanción de ese delito.”

Si queremos crecer como una sociedad de primer orden, los ajusticiamientos fuera de la ley son inadmisibles, menos todavía hacer de ellos un festín del morbo y el mal gusto en redes sociales porque nos degrada como seres humanos. Sin embargo, el Estado debe hacerse cargo de lo que estamos viviendo porque tiene que ver con un fracaso del sistema que urge corregir y las alarmas ya fueron encendidas. Voltaire lo dijo clarito “Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por si mismos más tarde o más temprano.”

TAGS: #Castigo #DerechosHumanos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Javi-Al

23 de junio

Estimada, concuerdo en lo fundamental con su análisis, es cierto, tarde o temprano los pueblos toman la justicia por sus manos, pero no se quiere entender, no se quiere reaccionar, hay una nauseabunda sensación de impunidad en el ambiente. Son muchos los opinólogos, expertos, gente que supuestamente sabe, personas “entendidas”, politicos, que salen a arropar a los delincuentes, a crear cortinas de humo, mientras los inocentes quedan tendidos en la calle, dejando tras de si penas terribles, dolores que crean cicatrices profundas en la vida de sus familias, solo en ellos, porque el resto no reacciona, no les importa.

23 de junio

Gracias por comentar. Y sí, personalmente creo que el individualismo secuestró nuestra sociedad y no luchamos por el colectivo. Otras naciones se vuelcan a las calles para repudiar lo que los afecta y exigir soluciones, pero Chile no. Las cosas suceden ante nuestros ojos y nos cuesta mucho reaccionar. En este tema muchos alegan en redes pero no están dispuestos a moverse para generar el cambio. Esperemos que esto cambie y evolucionemos como sociedad. ✌✌

Cristian Rios

23 de junio

Estimada, concuerdo plenamente en que la sangre no se paga con sangre. Sin embargo, debo aceptar que cuando escuché sobre los reos entré en una dicotomía, comparando la situación vivida por la señora Margarita. Es lamentable como hemos banalizado todo, como nadie habla de la precariedad laboral de muchos trabajadores de empresas contratistas, de la falta de conciencia no tan solo de nuestros derechos, sino también de nuestros deberes. Que triste situación.

23 de junio

Muchas gracias por comentar. Efectivamente todavía nuestra legislación es pobre y nos desfavorece en muchos sentidos. Ojalá los ciudadanos despertemos para visibilizar los problemas y exigir cambios. Saludos!

Alan

23 de junio

Hasta hace un tiempo te hubiera encontrado toda la razón, pero hace poco me toco vivir una situación con un familiar cercano que (por suerte) no terminó como la lamentable noticia de la Sra. Margarita, pero créeme que la impotencia y la rabia de lo sucedido te hace cambiar de opinión, saber que esos potenciales asesinos (o derechamente asesinos en el caso de esta noticia) no les hacen nada y muchas veces quedan libres sin que tengan ni ánimos de arrepentimiento, hace que te dan ganas de hacer justicia por tus manos, que no se las lleven como si nada, es demasiada la rabia que se puede sentir ESTANDO EN EL CASO (no opinando desde afuera, sin nunca haber vivido una situación similar) como para sentir empatía por estos seres :/.

24 de junio

Gracias por comentar. Difícil es suponer sobre personas que no conocemos, menos sobre su experiencia de vida. Nos pasa a algunos que no queremos «tomar la justicia por propia mano», sino movilizarnos y exigir por condenas mayores, que es lo que nos convoca. Hay un fracaso absoluto el aparato judicial y si existiera cultura y conciencia de sociedad, los chilenos saldríamos a demandar nuestros derechos. El individualismo nos tiene secuestrados y el futuro en consecuencia, no se aspecta bueno. Relativizar la institucionalidad sólo conduce a anarquía y no es lo que queremos.

Rosemarie Eggen

23 de junio

There is no human rights for the elderly. I have my mother still there and the caregiver .that took care of my mother was stealing from her and confronted her. The police over there didn’t do anything and the woman didn’t care.
Here in the United States you would go to jail for elderly abuse.

24 de junio

So sorry and so ashamed for your mom’s experience. Sadly not all of us are aware of our civil rights and most people is still afraid for demanding justice the way other countries did in the past. We need most urgently to join hearts and stand up for proper laws and an effective justice ‘cause we cannot wait any longer.
Thanks a lot for reading, Hugs!

Joana Correa

25 de junio

Estoy de acuerdo contigo Cony, nos estamos deshumanizando a pasos agigantados….quien menos merece amor es quien más lo necesita …. qué nos diferencia de esos reos si somos capaces de avalar la tortura??

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?