#Ciudadanía

Inscripción burocrática y voto voluntario: golpe a la democracia

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

A algunos no les desagrada suspender la implementación de la inscripción automática y el voto voluntario. Dejar a millones de jóvenes fuera del padrón electoral en las próximas elecciones, con la excusa de “dificultades para determinar el domicilio”, es buena estrategia para aquellos que hacen política cuidando sus feudos. Pero implementar la inscripción “burocrática” actual con el voto voluntario, es verdaderamente  un negocio redondo para aquellos que quieren que nada cambie.

En el proyecto de inscripción automática y voto voluntario, la reforma fundamental no es el voto, sino la inscripción, la cual viene a corregir una situación impresentable. En Chile hoy para ser ciudadano con derecho a voto, hay que realizar un trámite burocrático ante el Estado. Ese derecho tan importante no es inherente a la persona por el solo hecho de cumplir 18 años, sino que queda supeditado a un papeleo del siglo XIX.  Es como si para ser titular del derecho a la libertad, uno tuviera que ir a inscribirse a una oficina pública. Por eso la reforma de la inscripción es tan relevante, inclusive por sobre el debate de la calidad del voto. Muchos partidarios del voto obligatorio (mejor modelo a mi parecer), respaldaron la reforma, porque entendían que lo más importante era la inscripción automática. Es esta la que le da sentido al voto voluntario u obligatorio.

Hoy el escenario puede  ser el peor para la democracia. Como se aprobó por separado la inscripción automática y el voto voluntario, en las próximas elecciones pueden terminar no aplicando la inscripción automática, manteniendo el actual sistema, pero implementando igualmente la voluntariedad del voto. Sería un sistema de Inscripción burocrática y voto voluntario, lo cual es un profundo golpe a la participación, pilar fundamental de la democracia.

Un sistema con estas características fue promovido anteriormente por la derecha más conservadora.  Este configura una elección donde se reduce brutalmente la cantidad de personas que eligen a las autoridades. En un sistema como el chileno, donde la participación ya es muy baja, es simplemente fatal.

La derecha ha sabido siempre que mientras menos ciudadanos voten,  hay menos posibilidades de que sus privilegios se vean afectados. Sus sistemas electorales siempre apuntan a una baja participación y que la minoría de los ciudadanos quede sobrerrepresentada.

Cuesta creer como excusa, que no es posible implementar la inscripción automática en las próximas elecciones por cuanto no se puede determinar el domicilio de los ciudadanos. Los bolivianos, con un Estado mucho menos moderno que el nuestro, pudieron hacerlo. Existen alternativas absolutamente viables para ello. Por ejemplo, se puede realizar un cruce de datos desde las instituciones del estado; o pedirle a empresas privadas, como las multitiendas y el retail, que “patrióticamente” faciliten sus preciadas bases de datos para cruzar esas informaciones; o hacer un llamado a los ciudadanos para que durante 3 meses actualicen por Internet su domicilio. Y si con todo, no fuera posible determinarlo, el próximo año tenemos CENSO, donde con certeza se sabrá la ciudad donde votaría cada ciudadano.  

Si el gobierno no impulsa la reforma aprobada por el Congreso, simplemente habrá sido por qué no quiso hacerlo. Habrá sido por miedo a los jóvenes.

Hoy una generación entera hoy clama cambios de fondo. Tres de los cuatro millones que están fuera de este sistema electoral, justamente son jóvenes que pertenecen a esa generación. Incorporarlos no solo rejuvenece el electorado, necesariamente cambia las ideas eje. Sin duda, algunos tienen temor a que los jóvenes masivamente voten por ideas de cambio social.  El injusto y poco representativo sistema electoral chileno, hace la tarea de cambio mucho más compleja, pero aquel que crea que con un mecanismo electoral podrá parar la semilla de conciencia que aflora en Chile, como decimos los jóvenes “no cacha nada lo que está pasando”.  Vienen tiempos de cambio. Muchas cosas van a cambiar.

*Daniel Manouchehri, es miembro del comité central del PS, blogger, y está terminando sus estudios de derecho.

Twitter:  @dmanoucheri

———–

Foto: Pontificia Universidad Católica de Chile / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de septiembre

Los golpes bajos a la democracia se vienen dando desde hace rato, solapadamente, desde todos los flancos, de manera cínica…

Y claro, los más cómodo para unos u otros (porque la Concertación y la Alianza en esto actúan juntas pero de manera dispar) es mantener la engorrosa inscripción, o fomentar el obligatorio el voto. Cualquiera sea el caso, coronan y resguardan su propia haraganería, sin esforzarse en convencer a los ciudadanos del por qué deben votar; ya sea sin aumentar la competencia y el número de votantes, ya sea obligándolos a votar.

Y en el fondo, vemos que lo que las clases políticas buscan, en cualquiera de los sectores es nada más ni nada menos que la menor competencia posible. Porque lo que menos proponen es su propio esfuerzo, para difundir y convencer a los ciudadanos de votar.

Porque el cuento del deber, de votar (¿Por qué votar? además) es un cuento desde las élites, que olvidan su deber con quienes los elevan como representantes.

El mejor candidato en estos momentos, es el voto nulo…los otros, quieren que voten por ellos, sin siquiera decirnos por qué.

27 de septiembre

Muy de acuerdo,y lo que hecho de menos es que se instale dentro de la politica chilena un agujero negro.Un hoyo negro es el resultado final de la acción de la gravedad extrema llevada hasta el límite posible, y asi arrastrar a nuestra actual clase politica a la extinción. Y mientras tanto ¿ como nos gobernamos? Entonces sería la hora de elegir con quienes nos quedamos y con quien no.Muchos se irian para la casa. Obviamente es pura ciencia ficción.

27 de septiembre

Estimado Paul, tu pregunta “¿Cómo nos gobernamos?” refleja el trabajo sistemático e histórico, de siglos por lo demás, de convencer a los sujetos, de su incapacidad de auto gobernarse y de la necesidad de que las “élites”, son las indicadas para ello.

Ese es el primer gran mito político.

28 de septiembre

Daniel, estoy absolutamente de acuerdo con la implementación efectiva y simultánea de la inscripción automática y el voto voluntario. Con respecto al segundo punto, me parece que mantener el voto obligatorio sería sólo una medida de la clase política para mantener su “mercado cautivo”, eludiendo su responsabilidad de “encantar” al electorado, asegurando una legitimidad ficticia, ya que el hecho de que el voto siga siendo obligatorio no asegura que los votos nulos o blancos disminuyan proporcionalmente respecto a la situación actual, es más, podría significar un incremento del índice. Un cuestionamiento relacionado que me parece pertinente es ¿cuándo nuestro parlamento pondrá “tope” a la reelección indefinida de políticos? Esta situación claramente los beneficia pero, por otra parte, impide a las nuevas generaciones aportar otros puntos de vista en este tipo de cargos. Esto se podría considerar una forma de exclusión encubierta, parecida al Sistema Electoral Actual. ¿Por qué quienes pueden no se esfuerzan en serio para modificarla? Saludos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)