#Ciudadanía

#FreeAssange

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy la justicia británica decidió extraditar a Suecia a Julian Asssange, para que allí enfrente las acusaciones por abuso sexual en su contra. Comienza una nueva etapa de la historia de Wikileaks. No está claro si estas denuncias tienen vinculación con la estrategia montada para atacar a Wikileaks por la filtración de documentación confidencial de diversos gobiernos, aunque las sospechas indican que puede ser cierta la argumentación de la defensa de Assange.

 
Pero una cosa sí es evidente: la batalla que estamos presenciando va más allá de Wikileaks y de la figura de su fundador. Cuando en las redes miles de personas empiezan a usar la etiqueta #FreeAssange, lo que están diciendo es ¡Basta Ya! Más cuando en las últimas semanas hemos presenciado como regímenes dictatoriales del mundo árabe, apoyados históricamente por las democracias occidentales, han sido sacudidos por levantamientos de sus ciudadanos reclamando por sus libertades y por el fin al expolio económico que sus propios gobiernos han llevado adelante con la anuencia (y provecho) del sistema financiero mundial.
 
Es fundamental tener claro que no es una defensa de la persona, ni de la organización, ni de los métodos que ha usado para generar este conflicto. Es una defensa de lo que hoy representan en la conciencia mundial (o en cierta parte de ella): el derecho de la ciudadanía a conocer lo que sus gobiernos hacen y cómo se salvaguardan en Internet las libertades de expresión, información y de pensamiento. 
 
#FreeAssange es una respuesta a quienes indican que la transparencia no le hace bien a los gobiernos ni a los estados ni a sus ciudadanos; a los que pontifican defendiendo el cinismo como recurso válido en las relaciones entre los países, las sociedades y las personas; a los que dicen que la verdad puede costar vidas (como si las mentiras fueran salvadoras); a los que se sienten cómodos con estados opacos. Es hacer realidad el adagio que los estados deben ser responsables de sus actos y que éstos deben dar cuenta ante todos nosotros.
 
#FreeAssange es la manera en que la ciudadanía se está manifestando (y organizando) a lo largo del mundo, utilizando plataformas Web y redes sociales sobre las cuales están recayendo crecientes sospechas (cuando no pruebas contundentes) de estar aliadas con esos mismos gobiernos. Una forma de levantar la voz en un espacio, la Web, en la que derechos humanos básicos que creíamos consagrados (por lo menos en las que se suelen denominar democracias occidentales) han quedado en manos de proveedores privados de servicios.
 
#FreeAssange es sobre el futuro y las oportunidades que mis hijos tendrán para desarrollarse libremente, usando sus capacidades para -sin censura alguna- contribuir a sociedades más abiertas y tolerantes. Es sobre como ellos ejercerán sus derechos civiles, hasta donde podrán hacerlo y cuáles serán los medios que dispondrán para reclamar cada vez que sientan que sus libertades estén siendo ignoradas o vulneradas. 
 
#FreeAssange es sobre ciudadanía controlando a los estados, para contrarrestar la vigilancia que estos realizan de las personas. 
 
No faltan ni faltarán quienes realicen una defensa de todas las etiquetas que, parcial o totalmente, se opongan a #FreeAssange. Los que digan los tradicionales “sí, pero” y que por razones formales o de fondo, argumenten que todo este episodio, habiendo podido ser positivo para el mundo, será un boomerang que se vuelva contra los fines mismos que Wikileaks perseguía. Y en ese ejercicio toda razón para demoler a Wikileaks será válida. 
 
La pregunta, entonces, es de qué lado estás tú.
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia