#Ciudadanía

¿Es Chile un país violento?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Si cada uno de nosotros va a realizar una radiografía de nuestro país solo con lecturas de portadas o los primeros 30 minutos del noticiero después de un largo fin de semana, lo más probable es que el diagnóstico sea que estamos secuestrados por el vandalismo, y que somos una sociedad particularmente violenta donde manifestamos nuestro rechazo a los años de dictadura, a la corrupción y a las colusiones golpeando a tal o cual fulano que eventualmente pueda pensar distinto. De esta manera, nos empecinamos como sociedad en la necesidad de cambiar paradigmas y comenzamos a justificar en frases marqueteras la aplicación de estrategias políticas que nada o casi nada tienen que ver con la génesis del problema.


Y esto, lejos de ser una crítica política, es más bien crítica social, donde muchos son los responsables y pocos los dispuestos a asumir esa responsabilidad.

Como reflejo de lo anterior, al parecer, analistas políticos y sociales asumen y seguirán asumiendo en su análisis que quienes se manifiestan violentamente en los estadios, en espacios de uso público, que destruyen propiedad privada y destrozan mobiliario urbano son la señora dueña de casa, el padre de familia que trabaja o el estudiante que busca un mejor futuro, estudiando de día y trabajando en sus ratos libres, como si por una extraña y kafkiana razón sufrieran una metamorfosis que los transforma en sujetos auto destructivos de ellos mismo y su entorno.

Para quienes hemos crecido en calles de tierra, la violencia por la violencia jamás ha tenido explicación. Hasta en los estratos más bajos y periféricos existen códigos que nada tienen que ver con 17 años de dictadura y casi 30 años de democracia. Si un grupo de enajenados quiere agredirse y sumirse en una batalla campal encontrará la justificación ideal en autoridades que culpan a la dictadura, a una mala democracia o al modelo económico eximiendo de toda responsabilidad a quienes están llamados a mantener el orden público y sobre todo desconociendo la responsabilidad de un sistema judicial que, salvo alguna pirotecnia comunicacional, sigue dando la hora.

En términos simples, si los hechos de violencia de este fin de semana, donde cientos o miles de personas se agredieron y destruyeron todo a su paso y sólo 10 detenidos fue el saldo a favor de quienes deben resguardar el orden, la conclusión no puede ser que somos un país violento sino más bien somos un país que hacer rato ha sido mal administrado. Y esto, lejos de ser una crítica política, es más bien crítica social, donde muchos son los responsables y pocos los dispuestos a asumir esa responsabilidad.

TAGS: #SociedadChilena Ciudadanía

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad