#Ciudadanía

El voto idiota

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Ando particularmente caliente con el activismo ciudadano, pero no estoy hablando de una sensualoide predisposición positiva hacia mis compatriotas, sino directamente un deseo visceral de mandarlos a la punta del cerro. Me cansé de ver guerras de declaraciones donde berrinchan sobre Chile y sus injusticias, que nunca, repito NUNCA, se traslada a la urnas.

Podría dejar esto aquí y se subentendería todo el resto de conjeturas que me tienen enervado pero, como la idea es desahogarme, prosigo.

¿Quién puede ser tan pero tan pero tan estúpido de creer que Alejandro Guillier puede competir con el ex presidente Ricardo Lagos? Cuando veo a todos esos activistas concertacionistas pseudo novo mayoritarios debatiendo si su candidato es amateur o chasquilla, si sus declaraciones muestran honestidad, impulsividad o psicodelia y cuando hablan e interpretan los resultados de las encuestas -en las cuales no creen, pero que a la vez son la única explicación de porqué se eligió al susodicho mencionado- no entiendo nada. 


Para evitarme demandas por difamación diré, sin decir, lo siguiente: si seguimos votando y no condenando a parlamentarios que han estado envueltos en temas de violencia intrafamiliar y que además han expresado palabras hostiles hacia las mujeres, ¿qué esperan?

Nunca subestimar la estupidez es una de esas citas fílmicas que me hacen ruido al ver a la izquierda tradicional, que hoy no tiene idea de cómo salir de este embrollo. Por tenerle miedo a la pasión del Frente Amplio, que le dio como bombo al ex presidente Lagos, nominaron a un candidato que pierde antes de competir y que, más encima, se alza como un gran castigo. Podrán criticar lo que quieran al ex presidente Piñera, pero dicha sobrepreocupación por el candidato que hoy nos une, les impide mirar en su propio reducto y eso nos favorece. Por lo mismo, muchas gracias.

El caso de Nabila Riffo también me empelota: parece que hoy ninguno de ustedes es capaz de darse cuenta que las leyes destinadas a proteger a las mujeres están faltas de rigurosidad; sin ser abogado penalista, me queda claro que la dificultad para probar algo reside en los requisitos dispuestos por la ley y esa distancia entre lo que es y lo que se puede probar que es, pasa directamente por el Congreso.

Para evitarme demandas por difamación diré, sin decir, lo siguiente: si seguimos votando y no condenando a parlamentarios que han estado envueltos en temas de violencia intrafamiliar y que además han expresado palabras hostiles hacia las mujeres, ¿qué esperan? Hay tan pero tan pocas mujeres en política que es fundamental cuidarlas, pero la estupidez humana es superior y dentro de la guerra trincherista no llegamos a ponernos de acuerdo. Si no queremos más Nabilas y si además no queremos que jueces de cualquier instancia de justicia puedan considerar que lo que es no es “porque no se pudo probar que es lo que es”, entonces ¡VOTE BIEN!

La catástrofe del Sename es lo mismo: dos comisiones de parlamentarios investigando algo escandaloso, para después ser víctimas de intereses particulares. En un principio condené a quienes votaron en contra y se abstuvieron, pero tras conocer uno que otro nuevo detalle, noté que desde un comienzo todo olía mal. Eso de que el informe final fuera redactado sin la presencia del asesor de uno de los diputados más involucrados, fue tan escandaloso como el reconocimiento de que voluntariamente se fueran omitiendo nombres de responsables. Comprendo que el problema del Sename exige que la investigación comience desde su fundación, pero la comisión abordaba años puntuales, si querían que fuera más amplia, díganlo de antemano, pero como subestimar la estupidez humana no corresponde, todo mal, todo mal. ¿Y quién se indigna? Nosotros ¿Y qué pasa? Nada.

Como cierre, el famoso bus naranjo. Es cierto que las minorías sexuales se pueden enojar con el bus, es cierto que su mensaje busca provocar a los contrarios y motivar a los adherentes, pero les digo la verdad: me da lo mismo su rabia porque la polémica no contribuye a nada. El día en que seamos maduros y responsables, propiciaremos planes de orientación y educación sexual eficiente y responsable en la educación chilena, pero no al estilo de Tohasutra, sino de real educación en respeto y valoración de la diversidad. Desde la contribución de grandes representantes LGBT en la historia universal a planteamientos en psicología evolutiva sobre individuación y configuración del propio ser. Pero nos gusta pelear y farandulizar todo, desde el condón de Rodolfo Carter a este bus naranjo. Total, hay que patear la perra de vez en cuando (mil disculpas a los animalistas si los ofende).

Así que mientras ustedes siguen pisando el palito y despotricando con la realidad nacional, les pediré que dejen de ver el show del Copuchento, los nefastos matinales y las comedias anestesiógenas, mejor levanten su cabeza, abran los ojos, analicen por quien votan y sean capaces de hacer algo. Sí, yo voto por Sebastián Piñera y acepto sus críticas, pero también votaré por el recambio de la derecha en el Maule Sur, sin olvidarme de valorar a quienes buscan contribuir desde la vereda de enfrente.

Y si me piden una sola razón por la que vale la pena votar por el ex presidente Piñera….. bueno, porque con eso me aseguro de que si un Ministro pide que a otro alto funcionario que ponga los testículos en su escritorio, sea destituido. Respecto a ministros (sé que traerá réplicas) bueno, confío en que no se volverá a repetir.

Ufff, gracias El Quinto Poder, me desahogué

TAGS: #BusDeLaLibertad #FrenteAmplio #NabilaRifo #SebastiánPiñera #Sename

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cuando me censuran demuestra su bajeza Sr Lagos

13 de Julio

jeje casa de herrero cuchillo de palo…….

13 de Julio

Me cae bien Ricardo Lagos

13 de Julio

Súper interesante!
Calculo que también te desahogaste!

Que estés bien!

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Para el sistema de seguridad social del Estado, las personas trans no existimos; no existen datos de cuántos somos, de como accedemos a la salud, de la inclusión a la Ficha de Protección Social
+VER MÁS
#Género

Disidencia e inestabilidad laboral: El dúo precarizante

Un arma estratégica, que resulta ser mucho mejor que mandar un ejército para imponer sus normas, son los Tratados de Libre Comercio, tratados que obedecen principalmente al interés de los grandes inverso ...
+VER MÁS
#Economía

Nuevos imperios y el Tratado de Libre Comercio como arma

Este sistema educativo ha llevado a un profundo desapego del cuerpo y por lo tanto a una amnesia sensorio-motriz generalizada.
+VER MÁS
#Educación

Actividad física, juegos y aprendizajes

Para poner coto a los permanentes atropellos de las minorías que tienen el poder económico, las mayorías engañadas tienen que decir basta con denuncias ante los tribunales de justicia, pues si no ejerce ...
+VER MÁS
#Ciudad

Echen a los funcionarios que hacen bien la pega

Popular

Nuestro sistema de salud, requiere urgente una reforma, que de una vez por todas, visibilicemos que en Chile estamos vulnerando los derechos humanos
+VER MÁS
#Salud

Sistema de salud, en Chile estamos vulnerando los derechos humanos

Cuento mi historia por todas esas mamás que están buscando información en Internet, un testimonio, una esperanza para sus hijos con alguna anomalía VACTERL
+VER MÁS
#Salud

Nacer y no morir con una enfermedad rara

Un cambio súbito y no anunciado en la funcionalidad de búsqueda de Facebook ha asestado un duro golpe a toda la comunidad de investigación basada en fuentes de acceso público
+VER MÁS
#Tecnología

Cómo el repentino cambio de Facebook obstaculiza las investigaciones sobre derechos humanos

Las redes sociales se han transformado en una panacea, en parte, porque las personas se sienten movilizadas por cualquier causa sin salir de su zona de conforto, frente al computador o recostados en un sill ...
+VER MÁS
#Medios

Los cambios se disputan en las calles, no en las redes sociales