#Ciudadanía

El monitoreo: ¿Por qué? ¿Para qué?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Recuerdo que en una ocasión, me encontraba en un supermercado, y le comenté a una dependiente de mi mala opinión respecto de los dueños de su Supermercado. Ella sonrió y se sonrojó, y a modo de cómplice asintió conmigo, sin emitir sonido alguno, acto seguido gesticulaba que podía ser oída por sus superiores. Me retiré del lugar pensando en lo desagradable que debe ser estar inmerso en la cultura del espionaje y del terror a ser despedido por un superior en alguna institución.

Este recuerdo no llegó a mi mente por casualidad, sino impulsado por la noticia de que el gobierno monitoreará las distintas redes sociales (Twitter,Facebook,etc) para saber qué se dice de ellos, o como lo señalara la propia vocera Von Baer “simplemente es una forma más de saber que está sucediendo en nuestra sociedad”.

Más allá de remitirnos a alguna norma Constitucional, para evaluar si dicha actividad infringe o no garantías básicas como la libertad de expresión, o analizar el reglamento que uno suscribe al ingresar a cualquier red social respecto a su política de privacidad, mi intención es darle otro enfoque a la situación.

Cuando nos encontramos en presencia de un anuncio como este, no es fútil el preguntarse el por qué, y el para qué.

Vamos por el primer punto: el “porqué”. Cualquier persona medianamente informada estará al tanto de que este gobierno sufre de niveles de impopularidad ignotos para nuestra joven democacia post dictadura, lo que parece poco explicable, siendo un hecho por todos conocidos, que la prensa de nuestro país ha sido, por decir lo menos, “condescendiente” con el Gobierno. Nadie podría decir que existe algún medio televisivo o prensa escrita “importante” de oposición. Dígamoslo de modo directo: el gobierno posee conjuntamente con el poder político, el poder económico, y por ende “el avisaje”, o sea, el financiamiento de los medios.

La ecuación parece perfecta,pero el canal vertical a) poder político b) medios de ccomunicación c) receptor ciudadano, parece hoy paleolítico respecto de un importante grupo ciudadano, el de la web 2.0. Plataformas como Twitter y Facebook generan una relación de horizontalidad con la autoridad, empoderan a sus usuarios quienes son testigos de primera línea del actuar de las autoridades interpelándolas de manera directa, emiten opiniones a destajo al respecto,organizan marchas multitudinarias en horas, es decir estamos frente a un nuevo grupo de poder.

En esta arena el Gobierno se ha mostrado débil, y es por eso que ha decidido establecer un monitoreo de lo que se comente de su obrar y sus figuras. ¿Es esto legal? No tengo ninguna duda que sí. ¿Es virtuoso? Eso ya es discutible y por lo demás no nos hemos engañemos, siempre se ha hecho, no hay novedad al respecto.

Respecto del ” para qué”, me parece a todas luces más interesante. Todos quienes usamos reiteradamente las redes sociales estamos relativamente al tanto de que la privacidad de las comunicaciones por estos canales son febles, a pesar de intentos de mejorar políticas de privacidad de cada Red. También es conocido por varios que estas prácticas son antiguas, y a todo nivel , pasando por el “McCarthysmo” americano, al “sapeo” chileno, siempre los poderosos han intentado de algún modo, saber que esta ocurriendo “allá afuera”, que dicen de ellos, como son valorados, o como el caso del supermercado, que es lo que se comenta, por parte de los empleados, del “patrón”.

¿No será que el hecho que nos avisen de algo que todos sabemos que se hace un recordatorio?

¿Una amenaza? ¿Un incentivo a la autocensura? ¿Una muestra de debilidad del gobierno

Habrá que estar atento a que se hace con esta “información” , y con qué fin se ocupa (¿listas negras?), sin embargo ya hemos sido notificados todos, como en aquel supermercado, los jefes nos están vigilando, ojo.
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

22 de junio

Hola Matías, creo que la forma en que estás entendiendo el problema deja escapar un hecho fundamental, cual es, la transformación del espacio público. Las redes sociales son, desde mi punto de vista, espacios de discusión pública o semi-publica si quieres entender lo público restringido a lo estatal. A mi modo de ver en las redes y ojo que es preciso distinguir entre facebook y twitter, ya que se asumen como lo mismo, se expresan lógicas distintas de funcionamiento, en ellas se conversa, se discute y se organizan acciones colectivas que el único espacio en el que habitan es en lo público. Dicho esto, sabemos que en el espacio público estamos todos visibles, en buena hora que así sea, pues tanto tú como yo sabemos el peligro que revisten los organismos u organizaciones secretas. Segundo, la analogía con el supermercado creo que no es apropiada, aquí no hay jefes ni superiores jerárquicos que te vayan a despedir, de qué te podrían despedir? de dar opiniones, de salir a la calle, de decir lo que piensas. En fin, creo que debemos entender cómo las redes sociales y las TICs en general han venido a re-configurar el espacio público, no entender esto es simplemente pensar con los marcos conceptuales del siglo 19, o peor aún, creer que sirven para hacer movilizaciones pero no para que el “poder y los poderosos” sepan lo que piensas. No sé si sabes como funciona el modelo de Google para conocer y predecir tus búsquedas y tu comportamiento en la red. Estando muy lejos de ser un converso con este gobierno creo que es mejor que esto se haga público, se discuta y se definan sus límites.
Saludos afectuosos
Dante

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es imperativo profundizar un proceso de conversaciones, que establezca un marco programático común unitario mínimo, en base a la realidad actual de Chile y a una proyección de aquí al largo plazo
+VER MÁS
#Política

Oposición y política de alianzas: de nostalgias, unidad y desafíos

La sociedad en su mayoría ve con preocupación los alcances de una situación que el no buscó y que la propia sociedad construyó, por que no es su culpa la precariedad de las condiciones en la que les ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Gendarme Héctor Palma y los custodios de la moral

Hoy día no es imposible envasar todo o casi todo el conocimiento disponible útil para las diferentes profesiones.
+VER MÁS
#Educación

¿En proceso de creación una nueva educación superior para el mundo?

Todo ello ha conducido a la europeización de Turquía y a su intento por incorporarse a la Unión Europea, hasta la fecha fracasado.
+VER MÁS
#Internacional

Desde Turquía: Erdogán en las cuerdas

Popular

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera