#Ciudadanía

El frío “Polar” del sistema crediticio

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Lo que ha pasado en Chile con la cadena de tiendas La Polar, no es más que el resultado de las garantías que le han dado a los capitales privados todos los gobiernos chilenos a partir de la llegada al poder de la dictadura militar el 11 de septiembre de 1973.

La Polar elevó su cartera de clientes ofreciendo crédito a los quintiles de ingreso más bajos de la población, quienes poseían un evidente riesgo de morosidad y cuando se produjo el abandono de la obligación de pagos por parte de ellos, realizó seguidas renegociaciones de deudas sin autorización de estos clientes, aumentando sus deudas en 4, 5 y hasta 10 veces el crédito pactado.

El caso de la “multitienda” llevado hoy por la justicia debido a lo burdo de la estafa que implicó este caso, nos da luces sobre el abuso desmedido del sistema crediticio hacia miles de chilenas y chilenos, trabajadores que en su mayoría viven con el sueldo mínimo y cuyo sobreendeudamiento hace que paguen cada fin de mes hasta dos tercios y a veces la totalidad de su sueldo para cubrir los gastos que implica ostentar del “dinero plástico”.

Por otro lado, el fatídico sistema crediticio hace que si una persona no logra cubrir sus deudas (rotuladas por el sistema como “obligaciones”), es categorizada como “insolvente” por el informe comercial, base de datos del terror que tiene la obscura función de cerrar las puertas del acceso a crédito, negándole la posibilidad de poder participar en cualquier transacción -si no es en dinero en efectivo- anulándole el “beneficio” de gozar los falsos privilegios que el sistema ofrece. 

Así bien lo supo Milton Friedman, quien, si no es el creador de las políticas económicas actuales del libre mercado, es el gran perfeccionista de este sistema económico que se impone en los países por medio de la tortura sicológica, los asaltos, la guerra o aprovechando catástrofes naturales para implantarse y funcionar.

“La economía social de mercado es la única medicina” diría Friedman en 1975, cuando vino a Chile a dictar conferencias en tiempos en que se estaba “redefiniendo” el sistema económico.

Para Chile, los grandes discípulos de Friedman son los conocidos “Chicago Boys”, grupo de más o menos 25 economistas chilenos beneficiarios de un convenio de estudios de post grado firmado en 1956 entre la Universidad Católica y la Universidad de Chicago. Fueron los encargados del implementar en nuestro país –bajo el alero de la dictadura militar – esta reforma económica que nos rige hasta el día de hoy y que dio como resultado la mercantilización de todos los bienes y servicios disponibles en el país. Ello ha generado entre otros resultados “progresistas”; la mala distribución del ingreso, la privatización de la salud, la educación y los servicios básicos del país, dejando a la población civil sometida a abusivos sistemas de compra por medio del crédito, para “satisfacer las necesidades de los consumidores”.

Hoy los Estados promueven el consumo. Durante las tres últimas décadas, quienes administran los destinos políticos de nuestro país han potenciado la ideología capitalista, imponiendo las necesidades del mercado como las más reales necesidades de subsistencia de los ciudadanos. En los tiempos que corren y como resultado del capitalismo ya no vale la persona por cuánto sabe o cuánto entrega, sino por cuánto tiene. En este escenario, la necesidad de autorrealización se confunde con la necesidad de consumo, haciéndose tan importante que ya no importa no poder solventar las deudas comprometidas en la adquisición de bienes suntuarios.

Sobrevivir no es lo mismo que vivir con dignidad o acceder a una calidad de vida real. Estar inserto en el sistema también es una forma de esclavitud. El paradigma económico actual esclaviza a los componentes de una sociedad que, gracias a herramientas como las tarjetas de créditos, se ven obligados a retribuir con su dinero el pago de bienes que ni siquiera valen lo que muestran en sus vitrinas.

El problema de la tienda La Polar develó un sentimiento transversal que se relaciona con la frustración, porque mostró lo indefensa que es la gente más necesitada cuando el abuso del mercado se vuelve contra ella. La pregunta en este caso es ¿qué hubiese pasado si este problema no se da a conocer  a través de los medios de comunicación? 

Lo paradojal se produce cuando la publicidad, por ejemplo  de la tienda Ripley, también promociona por televisión abierta y a través del “confiable” rostro de Felipe Camiroaga, créditos usureros, ofreciendo una suma de tres millones a un plazo de 48 cuotas de 98 mil pesos.

¿Somos víctimas de una conspiración que nos crea necesidades que estamos obligados a pagar para resolver?

A diario, la denominada doctrina del shock, como diría Naomi Klein, impulsada por los medios en general, nos recuerda que, más que personas, somos un número de carnet que está en el mundo para comprar y echar a andar el dinero que hemos ganado durante un mes de trabajo. El grueso de la sociedad chilena se ha transformado en un robot, como los que describe en sus cuentos Isaac Asimov, esos programados solo para obedecer y no hacer daño a sus mentores o a quienes debe servir. Una sociedad que acepta el crédito como instrumento para el consumo es una sociedad que no tiene dinero para cubrir sus gastos; es una sociedad económicamente pobre.

Los Chicago Boys sabían muy bien que casos como estos estarían por pasar en un futuro lejano. Y ese futuro es hoy, desamparado para miles de personas que dejan su dinero a cambio del hambre.

Tampoco está Milton Friedman para hablar del “milagro chileno”. 

———-

Foto: El economista marginal
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

13 de julio

Estimado Roberto:

Conforme más pasa el tiempo, las preguntas van mutando, si sabemos que el sistema económico se sustenta en el crédito, en la plata que no existe, y que el negocio es apostar a los futuros dividendos de las tasas de interés, entonces ¿por qué nos seguimos endeudando? Si sabemos que nos están jodiendo, que pagamos 2 y más veces el artículo comprado, ¿Por qué nos seguimos endeudando?. Si no entendemos el contrato que estamos firmando y no tenemos derecho a cuestionar ningún artículo, ¿Por qué nos seguimos endeudando?……Por necesidad sería quizás la primera respuesta……entonces ¿Por qué nos seguimos endeudando?……¿Será por necesidad?…..o será porque necesitamos tener las cosas con una velocidad aplastante. Estas decisiones van a favor del crédito, así como la calma esta a favor del ahorro.

A contado cuantos minutos de su preciado tiempo está usted expuesto a la apabullante publicidad que fomenta la deuda……..¿Por qué nadie fomenta el ahorro?

Saludos,

14 de julio

Pablo, tu pregunta es muy cierta, obvia, honesta ¿por qué nos seguimos endeudando?
Espero que llegue el día en que mucho más gente haga un stop en su vida y se pregunte lo mismo. Gracias por comentar. RT.

peon

14 de julio

NO TENEMOS UNA MALA DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO…

LO QUE TENEMOS ES UNA MALA DISTRIBUCIÓN DE LA PROPIEDAD O PERTENENCIA,

es decir, ¿quién es dueño de qué cosa?…

En el LÍMITE de la “función de distribución de propiedad” que tenemos, podemos suponer que una entidad es dueña de todo y fácilmente podríamos ver que habría caos, pobreza y delincuencia extrema y dado que nuestra sociedad tiende lentamente a lo que pudiera parecerse a ese límite, según cifras que lo avalan, así también podemos ver como aumenta la pobreza, la delincuencia y el caos, pero, la pregunta es, ¿hasta qué punto “se permitirá” que esas variables aumenten, sin corregir el MODELO DE DISTRIBUCIÓN DE LA PERTENENCIA?…

Dado el resto de los factores constantes, es decir, sin introducir modificaciones esenciales al sistema económico, nuestra realidad seguirá el curso de la tendencia y el caos se comerá al sistema tal como lo conocemos, lo que es un muy feo panorama y no está tan lejos de ocurrir, tal como alguien pudiera llegar a creer, debido a que el producto del incremento de la tendencia no es notorio día a día, ya que es continuo y no presenta los saltos tipo rampa que describe la “teoría de sistemas” o la de control…

Del otro lado de la realidad, podemos suponer que en el límite de la función de distribución de pertenencia, todas las personas tienen los mismos recursos y así podríamos imaginar que casi nadie cometería delincuencia y la usura, que es la fábrica de la pobreza, no tendría cabida para existir, ni menos el caos o inestabilidad del sistema…

Por lo tanto, es preferible que la propiedad o pertenencia esté distribuida en una mayor cantidad de población, motivo por el que se deben emprender acciones correctivas del sistema , sin embargo, todos sabemos que eso es casi imposible, dada la inercia del sistema y los intereses económicos y políticos involucrados, por lo tanto, no nos queda más que sufrir las consecuencias y asumir que la queja es inútil, si no proponemos nada para solucionarlo y si no estamos dispuestos a trabajar para hacerlo…

fkljdsklfjsldkf

14 de julio

Gracias por comentar, saludos Sr, Peón.!

15 de julio

Lo de la Polar no tiene relación con el libre mercado (un abstracto), sino con una serie de privilegios y subterfugios que el Estado otorga a ciertos grupos económicos, y no a todos los capitales privados –donde hay pequeñas y medianas empresas-. Lo de la Polar tiene que ver con Mercantilismo.

Partamos por la tasa máxima convencional, que por ley se establece; o analicemos los Spreads bancarios. Todos muy bien protegidos por las leyes estatales y jamás abordados de manera seria por ningún “representante”.

También se incluyen ahí en esa serie, las empresas que ofrecen instrumentos para medir riesgo, que bien mencionas.

¿Qué tiene que ver esto con el libre mercado –no con el crony capitalismo de Friedman-? No mucho en realidad, pues esto es sancionado por sujetos a quienes se les permite dictar leyes, mantener ciertos monopolios u oligopolios, y no por la lógica de oferta y demanda. Lo que menos quieren es libre competencia.

“Hoy los Estados promueven el consumo” Eso es mercantilismo…Keynes también proponía eso mediante endeudamiento. Sabemos cómo termina el cuento.

Y vemos que esto no es el abuso del mercado sino el abuso de algunos, que se sienten amparados por quienes hacen las leyes, las sancionan y las aplican.

Saludos

Aykut

18 de julio

acho bom voceas entrarem em cnatoto com a pessoa que este1 copiando voceas e alertarem que, se ela ne3o parar de plagiar vcs, vcs ve3o tomar atitudes mais se9rias e ate9 publicar o enderee7o do blog fake aqui! se essa pessoa se ligar e parar com isso, ok, tudo bem. mas se continuar, e9 hora de tomar as provideancias necesse1rias!

Marques

17 de julio

Ole1! Primeiro devo dar os parabe9ns pelo blog de vcs, e9 simplesmente PERFEITO! Descobri ele hj, je1 fucei tanto e estou me petunnragdo como sobrevivi tanto tempo sem essas dicas! kkkkkkk Ganhei uma amostrinho desse LUX tb! Ate9 que gosto de coisa doce, mas esse laranjinho achei demais…fiquei enjoada…rsrs…vou provas os outros 🙂 Beijos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica