#Ciudadanía

El caso de una niña violada y violentada

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En el fondo, aún en Chile creen que la mujer violada lo merece, que debe pagar ese precio por ser mujer y que debe seguir pagándolo de por vida.

“Yo lo encuentro de una violencia extrema, que una niña de 13 años sea obligada a seguir con un embarazo que, además, no es viable” (Marcela Ferrer, socióloga y académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile).

Pero ¿qué le importa a la derecha eso? Ha utilizado la violencia como método de accionar político desde el inicio de la república y la violencia contra grupos vulnerables no tiene costo político en Chile. Sólo se han mostrado preocupados por la violencia cuando es contra la propiedad, porque eso sí que es sagrado.

La violencia contra una niña, sexo femenino, que vive en un área rural y que es pobre no es preocupación para la derecha de la UDI o de la DC. Y así es como en Chile, tras 5 horas de parto, después de 8 meses de calvario, la niña de 13 años, violada por un familiar, dio a luz una guagua que murió a los días de nacer. Falla cardíaca. Nació para vivir agonizando 5 días. Esto es barbarie. No hay ninguna otra forma de definirlo.

La UDI, a través de la senadora Van Rysselberghe, plantea “esa guagüita tiene derecho a vivir aunque después fallezca”. Y los derechos de la madre, que en este “caso” también es una niñita, importan nada. Un aborto médico en etapa temprana habría evitado dolor a la niña, al bebé, a toda una familia.

Pero ellos pontifican desde la seguridad que les da el dinero. Si una hija de ellos es violada y queda embarazada no llegará al sistema público de salud y no será obligada a ser madre. Ella sí podrá elegir. Podrá seguir su embarazo o tomar un avión, salir del país, hacerse un aborto médico, seguro y volver sin tener problema alguno.

Porque el aborto terapéutico, en caso de violación o de un feto inviable, está permitido en todos los países del mundo, salvo en 7, incluido el Estado Vaticano, cuyos funcionarios, dicho sea de paso, han colaborado bastante en aumentar los “casos” de niñas violadas y embarazadas.

Y quieren darnos clases de moral. Ellos.

Y así, en medio del revuelo que causa otra niña embarazada de un violador, obligada a ser madre, aparece el Cardenal (no podía faltar). Ezzati pide no instrumentalizar “el caso” de esta niña violada y embarazada de su violador, para discutir el aborto terapéutico.

“El caso”, dice él. Eso es la niña para el cardenal. Un caso.

Fue tratada como una cosa por el violador y como un caso por el Cardenal, ambos pretendiendo sacar algún beneficio de ella. Ambos piensan igual: La niña ya está lista para “comportarse como una mujer adulta y debe complacer al hombre y ser madre”. La misma lógica, la misma torcida visión sobre la mujer. Siguen el mismo patrón. La mujer, la niña, no es tratada como sujeto de derecho, sino como un objeto de placer y incubadora de un embrión. Tanto por el violador, el cardenal y el Estado.

En el fondo, aún en Chile creen que la mujer violada lo merece, que debe pagar ese precio por ser mujer y que debe seguir pagándolo de por vida. Y cuánto más fácil se les hace cuando la obligación de ser madre, en caso de violación o a costa de su vida, es sólo para las mujeres pobres.

Lo que esta niña sufrió, siendo violada, lo que le hicieron sufrir después, un parto de alto riesgo, ver morir a un bebé en vez de interrumpir el desarrollo de un huevo, eso no le importó ni al violador, ni al cardenal, ni al estado ni menos a esas señoras piadosas que se ofrecieron a acompañarla hasta el parto. Para ellas, también es un “caso” que les permite sostener sus organizaciones en pie y recibir dinero, para seguir acompañando a estos “casos” y, de paso, entretenerse en algo.

Jaime Guzmán intentó dejar amarrado en la Constitución la prohibición del aborto terapéutico y en caso de violación, según consta en el acta de la Comisión Ortúzar del día 14 de noviembre de 1974: “La madre debe tener el hijo aunque salga anormal, no lo haya deseado, sea producto de una violación o aunque de tenerlo, derive su muerte”. No logró su objetivo, así que la prohibición es simplemente legal. Es cierto que la Constitución protege la vida del que está por nacer. Esto es un feto que está en capacidad de nacer, no un huevo recién fecundado o inviable.

Curiosamente, en su discurso, ni siquiera Jaime Guzmán incluye a una niña menor de edad ni el incesto forzado en la prohibición.

Termino repitiendo lo dicho por Carolina Carrera, vocera de la Corporación Humanas: “Lo que nosotros esperaríamos es que se cumpla la promesa que hizo la Presidenta Bachelet el 21 de mayo, que dijo que durante el transcurso de este año iba a enviar un proyecto de ley para, a lo menos, despenalizar en tres causales, cuestión que a la fecha no ha pasado”.

Y seguir esperando, hasta que haya otro “caso”.

Columna publicada en El Pilín

TAGS: #DespenalizaciónAborto Aborto Terapéutico

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Javiera

10 de noviembre

“Ha utilizado la violencia como método de accionar político desde el inicio de la república”

¿Violencia? ¿Cómo llaman ustedes a utilizar a una pobre niña que fue violada para poder lograr que se legalice el aborto? Ese niño pudo haber vivido solo 5 días, pero vivio más tiempo que el que los pro-aborto querían darle, que era NADA, y por lo menos murió pacíficamente y con su madre y familia, en vez de destrozado en el vientre y desechado como si fuera un tumor. La pobre ya paso por suficiente como para mas encima haberle agregado otro trauma mas, ¿y si le hubiera dado una infección, o hubiera quedado esteril o con secuelas psicológicas producto de un aborto? ¿Ustedes se hubieran hecho cargo? Lo dudo, solo querían que se abortara al niño y luego seguramente se lavarían las manos y no volverían a hablar del caso de esa pobre chica, esperarían porque ocurriera otro y volverían a empezar, no es mas que un circulo vicioso, se hacen los preocupados y los morales cuando no son mas que una farsa, me apesta el solo pensar que todo el mundo crea que porque alguien es liberal al tiro piensan que es un pro-aborto, el aborto no es ningún derecho y deberían saberlo desde hace mucho

Nelson rios peña

10 de noviembre

Pero que contraproducentes sus argumentos. Hablando del dolor de una niña y como poder ocuparla como escudo para justificar el asesinato. Pero veo que no piensa para nada en el violador, principal culpable del dolor de esa niña. No piensa en lo injusto de las leyes que dan espacio a que tipos como estos cometan estas barbaries. No piensa ud. Que aplicar un aborto no es tampoco una salida indolora y pacifica pues es mas traumático aun para una niña ni analiza la repercusión psicológica en ella que puede ser mas devastadora que dar a luz. Tampoco se pregunta ud. si ese niño, venga como venga, es culpable de todo lo que provoco un ser repugnante como el tipo violador. Tampoco pregunta ud. ¿quien es el dueñonde la vida de ese bebe que no tiene culpa de nada?. Tampoco de pregunta si vale la pena pasar por eso, para salvar una vida, que tiene derecho a intentar vivir una vida normal. Y tampoco se pregunta si existe algún niño que también fue declarado muerto en vida y que al final logro sobrevivir y ahora es normal, con familia e hijos. Antes de criminalizar la defensa de la vida y solo preocuparse por un aspecto en desmedro de todos estos otros, piense en todo eso y vea si por lo menos no existe una duda razonable a no permitir en asesinato de niños a través del aborto.

Katherine

10 de noviembre

Mas que opinar, prefiero dejar este video y que vean con sus ojos qué opción es mejor…
http://postales.renuevodeplenitud.com/estaban-buscando-un-ataud-para-su-hijo-que-todavia-nacia-rompio-el-corazon-cuando-vi-el-porque.html

Alexander G. Pivet

09 de diciembre

“[….] utilizar a una pobre niña que fue violada para poder lograr que se legalice el aborto […]”
No es utilizarla, es dar un ejemplo de lo nefasta que puede ser la ley chilena en cuanto al aborto. Al final, la niña no sólo tiene que lidiar con el trauma de haber sido violada, sino también haber llevado en su interior la prueba tangible de semejante aberración, y además, si es que pudiera haber llegado a sentir cariño por el bebé en gestación (porque no sé cuán fácil podrá llegar a ser para una niña o mujer amar a un ser que durante toda su existencia le recordará que fue violada), éste falleció a los pocos días. Para colmo, la niña casi se muere también, pero eso da lo mismo, porque para muchos es más importante el no-nacido que alguien que lleva 13 años viviendo en este mundo.
Es síper fácil opinar del tema cuando no es algo que golpea tu realidad. Me pregunto cuántos de los anti-aborto (que creen que si se legislara acerca del tema, se realizarían abortos a diestra y siniestra) estarían dispuestos a hacer algo para ayudar al niño que nació, además de citar pasajes de la Biblia y donar los $3 del vuelto en el supermercado para la causa.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?