#Ciudadanía

De Machado a Faró

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La vida de un migrante es dura, es triste y desgarradora. No es asunto de salir a buscar fortuna sino la dolorosa necesidad de hacer con tu vida lo que no puedes hacer en tu tierra natal, o el impulso que te da el miedo a morir torturado, o la impotencia de tener que callar lo que piensas. Son miles de razones, pero tomar tus pocas pertenencias y lanzarte a lo desconocido es, sin lugar a dudas, un acto de coraje.

Cuando Venezuela crecía como nunca nadie imaginó, se abrieron las puertas a la inmigración. Portugueses y Gallegos fueron inicialmente al agro, pero al no encontrar oportunidades se estacionaron en las ciudades y montaron con esfuerzo panaderías y otros comercios. La construcción de la siderúrgica SIDOR llevó a miles de familias chilenas a trabajar allí como obreros, supervisores y gerentes aplicando los enormes conocimientos y experiencias adquiridas en Huachipato. El inestable gobierno de Allende hizo que mucha clase media se fuese a Venezuela buscando oportunidades y el posterior período de la dictadura de Pinochet fue instancia para que Venezuela abriera los brazos a perseguidos y fugitivos que veían su vida en peligro. Casi cien mil chilenos encontraron amparo y oportunidades en Venezuela, pero sea cual fuese la razón de emigrar, nunca se les cuestionó la razón por la que habían llegado allí. Sencillamente se les recibió y se les respetó. En mi humilde opinión, deben ser unos trescientos mil los hijos de chilenos nacidos en Venezuela en cincuenta años. Yo aporté tres.


Casi cien mil chilenos encontraron amparo y oportunidades en Venezuela, pero sea cual fuese la razón de emigrar, nunca se les cuestionó la razón por la que habían llegado allí

Un migrante viaja, como decía Machado, ligero de equipaje. Cuando un desalmado quema un retrato de familia, la chaqueta de tu abuelo, el gorro de lana que tejió mamá o los pocos pañales que pudiste comprar para tu recién nacido, no está destruyendo tus posesiones materiales, está consumiendo en llamas un pedazo de tu historia, de tus sentimientos y de tu orgullo. ¿Cuándo nos transformamos en seres despreciables, inhumanos y crueles? ¿Cuándo la discusión sobre si la responsabilidad es de Piñera o de Bachelet se transformó en algo más importante que la vida misma, que el honor y el sacrificio de esas personas? ¿Cuándo se nos olvidó nuestra propia historia?

Las fotos de los delincuentes que amenazaron, insultaron y quemaron deberían ser públicas, para que el mundo vea lo que no es posible tolerar y que es necesario castigar.

Son casi seis millones de migrantes venezolanos que con distintos recursos y con distinta suerte cruzaron la frontera. Algunos en avión, otros caminando, pero todos arrastrando maletas de miedo, incertidumbre y hambre, todos con el sueño de la oportunidad, con la foto de los hijos dejados atrás pegada del alma y la promesa de volver cuando los que se robaron ese país deban devolverlo a sus verdaderos dueños. Ni nosotros desde la seguridad de nuestros hogares ni los desalmados que los obligaron a irse sabemos lo que se sufre al migrar. He recibido en mi casa a los hijos de mis amigos, he escuchado las experiencias de cruzar caminando por la frontera colombiana a merced de traficantes, ladrones y violadores, he recibido gente que llegó igual que yo lo hice, con dos centavos en el bolsillo, he ayudado a arrendar viviendas y a presentar curriculums, he dado trabajo a algunos, pero todo lo que un civil como yo pueda hacer es sólo una gota en el mar. Me pregunto donde está el plan, me pregunto donde están las bolsas de trabajo para inmigrantes, donde están los orientadores que les dicen que un trabajo en el agro de la séptima región les puede servir de inicio, pero que jamás identificarán por sí solos si no se les ayuda. Me pregunto donde se nos fue el corazón, donde se nos olvidó eso de que y verás cómo quieren en Chile, me pregunto si el discurso despreciable de los que buscan culpables y no soluciones se sostendrá cuando lleguen a ser gobierno, me pregunto si los funcionarios del gobierno actual lograrán avanzar la velocidad del reloj para que este problema sea pronto traspasado a otros.

Incapaces del planeta Chile, debo decirles que el mundo no se acaba en la frontera terrestre, que las culpas y los desaciertos se terminan pagando, que el mundo gira y el daño se nos devuelve. Seguramente habrán diputados, senadores, ministros y alcaldes sacando cuentas de cómo proponer alguna solución siempre que les dé retorno político, cómo quedar bien con Dios y con el diablo. Seguramente habrán desalmados que quemaron colchones y carpas buscando justificaciones a su accionar deplorable. Que tristes debe ser saberse un inútil y tratar de ocultarlo.

En veinte años más tendremos ministros de origen sirio, seleccionados de fútbol de padres colombianos y gerentes de corporaciones cuyos padres venezolanos caminaron la sierra colombiana y el desierto chileno para llegar acá. ¿Van a esperar a eso para reconocer que no hicieron nada?

TAGS: #Migrantes #Venezuela Racismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad