#Ciudadanía

Crisis de confianza ¿No será eso una buena noticia?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Últimamente ha pasado a ser un lugar común lamentarse cómo la desconfianza se ha instalado en nuestra sociedad. Permítaseme desconfiar de esta afirmación. No es que hoy seamos más desconfiados que antes, es la manera de construir la confianza la que ha cambiado definitivamente. Y es una muy buena noticia.


La confianza pasó a depender de pruebas concretas más que de títulos o estatus.

La evidencia indica que los chilenos contamos con niveles bastante altos de confianza hacia varias instituciones (Carabineros, Bomberos, radios, etc.) y en nuestras redes más cercanas (familia, amigos, trabajo), por citar algunos ejemplos. En contrapartida, nuestra desconfianza es alta respecto a políticos, Gobierno, Iglesia Católica y empresarios, entre otros. Pero, ¿alguien podría esperar mayor confianza en un sistema político marcado por el financiamiento ilegitimo de buena parte de sus representantes?, ¿en autoridades sospechosas de conflictos de interés?, ¿en una iglesia que ocultó o negó durante años la profanación de lo más sagrado (los niños)?, ¿en empresarios que predican públicamente los beneficios del mercado mientras transgreden en privado sus principios?

Max Weber explicaría esto como un avance en el proceso de modernización y racionalización, propio de una sociedad que deja de creer en la tradición y el carisma como fuente de legitimidad. Hoy cuestionamos abiertamente la honorabilidad de los cargos, el respeto a la tradición o la reverencia frente a ciertos apellidos. La confianza pasó a depender de pruebas concretas más que de títulos o estatus.

Quienes rasgan vestiduras con el “clima de desconfianza” (y que suelen pertenecer a las mismas instituciones cuestionadas…) no parecen asumir que la confianza es una relación fundada, como todas, en la reciprocidad. No es posible construir una relación de confianza si no recibimos señales concretas de que aquello que hemos dado (nuestro voto, nuestra devoción o nuestro dinero) es correspondido. Por eso no es correcto ni útil seguir pensando la confianza como un atributo a recuperar, sino como vínculo a restablecer entre personas e instituciones. Esta vez, sin pretender que se confíe en alguien por el sólo hecho de ser parlamentario, autoridad, sacerdote o “de buena familia”.

Haciendo una analogía, hemos pasado de la fe incondicional de los niños hacia sus padres, hacia relaciones adultas y horizontales donde se exige un mínimo de reciprocidad para confiar en el otro. ¿No es acaso una buena noticia?

 

Publicado originalmente en El Mercurio de Valparaíso

TAGS: Confianza crisis de confianza desconfianza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Nuevos

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad