#Ciudadanía

Compañías de telefonía: abuso profesional

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las compañías de telefonía se han caracterizado por aprovecharse una y otra vez de los vacios legales y la falta de fiscalización para inflar sus billonarias ganancias a costa de los bolsillos de la gente.

Así sucede hoy. Y daré un ejemplo, de miles que quizás ustedes puedan aportar o buscar en la red.

Si usted tiene un plan de teléfono móvil en Movistar, se le entrega mensualmente una determinada cantidad de minutos por una cierta cantidad de dinero. Le hacen firmar un extraño contrato por 18 meses. Este es el sistema que ocupa una gran cantidad de usuarios. Si usted tuviera algún problema y no pudiera  pagar un mes, el teléfono es cortado de inmediato, quedando sólo en posibilidad de recibir llamados. Si su morosidad continúa, por ejemplo, por un segundo y  tercer mes, la deuda  ya no sólo contempla el mes de uso de teléfono que adeuda, sino además se agregan las mensualidades del plan de los otros meses, mientras tuvo cortado el servicio y usted sólo podia recibir llamados. Si pasaran 5 o 6 meses, lo más posible es que la deuda cada día se vuelva más impagable.
Esto constituye un tremendo abuso, por cuanto se está cobrando por un servicio que no se prestó. En estricto rigor, le están cobrando algo que no le dieron. Si alguien no pagó un mes, no fue por que no queria, sino que lo mas posible es que no pudiera hacerlo. Lo justo en este caso sería que si no paga, se le corte el servicio, pero se le cobre exclusivamente por el servicio que se prestó, y no así por todos los meses cuando el teléfono estuvo cortado.
Lo más racional pareciera que uno pague lo que consume y no el abuso que cometen hoy. 
Esta práctica no es exclusiva de Movistar, y se extiende a otras compañías de telefonía móvil. Lo preocupante de esto, es que los usuarios no tienen muchas alternativas, por cuanto las tarifas de la telefonía de prepago son altísimas, y los planes parecen la alternativa más  económica. Al momento de buscar, son sólo un par de compañías las que ofrecen los servicios. En estricto rigor, o contratas con los abusivos, o no quedas incomunicado.
Este tipo de abusos son normales, y muy poco difundidos.  Las compañías de telefonía financian a muchos medios de comunicación e invierten millones de dólares en campañas publicitarias. Pero estas son sólo campañas de maquillaje.
Si ponemos en Google la palabra “abuso” junto a la palabra “Movistar” (o Claro, o Entel),  pueden de inmediato darse cuenta que son miles de comentarios de usuarios los que denuncian abusos de la más diversa índole por parte de estas compañías de telefonía móvil.  
El tema de fondo, es que si no reclamamos y exigimos que se respeten nuestros derechos, tendremos que conformarnos con seguir recibiendo los llamados desde los call center que estas compañías ponen en países vecinos (donde pueden pagar salarios miserables) para escuchar injustos y abusivos cobros. Llegó el momento de denunciar, patalear y exigir. Te sumas?
* Daniel Manouchehri, tiene 26 años, es estudiante de derecho y miembro del comité central del PS. www.twitter.com/dmanoucheri
——————————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de Octubre

Daniel. Las denuncias a las empresas de telecomunicaciones representan la mayor parte de reclamos que se reciben en el Servicio Nacional del Consumidor, muchas de las cuales no se pueden resolver. La impresión que queda, es que no hay legislación adecuada que permita controlar y sancionar los abusos y la mala calidad del servicio que prestan estas empresas, que usufructuan de un bien común (el radioespectro) para obtener ganacias de una forma cuestionable.
Sin embargo, tampoco los consumidores y clientes somos proactivos en ejercer nuestro derecho a la asociatividad y reacción conjunta para incentivar mejores tratos y estándares de calidad.
Aquí hay un tema pendiente de nuestra sociedad civil. No basta con esperar pacientemente al cambio de normativa o a la regulación de la portabilidad numérica para mejorar la competitivad en el mercado de las telecomunicaciones móviles. Hay que incentivar la acción conjunta y organizada, como consumidores responsables. A eso, me sumo con mucho gusto!

07 de Octubre

Claro que hay que sumarse. El ejemplo de Telefónica (Mobistar) me parece el más representativo, ya que desafortunadamente tenemos a esta empresa enquistada en buana parte de los países de América Latina. Hay que agregar que son buenos ejemplos además de los resultados concretos que están dando las privatizaciones de las empresas estatales, donde se ha ocultado tras un “tupido velo” cualquier tipo de control de éstas. La sensación es desesperanzadora cuando el SERNAC se queda con las respuestas “standard” de las compañías ante los reclamos… y qué decir de los bancos…

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Los talentos y formación de la mujer son subvalorados al compararlos con los hombres, desaprovechando, por estúpidos prejuicios y tradiciones equivocadas, las capacidades y diferentes visiones de la otra ...
+VER MÁS
#Sociedad

La mujer, esa eterna discriminada

En nuestro país la Educación Sexual Integral, a pesar de constituirse como un derecho humano, aún no se instala en las aulas de clases
+VER MÁS
#Educación

¿Educación Sexual Integral? ¡Presente!

Si una mujer quiere emprender en nuestro país la banca le dará un crédito comercial a un plazo de 32 meses, con una tasa de interés promedio de 14,4%, mientras que a los hombres se les cobra una tasa de ...
+VER MÁS
#Economía

La brecha y discriminación financiera hacia las mujeres

La cancillería chilena a petición de las compañías exportadoras del salmón intenta mediar en esta pequeña guerra comercial, que está a medio camino entre el proteccionismo ruso y la posibilidad de in ...
+VER MÁS
#Economía

Salmoneras vetadas por Rusia; ¿Salpica a Chile la guerra comercial?

Nuevos

Los talentos y formación de la mujer son subvalorados al compararlos con los hombres, desaprovechando, por estúpidos prejuicios y tradiciones equivocadas, las capacidades y diferentes visiones de la otra ...
+VER MÁS
#Sociedad

La mujer, esa eterna discriminada

En nuestro país la Educación Sexual Integral, a pesar de constituirse como un derecho humano, aún no se instala en las aulas de clases
+VER MÁS
#Educación

¿Educación Sexual Integral? ¡Presente!

Si una mujer quiere emprender en nuestro país la banca le dará un crédito comercial a un plazo de 32 meses, con una tasa de interés promedio de 14,4%, mientras que a los hombres se les cobra una tasa de ...
+VER MÁS
#Economía

La brecha y discriminación financiera hacia las mujeres

La cancillería chilena a petición de las compañías exportadoras del salmón intenta mediar en esta pequeña guerra comercial, que está a medio camino entre el proteccionismo ruso y la posibilidad de in ...
+VER MÁS
#Economía

Salmoneras vetadas por Rusia; ¿Salpica a Chile la guerra comercial?

Popular

El sentido de comunidad es un factor que debemos desarrollar aún más. Implica a los familiares, amistades, profesionales de los equipos de salud directamente relacionados y, obviamente, los propios enfermos.
+VER MÁS
#Salud

¡Viva la Corporación ELA!

El populismo que viene creciendo con fuerza en nuestro país puede ser convertido, más allá de los propósitos y la consciencia actual de sus representantes más notorios, en una vía de escape, una salid ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Hablemos de populismo en el Chile de hoy?

Creemos que en el momento constituyente en el que estamos, se hace necesaria una revisión de las potestades del presidente sobre el legislativo, así como también una oportunidad de los congresistas de ej ...
+VER MÁS
#Política

No es ´cocina`, es cambio de régimen. La obsolescencia del sistema presidencialista

No nos engañemos, no confundamos los conceptos de estratificación, con los de clase. Las clases difícilmente se mueven, se superan, ascienden y dejan atrás el lastre de las carencias.
+VER MÁS
#Política

La clase media o en vez de la miseria