#Ciudadanía

Chilenos sin voto

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La principal razón por la cual no pueden ejercer este derecho es de carácter logístico. El Estado chileno no ha proveído una solución para que estos chilenos ejerzan un derecho constitucional. Podría – por ejemplo – existir un registro y medidas administrativas en las embajadas y consulados que faciliten la votación. Lo hemos visto en Chile, como cuando para el día de sus elecciones, ciudadanos de otros países concurren a su embajada, lo hemos visto con sana envidia democrática.

La historia del voto en el exterior es mucho más antigua que nuestra República y  la globalización e interconexión actual. Algunos la llevan a la época de Augusto (emperador romano), quien impulsó un sistema de votación para el Senado  a través de mensajes sellados, permitiendo la participación de las colonias. No votaban todos, por supuesto,  ya que la idea tenía una clara intencionalidad política. Probablemente desde Roma y otros ejemplos más próximos nace la suspicacia hacia el voto de quienes viven fuera de su país.

En Chile se produce – en los hechos- una contradicción entre la Constitución de la República y la realidad. Sobre el voto exterior, y sin pretender una aproximación legal al tema, en la Reforma Constitucional del año 2009 se lee: “el voto es voluntario. Y tienen derecho a  él todos los chilenos y los extranjeros avecindados en Chile por más de cinco años, que cumplan con los requisitos de mayoría d edad y no haber sido condenados a pena aflictiva, De esta forma, todos los ciudadanos chilenos tiene derecho a ejercer su voto en Chile, con independencia de si su residencia se encuentra o no en el territorio nacional”. El Presidente Sebastián Piñera en mayo del 2010 presenta un Proyecto de Reforma, agregando el siguiente inciso: “los ciudadanos chilenos que se encuentran fuera del territorio nacional, podrán optar por emitir su sufragio desde el extranjero. Una ley orgánica constitucional regulará la forma, establecerá las elecciones y plebiscitos en que aplicará y los requisitos que se deberán cumplir”.  Hay que considerar que  la Corte Suprema de Chile en fallo del año 2011, rechaza toda exigencia de vínculos extra a los chilenos en el exterior para ejercer su voto.
La principal razón por la cual no pueden ejercer este derecho es de carácter logístico. El Estado chileno no ha proveído una solución para que estos chilenos ejerzan un derecho constitucional. Podría – por ejemplo – existir un  registro y  medidas administrativas en las embajadas y consulados que faciliten la votación. Lo hemos visto en Chile, como cuando para el día de sus elecciones, ciudadanos de otros países concurren a su embajada, lo hemos visto con sana envidia democrática.

Hay que reconocer que existen posiciones divergentes sobre el tema. Hay quienes están por exigir determinados vínculos en mayor o menor grado de exigencia para quienes viven fuera del país y deseen votar. Otros piensan que basta con ser chileno, e ir a ejercer un derecho consagrado en la Constitución. Veamos algunos datos que pueden aportar a formarse una opinión.

Información oficial actualizada sobre la cantidad de chilenos en el exterior no hay mucha. El INE  entregó el 2005 los resultados del Estudio  “Chilenos en el exterior. Donde viven, cuántos son y que hacen los chilenos en el exterior”  cuyo propósito fue  “obtener información relevante y confiable sobre los chilenos en el exterior y antecedentes útiles para la elaboración de políticas de Estado, que permitan fortalecer los vínculos entre la sociedad chilena y esta comunidad de chilenos”. A partir de este Registro se estima en más de ochocientos mil los chilenos en esta condición, concentrándose en Argentina (del orden de un 50%), otros países sudamericanos, Estados Unidos, Suecia, Canadá y otros países europeos. (61% de los chilenos residentes en el exterior vive en Sudamérica; 18,4%, en Europa; 14,6%, en Norteamérica; 4,1%, en Oceanía).
Pero hay una pregunta que parece central en la decisión de implementar o no este derecho: la opinión política. Los resultados de este estudio indican que las razones para residir fuera, son: un 40,1% por razones económicas (lejos la más importante), un 30.8% por razones de carácter familiar y solamente un 12.1% por motivos políticos. No parece entonces una población muy militante, que sesgue fuertemente hacia un sector una posible elección.

¿Qué vínculos exigir a quien vive fuera de su país y que concurre libre y democráticamente a votar? ¿Qué vínculos exigirle a quien ya tiene el derecho a votar? ¿Qué vínculos exigirle a quien tiene nacionalidad y ciudadanía vigentes? ¿No es un enorme signo de compromiso, de “ser chileno”,  el participar en forma voluntaria en un proceso lejos de tu patria?

El actual Gobierno y muchos actores políticos parecen haber tomado este camino de impulsar definitivamente la participación global de nuestros compatriotas en el exterior. Pienso que es un signo de los tiempos, que no puede ser eludido. Por los chilenos sin voto.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Cada septiembre tiende a repetirse la implementación de una suerte de estrategia de la desmemoria. En vez de avanzar más profundamente en verdad y justicia, no, hagamos como si no fue tanto la cosa
+VER MÁS
#Sociedad

La desmemoria como estrategia

Para los ciudadanos, la falta de democracia significa no ser escuchados, ver que las decisiones se toman sin consulta, lo cual va mucho más allá del dato ciudadano/electoral constituido en el momento úni ...
+VER MÁS
#Política

Otra democracia es posible

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

¿Cree usted que ha sido acertado poner en tensión sus futuros ingresos, se siente que ha sido juicioso, que no se arrepentirá cuando tenga 70, 80 años o más?
+VER MÁS
#Chile 2030

Bien el presente ¿y en el futuro?

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021