#Ciudadanía

Chile: una sociedad sin memoria

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En Chile no se premia a quien lo hace bien, pero lo que es más preocupante es que no se castiga a quien lo hace mal. Si cuando realmente tu opinión va a tener un impacto en el resultado final, que es lo que pasa con las votaciones, nos damos el lujo de no asistir a votar, a ejercer no un derecho, sino un deber como ciudadano y oportunidad para hacer valer nuestra opinión, entonces, ¿Cómo queremos cambiar nuestra situación social?

Ya ha pasado cuatro meses desde las últimas elecciones parlamentarias y presidenciales del año pasado, y aunque pareciera poco tiempo, es lo suficiente para diagnosticar a nuestros compatriotas de un padecimiento predominante: amnesia histórica.

Amnesia en la ciudadanía completa, quienes a través de su participación u omisión en las elecciones, sorpresivamente eligen nuevamente a personas que públicamente han sido cuestionadas o procesadas por su actuar pasado en detrimento de sus mismos representados; amnesia en nuestros políticos, que una vez electos o reelectos, parecieran olvidar todo aquello a lo que se comprometieron durante su campaña.

Creo que aquí no se salva nadie. Independiente del color político, clase social o preferencia sexual, a lo largo de los años me ha tocado presenciar como ciertas personas han sido erigidas como representantes sociales, cuando su probidad, intereses o actuar, han sido fuertemente cuestionado o incluso castigado por los organismos pertinentes. Para la suerte de estos, el chileno no quiere recordar y prefiere olvidar tan rápido como un segundo pasa, porque tiene miedo.

El chileno tiene miedo a enfrentar su realidad política. Pero aún peor. El chileno tiene miedo a elegir lo que realmente quiere, y prefiere “lo mismo de siempre”, lo “conocido”, lo “malo pero no tan malo”, porque al fin y al cabo, quién sabe lo que perengano o zutano podrían hacer!

Los últimos años hemos visto como los movimientos sociales se hicieron escuchar. Marcharon por las calles enarbolando consignas y clamando principios y demandas, pero cuando llegó el momento de hacerse valer, de realmente ejercer su poder cívico, ahí no estaban. Qué pasó con todos esos válidos reclamos, qué pasó con esa motivación, con ese sentido y deseo de merecer algo mejor, qué pasó con ese descontento con la corrupción y la impunidad, qué pasó con todos esos sinceros y heroicos sentimientos? Pues bien, sólo pasó que olvidamos.

Olvidamos, y nuevamente elegimos a los mismos. Olvidamos y nuevamente nos enfrentamos a los mismos problemas. Olvidamos y nuevamente nos lamentamos de que nada cambia.

Sería fácil culpar a los políticos, pero la verdad es que los responsables somos los ciudadanos quienes pudiendo decidir a quién queremos, nos dejamos llevar por la desidia y olvido, para volver a elegir lo mismo.

En Chile no se premia a quien lo hace bien, pero lo que es más preocupante es que no se castiga a quien lo hace mal. Si cuando realmente tu opinión va a tener un impacto en el resultado final, que es lo que pasa con las votaciones, nos damos el lujo de no asistir a votar, a ejercer no un derecho, sino un deber como ciudadano y oportunidad para hacer valer nuestra opinión, entonces, cómo queremos cambiar nuestra situación social?

Los políticos entienden esto claramente, si no, quién se explica que descarados truhanes vuelvan una y otra vez a presentarse a las elecciones.

Son las consecuencias del olvido, que nos retiene en una suerte de letargo, de somnolencia de la realidad, y que no nos deja romper la inercia de años de olvido para influenciar en el cambio.

Son, en mi opinión, las consecuencias de una amnesia histórica.

—–

Foto: llamkellamke / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos

La mayoría de los que optamos por estudiar pedagogía escuchamos en algún momento comentarios como: Pero, si le fue bien ¿por qué pedagogía y no otra cosa? O el revés, ¿no te alcanzó el puntaje para ...
+VER MÁS
#Educación

Elegir la pedagogía

Tienen una experiencia de vida que no se puede tirar a la basura por absurdos prejuicios y debe ser trasmitida y compartida con las generaciones más jóvenes y así minimizar el riesgo de seguir tropezando ...
+VER MÁS
#Sociedad

Edadismo o viejismo la discriminación no reconocida

Popular

Santiago, 11 de marzo de 2030.Querido nieto,Hoy asume el nuevo Presidente. Aunque todavía no tienes edad para votar, me encantaría sentarme contigo y conversar respecto de cuan importante es que la gran m ...
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a mi nieto

La gran diferencia entre el clasismo y cualquier otro tema que se discuta en esta página es que cambiar la mirada es gratis. No se necesita construir nada, mandar ningún proyecto de ley ni llegar a ningú ...
+VER MÁS
#Sociedad

Discriminación a voz en cuello

Informarse adecuadamente no es fácil, requiere un rol activo de buscar fuentes diversas y contrastar. Recordemos que la gran mayoría de los chilenos sólo se informa con la televisión. ¿Serán necesario ...
+VER MÁS
#Medios

¿Medios sordos y ciudadanos mudos?

Sin rito –entendido como solución a una contradicción indisoluble- es muy difícil elaborar personal y socialmente el duelo que sigue a toda pérdida.
+VER MÁS
#Cultura

Duelos y Mitos en la memoria sísmica chilena.