#Ciudadanía

Carta abierta al Presidente

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Don Sebastián Piñera Echeñique:

En mi calidad de ciudadano me presento a usted, junto con algunas visiones y reflexiones sobre los acontecimientos sociales y políticos que han acaecido durante los últimos meses en nuestro país. La finalidad última de éste escrito no es más que intentar generar lazos de acercamiento de ésos que usted tan vehementemente llama a estrechar cada vez que tiene oportunidad de hacerlo frente a los medios de comunicación o a través de las vocerías de las distintas carteras ministeriales.

Soy oriundo de la Región de Valparaíso hace aproximadamente veintiocho años. Hijo de un matrimonio maravilloso y hermano de dos personas que, al igual que yo, posen la concepción de nunca hacer el mal a otro y en ninguna de las circunstancias de la vida. Cuatro de los miembros de nuestra familia hemos llevado la vocación por el servicio público en nuestra frente. Mi padre fue un joven bombero años atrás; mi madre profesora básica fiscal por más años de los que yo he respirado, destacada por su espíritu pedagógico y calidad profesional. Mi hermano es un ex-funcionario policial y yo, desempeñé labores administrativas para una corporación parlamentaria. Esto sin mencionar otros pedagogos en mi familia, funcionarios de fuerzas armadas y voluntarios de sistemas de salud, como lo fue antaño una de mis abuelas. Como podrá ver, provengo de una familia bastante pluralista, diversa, pero que principalmente, se ama.

Terminada mi breve presentación de origen, procedo a expresarle mi más profundo malestar y rechazo ciudadano ante la forma que ha manejado el conflicto social y político en los últimos meses. Permítame aclararle que no soy miembro de ningún partido político y que mi educación ha sido cristiana y laica. Cuando escucho al Presidente de mi República, mi primer mandatario, hablando sobre unión, acercamientos, diálogos y él no lo hace, definitivamente algo anda mal.

Desafortunadamente no existe contrato alguno que a usted ni a ninguno de sus predecesores los obligue o haya conminado a cumplir sus promesas de campaña, lo que desguarnece a la ciudadanía. Puedo entender, pues soy un técnico profesional bien educado, que no todas las deficiencias administrativas son responsabilidad suya. Mas si usted prometió el cambio, no puede traerlo después de su gobierno; la gente tiene necesidades ahora. En este preciso minuto decenas de jóvenes menores de edad, ¡niños aún! están en huelga de hambre, tres de ellos en situación crítica, Don Sebastián. Y usted, ¿dónde ha estado todo este tiempo? No quiero apelar ni a reglas ni leyes, le estoy hablando como hijo, hermano, nieto, sobrino, tío, es decir, como humano y uno chileno.

Exijo y demando que usted, con la envestidura administrativa más alta que nuestra organización social, política y estatal permite, se haga presente y constate en terreno la salud de nuestros niños. Sé que ésta no es una campaña y que tal vez ahora ‘hay menos tiempo’. En efecto, hay menos tiempo, pero para la vida de esos hijos de padres que tal vez votaron por un chileno que con camisa ‘arremangada’ recorrió Chile pidiendo votos y prometiendo cambios.

Soy ciudadano con derecho a sufragio, es por eso que me siento con todo el derecho de levantar la voz y exigirle, por un lado que se presente ante los huelguistas y sus familias, que abra los debates ciudadanos, referéndums o plebiscitos los cuales conozco muy bien. La sociedad chilena está preparada cívicamente para ello. Y que dentro de estos debates se incluyan temas como las reformas profundas a la Constitución (Educación, Sistema Binominal, Previsión Social y Salud) y las decisiones medioambientales que afecten o que tengan un alto rechazo ciudadano.

¿Difícil cumplir su programa de Gobierno? Imagínese como es vivir sin poder dormir porque uno de los hijos de la familia está en huelga de hambre y luchando con su vida ¡por mejor educación! ¿No cree que es un motivo más que loable? Yo, que nací en la década de los ochenta puedo dar fe de que los jóvenes no son los mismos y usted no puede gobernar sólo a sus votantes, que estadísticamente parecieran haberlo olvidado ¿Sabe por qué? Porque la imagen de campaña, de humano, de un ser cercano, desapareció. La gente no lo percibe como alguien que tenga un ‘feedback’ con sus necesidades, que no son sólo económicas.

Aprenda de nuestra juventud, se lo exijo, por el bien de Chile, de nuestra gente, de nuestras familias y de nuestro futuro.

Para terminar, me daré el mal e innecesario trabajo de recordarle de que Chile sí está en condiciones de acceder a las peticiones de los jóvenes. Tal vez no a todas, pero a la educación gratuita y laica sí. No todos somos ignorantes, ni menos inútiles subversivos, faltarle el respeto a la sociedad sin retractarse no es muestra de la fuerza para gobernar de su coalición sino de tozudez. Eso, sumado a los llamados de diálogo, demuestran una bipolaridad que en nada ayuda al diálogo.

Se despide, esperando ser leído y replicado

Álvaro Ignacio Arriagada Zanetta

15.070.478 – 2

———————–

Foto: Radio El Sur

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

21 de agosto

Estimado humano chileno:

Te recuerdo cómo se dan las cosas en las políticas gubernamentales ante las demandas ciudadanas para que lo tengas presente y no te desesperes ante la falta de la debida respuesta del Gobierno:

Cuando la ciudadanía pide o solicita algo a un Gobierno, este se hace el sordo todo lo que puede y cuando ya la presión alcanza cierto nivel, afloja un poco las cuerdas de la opresión y concede un paquetito de medidas por ver si pican los peces… Si los peces no pican, nuevamente se hace el sordo un tiempo y llama a sentarse a mesas de diálogo para ver si las medidas del paquetito se las puede enchufar por la nariz a los demandantes y así terminar el conflicto…

Si las protestas ciudadanas no culminan, saca otro paquetito de medidas y hace algunos trueques de ministros y nuevamente llama a mesas de diálogo para ver si esta vez los demandantes aceptan las medidas propuestas por el Gobierno, proceso en el que hará toda clase de presión a la ciudadanía diciéndoles que perderán tal o cual cosa, que ganan esto y aquello con las medidas y calificará a los movimientos de inútiles y subversivos, de politizados y que están dirigidos por quién sabe qué oscuro propósito pseudo político…

Y así iteras una y otra vez el ciclo hasta que finalmente la ciudadanía acepta las medidas incrementales de los nuevos paquetitos… Entonces, no te desesperes, porque así funcionan las cosas… Ten calma y tranquilízate y ten presente que una huelga de hambre sólo causa malestar a la gente que la padece y que a la gente del Gobierno no le interesa acudir a presentarse ante las familias de quienes hacen la huelga, ni mucho menos ante ellos, porque eso daría pie para que por cualquier razón se inicien huelgas de hambre y la política no tranza con huelguistas que no hagan la presión suficiente, tal como las fuerzas policiales no tranzan con los terroristas…

Mientras tanto, mientras esperas cómo se incrementan las medidas de los paquetitos del Gobierno, no dejes de ver la televisión para que puedas escoger cuantas tarjetas de crédito quieras, ya que hay algunas de colores muy bonitos y es muy fácil solicitarlas y no olvides que sirven para pagar muchas cosas, tales como educación, salud, alimentación, vestimenta o vivienda…

Además de ello, compra si quieres más de un lápiz de mina nº 2, usando de preferencia alguna de tus tarjetas de crédito y tomando el lápiz con tu mano más diestra, ensaya una raya vertical para cuando tengas que hacerlo en un voto… Verifica los resultados que obtengas en el papel y si son muy pálidos, «aumenta la intensidad» de la presión que ejerce el lápiz sobre el papel…

Por si te pase algo en esa mano, procura tomar el lápiz también con la otra mano y girar el voto y probar a hacer rayas horizontales, ya que eso te concederá cierta habilidad extra sensorial para cuando tengas que aplicar tu segunda condición de esclavo y por otro lado anesticiará tus conexiones neuronales para que te impidan pensar en qué cosa realmente estás haciendo cuando hagas tu raya en un voto, ya que lo que importa es sólo que hagas la raya…

Importante:

Llegado el día que tengas que hacer tu raya en un voto, no te preocupes por el candidato en el que lo harás, porque da lo mismo sobre cuál lo harías, ya que aún el candidato menos pensado igualmente no te escuchará a menos que seas capaz de organizar sendas protestas y paralizaciones nacionales y eso, sólo si tienes una buena causa…

lkfsjdlksd

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Nuevos

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Aquì, precisamente, el sol pasa por la Violeta cantando al sol.  Se hace una pregunta por el singular William Turner --adelantando ciertas conversaciones. Finalmente, sorprendentemente, parece que entramo ...
+VER MÁS
#Cultura

Sol, Violeta, William, acompañándome en una ferretería

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?