#Ciudadanía

Campañas de concientización v/s presupuestos de difusión

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

A raíz de las cifras de siniestralidad vial que arrojo el último fin de semana largo, creímos que era necesario poner en el tapete el análisis del impacto de las campañas de sensibilización o concientización en términos reales de costos de inversión “social” realizado por el Estado durante estos últimos cinco años en la prevención de siniestros viales. Entendemos por concientización al “proceso mediante el cual los seres humanos, no como receptores, sino como sujetos de conocimientos, alcanzan una conciencia creciente tanto de la realidad socio cultural que da forma a sus vidas como de su capacidad para transformar la realidad” (Freire, 1970).


Establecer que en Chile mueren tres veces mas personas por siniestros viales que por homicidios debería ser materia de interés de la sociedad en su conjunto, pero del Estado en particular.

En pos de este concepto, creemos que las políticas públicas en Seguridad Vial deben ser traspasadas a la sociedad a través de un proceso de concientización que logre, por medio de campañas de difusión sistemática y sostenida, involucrar en la acción de la prevención a los ciudadanos, logrando que visualicen el impacto del problema, sea por medio de la comunicación del drama humano, la trascendencia económica u otras temáticas derivadas de esta pandemia conocida como la siniestralidad vial.

Según Aristóteles, para transmitir el drama humano resulta forzoso lograr “que tengan miedo quienes creen que van a sufrir algún mal y ante las gentes cosas y momentos que pueden provocarlo […] Por lo tanto, conviene poner a los oyentes, cuando lo mejor sea que ellos sientan miedo, en la disposición de que puede sobrevenirles un mal y mostrarles que gente de su misma condición lo sufren o lo han sufrido, y, además, de parte de personas de las que no cabría pensarlo y por cosas y en momentos que no se podrían esperar” Aristóteles (1999: 337-338). De esta forma, establecer que en Chile mueren tres veces mas personas por siniestros viales que por homicidios debería ser materia de interés de la sociedad en su conjunto, pero del Estado en particular.

Desde el año 2003 que la ONU viene advirtiendo sobre la crisis mundial de la seguridad vial, mensaje refrendado al año siguiente por la OMS bajo el lema de “Seguridad Vial y Salud”. Durante el 2009 la OMS publicó su análisis en el “Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial”. Todas estas acciones dieron lugar al lanzamiento en mayo del 2011 del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020, hito en el que los países que conformaban la ONU sellaron su compromiso de reducir en un 50% los fallecidos en siniestros viales en el mundo antes de llegar al 2020. Chile, como miembro, firmó y planteó su Estrategia de Seguridad Vial que tuvo su punto de inicio en la promulgación durante enero del 2012 de la Ley de Tolerancia 0 (que si bien no es 0, sí es un avance que se debe perfeccionar).

Entre los objetivos destacados del compromiso se indicó que un punto central en este avance era la inversión en estrategias de comunicación, vale decir campañas de difusión que formaran un componente esencial en las labores relacionadas con la prevención de traumatismos causados por accidentes de tránsito (OMS, 2012).

En razón a todo lo anterior deberíamos asumir que los presupuestos destinados a la divulgación de los contenidos de las políticas públicas viales deberían estar en relación a la magnitud del costo generado por los fallecidos y lesionados en siniestros viales, presunción lógica si revisamos los registros de prensa y observamos el volumen de noticias que diariamente dan cuenta de las problemáticas viales.

Desde el año 2010 las estadísticas de las primeras 24 horas sobre el número de fallecidos y lesionados no han disminuido, es mas durante los últimos tres años han presentado un alza: 1595 (2010); 1573 (2011); 1523 (2012); 1623 (2013); 1630 (2014) y 1646 (2015).

Si comparamos estos datos con la inversión en campañas de difusión realizada por la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET) durante estos años podemos apreciar que los presupuestos han variado, indicando su punto más alto durante el año 2012 con $465.505.772 millones que se relacionan directamente con la promulgación de la Ley Tolerancia 0, disminuyendo sostenidamente desde esa fecha hasta este año en que se designaron solo $160.818.000 millones del presupuesto fiscal, pese a que el año 2015 la cifra de fallecidos durante las primeras 24 horas fue de 1.646.

Si a esto añadimos la estimación del costo social por fallecimiento prematuro en Chile[1], valorado en $286.879.726 millones por persona, podemos indicar que el presupuesto destinado a la difusión de las campañas de sensibilización de CONASET para los años 2010, 2015 y 2016 es inferior al costo de una persona fallecida. La cifras no son mejores durante los años 2011, 2012, 2013 y 2014, ya que el presupuesto más alto ni siquiera alcanzó a cubrir el costo de dos fallecidos.

Ante esto cabe preguntarse ¿Cuál ha sido el compromiso del Estado con la difusión del problema de la seguridad vial en Chile? Al parecer…mucho menos que la pérdida de una vida.

 

Año Monto
2010 141.166.219
2011 302.861.213
2012 465.505.772
2013 458.197.689
2014 320.287.703
2015 260.214.485
2016 160.818.000

Por Carolina Figueroa Cerna, Presidenta de la Fundación Emilia Silva Figueroa. Víctimas de Accidentes

[1] Calculado por la Subsecretaria de Evaluación Social en marzo del 2014.

TAGS: #PolíticasPúblicas OMS Seguridad Vial

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Andrés Guerrero O.

23 de Agosto

El tema de la seguridad pública vial constituye un problema que nos afecta a todos o sino preguntémonos ¿de donde provienen los salarios de Carabineros, paramédicos, médicos, enfermeras, funcionarios municipales y todos aquellos involucrados en las etapas posteriores al siniestro?, es por ello que la educación y creación de conciencia de que éste es un problema que afecta a la sociedad en su conjunto, se constituye en una necesidad imperiosa, una necesidad para el bienestar nacional.
En este sentido, sabiendo el Estado que los recursos son escasos en función de las necesidades que debe cubrir ¿no sería mucho más conveniente invertir en campañas de sensibilización sobre el tema vial en los niños, en lugar de continuar desperdiciando recursos en campañas netamente paliativas? En un país que debe continuamente revaluar sus prioridades por los vaivenes de la economía, invertir en la educación de su juventud le significaría a mediano plazo, obtener enormes beneficios en el futuro: una gran inversión en educación y concientización sobre el problema de la seguridad vial, implicará en el futuro menores cifras de siniestralidad y con ello, un ahorro multimillonario para el Estado y la sociedad en su conjunto.
La fórmula es simple y su efectividad ha sido comprobada por Francia, demorando 40 años en percibir el beneficio. Es hora de que los legisladores y la sociedad en su conjunto deje de tener una visión cortoplacista y comience a pensar en el futuro.

Amanda Barría

24 de Agosto

Al leer la nota de Carolina Figueroa, queda demostrado que la seguridad vial es una problemática cada vez más patente en Chile. Sin embargo, esto no parece ser un tema preponderante dentro de las políticas estatales. Y ello porque existe una ausencia comunicacional de sensibilización y concientización en torno a estas temáticas. Desinterés que también se visualiza en el sistema educacional, pues prácticamente este sector ha estado al margen de nuevos programas que busquen formar una ciudadanía consciente y responsable socialmente. En este sentido, siempre me ha parecido interesante el énfasis que la Fundación Emilia ha puesto en el necesario cambio cultural de la sociedad chilena. Esperemos que esta claridad se replique en la aplicación de políticas públicas enfocadas en educar a la población sobre estos temas.

Blanca

25 de Agosto

Creo que los compromisos actualmente desde el Estado se realizan en función de otros factores, no asociados al grado de importancia de la problemática. De otro modo, hace muchos años que deberían haber aumentado la inversión en campañas y en el desarrollo de políticas públicas globales que consideren los siniestros viales como un problema… esperemos que esto cambie y así dejar de lamentar tantas pérdidas humanas y un impacto económico no menor como lo gráfica claramente Carolina.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Nace en madrugada de hielo negro, Ramona Citlali, a miles de kilómetros de sus bisabuelos, abuelos y tíos, con la fuerza e irreverencia de sus ancestras indígenas que como su madre, su abuela y la Comand ...
+VER MÁS
#Sociedad

En madrugada de hielo negro

La magia del film es retratar de manera magistral el abuso, el desprecio, la humillación constante de la nobleza hacia las clases inferiores.
+VER MÁS
#Sociedad

Délicieux

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

El multiculturalismo, lejos de pensarse como una respuesta a la izquierda y la derecha y, aún más, como una crítica al sistema capitalista en el que vivimos, es un velo que solamente viene a cristalizar ...
+VER MÁS
#Sociedad

Multiculturalismo liberal ¿La nueva ideología de occidente?

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Los infantes durante los primeros años de vida se encuentran en un período clave, ya que es cuando tiene lugar un mayor desarrollo cognitivo y una mayor plasticidad neuronal, por lo que son más permeable ...
+VER MÁS
#Educación

Educación Parvularia: ¿El hilo más delgado del sistema educativo?