#Ciudadanía

¡Adolescentes a votar!

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La política se puede ejercer en diversas formas y espacios, siendo el derecho a sufragar una de las formas más universales y relevantes.


Avanzar hacia una mayor participación e interés en la política debe ser un imperativo en tiempos donde comienza un ciclo caracterizado por la demanda de mayor protagonismo ciudadano. ¡Adolescentes a votar!

Como sabemos, en nuestro país no pueden votar los menores de 18 años. Ésto resulta contradictorio con otros ámbitos de la vida nacional en donde los adolescentes parecieran ser lo suficientemente responsables como para discernir y actuar de forma consciente. Así las cosas, en materia penal, una persona entre 14 y 18 años puede ser objeto de una acusación por la comisión de un delito, ser juzgado e inclusive ser condenado a penas privativas de libertad. En materia civil, los jóvenes mayores de 16 años pueden contraer matrimonio y reconocer hijos. Mientras que en materia laboral, los adolescentes pueden trabajar bajo remuneración, siempre y cuando lo autoricen los padres.

Dentro de la experiencia comparada, países europeos como Austria, Eslovenia y algunas regiones de Alemania, Noruega, Reino Unido y Suiza, así como en Latinoamérica, Nicaragua, Bolivia, Argentina, Ecuador y Venezuela facultan a los jóvenes desde los 16 años para que ejerzan su derecho al sufragio. Experiencias hasta ahora positivas.

Porque ser adolescente no significa adolecer o carecer de algo, como se pretende instalar, sino “crecer y nutrir” (del latín adolescens), y qué mejor que integrar a dicho proceso de desarrollo responsabilidades cívicas y políticas que ineludiblemente se interiorizarán como disposiciones constitutivas de visiones y acciones futuras.

Por tanto, resulta atendible, considerando la aguda desafección política de la juventud, habilitar a los adolescentes para ejercer el derecho a voto a una edad más temprana (recomendado desde los 16 años). Esto a sabiendas de que hacerlos parte de las decisiones que afectan su vida y su entorno probablemente despierte un interés sobre la actividad política y por sobre todo, ayude a comprender de mejor forma lo elemental de esta labor para el desafío de vivir en sociedad (“la mejor educación cívica es participar”).

Avanzar hacia una mayor participación e interés en la política debe ser un imperativo en tiempos donde comienza un ciclo caracterizado por la demanda de mayor protagonismo ciudadano. ¡Adolescentes a votar!

TAGS: elecciones Jóvenes Voto obligatorio

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
peon

07 de enero

Seguramente los monos aprenden a temprana edad a quebrar cocos. ¿Por qué los estudiantes no podrían aprender a rayar votos?. Es sencillo. Sólo deben hacer algo parecido a una raya vertical sobre una línea horizontal que está frente al nombre de una persona designada por la mafia de los partidos políticos.

Esto es importante, porque en esto consiste la democracia. En hacer la fila, tomar el lápiz y hacer la raya vertical. Hay gente que le hace la raya vertical a todas las líneas horizontales, y esos votos son nulos. No se cuentan. También hay otros que les hacen pictografías. En tal caso, lo mismo. No se cuentan, así es que hay que explicarles esos detalles a los niños, ejemplificándoles formas de colocar “cara de fila”, rostro de rayante de votos y formas de dibujar la raya vertical.

Lo que no entiendo bien, es por qué deberían hacerlo. Los adultos, por ejemplo, aún pudiendo rayar votos en gran número, no quieren.

¿Será torpeza?. Imagínete.”Pueden vivir, a concho, ese interés por la política y un exacerbado interés por protagonismo ciudadano”, pero, no quieren.

Debe ser que “”La política, “aún pudiéndose ejercer en diversas formas y espacios”, no convence a los ciudadanos de que votar sea “tan relevante”””

¿Por qué será así?. No lo comprendo. No entiendo por qué el ciudadano no quiere hacer la fila y rayar su voto, si esto es tan participativo y democrático y relevante e importante, y, y, y, en resumen, la cosa más inútil que puedan hacer …

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Ver a mujeres de diferentes orígenes, países y posiciones hablar abiertamente ha dado a muchas egipcias valor para compartir poco a poco sus experiencias de manera anónima o dando la cara.
+VER MÁS
#Género

#MeToo y #TimesUp ayudan a las mujeres egipcias a romper el silencio

La ley de pesca dejó muchos heridos y las causas judiciales por soborno, fraude al fisco y cohecho denominadas “Corpesca” y “Asipes” han dejado al descubierto lo intervenido y frágil que está el ...
+VER MÁS
#Economía

Jibia: Fin a la pesca de arrastre

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

Algo que es transversal para ambos gremialistas es que acusan que esto es producto de maniobras y aprovechamientos políticos, con ello tratando de minimizar el vacío financiero de sus comunas y normalizan ...
+VER MÁS
#Municipales

La Florida y Viña del Mar: Administrando el desfalco municipal

Voltaire, ya nos había advertido: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”.
+VER MÁS
#Ciudadanía

A mano armada: Helicópteros, caballos y nepotismo