#Ciudadanía

A propósito de Hamilton: ¡Paremos la re-victimización social!

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Fuimos muchos los que nos sentimos identificados, y hasta cierto punto liberados interiormente, al escuchar y ver a James Hamilton dar su testimonio en el programa Tolerancia Cero.

No es nuevo que los abusadores (no sólo sexuales) se refugien en el poder, del tipo que sea, y desde allí se fortalezcan para seguir abusando. No hay que sorprenderse tanto de eso, ya que pasa en las fuerzas armadas, en los ámbitos religiosos, en las grandes corporaciones económicas y hasta en el Senado. Casos hemos conocido de sobra.

James Hamilton hoy es considerado por muchos como un héroe, porque un Tribunal ya declaró culpable a su agresor. Pero quienes hoy se admiran de su valentía, no saben que él no nació tan valiente. Porque la fuerza de tener una verdad que decir al mundo, para frenar los abusos y prevenir que más personas pasaran por lo que él pasó, lo fue transformando.

Pero otro elemento que ayudó a transformar a este señor en un héroe valiente de la verdad, fue la sociedad hipócrita en que vivimos, que durante años no dio crédito a sus palabras, lo marginó calificándolo de desequilibrado, de pervertido o cualquier otra cosa. Nuestra sociedad, que idolatra a los poderosos, re-victimiza una y otra vez a las víctimas de los poderosos, tranquilizándose con pensar que “algo habrá hecho” este señor, porque es imposible que esa persona tan inmaculadamente poderosa, sea capaz de algo tan vil. Es más, muchos piensan que seguramente es un desequilibrado movido por la envidia o la ambición, tratando de enlodar a alguien que es reconocido por muchos.

La misma sociedad que despreció y re-victimizó a James Hamilton durante demasiado tiempo, junto con esa fuerza interior de sentir que su dolor, si al menos servía para frenar la impunidad y evitar más abusos, ya habría valido la pena, lo fortaleció de tal manera que lo hizo crecer y transformarse en un gladiador de la verdad.

Mi reflexión aquí sólo apunta a que, todos aquellos que sentimos admiración por James Hamilton al verlo tan íntegro, claro y sin revanchismos hablar en televisión de experiencias tan dolorosas, reflexionemos sobre cómo vemos y tratamos a quienes hoy están indefensos y claman justicia. Si cuando una persona reconoce haber sufrido abusos, pensamos que tal vez él/ella fue quien los provocó, o ya lo empezamos a ver como “alguien raro”, desconfiamos de sus intenciones o no sabemos cómo tratarlo, lo aislamos o hablamos a sus espaldas… seguimos victimizándolo y no le permitimos seguir adelante con su vida. Y no todos tienen la fortaleza, lucidez, entereza y motivación interior que demostró tener el Dr. Hamilton.

El poder de los poderosos, lo otorgamos el resto de los mortales. Por eso, todos somos responsables de la impunidad de que gozan esos personajes en una sociedad rastrera como la nuestra.

¡No re-victimicemos más a las víctimas! Nuestra sociedad está llena de ellas, y hasta que no dejemos de endiosar a los poderosos, no seremos capaces de ayudarlas a recomponer su psiquis, su autoestima y su identidad. Y nadie sobra, todos nos necesitamos para juntos, mejorar nuestro mundo y nuestra sociedad, transformándolo en un lugar donde nuestros niños puedan crecer con dignidad.

* Fátima Oeyen (@fatimaoeyen)

—————

Foto: The wait – Ferran / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

22 de marzo

Estoy totalmente de acuerdo en que muchas veces las victimas de abusos (de todo tipo) son re-victimizadas por la sociedad, en muchos casos, desde el hecho de tener que denunciar su situación de manera pública de algo que quisieran sea lo mas privado posible, hasta la burla de personas de escasa calidad moral que ven en cada víctima a alguien que usa la fe pública para provecho personal. Pero no nos equivoquemos, hay en esta «sociedad rastrera como la nuestra» o la «sociedad hipócrita en que vivimos» también especímenes de baja calaña que se victimizan para recibir el apoyo de la gente y eludir su accionar delictivo, como por ejemplo, los lanzas que son atrapados por carabineros después de arrebatarle violentamente el montepío a un anciano se tiran al suelo en convulsiones dignas de un poseido adusiendo violencia excesiva para que los transeuntes los ayuden a escapar. Y por otro lado están los numerosos casos, ya olvidados por algunos, de supuestas victimas del gobierno militar (o dictadura si lo prefiere) que hicieron uso de muchos beneficios que realmente no merecian. Los extremos nunca son buenos, evaluemos las situaciones en su mérito.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?