#Ciudad

Valparaíso: autocrítica para cambiar el modelo

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El problema central es la actual Ley de Ordenanza y urbanismo y construcciones y las circulares de desarrollo urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo están fundadas bajo la lógica en donde los bienes privados están por sobre los bienes públicos

En el siglo XIX Agustín Edwards nos hablaba que si en Valparaíso existía la formula de 30° calor + 30% humedad + el viento 30 nudos, existirá un incendio difícil de controlar, dicho efecto letal nuevamente  trajo consigo extraoficialmente más de 2800 viviendas y  11,5 km de área afectada por un incendio entre el área urbana y rural de la ciudad, en suma debemos sacar como primera conclusión que las 49 quebradas de Valparaíso tienen carácter eruptivo, cualquiera sea origen del fuego en ellas siempre será incontrolable en todo el territorio, da lo mismo el lugar donde se instalen las viviendas ¿Por qué autoridades santiaguinas han culpado a los asentamientos irregulares como responsable?

A través de la prensa se visualiza desde una oficina de Santiago criticar los asentamientos en zonas de riesgo, pregunto ¿Sabrán desde el barrio alto donde se instalan Consultoras y Centro de Estudios que perder años de sacrificio y de vivir en una ciudad donde los pobres no eligen donde vivir y construir, entendiendo la importancia que generan como capital social el arraigo familiar dentro de los territorios?

El problema central es la actual Ley de Ordenanza y urbanismo y construcciones y las circulares de desarrollo urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo están fundadas bajo la lógica en donde los bienes privados están por sobre los bienes públicos, en donde además nadie es capaz de hacer una gestión del territorio urbano y rural y por cierto periurbano en donde se pueda equilibrar el crecimiento de la ciudad y de asentamientos irregulares a través de un verdadero rol del Estado con las autoridades locales en la planificación conjunta.

En este sentido, dentro de los últimos 20 años, alcaldes, que por cierto han legitimado por votos asentamientos irregulares, Directores de SERVIU, ni SEREMI MINVU han sido capaces de gestionar y tomar decisiones dentro de los territorios, los fundos y las quebradas actualmente son privadas, completamente ocupada por vegetación pirógena sin factibilidad sanitaria teniendo un Plan Regulador no actualizado desde 1986 y con una mirada sin respeto alguno del patrimonio local e histórico. Junto con esto actualmente y desde la dictadura los instrumentos de planificación  se encuentran reducidos a dictar 16 normas urbanísticas. En efecto si tenemos este marco jurídico e institucional ¿De qué nos extrañamos de esta tragedia?

Sin duda, el problema es el modelo el cual es fundado bajo la línea ideológica del libre mercado, donde reduce al Estado a una condición subsidiaria y de simple continuidad olvidando su rol fundamental en pensar y planificar ciudades, ante esto la Nueva Mayoría debe generar una autocrítica por ser cómplice de esta nula transformación y  profunda perpetuidad y administración de un modelo heredado desde la dictadura, es el momento para avanzar en un verdadero cambio, generando las condiciones de reforma a través de una nueva constitución que se fundamente en el derecho a la vivienda como un eje central.

Si queremos reformas profundas y que jamás vuelva ocurrir, en el corto plazo los ciudadanos deben movilizarse generando una mesa activa de trabajo con las autoridades, hay que recordar que el Plan Regulador vigente no tiene norma alguna de restricción por sobre la Avenida Alemania, por lo que no es de esperar que la acción de privados promueva la edificación en altura como una opción y que pueda tomar el Gobierno en la reconstrucción, desde ya debemos construir de manera conjunta los barrios destruidos.

Los porteños deben movilizarse por este cambio estructural, donde el cambio paradigmático planificador urbano esté en una visión donde el Estado sea  profundamente decidor en las inversiones que quieran hacerse cargo de las nuevas viviendas. No podemos esperar que los cambios y especialistas vengan de Santiago vengan a decirnos lo que hacer.

El cambio debe apuntar a ampliar la dotación de agua hasta la Pólvora, para esto las quebradas en vez de habitarlas  se deben tratar como reservorios públicos en donde se instale una vegetación nativa lo menos pirógena, generando un equilibrio ambiental y de espacios públicos barriales, hoy carentes debido a la hegemonía privada que todos debemos acabar, para que nunca más el mercado decida por nosotros.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de Abril

Creo que faltan sólo dos cosas importantes:

Por una parte se debe considerar que Valparaíso fue una ciudad que, diseñada por los ingleses, limitaba hasta Avenida Alemania. Desde ahí hacia arriba es agregado por decirlo de alguna forma. Si nos fijamos bien, las calles que van entre el centro de Valparaíso y Avda. Alemania son accesibles, en su mayoría amplias y bien distribuídas. En cambio, desde la avenida hacia arriba claramente hay un caos en el diseño de las calles, que son angostas, llenas de curvas y desordenadas, lo que provoca que muchas de estas no sean transitables ni accesibles. La gran mayoría de esos sectores se han ido poblando a partir de tomas que con los años se han ido regularizando.
Por otro lado, si miramos la geografía de la ciudad, nos podemos dar cuenta que está lleno de canales naturales que pasan entre cerro y cerro. Estos canales naturales eran los que en un principio mantenían la humedad natural de la forestación de Valparaíso. Canales que con la sobrepoblación y con la aparecida de los típicos basurales que se encuentran en muchas quebradas de la ciudad se han secado y/o disminuído su flujo natural, lo cual ha provocado que los bosques se hayan ido secando y esto obviamente favorece el surgimiento de incendios.

Espero que sea aporte a tu comentario. Saludos.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El intelectual contribuye a la toma de conciencia de la función histórica de la clase de la cual depende, pero a la vez entrega los elementos para que esta clase ejercite su hegemonía.
+VER MÁS
#Política

Gramsci y los intelectuales

¿Cuándo normalizamos pretender que hombres del mundo privado de una determinada área mejorarán la gestión del mundo público de esa misma competitiva área?
+VER MÁS
#Salud

Jaime Mañalich, el Gerente General ´en pausa`

Las miradas cortoplacistas de las izquierdas peleándose la coyuntura de una absurda autenticidad hegemónica, no dan el ancho en el inquietante panorama actual de regresión política,  global y local.
+VER MÁS
#Política

La ´izquierda boba`: el caso español (y chileno)

Sala Cuna (No) Universal
+VER MÁS
#Género

Proyecto de Ley de Sala Cuna ¿Universal?

Popular

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

En el momento que se comienza a pensar y usar su propia inteligencia en busca del libre albedrío, te vuelves peligroso para el sistema; peligroso para esas personas que están en el poder
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pensamientos desde el fondo de la estupidez global

No debe ser fácil para quienes creen ser dueños de la realidad y lo “posible”, que una vez más sea una política comunista la que venga a demostrar que no puede haber “consenso” cuando hay cierta ...
+VER MÁS
#Política

Camila Vallejo, la gran pesadilla de Piñera