#Ciudad

Una nueva Constitución que asegure el derecho a la ciudad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El derecho a la ciudad y al territorio deben estar garantizados por el Estado a través de una nueva Constitución.  La generación de oportunidades de justicia a través del territorio y la producción de condiciones de vida que no sólo sean dignas, sino que apunten hacia lograr un estado de satisfacción personal, son tópicos fundamentales en la construcción del futuro de Chile.

 

Desde el año 2011 que se ha instalado con fuerza la idea de realizar una nueva constitución para Chile, en la cual se aseguren diferentes derechos que apunten hacia construir una sociedad mas justa. Una nueva carta desarrollada en democracia podría permitir que todos los ciudadanos nos sintamos identificados con lo que se escriba en ella.

Esta condición abrió el apetito de diversos actores de la sociedad vinculados a la educación, salud, economía, medio ambiente, por mencionar algunos. Desde mi perspectiva disciplinar vinculada a la producción urbana y territorial, también resulta altamente relevante incorporar algunos principios en esta potencial nueva carta fundamental. A mi parecer, es vital establecer como deber  del Estado asegurar el que se cumpla con el derecho a la ciudad y al territorio.

Revisando en detalle la actual Constitución, en el artículo primero se establece que “El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible”. La alusión a la promoción del bien común se contradice con la ausencia total de conceptos tales como recursos naturales, vivienda o espacio publico, los cuales simplemente no se mencionan y resultan ser la manifestación física de la construcción del bien común en sociedad. Por otro lado, la palabra ciudad se menciona una sola vez, en el Artículo 60; el cual establece que la ciudad donde reside el Presidente, el Congreso Nacional y el poder judicial  son materias de ley. Es decir, nada referido a la ciudad como generadora de oportunidades y justicia social.

Siguiendo con la crítica a la carta actual, el concepto “Territorio” aparece 32 veces, pero en ninguna mención se hace referencia a que los chilenos tenemos derecho a gestionar y decidir o incidir en el modo en que se producen transformaciones territoriales. Surge entonces la pregunta: ¿Qué tan nuestro es el territorio? ¿Qué tanto nos pertenecen nuestras ciudades?

El derecho a la ciudad y al territorio deben estar garantizados por el Estado a través de una nueva Constitución.  La generación de oportunidades de justicia a través del territorio y la producción de condiciones de vida que no sólo sean dignas, sino que apunten hacia lograr un estado de satisfacción personal, son tópicos fundamentales en la construcción del futuro de Chile.

Algunos de los aspectos específicos que se podrían garantizar son:

– El Estado debe validar las organizaciones locales que democráticamente se coordinan para decidir sobre el destino que el territorio especifico en el que habitan,

– Es responsabilidad del Estado facilitar que todos los chilenos tengan acceso a todos los lugares del territorio nacional sin depender de las capacidades económicas de cada uno de sus ciudadanos,

– El territorio y las ciudades son espacios colectivos que le pertenecen a sus habitantes,

– Es deber del Estado garantizar que la explotación del territorio para fines comerciales beneficie social, económica y culturalmente a aquellas localidades donde se realizan los procesos en primer orden y a toda la nación en segundo orden,

– El Estado creará instituciones capaces de gestionar y coordinar situaciones de orden multisectorial para casos en los que la gestión de la ciudad y el territorio se vean afectados, con el motivo de promover soluciones integrales,

– El Estado debe garantizar que todos los ciudadanos chilenos tienen acceso a una vivienda de calidad, y

– Es deber del Estado garantizar y promover la construcción y mantención de espacios públicos de calidad que enriquezcan el encuentro entre sus ciudadanos.

La lista sigue y muchas otras ideas se pueden sacar de la “Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad”.

En resumen, es muy importante la inclusión de principios como estos, resguardando el derecho a la ciudad mediante esta nueva enmienda.  La creación de  mecanismos de gestión territorial, la participación en procesos de toma de decisión y entender que las ciudades son organismos fundamentales para producir equidad social, resultan fundamentales a la hora de pensar en un Chile justo y democrático.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!