#Ciudad

Una nueva Constitución que asegure el derecho a la ciudad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El derecho a la ciudad y al territorio deben estar garantizados por el Estado a través de una nueva Constitución.  La generación de oportunidades de justicia a través del territorio y la producción de condiciones de vida que no sólo sean dignas, sino que apunten hacia lograr un estado de satisfacción personal, son tópicos fundamentales en la construcción del futuro de Chile.

 

Desde el año 2011 que se ha instalado con fuerza la idea de realizar una nueva constitución para Chile, en la cual se aseguren diferentes derechos que apunten hacia construir una sociedad mas justa. Una nueva carta desarrollada en democracia podría permitir que todos los ciudadanos nos sintamos identificados con lo que se escriba en ella.

Esta condición abrió el apetito de diversos actores de la sociedad vinculados a la educación, salud, economía, medio ambiente, por mencionar algunos. Desde mi perspectiva disciplinar vinculada a la producción urbana y territorial, también resulta altamente relevante incorporar algunos principios en esta potencial nueva carta fundamental. A mi parecer, es vital establecer como deber  del Estado asegurar el que se cumpla con el derecho a la ciudad y al territorio.

Revisando en detalle la actual Constitución, en el artículo primero se establece que “El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible”. La alusión a la promoción del bien común se contradice con la ausencia total de conceptos tales como recursos naturales, vivienda o espacio publico, los cuales simplemente no se mencionan y resultan ser la manifestación física de la construcción del bien común en sociedad. Por otro lado, la palabra ciudad se menciona una sola vez, en el Artículo 60; el cual establece que la ciudad donde reside el Presidente, el Congreso Nacional y el poder judicial  son materias de ley. Es decir, nada referido a la ciudad como generadora de oportunidades y justicia social.

Siguiendo con la crítica a la carta actual, el concepto “Territorio” aparece 32 veces, pero en ninguna mención se hace referencia a que los chilenos tenemos derecho a gestionar y decidir o incidir en el modo en que se producen transformaciones territoriales. Surge entonces la pregunta: ¿Qué tan nuestro es el territorio? ¿Qué tanto nos pertenecen nuestras ciudades?

El derecho a la ciudad y al territorio deben estar garantizados por el Estado a través de una nueva Constitución.  La generación de oportunidades de justicia a través del territorio y la producción de condiciones de vida que no sólo sean dignas, sino que apunten hacia lograr un estado de satisfacción personal, son tópicos fundamentales en la construcción del futuro de Chile.

Algunos de los aspectos específicos que se podrían garantizar son:

– El Estado debe validar las organizaciones locales que democráticamente se coordinan para decidir sobre el destino que el territorio especifico en el que habitan,

– Es responsabilidad del Estado facilitar que todos los chilenos tengan acceso a todos los lugares del territorio nacional sin depender de las capacidades económicas de cada uno de sus ciudadanos,

– El territorio y las ciudades son espacios colectivos que le pertenecen a sus habitantes,

– Es deber del Estado garantizar que la explotación del territorio para fines comerciales beneficie social, económica y culturalmente a aquellas localidades donde se realizan los procesos en primer orden y a toda la nación en segundo orden,

– El Estado creará instituciones capaces de gestionar y coordinar situaciones de orden multisectorial para casos en los que la gestión de la ciudad y el territorio se vean afectados, con el motivo de promover soluciones integrales,

– El Estado debe garantizar que todos los ciudadanos chilenos tienen acceso a una vivienda de calidad, y

– Es deber del Estado garantizar y promover la construcción y mantención de espacios públicos de calidad que enriquezcan el encuentro entre sus ciudadanos.

La lista sigue y muchas otras ideas se pueden sacar de la “Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad”.

En resumen, es muy importante la inclusión de principios como estos, resguardando el derecho a la ciudad mediante esta nueva enmienda.  La creación de  mecanismos de gestión territorial, la participación en procesos de toma de decisión y entender que las ciudades son organismos fundamentales para producir equidad social, resultan fundamentales a la hora de pensar en un Chile justo y democrático.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Kast y la derecha están preparando al futuro ciudadano, carente de aquellos modelos, y buscan asemejar identidades sin dimensiones políticas, ciudadanos no interesados en las transformaciones sociales
+VER MÁS
#Política

El triunfo de la inmediatez en la guerra de José Antonio Kast

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado

Popular

En Chile el apellido tiene un poder predictivo relevante en los ingresos. La estratificación social es persistente. En otras palabras, hay una cierta movilidad social, pero con techo.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Meritocracia chilena ABC1: Perpetuidad de privilegios

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado