#Ciudad

Un plan AUGE de la ciudad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Una muestra de la desigualdad en la ciudad, es la asimétrica distribución de bienes públicos y privados en uno y otro sector de la urbe, ya sea por el número de carabineros, áreas verdes o farmacias por habitantes, o por los diversos grados de calidad del transporte público. No es posible, por ejemplo, que en comunas como Quilicura los vecinos demoren más de 45 minutos en solo poder salir de su comuna para dirigirse a sus trabajos.

Los altos niveles de desigualdad que existen en Chile tienen una expresión muy aguda en las ciudades, pues el tejido social se entrelaza con el territorio, convirtiéndolas en unas de las más segregadas de los países de la OCDE.

En el caso de nuestro país, las ciudades se han conformado con la suma de calles, viviendas, empresas, comercio, servicios públicos, iluminación, desarrollo inmobiliario, etc., donde cada uno de estos puntos funcionan sin relación entre sí y en donde el factor económico juega un rol preponderante.

Esto ha terminado por constituir ciudades segregadas, que reproducen y refuerzan la desigualdad, fomentan la desconfianza entre los habitantes, facilitan la discriminación y generan distintos niveles de calidad de vida, además, de dar paso a la formación de guetos que hoy son fuertemente estigmatizados.

Una muestra de la desigualdad en la ciudad, es la asimétrica distribución de bienes públicos y privados en uno y otro sector de la urbe, ya sea por el número de carabineros, áreas verdes o farmacias por habitantes, o por los diversos grados de calidad del transporte público. No es posible, por ejemplo, que en comunas como Quilicura los vecinos demoren más de 45 minutos en solo poder salir de su comuna para dirigirse a sus trabajos.

Tenemos que generar un cambio de paradigma para poder producir igualdad en nuestras ciudades. Creemos firmemente que se puede construir ciudades justas. Por eso, desde hace varios años un conjunto de organizaciones venimos proponiendo el AUGE de la ciudad, una herramienta que permita garantizar por ley estándares por habitantes y por barrios, en distintas áreas como conectividad, servicios de calidad en salud, educación y vivienda, áreas verdes y seguridad, entre tantas otras. Debemos contar con ciudades, en las cuales el lugar donde se viva no determine la calidad de vida de sus habitantes ni sus posibilidades de desarrollo personal.

Valoramos que la Comisión Asesora Presidencial de Desarrollo Urbano haya acogido la propuesta de fijar estándares por habitantes en el territorio. El AUGE de la ciudad se puede lograr y esperamos que pronto sea una realidad en nuestro país.

Esto nos permitirá crear ciudades justas, donde el Estado y su institucionalidad tienen el deber de lograr niveles de equidad. Lo que debemos hacer ahora es socializar esta propuesta, y con participación ciudadana, definir los estándares a garantizar en nuestro país.

Nuestra convicción es que para construir una ciudad justa es necesario conciliar cuatro grandes voluntades: decisión política, participación ciudadana, conocimiento experto y la acción de los privados.

Necesitamos que las autoridades nacionales generen las políticas públicas que se requieren, que las autoridades locales se sumen a este esfuerzo y es imprescindible que se legisle adecuadamente. Pero este proceso solo alcanzará su objetivo con verdadera participación ciudadana. Tiene que existir espacio para que los movimientos y organizaciones sociales, juntas de vecinos, el tercer sector y los vecinos hagan escuchar su voz.

Sin duda que los expertos como urbanistas y arquitectos tienen mucho que aportar pero a la vez para lograr este gran objetivo se requiere de otros conocimientos complementarios de las ciencias sociales y de especialistas en desarrollo sustentable.

No se puede olvidar la acción de la empresa privada, considerando no solo a constructoras e inmobiliarias sino también a todas las que ofrecen bienes y servicios, a las que generan empleo, a las Pymes y emprendedores.

Finalmente, para lograr el AUGE de la ciudad es fundamental establecer prioridades en las áreas a cubrir y horizontes de tiempo acotados.

Estamos trabajando con fuerza para lograr la ciudad justa con la voluntad efectiva de todos los actores involucrados.

———

Foto: Claudio Olivares / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador

Mientras que la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades otorga el carácter de meros “administradores” a los municipios sobre el territorio y el quehacer comunal, las prácticas de estos “muni ...
+VER MÁS
#Municipales

Administradores v/s Gobiernos Locales, moviendo los límites de lo posible