#Ciudad

Santiago: la ciudad invisible

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hemos aprendido a inventariar las sombras del progreso, develar las más temibles conspiraciones globales. Ocupamos tanto tiempo en difundir diagnósticos letales, el fin del mundo parece más cerca que el inicio de otra era

En la ciudad invisible, un piano detiene la prisa de los transeúntes, abre sus oídos absortos, inventa una atmósfera irreal. El tiempo agudo, incesante, hace una pausa. Sonríe, se une a un coro de miradas fugaces, una manada furiosa repentinamente atada a un sitio frágil donde la música reemplaza las velocidades cambiantes de los automovilistas. Todo lo demás sigue su curso, el semáforo y sus tiempos imperturbables, el cliente que toma su número para ser atendido en la farmacia, el caballero que pide un café en una barra sitiada por espejos.

Era un día corriente, de aquellos que no quedan en la retina de nadie. Esos fragmentos que Jorge Teillier sabe unir con una eternidad poderosa; esos lugares huérfanos de un destino magnífico y encomiable. Simple y ligero, un día calendario fijado en el mes que le corresponde desde siempre. Pero a veces, la rutina sabe torcer la premonición de sus actos, es que algo en el azar esconde una traición ladina y perezosa que invade inesperadamente la vida común y corriente de todos los días.

De pronto, aparecieron músicos avezados en un lugar donde abundan consumidores colegiados, peatones apurados, comerciantes trasladando su mercancía. Como caídos del cielo, o sembrados de pronto en la superficie, ellos se sentaron y luego de practicar unos segundos, interpretaron una canción que todos pudimos escuchar, mientras algo en nosotros se alegraba de estar ahí, de permanecer abrazados a un momento gentil y humano, demasiado humano.

Algo tan simple como un piano, puesto en la ciudad como una provocación fabricada en esa agenda tediosa llena de metas y propósitos, logra detener la barbarie del tiempo incesante, las preocupaciones diarias de los modernos ciudadanos del siglo XXI. La geografía definitiva de una capital acostumbrada a silenciar la belleza que contiene, los testimonios personales de tantas rebeldías culturales en el metro, la micro y los graffitis. Demasiadas voces estrenando nuevas expresiones en medio de esa civilización extrañamente civilizatoria.

Ahora no está. El piano se ha ido y no veo los músicos que seguramente transitan clandestinamente por el paseo Ahumada. Ahora un señor vende maní confitado donde hace algunas semanas un asombro verídico vencía a los transeúntes. Allí, detrás de una amplia vitrina permanece impávido el mismo maniquí esta vez con una renovada tenida en la fría estación de invierno.

Con frecuencia no miramos el destello que nos aguarda en la calle, lo que la ciudad es capaz de hacer para torcer la curva premeditada de los acontecimientos. En esta geografía urbana, llena de muros reales y simbólicos, algo estalla en los ojos, maravillosamente, de vez en cuando, casi. Empuja el sentido de lo posible, escruta lo que parece inmutable; esconde una fuerza delicadamente poderosa.

Hemos aprendido a inventariar las sombras del progreso, develar las más temibles conspiraciones globales. Ocupamos tanto tiempo en difundir diagnósticos letales, el fin del mundo parece más cerca que el inicio de otra era. En esta ciudad invisible que permanece porfiadamente en la superficie hay signos de sobrevivencia, de una aguda resistencia, valiente y febril, que nos vuelve a conectar con la felicidad que anhelamos construir en el presente.

TAGS: Música Peatones Santiago

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

El ser humano dividido dentro de sí es más fácilmente manipulado y controlado, al tiempo que cae mayormente en la desesperación, dando pie a nuevas maneras de generar dinero, o de mercantilizar la propi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los mercaderes de la desesperación

Un cambio en la dirección política no solo es absolutamente necesario, también es parte de un sistema democrático en donde las mayorías deciden y participan
+VER MÁS
#Política

Aves de mal agüero

En Chile existe una alta tasa de embarazos no deseados, asimismo las cifras de contagio de enfermedades de transmisión sexual también son muy elevadas, situación que ha empeorado con la pandemia.
+VER MÁS
#Educación

Educación sexual, la educación que nos falta

Se entiende por ingreso básico a un pago periódico en efectivo entregado incondicionalmente a todos de manera individual, sin los requisitos de probar los bienes que se poseen o el trabajo que se realiza.
+VER MÁS
#Trabajo

¿Cómo encarar el tema del empleo en el próximo futuro?

Popular

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza