#Ciudad

Los pasos a seguir de la electromovilidad en Chile y Valparaíso

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las nuevas tecnologías permitieron que la movilidad de la personas por la vía, tanto del transporte público como por la vía del transporte privado, utilizarán motores de combustión con sistemas de catalización capaces de reducir emisión, así como también motores de ciclo combinado entre combustión y electricidad. Esto a su vez, derivo en la generación de motores eléctricos de cero emisión y particularmente en el caso de Santiago la futura utilización de 100 buses eléctricos de cero emisión para el transporte público.

En Chile, el 22 % de los gases de efecto invernadero son generados o derivan del transporte, para su reducción es importante acoger los objetivos que propone la agenda de Naciones Unidas para el 2030 que considera entre ellos, el uso de energía asequible y no contaminante, además de mantener ciudades y comunidades sustentables. Los dos objetivos anteriores, establecen como compromiso el uso de energías limpias y la reducción de emisiones, es por ello que los desafíos de electromovilidad en Chile son de interés público.


La electromovilidad es una oportunidad de crecimiento y reactivación económica, además se debe considerar que lo proyectado para el 2050

Abrirse a la industria de la electromovilidad en Chile hace pensar en una política pública que favorezca la inversión por la vía de incentivos tributarios con la finalidad de poder generar los ya acostumbrados 160.000 empleos anuales que la economía nacional generaba en momentos anteriores. En este sentido la electromovilidad es una oportunidad de crecimiento económico y reactivación económica tanto para el país en general como para las regiones en particular.

Los beneficios tributarios también deben apuntar a la reducción de costos de adquisición de las nuevas tecnologías de cero emisión, ya sea para trolebuses, buses electivos, automóviles eléctricos, motocicletas eléctricas y bicicletas entre otros ciclos. A su vez, dichos beneficios tributarios deben favorecer la inversión y el emplazamiento de compañías en el país que tengan como objetivos el desarrollo de la industria de baterías de litio y la generación de infraestructura para las cargas eléctricas.

Chile posee los yacimientos de litio más importantes del mundo, así pues la electromovilidad es una oportunidad de crecimiento y reactivación económica, además se debe considerar que lo proyectado para el 2050, es que el 40% de los automóviles livianos en Chile serán totalmente eléctricos, así como el 100% del transporte público.

La región de Valparaíso era el futuro con sus trole-buses con emisión cero, fueron pioneros en electromovilidad,  un desafío es invertir en la extensión de los recorridos y aumentar su frecuencia, pues se puede conseguir una ciudad más amable y sustentable, desarrollando aún más el turismo e inscribiendo a Valparaíso dentro de las ciudades  más limpias y amigables del mundo, como por ejemplo la ciudad de San Francisco de California que todavía mantiene su infraestructura de trole-buses y va en la dirección de la electromovilidad y sustentabilidad ambiental.

En el caso de Valparaíso sería un error eliminar la infraestructura de cables de los trole-buses. En este caso, se debe refaccionar e incluso darle exclusividad al menos al interior del centro de Valparaíso y los recorridos existentes. En el caso de Santiago fue un error eliminar la  infraestructura de troles-buses. Las infraestructuras no se deben eliminar, sino actualizarse.

Por otra parte con la puesta en marcha de energías renovables no convencionales eléctricas se podría llegar a una electromovilidad realmente de emisión cero si se considera la trazabilidad desde la generación eléctrica por ejemplo solar hasta la puesta en marcha del trolebús o bus eléctricos.

TAGS: #Electromovilidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.