#Ciudad

La peor de las perezas (o hay vida más allá de los posteos)

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hace pocos días falleció Jesús Quintero.  El dato, muy plausiblemente, no debiera ser de interés de nadie.  Por lo menos en este lado del planeta y, más aún, en este pedazo del fin del mundo.  Y así fue, ni en Aysén ni en Chile hubo funerales, banderas a media asta ni panegíricos en su honor.

Falleció Quintero el 3 de octubre.  Tenía él 82 años.  Algo más que la media mundial había ya vivido.  Algunas vivencias tenía.  Murió en Cádiz, en su Andalucía y España natal.  Nada, más allá de la conmemoración por estos días del primer contacto supuestamente oficial entre los pueblos originarios de América del Sur y los europeos, podría vincular a este periodista, director y presentador de la radio y TV hispana con nuestra realidad. Con nuestros intereses.


La vida, la realidad, aunque nos las pinten de colores, son complejas.  Por ello requieren acercamientos complejos.  Y respuestas (si las hay) también.  La idea de que todo se resuelve con pulgar hacia arriba, pulgar hacia abajo, no sólo es irresponsable, también denota pereza.

Hace algunos años Quintero, entrevistador de fuste y excéntrico, conocido en su tierra como “El loco de la Colina”, traspasó fronteras con un monólogo que se despachó sobre uno de los sinos de la sociedad actual: la ignorancia.  Por aquellas palabras, es preciso reconocer, llegué a saber de su persona.  Antes y después de su muerte el registro se hizo viral.

Siempre ha habido analfabetos, pero la cultura y la ignorancia siempre se habían vivido como una vergüenza” partió diciendo hace 11 años en su programa “El loco soy yo”, emitido por Canal Sur 2 de Andalucía.  Lo que siguió fue un torbellino de ideas en contra del orgullo con que algunos y algunas flamean su falta de conocimientos.

El tema no es fácil.

La división entre ignorantes y sabelotodo, cultos y rústicos, doctos e iletrados, se ha utilizado sistemáticamente en distintas sociedades como medio de dominación y control.  De segregación, donde comúnmente han sido los desposeídos los que han quedado a la vera del camino en un ciclo sinfín: al no tener oportunidades no acceden a formación y educación habilitante; al no tener formación y educación, no acceden a oportunidades.  Son los Sísifo de la humanidad, los que no tienen espacio en lo que entendemos por modernidad.

Pero Quintero no aludió a aquellos.  Y lo dejó bien en claro.

Nunca como ahora la gente había presumido de no haberse leído un puto libro en su jodida vida, de no importarle nada que pueda oler levemente a cultura o que exija una inteligencia mínimamente superior a la del primate” espetó.  E hizo el contrapunto con la ignorancia de antaño: “Los analfabetos de hoy son los peores porque, en la mayoría de los casos, han tenido acceso a la educación. Saben leer y escribir pero no ejercen”.

En su reflexión, no quedan fuera los medios: “La televisión cada vez se hace más a su medida. Las parrillas de los distintos canales compiten en ofrecer programas pensados para una gente que no lee, que no entiende, que pasa de la cultura, que quiere que la diviertan o que la distraigan, aunque sea con los crímenes más brutales o con los más sucios trapos de portera”.

Aclaremos, un principio básico de la sociedad libre es que cada uno debe buscar la felicidad a su manera. Tal debiera ser un derecho garantizado a todo evento… si no fuera porque vivimos en contacto con otras personas y con otras vidas.  Porque en el espacio colectivo, en el escenario natural, nuestras particulares opciones pueden afectar a las y a los demás.

Hace un tiempo escribí que ya no me bastaba, como padre, anhelar y colaborar con que mi hijo fuera feliz.  Que me importaba que en esta pesquisa incorporara la necesidad de que los demás también lo fueran.  Satisfacerse a costa -no con- el resto, no es una aspiración éticamente loable.

Todos somos ignorantes, claro está. El conocimiento es demasiado ancho y ajeno para pretender alcanzar la totalidad de saberes, interés que además de iluso sería la muerte de uno de los motores de la humanidad: la curiosidad.  Porque lo perfecto no muta: cualquier movimiento le llevaría a la imperfección.

Pero de aquello no trata este artículo.  Apunta a los conocimientos requeridos para ampliar los horizontes, más allá de nuestro ombligo personal.

En ese lugar-estante donde permanecen los clásicos que nos relatan los dilemas de los de ayer, muchas veces similares a los de hoy.  Algo podemos aprender ahí de los errores ajenos, de antaño, de los que nos trajeron hasta acá.  Porque los clásicos, en el fondo, son una ventana a las llagas siempre abiertas de la humanidad.

En ese lugar-anaquel donde encontramos los debates colectivos de nuestra comunidad, los que nos involucran y afectan.  Para no ser los idiotas del presente, apelativo que en la Grecia original se daba a aquellos despreocupados de los asuntos públicos, sólo enfocados en lo que a ellos beneficiaba.  El individualismo mucho tiene de aquello.

En ese lugar-cobijo donde está la abstracción, la creación personal qué compartir para ampliar las miradas colectivamente.  Donde la comunicación real aparece, la de hacer en común con sentido.

Esos espacios hoy no son visitados y, peor aún, son rechazados por muchos y muchas.  Es, en la práctica, la muerte de la reflexión, sustento del populismo neoliberal.  Para quienes de seguro Gabriela Mistral era floja, Aristóteles un vago, Neruda un ocioso.  Porque no producían riqueza material, sólo se dedicaban a pensar.

A ellos criticó Jesús Quintero: “El mundo entero se está creando a la medida de esta nueva mayoría, amigos.  Todo es superficial, frívolo, elemental, primario… para que ellos puedan entenderlo y digerirlo. Esos son socialmente la nueva clase dominante, aunque siempre será la clase dominada, precisamente por su analfabetismo y su incultura, la que impone su falta de gusto y sus morbosas reglas”.

La vida, la realidad, aunque nos las pinten de colores, son complejas.  Por ello requieren acercamientos complejos.  Y respuestas (si las hay) también.  La idea de que todo se resuelve con pulgar hacia arriba, pulgar hacia abajo, no sólo es irresponsable, también denota pereza.  Una de la que nos alertó Quintero hace una década atrás y que tiene mucha relación con nuestro aquí actual: la pereza de pensar.

TAGS: #SociedadModerna Conocimiento

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

La excepción de seguridad de la nación, presente en la Carta Fundamental como uno de los casos en que se permite el secreto por ley de quórum calificado, para mantener la reserva de información, debe se ...
+VER MÁS
#Política

Artículo 8° CPR: Comentario sobre una solicitud a las FF.AA.

En su natal San Juan Chamelco, Alta Verapaz, Guatemala, vestía su indumentaria indígena, en los campos de manzanas usa pantalón de lona. Su ropa de Guatemala sólo la usa para eventos especiales, dejó d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un día tranquilo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?