#Ciudad

La ciudad democrática y la impugnación pública

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La lucha por el derecho a la ciudad en Chile lentamente comienza a aparecer en la agenda pública con el paro de los recolectores de basura, transporte público, acceso a la vivienda, ocupación de espacios comunes o incluso mediante la tenencia responsable de mascotas. Es de esperar que las autoridades asuman pronto el desafío de facilitar la producción de ciudades democráticas, antes que lleguemos a instancias extremas, como las ocurridas en el Gezi Park de Estambul.

“Este es un llamado a des-sublimar y descolonizar lo político o, mas bien, a re-conquistar lo político desde lo social, en otras palabras, una re-invención del gesto propiamente político a partir de la clara des-politización afectada por lo post-político y post-democrático”. Eric Swyngedouw, 2011

Las ciudades son el campo donde tienen lugar las luchas propias de una sociedad democrática sana. En las calles y parques se desarrolla la tensión entre la autoridad y la ciudadanía, lo que ha sido claramente expresado en los eventos ocurridos en Egipto, Brasil, Chile y Turquía, por mencionar solo algunos. La reconquista de la que habla Swyngedouw es parte de la lógica de ocupación del espacio publico en ciudades contemporáneas, y la impugnación hacia las decisiones de la autoridad en estos lugares, les otorga un sentido y construye un relato de la relación entre representante y representado.

En una ciudad neoliberal, la ciudadanía tiende a defender y defenderse en el espacio publico, es el hábitat natural de la sociedad civil y la depredación del entorno por parte del mercado, desencadena reacciones colectivas en defensa de lo público.

Lo que ha ocurrido en el Gezi Park de Estambul, es una clara señal de esta idea, donde los ciudadanos se levantan para defender su espacio mediante procesos de impugnación hacia la autoridad. La que le ha facilitado al mercado la depredación de estas áreas públicas. Este caso en particular expone la falta de métodos democráticos para gestionar el suelo urbano; a la vez que deja manifiesto el poder colectivo de la ciudadanía cuando se siente pasada a llevar en alguno de sus derechos fundamentales, como lo es el derecho a la ciudad.

La ciudad es una enorme fuente de recursos, los cuales deberían ser administrados de manera equitativa por la autoridad de turno, con el motivo de posibilitar el libre acceso a las oportunidades que ésta ofrece. Sin embargo cuando quien está a cargo de administrar la ciudad solo considera factores mercantiles para decidir, la sociedad civil queda condenada a disfrutar de los residuos que deja el proceso de desarrollo urbano. Cuando esto ocurre, es sano que la ciudadanía reaccione y exprese enérgicamente su malestar, con el fin de equilibrar la balanza de las oportunidades.

La producción de una ciudad democrática se debería basar en acuerdos y desacuerdos, en consensos y disensos. Ante la falta de instrumentos de desarrollo urbano que faciliten una participación equilibrada de actores sociales, económicos y políticos en los procesos de producción espacial, la impugnación pública estará siempre presente para suplir estas carencias. En Chile, donde llevamos años inmersos en un proceso de democratización, cabe preguntarse que tan balanceado ha sido el procesos de producción urbana desde 1990 hasta la fecha y que tan democráticas son nuestras ciudades. La lucha por el derecho a la ciudad en Chile lentamente comienza a aparecer en la agenda pública con el paro de los recolectores de basura, transporte público, acceso a la vivienda, ocupación de espacios comunes o incluso mediante la tenencia responsable de mascotas. Es de esperar que las autoridades asuman pronto el desafío de facilitar la producción de ciudades democráticas, antes que lleguemos a instancias extremas, como las ocurridas en el Gezi Park de Estambul.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
kcoman

05 de Noviembre

muy interesante.” la sociedad civil queda condenada a disfrutar de los residuos que deja el proceso de desarrollo urbano”. me pregunto que validez tienen esos espacios publicos a modo de interlocucion indirecta o bakgrounds al momento de ser ocupados en forma de protesta, considerando a mi parecer que el ‘espacio’ en el procesos de produccion y los poderes que facilitaron su aparicion en lo ‘publico’ son espacios mas bien restringidos y privados.( ligado a lo mercantil, como a lo politico y a lo ideologico). Asi por consecuencia vivimos mas en el lado del consumidor( si se quiere ver en lo mercantil) viviendo el aftermath, en los residuos de procesos que no han sido necesariamente abiertos. talves habra que pensar como reinterpretar o ‘reciclar’ esos residuos. asi probablmente redefinir lo publico y por ende la ciudad.slds.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El costo asociado al consumo de carne animal es inmenso y es un valor que no va incluido en su precio y que hoy pagamos con el cambio climático.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Con sobrepoblación, consumir carne es un lujo demasiado costoso

El carabinero acusado del crimen del comunero Catrillanca ya no se presenta como Batman, ufano, adrenalínico y seguro como se le veía en aquel video de celular en plena detención. Ya no es el Caballero d ...
+VER MÁS
#Política

El desinformante

Solo me cabe certificarlo, Brasil es gobernado por un individuo ignorante y vulgar. Nada de la complejidad de la vida y de las problemáticas que enfrenta el mundo y su patria es del interés del actual pre ...
+VER MÁS
#Internacional

Bolsonaro y la irrupción del fascismo escatológico

Es necesario que los distintos actores del sistema asuman su responsabilidad con los cientos de niños bajo orden de búsqueda y recogimiento que son invisibles a la protección efectiva del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

La deuda de Chile con su infancia

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11