#Ciudad

La ciudad democrática y la impugnación pública

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La lucha por el derecho a la ciudad en Chile lentamente comienza a aparecer en la agenda pública con el paro de los recolectores de basura, transporte público, acceso a la vivienda, ocupación de espacios comunes o incluso mediante la tenencia responsable de mascotas. Es de esperar que las autoridades asuman pronto el desafío de facilitar la producción de ciudades democráticas, antes que lleguemos a instancias extremas, como las ocurridas en el Gezi Park de Estambul.

“Este es un llamado a des-sublimar y descolonizar lo político o, mas bien, a re-conquistar lo político desde lo social, en otras palabras, una re-invención del gesto propiamente político a partir de la clara des-politización afectada por lo post-político y post-democrático”. Eric Swyngedouw, 2011

Las ciudades son el campo donde tienen lugar las luchas propias de una sociedad democrática sana. En las calles y parques se desarrolla la tensión entre la autoridad y la ciudadanía, lo que ha sido claramente expresado en los eventos ocurridos en Egipto, Brasil, Chile y Turquía, por mencionar solo algunos. La reconquista de la que habla Swyngedouw es parte de la lógica de ocupación del espacio publico en ciudades contemporáneas, y la impugnación hacia las decisiones de la autoridad en estos lugares, les otorga un sentido y construye un relato de la relación entre representante y representado.

En una ciudad neoliberal, la ciudadanía tiende a defender y defenderse en el espacio publico, es el hábitat natural de la sociedad civil y la depredación del entorno por parte del mercado, desencadena reacciones colectivas en defensa de lo público.

Lo que ha ocurrido en el Gezi Park de Estambul, es una clara señal de esta idea, donde los ciudadanos se levantan para defender su espacio mediante procesos de impugnación hacia la autoridad. La que le ha facilitado al mercado la depredación de estas áreas públicas. Este caso en particular expone la falta de métodos democráticos para gestionar el suelo urbano; a la vez que deja manifiesto el poder colectivo de la ciudadanía cuando se siente pasada a llevar en alguno de sus derechos fundamentales, como lo es el derecho a la ciudad.

La ciudad es una enorme fuente de recursos, los cuales deberían ser administrados de manera equitativa por la autoridad de turno, con el motivo de posibilitar el libre acceso a las oportunidades que ésta ofrece. Sin embargo cuando quien está a cargo de administrar la ciudad solo considera factores mercantiles para decidir, la sociedad civil queda condenada a disfrutar de los residuos que deja el proceso de desarrollo urbano. Cuando esto ocurre, es sano que la ciudadanía reaccione y exprese enérgicamente su malestar, con el fin de equilibrar la balanza de las oportunidades.

La producción de una ciudad democrática se debería basar en acuerdos y desacuerdos, en consensos y disensos. Ante la falta de instrumentos de desarrollo urbano que faciliten una participación equilibrada de actores sociales, económicos y políticos en los procesos de producción espacial, la impugnación pública estará siempre presente para suplir estas carencias. En Chile, donde llevamos años inmersos en un proceso de democratización, cabe preguntarse que tan balanceado ha sido el procesos de producción urbana desde 1990 hasta la fecha y que tan democráticas son nuestras ciudades. La lucha por el derecho a la ciudad en Chile lentamente comienza a aparecer en la agenda pública con el paro de los recolectores de basura, transporte público, acceso a la vivienda, ocupación de espacios comunes o incluso mediante la tenencia responsable de mascotas. Es de esperar que las autoridades asuman pronto el desafío de facilitar la producción de ciudades democráticas, antes que lleguemos a instancias extremas, como las ocurridas en el Gezi Park de Estambul.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
kcoman

05 de Noviembre

muy interesante.” la sociedad civil queda condenada a disfrutar de los residuos que deja el proceso de desarrollo urbano”. me pregunto que validez tienen esos espacios publicos a modo de interlocucion indirecta o bakgrounds al momento de ser ocupados en forma de protesta, considerando a mi parecer que el ‘espacio’ en el procesos de produccion y los poderes que facilitaron su aparicion en lo ‘publico’ son espacios mas bien restringidos y privados.( ligado a lo mercantil, como a lo politico y a lo ideologico). Asi por consecuencia vivimos mas en el lado del consumidor( si se quiere ver en lo mercantil) viviendo el aftermath, en los residuos de procesos que no han sido necesariamente abiertos. talves habra que pensar como reinterpretar o ‘reciclar’ esos residuos. asi probablmente redefinir lo publico y por ende la ciudad.slds.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador