#Ciudad

Gobiernos Metropolitanos, una oportunidad cercana

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Contar con ciudades socialmente más integradas y con estándares aceptables de desarrollo urbano depende en gran medida de la institucionalidad que éstas tengan. En ese aspecto, la tarea está pendiente y la oportunidad existe.

Las recientes catástrofes que han afectado a nuestro país, como es el caso del gran incendio de Valparaíso, una vez más han hecho evidente la necesidad de contar con mayor coordinación entre los servicios públicos a nivel local. El uso de facultades constitucionales para la nominación de delegados presidenciales nace también de la premisa de disponer de una autoridad que coordine la acción del Estado, pero lamentablemente está acotada a un período transitorio y carece de competencias propias.

En contraste y dentro de un anhelo más permanente, muchas ciudades de nuestro país requieren de una visión más integrada y coordinada de las potestades públicas que inciden en ellas. El hecho que su territorio exceda de la jurisdicción de una sola comuna dificulta su administración, ya que ésta se diluye dentro del poder de acción de distintas autoridades y de las propuestas de desarrollo de los municipios que la componen.

Existiendo esbozos de soluciones para el problema expuesto, mediante una reforma constitucional del año 2009 se incorporó la posibilidad de dictar una ley orgánica constitucional para regular la administración de áreas metropolitanas y de transferir competencias a los gobiernos regionales, facultad que sólo en el último caso tiene posibilidades de concretarse prontamente ya que existe un proyecto de ley en trámite que busca detallar su procedimiento[1]. Si dicho proyecto se transforma en ley y en la medida que se cumplan los requisitos establecidos al efecto, los gobiernos regionales podrán crear entidades administrativas para materias como el ordenamiento territorial, las obras públicas y el transporte en sus territorios.

Sin embargo, aún está pendiente definir que tipo de entidad administrará las áreas metropolitanas del país, ya que resulta necesario que las grandes unidades urbanas como Valparaíso, Santiago y Concepción determinen a través de una autoridad sus instrumentos de planificación territorial, gocen de facultades de planeamiento de infraestructura pública, definan sus redes de transporte urbano, se hagan cargo de temas urbanos como la basura y puedan ejecutar programas sociales y de vivienda de manera independiente de la acción del nivel central. La indefinición frente a la renuncia de potestades públicas por parte de los órganos centrales y la eventual creación de nuevas autoridades intermedias se constituyen como las principales disyuntivas que dificultan su concreción.

Finalmente, resulta fundamental que cualquiera sea la figura que se utilice para la creación de gobiernos metropolitanos ésta cuente con la legitimidad democrática necesaria y con facultades ejecutivas exclusivas y excluyentes de la acción de los órganos del nivel central. Lo anterior es importante porque, por un lado, el diagnóstico de las necesidades públicas y las respectivas soluciones deben ser lideradas por una autoridad que esté validada por sus destinatarios. Por otro lado, las facultades deben ser exclusivas y excluyentes de aquellas que tenga el nivel central, ya que una de las deficiencias de nuestra institucionalidad administrativa no es la inexistencia de potestades, sino que éstas estan radicadas en diversas autoridades y su dispersión dificulta su materialización.

Contar con ciudades socialmente más integradas y con estándares aceptables de desarrollo urbano depende en gran medida de la institucionalidad que éstas tengan. En ese aspecto, la tarea está pendiente y la oportunidad existe.
[1] Boletín N° 7963-06 en Segundo Trámite Constitucional

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de junio

Concuerdo con que estamos en un momento de oportunidades. Con la creación de la Comisión Asesora Presidencial de Descentralización se abre la puerta para mejorar la institucionalidad chilena y pasar de la desconcentración a la descentralización.
Esto necesariamente pasa por el fortalecimiento de los Consejos Regionales, por otorgar el carácter vinculante a los instrumentos de planificación y ordenamiento territorial y por transferir las competencias a los gobiernos regionales de acuerdo a sus realidades territoriales, políticas y económicas y siempre aparejando recursos humanos y financieros.
Vamos a ver que pasará porque la naturaleza humana señala que nadie quiere desprenderse de su cuota de poder, y muchos servicios altamente centralizados tampoco querrán.

Eva Jiménez
Consejera Regional Metropolitana

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica