#Ciudad

Costanera Center desea hacer un cambalache para ganar más platita

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Recurrimos a la palabra cambalache del tango argentino compuesto en 1934 por el gran Enrique Santos Discépolo para describir un intento comercial absolutamente obsceno que se refleja en una noticia publicada en El Mercurio del 5 de noviembre de 2016.


Será muy interesante saber qué tipo de ingeniería y de interpretación legal utilizará la futura alcaldesa Evelyn Matthei para que Horst Paulmann puede hacer este ocurrente cambalache, tan propio de los tiempos llenos de corrupción que corren.

El reportaje tenía por título “Cencosud buscaría reducir mitigaciones del Costanera Center al convertir estacionamientos en locales” (sic), con bajada “la firma aún no tiene el permiso de la Municipalidad de Providencia para modificar el mall“, reproduciendo opiniones de ciertos entendidos en cuanto a que, con este cambio, se reduce la incidencia que tiene el proyecto en su entorno. Los lectores que no conocen estos asuntos debieron haber percibido que Cencosud, conforme a sus políticas de Responsabilidad Social Empresarial, le está haciendo un favor a ese sector urbano conocido por la elite como Sanhattan.

Dicho medio de expresión decía que la transformación del mall se había comunicado a unos inversionistas en una actividad conocida como Cencosud Day en Buenos Aires, Argentina y que habría sido muy bien recibida por el mercado del retail. Curioso en todo caso que tal decisión privada no se hubiese informado en un elegante centro de eventos en Santiago de Chile, pues mal que mal Paulmann además de alemán es chileno por gracia de los parlamentarios.

Pues bien, recordemos que las obras de este mall se iniciaron en el año 2006 sin que Cencosud contara con un permiso de edificación, es decir, se procedió “a la chilena” y la aprobación del Estudio de Impacto Sobre el Transporte Urbano (EISTU), requisito perentorio para cursar los permisos por parte de los Directores de Obras Municipales se obtuvo 3 años después. Sobre este negocio la Fundación Defendamos la Ciudad lo objetó en todas las instancias administrativas, entre otras cosas, porque el proyecto de alta carga de ocupación debía enfrentar necesariamente una vía expresa, lo que no acontecía y que por ello se le representó al Seremi de entonces.

Para ayudar al empresario Horst Paulmann, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) servicio del Estado que se caracteriza por solucionar los problemas que tienen los más poderosos e influyentes actores del mercado, con un acomodaticio Decreto modificó la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC), instrumento de carácter nacional que es el reglamento de la Ley, estableciendo que ese tipo de proyectos inmobiliarios pueden enfrentar indistintamente vías expresas y/o troncales y así se enderezó la inversión.

En diferentes medios de prensa digitales y en entrevistas en CNN Chile, hemos entregado nuestra opinión sobre este mall y si algunos lectores desean conocer la historia fidedigna de este invasivo proyecto es cosa de buscar en internet con nuestro nombre y el de Costanera Center.

En el extemporáneo EISTU se estipuló que Cencosud debía ejecutar un túnel, a sus expensas, el que tenía que discurrir por el subsuelo de la Av. Andrés Bello, enfrente de la mega estructura, obra civil que se consideró en ese solemne acto público como una mitigación vial. En la actualidad el túnel no existe y Costanera Center cuenta solo con recepciones parciales firmadas por el Director de Obras de Providencia y la resistencia a construir el túnel se debe a su alto costo y por ello Paulmann le pidió a todos los ex ministros sectoriales de los últimos gobiernos que compartieran, mitad y mitad, el precio que es de unos cuantos millones de dólares. Unos ministros se allanaron y otros no, pero el hecho concreto es la ausencia del túnel y por ello no hay un certificado de recepción final de las obras.

Digamos en todo caso que la Contraloría sancionó a los 3 arquitectos funcionarios que intervinieron en la tramitación de ese proyecto y si Cencosud desea mejorar la rentabilidad de su inversión, con el expediente de reemplazar ciertos espacios por otros más lucrativos que serían utilizados, vía arriendos, por nuevas tiendas de lujo, ello sería posible solamente si las instituciones del Estado dejan de cumplir sus atribuciones, escenario muy factible, pues ya sabemos que en Chile los grupos económicos hacen y deshacen.

El terreno en donde se emplaza el proyecto forma parte del Plan Regulador Comunal (PRC) de Providencia, con normas urbanísticas tremendamente favorables respecto de los agrupamientos, capacidad máxima de edificación, rasantes y distanciamientos fijadas arbitrariamente en Decreto Supremo Nº 308 de 1980 por el ministro de Vivienda de la dictadura, las que fueron ratificadas por otro ministro de ese régimen el 6 de enero de 1989. Si la memoria no nos falla, los ministros en aquella época eran, respectivamente, el general de Brigada Aérea Jaime Estrada y el civil Gustavo Montero, con quien Sebastián Piñera hizo sus primeros negocios inmobiliarios. Aunque el lector no lo crea, esas normas todavía se conservan intactas en el artículo 4.3.16, Zona Especial Ex CCU, de ese PRC de Providencia.

En lo que dice relación a la cantidad de estacionamientos, Costanera Center se rige por lo ordenado en el artículo 7.1.2 del Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS) vigente desde el año 1994, el que dice “los proyectos de construcción deberán cumplir con las normas y estándares mínimos de estacionamientos de vehículos motorizados, que se señalan en el cuadro 10 del artículo 7.1.2.9 de la presente Ordenanza”.

De lo anterior se desprende que tanto el permiso de edificación como el EISTU, ambos cursados fuera de plazo, contemplaron una cierta cantidad de estacionamientos de acuerdo a los metros cuadrados de los distintos tipos de destinos (equipamientos, cines, hoteles, restaurantes, supermercados, oficinas profesionales, etc.) fijados en ese cuadro 10 y si ahora Cencosud desea reducirlos para disponer de más locales comerciales, ello no será posible pues su operación de sustitución vulnera la disposición reglamentaria vigente para los proyectos de edificación que se ejecutan en la contaminada región metropolitana de Santiago.

Dicho de otro modo, adscribiéndonos a la ley, si Costanera Center desea tener mayor cantidad de metros cuadrados útiles que renten y que, por lo tanto, se acreciente su abultada fortuna, deberá contar con un mayor guarismo de estacionamientos, en ningún caso menos, y por ello será muy interesante saber qué tipo de ingeniería y de interpretación legal utilizará la futura alcaldesa Evelyn Matthei para que Horst Paulmann puede hacer este ocurrente cambalache, tan propio de los tiempos llenos de corrupción que corren.

 

TAGS: #Sanhattan #Urbanismo Cencosud Plan Regulador Providencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de Noviembre

Yo le recomendaría al señor Patricio Herman que fuera positivo. En Chile hasta yo puedo escribir artículos de opinión poniendo trabas. El señor Paul Paulmann , aunque yo por razones políticas y de origen neo nazi no lo quiero, reconozco que lo que ha aportado es más que lo que hacen millones de chilenos, entre ellos, yo, que nos llevamos chaqueteando a los y a las que hacen algo por ir con el siglo. Si bien los Jumbos diseñados para los ABC 1 y aspiracionales y este edificio que es la corononación de Sanhattan, se debe reconocer que le han abierto otras opciones a la ciudadanía. Siendo profesor de historia, yo no estoy a lado de los que cada día lagrimean a la vera del Palacio Cousiño. Chile no es Francia. No nos viene un museo ciudad.

13 de Noviembre

Le contesto a don Alejandro Lara :
Soy positivo y por ello propugno que todos los actores del mercado se enmarquen en las leyes.

Para mí sería fácil quedarme callado para no incomodar a Costanera Center, pero tengo un deber de conciencia en orden a que se respete el Estado de Derecho y le informo que no tengo nada personal en contra de Paulmann.

El gobierno perfectamente puede permitir el cambio de estacionamientos por locales comerciales para disuadir el uso de automóviles, pero para ello debe existir una modificación reglamentaria de alcance nacional, con lo cual todos los dueños de malls podrán hacer el cambalache.

Pablo César Sepúlveda Riqelme

15 de Noviembre

Exactamente Don Patricio H.
Si ser ‘positivo’, como comenta don Alejandro Lara, es pasarse la normativa legal vigente, como decimos en el sur, “por el reverendo…”, quiero ser negativo, exigiendo de esta forma que se cumplan las leyes y normativas vigentes, así como me exigen que las acate.

O si no, ¿para qué existe un Estado de Derecho? Ud., don Alejandro, siendo profesor de Historia, como dice ser, debería de enterderlo.

Nuevamente, Don Patricio Herman, gracias por vuestros aportes.
Saludos.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El Hedonismo del siglo XXI, como la búsqueda del placer como bien esencial y no la búsqueda del bien para generar placer, es la marca registrada de la economía de mercado culpable de que aun hoy en USA, ...
+VER MÁS
#Sociedad

Hedonismo y coronavirus

Tampoco es un problema “del sistema” cómo se suele argüir permanentemente para culpabilizar a que los pesares de la sociedad son resultado del “sistema”. Pues el sistema lo sustentamos todos/as, n ...
+VER MÁS
#Sociedad

A propósito de la pandemia y el mundo, algunas reflexiones

Resulta interesante notar cómo se experimenta el sumak kawsay en la vida cotidiana de los pueblos indígenas que lo nombran
+VER MÁS
#Política

Actualidad de nuestro esfuerzo por un mundo alternativo

Plan Regulador Comunal (PRC) de Papudo Mediante el oficio  N° 26, del 27 de marzo de 2018, la DOM de Papudo rechazó una solicitud de anteproyecto de la empresa Nueva Costanera Gestión Inmobiliaria S.A. ...
+VER MÁS
#Política

Dudosas políticas públicas acontecidas durante la pandemia

Popular

El Hedonismo del siglo XXI, como la búsqueda del placer como bien esencial y no la búsqueda del bien para generar placer, es la marca registrada de la economía de mercado culpable de que aun hoy en USA, ...
+VER MÁS
#Sociedad

Hedonismo y coronavirus

Tampoco es un problema “del sistema” cómo se suele argüir permanentemente para culpabilizar a que los pesares de la sociedad son resultado del “sistema”. Pues el sistema lo sustentamos todos/as, n ...
+VER MÁS
#Sociedad

A propósito de la pandemia y el mundo, algunas reflexiones

Resulta interesante notar cómo se experimenta el sumak kawsay en la vida cotidiana de los pueblos indígenas que lo nombran
+VER MÁS
#Política

Actualidad de nuestro esfuerzo por un mundo alternativo

Plan Regulador Comunal (PRC) de Papudo Mediante el oficio  N° 26, del 27 de marzo de 2018, la DOM de Papudo rechazó una solicitud de anteproyecto de la empresa Nueva Costanera Gestión Inmobiliaria S.A. ...
+VER MÁS
#Política

Dudosas políticas públicas acontecidas durante la pandemia

Popular

Quizás todas estas medidas son pensadas para las pequeñas PYMES, el problema es que se aprovechan y benefician de ella las grandes empresas, sean bancos, multitiendas, mineras, compañías de seguro, empr ...
+VER MÁS
#Economía

COVID-19: El mundo protege a sus trabajadores y Chile los hace pagar

La historia será escrita por los ‘vencedores’ de la crisis COVID-19”, y sea quien sea quien escriba la historia, “esta crisis reorganizará la estructura de poder internacional de una manera que so ...
+VER MÁS
#Internacional

El impacto del Covid-19 en las relaciones de poder de la política mundial

Las masas debemos avanzar de conjunto hacia nuestra propia emancipación, o perecer en el intento. La historia, como siempre, está por escribirse.
+VER MÁS
#Sociedad

Pandemia y lucha de clases: el exterminio de pobres

Una vez más, lo privado atravesó el umbral de lo público, contagiando al sistema estatal en su frenética carrera por un concepto de salud a la carta y dejando herido de muerte a ese maltratado bien com? ...
+VER MÁS
#Salud

El ébola de los ricos