#Ciencia

Presupuesto para la ciencia y la lección de los deportistas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen


Se hace cada día más evidente la necesidad del ministerio de ciencia e innovación, no sólo para resolver el tema del presupuesto para la ciencia (aunque el presupuesto es una de las herramientas de política pública más relevantes con las que cuenta un gobierno), sino que para reafirmar también el compromiso del gobierno con la ciencia.

Este año, la comunidad científica nuevamente manifestó su preocupación por el presupuesto para la ciencia, tras conocerse el proyecto de ley para el año 2015. El presupuesto para ciencia fue catalogado como “de continuidad”, otra forma de decir que no estamos creciendo mucho o que, de frentón, estamos estancados. De acuerdo al reportaje de un medio de prensa, la inversión en I+D ha pasado del 0,24% del PIB (2007) a un 0,38% estimado para el 2015, aunque una mirada más cuidadosa diría que en realidad nos hemos mantenido entre el 0,35% y el 0,38% durante los últimos siete años (incluyendo el presupuesto 2015).

Sabemos que Chile invierte poco en I+D, y esto queda en evidencia no sólo cuando nos comparamos con potencias mundiales, sino que incluso cuando lo hacemos con países con un PIB per cápita similar, mientras que de a poco los países vecinos nos alcanzan o incluso superan. Se podrán buscar distintas explicaciones al presupuesto “de continuidad”, y sin dudas cada una de ellas tendrá algo de verdad. Por ejemplo, se podría afirmar que la inexistencia de un ministro de ciencia e innovación, que trabaje en conjunto con los actores relevantes y que defienda de manera unificada el presupuesto para las agencias y programas de ciencia (hoy dispersas en distintos ministerios, con programas en al menos cinco carteras distintas), dificulta el conseguir un presupuesto más ambicioso para la ciencia nacional.

En esta línea, durante los últimos días los deportistas de alto rendimiento dieron a la comunidad científica una “masterclass” en el tema. Descontentos por el escaso crecimiento en el presupuesto destinando a financiar al deporte de alto rendimiento, los deportistas rápidamente iniciaron una campaña destinada tanto a concientizar a la opinión pública como a presionar al mundo político para conseguir un presupuesto más generoso. Una nota, titulada “La ruta a la victoria de los deportistas”, resume todo el conflicto y su desenlace, hablando del camino de los deportistas para “doblarle la mano al gobierno”. Afortunadamente para los deportistas, ellos sí tuvieron a quien apelar (y con quien dialogar) en altos niveles del gobierno: una ministra con responsabilidad exclusiva en el tema.

La Ministra de Deportes comprometió hace pocos días un presupuesto que, a diferencia del “presupuesto de continuidad” para la ciencia, fue calificado como histórico, según relatan notas de prensa, señalándose que este logro involucró “extensas jornadas de trabajo en conjunto con los principales actores del deporte nacional”. En efecto, algunos medios de prensa dieron cuenta durante la semana de las reuniones entre los deportistas y la Ministra de Deportes. Además, los deportistas habían llevado una carta hasta La Moneda, expresando su preocupación por este sensible tema (un medio habló de que “El deporte se toma La Moneda”), y buscaron apoyo a través de las redes sociales. Fue la propia Ministra de Deportes la que expresó, días después, que “escuchamos las necesidades de los deportistas y gracias a ello fue posible este esfuerzo adicional. Hoy tenemos un presupuesto histórico para el alto rendimiento”.

Es imposible no pensar en las similitudes entre ambos casos (Deporte y Ciencia). Por ejemplo, ¿los científicos no constituyen un grupo de “alto rendimiento”? Los informes cienciométricos publicados por CONICYT en los últimos años mantienen la convicción de que poseemos una comunidad científica de excelencia, investigando en la frontera del conocimiento, pese a las limitaciones presupuestarias. El futuro de cientos de jóvenes científicos recientemente graduados (tanto en Chile como en el extranjero), cuyos talentos podrían perderse ante una creciente falta de oportunidades, amenaza con convertirse en una de las mayores decepciones de nuestra política científica nacional. Los Tomás González y Natalia Ducó de la ciencia no podrán demostrar su talento y compromiso, a no ser que el Gobierno decida aumentar fuertemente la inversión en I+D, especialmente en materia de reinserción y nuevas oportunidades.

Otra similitud. ¿Acaso los científicos no se han manifestado también, como lo hicieron los deportistas? Desde el año 2007 (cuando se realizó la protesta frente a CONICYT por temas de esta misma índole), los científicos han manifestado en años recientes su preocupación por el desarrollo de la ciencia en el país, incluyendo cartas al Gobierno y una protesta frente a La Moneda, tal como hicieron los deportistas. Sin embargo, aquí yace una importante diferencia: ¿quién escucha a los científicos a nivel ministerial? ¿Quién es el ministro(a) responsable de los temas de la ciencia? ¿Cuál ministro ha sostenido “externas jornadas de trabajo” con los principales actores del sistema científico nacional? ¿El Ministro de Educación, el de Economía, u otro de algunos de los ministerios con programas relacionados a la I+D?

Los deportistas de nuestro país merecen el máximo reconocimiento y apoyo (incluyendo recursos que les permitan desarrollar su potencial y talento). Los científicos también, y si bien alguien podría decir que los deportistas reciben menos apoyo financiero, también es cierto que los científicos tienen necesidades distintas (por ejemplo, en términos de costos de equipamiento), constituyen un grupo más numeroso, y su aporte se materializa de mejor forma en contextos en los que el país aproveche el conocimiento y trabajo de nuestros investigadores, lo que requiere amplios recursos. Se hace cada día más evidente la necesidad del ministerio de ciencia e innovación, no sólo para resolver el tema del presupuesto para la ciencia (aunque el presupuesto es una de las herramientas de política pública más relevantes con las que cuenta un gobierno), sino que para reafirmar también el compromiso del gobierno con la ciencia. No es casualidad que Claudia Vera (Presidenta de la Agrupación de Deportistas de Alto Rendimiento, DAR), haya manifestado tras los anuncios de la Ministra del Deporte, que “nosotros hemos ganado mucho más que un acuerdo en el presupuesto. Hemos ganado el compromiso del Gobierno, la unión de los deportistas, la fuerza de la comunidad, el apoyo del poder legislativo, el apoyo de los medios y el cariño de muchos”. Cuesta creer que hubiesen ganado todo eso si, tal como ocurre con los científicos, no tuviesen un interlocutor claro a nivel ministerial.

TAGS: Conicyt

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?