#Ciencia

Negacionismo científico: gurús, videntes y profetas versus la ciencia

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El año 2009, un grupo de científicos, entre los cuales se encontraba un grupo de expertos chilenos, publicó un artículo científico en la revista Physics of the Earth and Planetary Interiors, de una importante editorial. En éste se reportan los resultados de mediciones y modelamientos que apuntaban a la posibilidad de un terremoto de gran magnitud en la parte sur de la zona entre Constitución y Concepción. De acuerdo a los cálculos de los científicos, el déficit en el desplazamiento de las placas sería suficiente para originar un terremoto de magnitud entre 8 y 8,5 grados “en el futuro cercano”.  Todos sabemos lo que ocurrió un año después. Sorprende la precisión en la observación y en el pronóstico de la magnitud del sismo. 

A poco más de dos años del sismo, un supuesto “experto” realizó una temeraria profecía: un terremoto de magnitud sobre los 9 grados azotaría Chile. Rápidamente un famoso “gurú” y experto en conspiraciones de otro mundo hizo eco de estas afirmaciones y se encargó de “informar” a la ciudadanía. Ocurrió, desgraciadamente, que dos sismos, uno de ellos de gran magnitud, sacudieron a la zona central y causaron pánico en una población temerosa ante el recuerdo de la catástrofe de hace dos años atrás y aterrada ante estas predicciones.

Causa extrañeza, evidentemente, la “idolatría” expresada ante tales gurúes por un número importante de chilenos, principalmente en las redes sociales, después del sismo de 7.1 grados de este domingo. Y causó más extrañeza aún la desenfadada afirmación de uno de los expertos en cuestión, quien expresa: "creo que en estos momentos toda la gente del mundo académico quedó desacreditada, porque en el fondo ellos están tratando de defender una postura indefendible. Lo que más me preocupa es que a la última línea de personas que le llega la información es a las personas comunes y corrientes, porque siempre hay filtros de por medio".

Aunque en este caso en particular la comparación es completamente desagradable, no puedo sino señalar lo evidente. Mientras los "académicos" acertaron con una precisión digna de elogio, sobre la base del método científico, en la magnitud y la ubicación del terremoto (más allá del detalle temporal de "un futuro cercano"), los profetas y gurúes no sólo no acertaron con su catastrófica predicción, sino que no dieron datos extremadamente precisos de la ubicación, limitándose a la vaga predicción de "durante el fin de semana", nada sorprendente en un país sísmico como Chile, en el que por simple probabilidad es esperable un sismo perceptible en cualquier momento. 

Entonces, ¿cuál es el supuesto descrédito del mundo académico? ¿Se justifica la excesiva idolatría que semejantes personajes adquieren después de una predicción tan ambigua? ¿Han superado los "videntes" la seriedad, precisión y profesionalismo de los científicos?

Lamentablemente, nuestro país ha comenzado a contagiarse de una enfermedad de rápida propagación y severas consecuencias: el negacionismo científico ("denialism"), que se caracteriza por la tendencia irracional no sólo a no "creer" la evidencia científica (como si la ciencia fuera un acto de fe y no de evidencia empírica que debe ser verificada y, en consecuencia, aceptada o rechazada), sino que a desacreditarla abiertamente. Esta enfermedad encuentra sus cuadros más virulentos en temas como la vacunación, los alimentos transgénicos o, el peor de todos, el calentamiento global. Grupos organizados despliegan sus esfuerzos para "informar" a la ciudadanía sobre los graves riesgos de vacunar a sus hijos o de comer alimentos con "genes". Grupos empresariales se encargan de escribir suculentas editoriales en medios de prensa (y vaya que abundan en los medios nacionales) en los que se plantean inexistentes "controversias" respecto al origen antropocéntrico del cambio climático o sobre la existencia misma del calentamiento global, cayendo incluso en la osadía de desacreditar a científicos por doquier, donde la expresión más grave de esta subcultura se halla en algunos grupos políticos. Y los medios de comunicación caen en el juego y muchas veces distan de ser un aporte real a la divulgación científica. Secciones de Ciencia plagadas de noticias sobre el último sistema operativo para celulares, el videojuego de moda o hasta de OVNIS son parte de la tendencia local en lo que a divulgación se refiere.

Este tema no es menor. En el caso de los grupos "antivacunas", ya se han registrado episodios de aumentos de la mortalidad infantil en algunas ciudades o estados, vinculados directamente al descenso en la vacunación infantil, o casos de reaparición de enfermedades de escasa o incluso nula ocurrencia en los últimos años (fenómeno que ha sido ampliamente "parodiado" por el Dr. House en la famosa serie). Para qué ahondar en el daño que los escépticos del cambio climático han producido a nivel mundial, a través del lobby y retrasando la adopción de medidas urgentes para disminuir el avance del calentamiento global.

Afortunadamente, no está todo perdido. Los científicos han cobrado conciencia de la necesidad no sólo de divulgar (educar), sino también del deber de defender la ciencia. Cada vez son más los científicos que escriben en blogs y columnas en medios digitales. Excelentes iniciativas de divulgación científica, como Tecnociencia, se han consolidado en el tiempo y se preparan para dar el salto a la TV, acompañadas de nuevas series e iniciativas (la nuevas series "Explora" y "Cuadernos de Ciencia" son notables ejemplos). Los Cafés comienzan a ser frecuentes en algunas ciudades, y existen iniciativas ciudadanas, como la de Science Slam o Fundación Ciencia Joven, que buscan popularizar la ciencia o acercarla al mundo escolar, respectivamente.

Y así, los científicos se alzan lentamente contra el establishment mediático, que profita de falsos gurúes, pulseras de los 11 y medio poderes, grupos anti-ciencia, y expertos en conspiraciones alienígenas y videntes de catástrofes, que generan probablemente jugosos ratings en horarios de TV antes abandonados a teleseries.

La lucha está lejos de ser ganada. Los científicos debemos pasar de la fase "reactiva" en la que nos hemos posicionado a una "proactiva". Debemos reclamar un rol más activo en la sociedad, cada uno desde su trinchera. Romper el cerco informativo (del que personalmente, desde la iniciativa "Más Ciencia para Chile", hemos sido víctimas en más de una ocasión), combatir el negacionismo y mostrar nuestro orgullo por pertenecer a una profesión que, aunque mal remunerada y pobremente valorada por la sociedad y los poderes, es maravillosa por esa capacidad tan única para ver el mundo que nos rodea desde una nueva perspectiva, entenderlo (a veces)… y explicarlo, sin mitos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de marzo

Considero, que nunca terminaremos por satisfacer ese sed de conocer, tanto en ciencia como en otras, y quizás, las leyes establecidas no sean tan universales como lo pensábamos. Me gusta la información alternativa, nos hace bien, con buen criterio.

13 de agosto

Como científico en formación, estoy muy de acuerdo con usted acerca de que probablemente nunca encontremos satisfacción plena de conocimiento. Que las leyes que planteamos los seres humanos probablemente estén equivocadas y tengan que ser arregladas, o de frentón descartadas, también es cierto.
El problema no está ahí, sino que no lo hacen de forma lógica, porque lo que suele ocurrir con estos gurúes es que lo que dicen, simplemente no hace sentido. Es como inventar una teoría que se fundamente en que 7×7=81, a muchos les gusta la idea de hacer esas cosas, se sienten más libres, pero están simplemente equivocados.
Toda la vida han existido personas que tienen ideas equivocadas, el problema es que ahora les dan demasiado micrófono. Las ideas revolucionarias, de cambios de paradigma, son ideas que, por muy descabelladas que sean, tienen sentido en un ámbito matemático lógico y además estás respaldadas por fenómenos naturales que pueden ser medidos repetidas veces en el tiempo, y no es solo cosa de azar o suerte.

29 de marzo

En los medios de comunicación ni pescan ante la gravedad de lo que significa el movimiento anti-vacunas 🙁 http://goo.gl/siEqd

29 de marzo

¡¡Excelente entrada, felicitaciones!!. Por desgracias, esos “vende humo” del saber, cuentan por un lado, con el respaldo de varios medios de comunicación, que saber rentabilizar el morbo y el sensacionalismo; y, por otra parte, con cierta remolonería de la comunidad científica nacional a no ganarse un espacio en la opinión pública y vivir bajo el climatizado ambiente de la investigación.
Sus aportes, Pablo, van por buen camino.

29 de marzo

Buenísima entrada. Queda claro que los científicos tienen el deber de divulgar e involucrarse en los debates que contienen componentes “reales”, sean estos físicos o biológicos. ¿Por qué no estamos escuchando a la ciencia en relación al debate sobre el aborto? ¿Qué dicen los estudios – realizados desde ya 25 años- sobre la adopción homoparental? ¿Hay evidencia de que la abstinencia sea un camino razonable para impulsar como política pública? ¿Qué drogas – lícitas o ilícitas hacen más daño al consumidor y a terceros?
Es tiempo de considerar la información y la investigación en los debates políticos, porque una cosa es lo que se quiera creer y otra lo que está realmente comprobado.

29 de marzo

Me gustó la columna. Especialmente porque suda del sarcasmo arrogante e innecesario con grupos como la Asociación Escéptica de Chile aborda los diferentes temas (Ni hablar de su enfermiza obsesión con la Iglesia y el Estado Laico).

Hace bastante tiempo que vengo leyendo columnas, “reportajes” y noticias relacionadas con el tema, especialmente OVNIs, videntes, catástrofes naturales y demases. No me declaro escéptico por ningún motivo, sí creo que la evidencia científica debe primar por otros criterios subjetivos ridículos y sin fundamentos sólidos. Asimismo creo que jamás podemos dejar de creer que hay cosas que la ciencia simplemente no va a poder comprobar porque carece de los medios y del intelecto para hacerlo, sería arrogante asumir una postura de negación total de cualquier fenómeno desconocido cada que la ciencia no pueda demostrar nada respecto a él, eso es fanatismo y/o fundamentalismo, males que cualquier grupo que quisiera beneficiar a la sociedad, debe a toda costa evitar.
Tampoco soy creyente, creo ser agnóstico… ser ateo conlleva demasiadas contradicciones en su esencia.

En fin, el punto es que la mesura y la racionalidad deben primar. Debemos entender que hay cosas que no podemos explicar ni comprobar con el método científico, y que es no es razón para negar su existencia o las teorías que entorno a ello existen; pues se cae demasiado a menudo en la hipocresía científica denominada “cherry picking” (en especial en el tema del cambio climático).

Saludos.

29 de marzo

Muy buen aporte, dentro de tanta basura “informativa”.
Falta rigor científico en muchos debates. Da pena ver en los noticieros que quienes “investigan” no tienen idea de lo que hablan, que los legisladores parecen más fanáticos que personas ponderadas, que se da tribuna a personajes de dudosa calidad con información pseudocientifica.
De la ignorancia y el miedo se han nutrido a lo largo de la historia diversos personajes: reyes, profetas, fanáticos de toda índole, supuestos gurúes, políticos, empresarios, opinólogos, etc.

Culpa también tenemos quienes hacemos ciencia, ya que no hemos sido capaces de difundir o traducir suficientemente nuestros resultados al público en general, sobre todo los que tienen relevancia a nivel local o nacional.

31 de marzo

Estimado:

Hay gente bastante seria que cree que el “global warming” está bastante lejos de ser comprendido.

http://elquintopoder.cl/vsoft-formularioregistro-portlet/activate/b3794479-e071-4fa9-ab3a-c37dbe2ab8bf

Respecto de lo demás estoy de acuerdo.

Saludos cordiales,

Escribe tu Nombre

30 de mayo

Si ustedes, los cientificos, permitissen que nosotros los interrogassemos en manera organizada y profunda, yo creria que pudieran tener razón.

edgardo

01 de junio

Mi tarzán, tu jane

25 de agosto

…Comemos, respiramos, vemos, caminamos,cagamos,etc.Ciencia, para los que la atacan, simple…NO vayan a los hospitales, no caminen sobre asfalto, no habiten una casa, no usen autos, no usen TV, celulares, lavadoras, microondas, etc…..¡Capichi!…Tiene un problema de mierda la ciencia…Se requiere hacer un esfuerzo para entenderla.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica