#Ciencia

La ciencia de los niños

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Desde hace más de 14 años el Programa Explora de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT), lleva a cabo la iniciativa que conecta a los científicos del mundo académico con niños y jóvenes de escuelas y colegios de todo Chile, bajo la consigna conocida como “Mil aulas, mil científicos”. Una actividad que no sólo demanda la gestión institucional de CONICYT, sino que requiere ineludiblemente la participación de quienes habitan en la intersección entre sociedad civil y el mundo de las teorías, nomologías e inferencias. Aquellos que suelen explicar los problemas contemporáneos con teorías y experimentos.

En el tercer año básico de la Escuela San Carlos de Pedro Aguirre Cerda, 20 científicos de uniforme le enseñaron a un “científico y Ph D” y a una “aspirante a científica y estudiante de Ph D” sobre el universo y el cuidado animal.

Los científicos del siglo pasado contribuyeron al avance de la ciencia en un contexto histórico y político muy distinto al que enfrentamos actualmente. El siglo XX trató de encontrar respuestas a preguntas del universo y de la vida, con avances como la llegada del hombre a la luna, facilitando nuestras vidas a través de la incorporación de nuevos dispositivos eléctricos, o previniendo la aparición de enfermedades a través de la vacunación. Pero a pesar de estos avances, la modernidad ha traído consigo nuevos problemas que dibujan un continuo de desafíos que son necesarios de resolver.

La buena noticia es que las generaciones del siglo XXI demuestran fehacientemente que la curiosidad sigue siendo el motor de la ciencia y la llave del desarrollo, lo que yo llamo “curiosiómica”. En el tercer año básico de la Escuela San Carlos de Pedro Aguirre Cerda, 20 científicos de uniforme le enseñaron a un “científico y Ph D” y a una “aspirante a científica y estudiante de Ph D” sobre el universo y el cuidado animal. Veinte niños de 8 años, 14 niños y 6 niñas, de una escuela pública conversaron como pares y sin sesgos de la teoría del Big Bang versus el creacionismo, de la extinción de las abejas y el fin del mundo, de los experimentos con animales y del efecto invernadero, con dos personajes “más altos” y “más añosos” en una sala de clases cubierta de panfletos coloridos que promueven la tolerancia y el respeto.

Nuestra primera frase “saquémonos los zapatos para medirnos”, rápidamente fue tomando un curso inesperado. Teniendo la intención de promover y dar a conocer a nuestro amigo STATA, software estadístico de uso común en ciencias y el siempre bien ponderado gráfico de cajas y bigotes comparando las alturas entre niños y niñas, nos vimos forzados a movernos a otras áreas y elevar la conversación a astronomía, geología, ética y filosofía. Veinte niños y más de 50 preguntas, algo que raramente se ve en una aula de pre y postgrado, nos sorprendieron y obligaron a sacar lo mejor de nosotros. Como en un examen de grado, esta comisión fue critica, pero la diferencia es que nuestras respuestas no tan sólo nos permitieron mostrar cuanto sabíamos, si no que nos permitió transmitir nuestro amor por la ciencia perpetuándola como una semilla que crece en otro y que trasciende más allá de nosotros mismos.

Veinte niños y una tremenda profesora nos demuestran que Chile no tan sólo puede exportar commodities, sino que tiene una cuenta de ahorro con un saldo muy positivo de científicos en potencia, con conciencia social y preocupaciones reales. Fomentar la educación, la ciencia y las artes, no tan sólo es un punto en la agenda de gobierno, o un objetivo general de los planes de estudio, sino que es una responsabilidad de todos aquellos quienes nos estamos formando en ciencia y que seremos los científicos del siglo XXI, aquellos que no sólo deben dedicarse a difundir nomologías estandarizadas sino que tienen la obligación de construir una ciencia más democrática y sustentable, consistente con las necesidades de las nuevas generaciones.

Imagen: chile-hoy

TAGS: Científicos Educación Pública

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Kalvicio

19 de Octubre

Me encuentro este artículo después de terminar de escribir esto =)

Porque libera y educa
quita miedos da poder
nos permite comprender
por que una idea caduca
pues aquél que desnuca
observando con paciencia
va expandiendo su conciencia
creando un mundo mejor
y eso argumento a favor
de que sirve saber ciencia

De que sirve saber ciencia

Kalvicio – Décimas al viento » Blog Archive » De que sirve saber ciencia

19 de Octubre

[…] El Quinto Poder: La ciencia de los niños […]

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador

Mientras que la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades otorga el carácter de meros “administradores” a los municipios sobre el territorio y el quehacer comunal, las prácticas de estos “muni ...
+VER MÁS
#Municipales

Administradores v/s Gobiernos Locales, moviendo los límites de lo posible