#Ciencia

Cuando la ciencia se vuelve una religión

5
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La ministra Ena Von Baer anunció que se firmará un convenio de cooperación científica para el estudio de la energía nuclear. Ello en medio de la emergencia nuclear que se ha producido en Japón como consecuencia del terremoto y tsunami que ha afectado los sistemas de seguridad de un central de generación de energía en base a compuestos radiactivos. Es de esperar que exista algún tipo de oposición a este convenio, principalmente por la forma y el tiempo en que se instala, cuando en nuestro país se discute (o se impone) una nueva matriz de productividad energética en donde el lobby corporatista se instala como vencedor frente a las demandas ciudadanas por energía limpias. Esta oposición se da con vigorosidad en las redes sociales, como ha sido la tónica en los últimos tiempos. Es allí de donde extraigo la siguiente frase de Mario Waissbluth, el ingeniero avenido experto educacional:

“Protestar en la calle contra la firma de convenios CIENTIFICOS me parece el colmo del absurdo. #protestacontralaprotesta RT si concuerdas”

Más allá del cuestionamiento a la energía nuclear como alternativa a la matriz productiva nacional, lo que quiero señalar acá es la ceguera con que muchos tecnócratas actúan al referirse a acuerdos políticos, enmascarándolos de supuesta neutralidad solo porque son CIENTIFICOS (como lo hace Waissbluth en este twitt y su llamado ‘subversivo’ anti-protesta).

En un libro que en gran parte está dedicado a entender los procesos de construcción de la bomba atómica, denominado creativamente E= mc2 la biografía de la ecuación más famosa del mundo, se puede evidenciar que la humanidad en el siglo XX ha usado el potencial creativo de la ciencia para instalar regímenes políticos de cierta característica. Fue poco lo que faltó durante la Segunda Guerra Mundial para que fuesen los alemanes quienes tuvieran en sus manos la bomba atómica antes que los aliados, y fue el poseer ese conocimiento lo que permitió la instalación de un sistema de democracias-liberales en occidente y otro sistema en oriente. Ello es política pura, con el uso del conocimiento científico.

El paralelo a la religión puede encontrarse mucho antes, en la conformación de la cristiandad y su fe como forma epistemológica, que trajo a su vez el uso de la fuerza y la guerra con el fin de conquistar rutas para el intercambio económico (las cruzadas, ¿le suenan?).

Ni en el caso de la religión ni en el caso de la ciencia estamos hablando de neutralidad. En ambos se habla desde filosofías, epistemologías que permiten la creación y construcción de verdades y su transformación en sentido común. Ambas son herramientas poderosas para la interacción social, y ninguna de las dos está exenta de lo que las interacciones sociales involucran: relaciones políticas, marginalidad de discursos, y subjetividades sociales. Thomas Kuhn ha establecido mediante una indagación histórica estas características para la ciencia.

No es cierto eso de que la ciencia sea algo así como el resumidero de verdades absolutas y neutrales al que el mundo debe rendirle respeto y pleitesía. Es una poderosa herramienta, una construcción humana, para la explicación de fenómenos naturales y sociales, pero no está exenta de los conflictos propios de los humanos, al igual que la religión en la sociedad. Así que si no está de acuerdo con este acuerdo político para investigar las posibilidades de energía nuclear en Chile, salga a protestar, de la misma forma en que varios científicos salen a protestar cuando una iglesia pretende decirle que no a una píldora.

—————-

Foto: Evolution tree bears fruit – Collin Purrington / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

17 de marzo

Puedo entender el punto de vista, y hasta compartir las consideraciones en tanto a que no existe elemento cultural libre de ideología: el desarrollo científico no es la excepción. Pero no puedo estar de acuerdo con la idea global del texto.

Comprendo que la situación de la Energía Nuclear a nivel global no es la mejor, y concuerdo plenamente en que no quiero esa Energía para mi país (fundamentalmente, porque confío en el potencial de generación limpia y responsable de Chile). Pero no por eso puedo negarme a que se investigue.

Es cierto: No conozco el acuerdo a firmar, pero así como éste puede ser el lobby de los “nucleares”, su detracción perfectamente puede ser el lobby de los “hidroeléctricos”; así, nos instalaremos en un espiral de teorías conspirativas -tan en boga por estos días- sin mucho destino.

No conozco el protocolo, insisto, y puedo estar pecando de excesiva candidez al ponderar erróneamente sus fines. Pero no me resulta plausible el negarme, de buenas a primeras, a la investigación. Quiero creer que los especialistas que habrán de capacitarse en el área, serán los que el día de mañana vetarán, con argumentos técnicos, la construcción de una planta de generación termonuclear en Chile. Y simplemente espero no equivocarme.

Es totalmente legítimo el llamado a protesta contra la firma del acuerdo. Y si alguien se siente impulsado a hacerlo, lo animo a que lo haga, que rompa su inercia y se movilice por lo que considera justo. Pero también lo invito a darle una vuelta a la idea: ¿A qué nos estamos oponiendo, realmente?

Y no espere encontrar una verdad libre de ideologías.

20 de marzo

Gracias por el comentario. Solo para aclarar, este no es un llamado a negarse a que se investigue. Simplemente quiero situar el aspecto de la conversación sobre la energía nuclear en Chile en su naturaleza política, y criticar la postura de que la ciencia es ciencia sin importar quién la haga ni en qué contexto.
Concuerdo con tu llamado a preguntarse a qué se opone uno cuando protesta.
Saludos.

18 de marzo

Estimado,
La argumentación del texto es sorprendentemente débil. Donde dice “se puede evidenciar.” favor indicar cómo se puede evidenciar que “se usado el potencial creativo de la ciencia para instalar regímenes políticos de cierta característica”. Adicionalmente de que cuales características estas implicando?
Luego indicas “El paralelo a la religión puede encontrarse mucho antes,” , ¿cual paralelo entre ciencia y religión? ¿el del potencial creativo de la religión para instalar regimentes políticos de ciertas características? ¿paralelo a alguna característica?.

Un saludo cordial.
Victor.

20 de marzo

Gracias por el comentario.
Las características de los regímenes políticos dan lo mismo en el argumento. Pero para aclarar tu duda, el diseño de la bomba atómica estuvo tan cerca de los Alemanes como de los Aliados en la 2da Guerra Mundial. Si hacemos ficción histórica, de haber triunfado en la Guerra los Alemanes (y el fascismo nacionalista) con la bomba atómica en sus manos, de seguro habría otro sistema político reinando al mundo hoy día. Ello no porque la ciencia fuere neutral, sino porque lo relevante es la política detrás de su uso. Hoy en día, sin tanta ficción, lo mismo ocurre con temas altamente politizados con un rol relevante de la ciencia (la investigación científica farmacéutica, o los mismos estudios técnicos -supuestamente neutrales- de impacto ambiental, por ejemplo). Ello es puro potencial creativo usado en función de poder político, y no solo en función de conocer por conocer (algo tan cercano a la filosofía de la edad de las luces que tanto ha influenciado los preconceptos de la ciencia hoy día).
Cuando intento hacer el paralelo con la religión, me refiero justamente a las formas con las que se justifican las acciones políticas. Que la historia nos cuente de Las Cruzadas, o del ‘Destino Manifiesto’ en EEUU como motivadores políticos basados en la religión es muy parecido, como epistemología, a que acuerdos e imposiciones políticas se defiendan solo por ser ‘científicas’. Ambas, la ciencia y la religión, son herramientas poderosísimas que pueden ser utilizadas como propulsores de política, o de instalación de regímenes basados en una ideología. Ello no hay que perderlo de vista, pues visto así, la ciencia y la religión son más parecidas que diferentes.
Saludos.

10 de abril

Enlazar con este tema:

“Lo que esconde el discurso pro nuclear chileno” por Felipe Schlack

http://bit.ly/ierCSM

Ya se han hechos estudios, sin embargo ambas tecnologías (Nuclear – ERNC) necesitan de un trabajo que sinceramente dudo que se haga dentro de los próximos 20 años, y a esta fecha ya se habrá olvidado lo de Japón, así como se han olvidado otras tragedias mundiales.

Link de “Roles del Estado y del Sector Privado en la Generación Núcleo eléctrica: Experiencia Internacional Aplicable a Chile”

http://bit.ly/gnieEO

Link de “Crisis energética en Chile: Rol y futuro de las energías renovables no convencionales”

http://bit.ly/eixesV

Saludos,

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nuevo Impuesto Territorial o contribuciones de las propiedades se calcula considerando el avalúo afecto a impuesto, una tasa anual y una sobretasa dependiendo del caso.
+VER MÁS
#Economía

¿En qué consiste el reavalúo de una propiedad y cómo puedo apelar?

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?