#Chile 2030

Ciencia para el desarrollo de Chile ¡Volver por las humanidades!

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Generalmente se muestra a la ciencia, tecnología e innovación como una suerte de “fórmula mágica” para el desarrollo. Existe una presión general (empresas y universidades) por expandir la ciencia, la tecnología, ingeniería y matemáticas en desmedro de las humanidades y las artes, tal como se explica Fareed Zakaria en “Why America’s obsession with STEM education is dangerous”. Pareciera un lujo el incursionar en profesiones como el arte y la historia; algunos quieren ir más allá y disminuir el financiamiento a estas carreras. Argumentan: ¿Es de vital interés tener más antropólogos? Pareciera que la educación liberal es irrelevante y que el entrenamiento técnico es el nuevo paso hacia el futuro. Se piensa que es la única manera de sobrevivir en este tiempo definido por la tecnología y conformado por la competitividad global.


El gran desafío es la integración del conocimiento que hemos adquirido hasta ahora: ciencias naturales y exactas, ciencias sociales y de la comunicación, humanidades y artes.

El desentenderse del aprendizaje amplio nos puede conducir a un futuro que no queremos. El dinamismo económico, la innovación y el emprendimiento parecen estar basados en el tipo de enseñanza que no se quiere favorecer. Una educación amplia y general promueve el pensamiento crítico y la creatividad. La exposición a una amplia gama de campos produce sinergia e intercambio profundo de experiencias e ideas. Existe acuerdo en que la ciencia y tecnología son componentes cruciales de nuestra educación, pero también lo es el castellano y la filosofía. Según Steve Job “está en el ADN de Apple que la tecnología por sí misma no es suficiente; debe ir unida a las artes liberales, a las humanidades, que es lo que hace que nuestros corazones canten”.

La innovación no es solamente un asunto técnico, sino uno de comprender cómo la gente y las sociedades funcionan, lo que necesitan y quieren. No se trata solamente de construir computadores más baratos, sino de reimaginar constantemente cómo los computadores y otras nuevas tecnologías interactúan con los seres humanos.

La economía cambia de manera tal que la naturaleza del trabajo que se requiere para el éxito cambia de generación en generación. No es conveniente encerrarse en una profesión o ser competente en algo de por vida. Quizás estaba bien en otras épocas, pero no ahora.

En países más desarrollados, como los EE UU, los resultados en los test internacionales no son muy buenos, sin embargo lideran en ciencia, tecnología, investigación e innovación. Sus economías son flexibles, el trabajo está basado en el mérito, funcionan con energía y dinamismo, están abiertos a las ideas, bienes y servicios del mundo. Adicionalmente, tienen confianza en sí mismos. Aun cuando se ubican en lugares cercanos al 30 (Ocde) están al tope en cuanto a creer en sus habilidades matemáticas. Parecieran ser mucho mejores en enseñar la confianza en sí mismos que en enseñar las matemáticas. Suena raro, pero de veras hay algo poderoso en esta valiente confianza en sí mismos. Les permite desafiar a sus mayores, crear compañías, persistir cuando otros piensan que están equivocados y levantarse cuando fallan. Por cierto que mucha confianza es peligroso, pero esta tendencia es esencial para el emprendimiento.

Las habilidades técnicas son uno de los componentes que se necesitan para la innovación y el éxito económico, pero el poseer una fuerza de trabajo de menor entrenamiento técnico se sobrepone con otras ventajas como creatividad, pensamiento crítico y un devenir optimista.

Si la educación está orientada al éxito en los test y memorización, puede ser ventajoso, pero no conduce al pensamiento, la solución de problemas o la creatividad. A esto debe agregarse las características de una educación liberal: muchos pintores aprenden divirtiéndose, muchos trabajos (arte y literatura) son el producto de la entretención. Así, los emprendedores también necesitan divertirse.

Sin importar cuán bueno se es en las habilidades matemáticas y científicas, se necesita saber cómo aprender, pensar y escribir. Para escribir un ensayo de varias páginas se debe tener un pensamiento claro.

Algunas compañías prefieren que la experiencia de los que contratan sea fuerte en lo básico a que tengan habilidades muy específicas. Muchas veces los contratan por ser ingeniosos y apasionados, aunque no tengan exactamente las habilidades que la compañía necesita.

El valor agregado está en la marca, cómo se imagina, presenta, vende y sostiene. Todo esto requiere de habilidades que van más allá del ofrecimiento del angosto currículo basado en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

El gran desafío es la integración del conocimiento que hemos adquirido hasta ahora: ciencias naturales y exactas, ciencias sociales y de la comunicación, humanidades y artes. Si logramos realizar un cambio en nuestra educación toda, en este sentido, tendremos los científicos y profesionales creativos que necesitamos para nuestro desarrollo y bienestar de nuestra gente.

TAGS: #CienciaInnovación Especial 2030

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
solopol

06 de Octubre

A pesar de lo buenos que son los ingenieros en Chile, de lo bien preparados que están, de lo talentosos, de la cantidad de universidades que los forman, nunca he visto un automovil chileno, un camión chileno, una calculadora chilena o un taladro “black and decker” chileno. Si he visto novelas chilenas, obras de teatro chilenas, peliculas chilenas, sinfonias chilenas, y pinturas chilenas. Quiérase o no los artistas en este país producimos con mayor valor agregado, y los turistas que vienen a Chile lo hacen por nuestros dos premios de literatura, no por nuestros premios de fisica, quimica, etc.

Ver todos
Ocultar

Popular

Soy una de los miles de personas a las que el gobierno de Estados Unidos separó de sus seres queridos y posteriormente dejó olvidadas, y a las que los tribunales no han reunido con sus hijos
+VER MÁS
#Internacional

Hace un año, Estados Unidos me robó a mi hijo de siete años. Lo quiero de regreso

Hoy el 57% de los emprendedores chilenos tiene entre 25 y 34 años, según un reciente estudio de Corfo que abordó el período 2001-2016.
+VER MÁS
#Economía

El nuevo perfil del emprendedor chileno

Este asunto es mucho más oscuro. Esta es la historia de un hombre que era famoso, multimillonario, pedófilo, y de la gente que buscó sacar provecho de todo eso.
+VER MÁS
#Justicia

¿Por qué trabajar si puedes demandar a Michael Jackson?

Utilizan de sesgo, la inoperancia y corrupción de la izquierda, pero en sus filas y acciones caen también en lo mismo.
+VER MÁS
#Política

Y la derecha fue...

Popular

¿Qué van a hacer si hay una fuga masiva de cliente? La independencia energética es el verdadero camino al desarrollo, portarnos a paneles solares es la mejor opción.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Chao medidor inteligente, bienvenidos paneles solares

Es de culto el manejo o manipulación emocional de los medios, pero nunca se preguntan por las causas que indujeron a esa persona a tomar esa dramática decisión, su contexto sico-económico-social
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chile, sociedad del desdén: Estrés, depresión y suicidio

La rebelión por el clima contagió a nuestros estudiantes y en ciudades como Valdivia, Temuco, Santiago, Talca, Arica, Rancagua, Osorno y Valparaíso, desde hace algunos viernes, aparecen pequeños grupos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Para qué estudiar, por un futuro que no va a existir #FridayForFuture

Un millón 400 mil mujeres de Chile quieren trabajar, pero no pueden hacerlo por ser las principales responsables del cuidado de sus hijos o de sus padres
+VER MÁS
#Uncategorized

¿Soy o no soy feminista?