#Bicentenario

Domesticación y bicentenario

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ahora América ha emergido, habrá que domesticarla. Saint- Exupèry nos ha mostrado el lado cordial en su fábula cósmica. Domesticar es crear lazos. La vieja disputa del Estado Nación como máxima expresión racional y el ideal cultural del buen salvaje en la soberanía de sí mismo. La pugna esta descrita, no pasa por abusos ni excentricidades de poder; pasa por cosmovisiones del devenir. El zorro no puede jugar con el príncipe porque aún no ha sido domesticado. La pregunta surge válida: ¿Existe necesidad de domesticación para crear lazos? Y si fuese así ¿cuál es la forma de domesticación que más conviene al hombre?

“Jugar contigo? No…, no puedo-dijo el zorro- Aún no estoy domesticado.

-Ah! Perdón-se excusó el Principito.

Interrogó, luego de meditar un instante:

-Has dicho "domesticar"? Qué significa "domesticar"?

-Tú no eres de aquí-afirmó el zorro- Puedes decirme qué es lo que buscas?

-Busco a los hombres-respondió el principito- Dime, qué significa "domesticar"?

-Los hombres-intentó explicar el zorro- poseen fusiles y cazan. Eso es bien molesto. Crían también gallinas; es su único interés. Tú buscas gallinas, verdad?

-No-dijo el principito- Busco amigos. Qué significa "domesticar"?

-Ah!…, es una cosa muy olvidada-respondió el zorro- Significa "crear lazos".

-Crear lazos?-preguntó el principito.

-Así es-confirmó el zorro- Tú para mí, no eres más que un jovencito semejante a cien mil muchachitos. Además, no te necesito. Tampoco tú a mí. No soy para tí más que un zorro parecido a cien mil zorros. En cambio, si me domesticas…, sentiremos necesidad uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para tí único en el mundo…”

(El principito , Antoine de Saint-Exupéry .1943).

La ciencia de la soberanía ha dado toda una paleta de posibilidades en torno a esta concepción: contractualismo o absolutismo. Que el salvaje en su eterna sintonía con el paisaje es símbolo de equilibrio natural es una creencia que está más arraigada de lo que creemos. El dilema es que la proyección racional ilustrada del progreso también. Querer conjugar el equilibrio del buen salvaje con el Estado cosmopolita es el más grande desafío de la historia. Pero ¿se puede? He ahí el dilema bicentenario. Es un debate que no se ve bien en las barricadas sino en los fríos salones de las ideas. Es por esto que queremos ser nacionales y también convivir con nuestros orígenes, pero el origen no puede, a fuerza de desvanecerse, abrirle la puerta a ningún orden nuevo. Una cultura ab-origen no resiste ser nacional, aunque sea su manifestación más pura.

¿En América se buscaron gallinas o amigos? Se vino a solventar el mercantilismo con la neurótica búsqueda de oro o se vino a entregar una salvación, una buena nueva que ofreciera la libertad, pasaje mágico para salir de la rueda eterna y ciega de la naturaleza. El Hombre es un niño, un principito que quiere seguir mudo en el ciclo natural pero que a su vez quiere ser libre. Es la lucha de los aniversarios. Un dolor frente a una celebración. Una cultura frente a una civilización.

¿Que a América llegaron los menos virtuosos?, ¿quiere decir que la mala administración de las huestes españolas explica todo el desencanto de la conquista? ¿O que la proyección republicana recogía toda la buena intención revolucionaria para el gobierno americano virtuoso?

Los Conquistadores virtuosos igual ejercen conquistas. Conquistar viene de “quaérere” "buscar, intentar conseguir, querer con todo el empeño". La conquista es una voluntad ferviente. No se dialoga con el solo afán de conseguir, sino también de ofrecer. Pero la conquista si ofrece es para conseguir. Y el ofrecimiento mismo es la conquista.

Esto sería un error de perspectiva si sólo miráramos la sangre. Acá la lucha es de ideas, ideas con corazas virtuosas que se enfrentan y proyectan hasta la actualidad. Rousseau frente a Hobbes.

La racionalidad clásica del Estado – Nación es el territorio, cuánta historia se ha escrito por esta geopolítica , pero esto no basta. Sumado a lo anterior ahora la tan bullada biopolítica está al mando de las relaciones de poder. Una huelga del cuerpo puede devolver un territorio; es decir, saboteando mi cuerpo puedo hacer notar que han saboteado mi territorio. He ahí que las posibilidades del cuerpo, no tienen limitación en el ámbito político.

Para lanzar una buena nueva, un evangelio, se debe abrir el bosque. Para escuchar la salvación se debe rehusar a la cosmovisión propia. Para solventar una economía espiritual se deben habilitar y mellar los cuerpos "sin almas", es decir, los naturales . No importa si lo hace un rey o un republicano. Si es a la española o es a la francesa.

En el bicentenario nos enfrentamos ante la fiesta de la domesticación o la catástrofe natural del progreso frente al bosque espiritual de la cultura. Es la eterna dualidad del hombre manifestada en todos los escenarios mundiales. No hay facticidad que evite al final que la lucha sea en el campo de batalla de concepciones hechas en una solitaria habitación filosófica. Cuando la lucha se proyecta y se asume de este modo no hay solución posible, ya que -como dijo Nietzsche – las grandes cosmovisiones no han nacido de la lógica y tampoco es esta la llamada a destruirlas. Simplemente en los aniversarios habrá gente doliente y gente borracha; la historia sólo sería una sintonía hacia ilusiones de libertad o intromisiones bélicas al equilibrio.

O el Estado es la máxima representación del espíritu humano o es el tanque decadente que solo quiere petróleo para disparar compulsivamente a la nada.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo