#Bicentenario

Bicentenario: la fiesta de todos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La celebración del bicentenario es un evento convencional, como lo son nuestros cumpleaños, santos y aniversarios. Está en la línea de los eventos sociales; es un rito que incluye las mismas actividades oficiales todos los años. Tanto es así que uno puede prever los titulares de la prensa que, por ejemplo, enfatizarán el mensaje eclesiástico del Te Deum, la “brillante” o “impecable” Parada Militar, o lo bien o mal que les ha ido a los fonderos.

El bicentenario no romperá esta ritualidad, pero representa una oportunidad especial para reflexionar en su sentido y no quedarnos sólo en las fiestas. En lo básico, la ocasión exalta nuestra identidad republicana y la pertenencia a un país que ha construido su historia con esfuerzo, aunque con pasajes controvertidos. 

Estos primeros días de septiembre han sido conmemorados por La Moneda con la reedición de la Aurora de Chile, el traslado del monumento al general Carrera a la plaza de La Ciudadanía, la gira nacional de “La Pérgola de las Flores” y seguirán otros actos de evocación. Por otro lado, la presentación de los proyectos bicentenarios, tales como el Edificio Gabriela Mistral, la remodelación del Estadio Nacional y otros, pasan a ser un testimonio material de estas fechas, pero tampoco son lo esencial.

Los países se construyen por su gente y la capacidad de las elites de gobernar con sabiduría. Esto ha llevado a que Estados con pocos recursos disponibles puedan alcanzar niveles de bienestar impensados para otros de riquezas abundantes. En Chile ha habido progresos y avances de todo tipo, muchos de ellos sociales. Sin embargo, el país no ha llegado a asegurar el bienestar general, de ahí que existan conflictos estructurales, como el tema indígena.

Con bastante complacencia, parte de la elite ha querido pensar en una sociedad homogénea, justa y solidaria. Esta percepción se remece cuando distintos sectores hacen presente la inequidad y la solidaridad del marketing y el negocio. No es que exista un “país real” ignorado; ¿por qué es más real una comunidad indígena que la vida de un señor de La Dehesa?; ¿qué separa el Sanhattan de los estudiantes que reclaman el derecho de una mejor educación?. Todo eso es el país real, moros y cristianos, trabajadores y empresarios; esa sociedad que desnuda ocasionalmente las grandes desigualdades.

El bicentenario es motivo de fiesta, de empanadas y vino. Pero su sentido íntimo es visualizar la patria que queremos, con más inclusión y más equidad. En ese propósito debemos caber todos, especialmente los más vulnerables. Mientras, pienso en el coraje de los copiapinos, en la canción nacional que emana de las profundidades de la tierra, en los ingenieros que van al rescate, en las familias que esperan, todos ellos son Chile. La pregunta de rigor es: ¿hasta qué punto te sientes identificado?

———————————————–

Foto: Bicentenario 2010 – VoLaitTaLicencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes