#Bicentenario

Bicentenario: ¿Celebrar qué?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Chile está a pasos de conmemorar 200 años de vida republicana, de los cuales debemos estar orgullosos y celebrar tamaño acontecimiento… ahora, mi pregunta es la siguiente: ¿CELEBRAR QUÉ?

Celebrar un país polarizado por las diferencias y peleas rascas, ya sea en nuestra fauna política, en el mundo deportivo, en la televisión, en la familia, y en un largo etcétera.

Hago eco de las palabras expuestas por Roberto Méndez (director de Adimark) en su columna de la Revista El Sábado, según quien en nuestro país se ha instalado “la incómoda sensación de enfrentarnos a un creciente nivel de conflicto” en general. Si el de izquierda pelea con el de derecha, si el hincha albo pelea con el hincha azul, si el patrón pelea con el proletariado, si el joven pelea con el adulto, si en indígena pelea con el Poder Ejecutivo, y así; podría seguir enumerando sucesos desagradables. En 200 años, más que avanzar, vamos cuesta abajo como sociedad.

No somos un pueblo que respete al más débil; ni mucho menos, que respete nuestras costumbres. Velamos sólo por nuestros intereses, sin importarnos el del lado, ejemplos claros son el delincuente común es quien tiene que velar por sí mismo (aunque para eso tenga que robar, o incluso, matar si es preciso).

Somos un país solidario solamente cuando existen campañas como Teletón, Chile Ayuda a Chile, o campañas en redes sociales; donde un grupo de individuos se junta importándole un huevo la causa, sino para llenar sus egos enormes y sus abultados bolsillos. Donde se junta la sonrisa cínica, falsa y mentirosa bajo un solo objetivo. Sonrisa pedestre que se ve en reuniones familiares, donde te cae mal un familiar y para no quedar como un ordinario, vas por el solo hecho de cumplir, por la mera formalidad.

Y si me preguntaran si creyera que el mundo se acabara el 2012, les contestaría “¿y no podría ser antes?”. Y no es algo muy descabellado, porque veo a ese fin apocalíptico como el comienzo de algo nuevo, llámenlo Nuevo Orden Mundial o lo que sea, pero espero que esa nueva generación la que celebrará el Tricentenario de la república sea mejor que en la mierda que estamos viviendo hoy.

—————————————

Foto: Santiago, Chile – -S / Licencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de Septiembre

Interesante comentario, me sumo a su crítica respecto de nuestra mediocridad social y cultural pues, Además de ser una sociedad de los mínimos exigidos, somos un bastión de egos en busca de espacios, los cuales creemos nos pertenece por derecho propio. Independiente de la forma en que accedamos a ellos.
No obstante, no encuentro que relación tiene eso con la celebración del bicentenario.
Su comentario dice cómo cuestionamiento: que es lo que celebramos, si estamos plagados de conflictos, con mucha distancia de las minorías y sumando cada día los egocentrismos a nuestra cotidianidad.

La pregunta es: cuándo eso ha sido distinto?

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo