#Sociedad

¿Libertad vigilada?

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El dicho “La moralidad de un hombre no se mide por lo que hace, si no, por lo que haría si nadie lo viera”, a muchos de nosotros nos dejaría en vergüenza. Al parecer los seres humanos nunca maduramos y necesitamos que alguien nos vigile para evitar que hagamos “maldades”. Tenemos policías, creamos dioses y seres fantásticos, tenemos cárceles y guardias y esto también ocurre en la relación entre empresario, trabajador y consumidor/cliente.


Enseñar a tener empatía, es decir, tener la capacidad de ponerse en el lugar del otro; a que mi actuar, sobre todo en un mundo tan globalizado, afecta por acción o inacción a seres humanos que no conozco, pero que igual me debe importar ya que en algún momento me va a afectar.

Los hechos dicen que la sociedad debe tener instituciones independientes que vigilen el comportamiento de los dueños y administradores de las empresas y leyes que castiguen severamente las faltas, para evitar que, con el fin de cumplir el principio de “maximizar las utilidades y minimizar los gastos”, se caiga en el abuso de producir artículos de baja calidad, pagar malos sueldos, contratar menos personal del necesario, no efectuar las manutenciones requeridas, ponerse de acuerdo para fijar precios con otras empresas del mismo rublo, crear relaciones verticales (como las Isapres con los laboratorios y centros médicos). Es decir, utilizan cualquier recurso al filo de la legalidad y de existir la oportunidad, buscan políticos de moralidad dudosa y los financian para que legislen leyes que los favorezcan.

La moralidad y la justicia no van de la mano cuando se tiene por único fin el ganar más y más dinero para los grandes empresarios e inversionistas y, ejemplos en la historia, hay muchos:

Empresas Tabacaleras: sus dueños sabían desde los años 1950 que la nicotina era adictiva y que el consumo de cigarrillos causaba cáncer y ¿qué hicieron?, pues desinformar y engañar al público consumidor por más de 50 años, mientras la gente seguía enfermando. Aun hoy esta industria desarrolla productos que hacen más adictivo el cigarrillo y que provocan enfermedades, con un resultado de millones de muertes. El mismo principio sirve para empresas que fabrican armas y municiones y que las venden a regiones en conflicto.

Exxon (hoy ExxonMobil): producto de sus propias y rigurosas investigaciones conocía sobre el cambio climático en 1977, pero pasó décadas negándolo y contrató a los mismos consultores que tenían las Tabacaleras para desarrollar su estrategia comunicacional. Fue líder en las campañas para desinformar y así ayudó a evitar que Estados Unidos, India y China firmaran el Protocolo de Kioto en 1998. Paralelamente promovían pseudociencias negadoras y atacaban a los científicos que advertían sobre el cambio climático.

Si los dueños de Exxon y demás empresas dedicadas a los combustibles fósiles, hubieran sido honestos, muy probablemente hoy estaríamos en una situación más favorable con respecto al Calentamiento Global, en cambio gracias a su actuar, el daño a la humanidad que causaron es incalculable e irreversible.

Volkswagen: sus directores se dedicaron a equipar los vehículos diesel que fabricaban con software que falseaba los datos de las emisiones contaminantes, con el propósito de engañar a las autoridades medioambientales y así obtener una certificación ecológica. En su caso, era mucho más barato hacer el engaño que desarrollar y construir un motor realmente “limpio”.

En nuestro país, tenemos el genocidio ocurrido desde fines del siglo XIX hasta principios del siglo XX, sobre el pueblo Selknam, el que fue exterminado principalmente por las familias de los Braun y Menéndez las que se apropiaron de sus tierras y las transformaron en estancias ovejeras.

Hace pocos años tuvimos el caso del alimento especial para pacientes con deficiencia nutricional o enfermedades crónicas, llamado ADN, el cual fue producido con una cantidad errónea de cloruro de potasio y a pesar que los dueños sabían el potencial daño, igual fue comercializado en hospitales y farmacias, causando varias muerte, lamentablemente y por deficiencia en nuestras leyes los culpables no fueron castigados.

Ya más en la actualidad, hemos tenido que incorporar en nuestro vocabulario el término colusión. Pese a que en un principio se describió como una situación excepcional, tristemente, con el paso del tiempo y al surgir nuevos casos, nos dimos cuenta que es una situación normal y que se prolonga por muchos años. Este delito de “cuello y corbata, amparado por la ley”  fue gracias a que tienen penas y multas muy bajas, comparadas con las ganancias que se obtienen.

En resumen, por vivir preocupados y distraídos con el fútbol y la farándula, no notamos que el “dedo de Jara”, no es nada comparado con lo que nos hacían, por largo tiempo, los grandes empresarios, ayudados por políticos inmorales y muy bien pagados.

A veces pienso que para transparentar nuestra política, quienes mueven los hilos del poder en Chile como los Luksic, Paulmann, Solari Falabella, Angelini, Matte y los Julio Ponce Lerou, debieran tener un representante en nuestro parlamento y así no tendrían que financiar a los políticos para que legislen por ellos y nosotros tendríamos claro que quieren y cuando una ley es para todos o para unos pocos.

Cuando se analiza la historia humana, podemos ver que este tipo de situaciones son tristemente normales y son independientes del tipo de gobierno. Una buena forma de minimizar este actuar tendría que ser a partir de la formación escolar, enseñar a tener empatía a tener capacidad de ponerse en el lugar del otro; a que mi actuar, sobre todo en un mundo tan globalizado, afecta por acción o inacción a seres humanos que no conozco, pero igual me debe importar ya que en algún momento me va a afectar. Para esto, los colegios debieran mostrar la diversidad de la sociedad donde están insertos, no debieran existir colegios para ricos ni colegios para pobres, en ellos se tendría que aprender a convivir con la diversidad y que todos somos seres humanos. Aprender que hay otras formas de solucionar los problemas, hay otras formas de ver el mundo, hay otras personas viviendo en condiciones distintas a las nuestras y sobreviven, etc.

Y también debemos preguntarnos, por ejemplo: ¿Por qué los productos del país donde importamos son tan baratos, ¿Cómo se fabrican?, al comprar barato ¿Estoy fomentando el trabajo infantil y la esclavitud?, ¿Qué pasa con el plástico que tiro a la basura?, ¿Cómo será el clima de aquí a 5 años?, ¿Qué medidas debiera exigirle a nuestro gobierno?

TAGS: #Corrupción Abuso de Poder Colusión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Servallas

21 de febrero

Interesante punto de vista sobre la naturaleza humana, este tema da para verter ríos de tinta. La naturaleza humana en parte esta compuesta por una parte oscura, negra, maléfica, leyendo historia nos damos cuenta que personas normales, corrientes y hasta quitados de bulla se transforman en monstruos apenas se da la oportunidad, así, cometen todo tipo de salvajismo y bestialidades cuando tienen algo de poder y sienten que pueden quedar impunes, como el caso de muchos oficiales nazis, gente culta, preparada, normal que terminan transformados  en bestias,lo mismo ocurrió en Chile, lo mismo aquí y allá. Pero esto no sólo ocurre en los altos niveles del poder político y económico, ocurre hasta con el director del colegio, con el decano, con el alcalde, con el gerente, con el jefe, etc, pequeños tiranos  en sus mundos que hacen sufrir a otros, tenemos entonces una gigantesca red de poder y miedo. A veces pienso que quienes promueven cambios sociales violentos, levantamientos, ” tomas de conciencia”,  teorías de la conspiración y otras ideas de confrontación, no son más que agentes de la maldad, como dice por ahí un viejo libro, el poder es el pago por tu maldad, a mayor maldad mas poder, para el resto, para nosotros los sin poder al parecer sólo nos queda la redención.

22 de febrero

Servallas, en realidad es un tema que da para mucho.
Pero quiero agregar algo y es que el ser humano no ha sacado provecho a una ventaja que tenemos con el resto de las especies y es la capacidad, que nos está dando la ciencia de comprender nuestro comportamiento. La Neurociencia está resultado ser un espejo para ver nuestros defectos y fallas, esto debiera permitirnos y obligación de corregirlos y quizás eso nos permita ser verdaderamente seres humanos.

Se agradece la opinión

23 de febrero

No, no es la naturaleza humana, sino la naturaleza del capital la que favorece a cierta naturaleza humana minoritaria, es decir, el capitalismo hace que estemos gobernados por psicópatas. https://youtu.be/nXkc783IVwo así lo indica este documental.

23 de febrero

Arturo Ruiz no es una actitud minoritaria, va desde el taxista que arregla el taxímetro para cobrar más, al vendedor de CD’s piratas que los vende vacíos, al vendedor en la feria que tiene arreglada su balanza, pasando por muchos de nosotros que consumimos productos dentro del supermercado y no los pagamos o en el mismo transantiago, donde no se paga el pasaje, etc, etc..
En resumen, no es para nada una actitud minoritaria.

Saludos

22 de febrero

Una interesante y reciente nota científica asociada al tema del artículos y que dice; cuando nos ordenan hacer algo incorrecto, nos sentimos menos culpables:
http://www.scientificamerican.com/espanol/noticias/la-coaccion-nos-hace-sentir-menos-responsables-de-nuestras-acciones/

Saludos

25 de febrero

Debhemos tener instituciones indepenientes para fiscalizar. Había que tener una superindendencia de AFP que vigile que a las administradoras a que no “confundan” sus platas con la de sus afiliados, también una de bancos, probablemente ahora aparecerá algo parecido para supervisar colusiones y vicios de la industria. Asi como ahora es difícil que ocurra lo que ocurrió con el pueblo Selknam, mañana será difícil colusiones como la de las farmacias. No hay razón para tanta odisiosidad con la gente que hace lo que la ley no le prohíbe. Quizá mañana hay una censura al portal que postergu varios días publicar comentarios políticos que no son del gusto del editor, uno puede sentir odio al editor por eso, o agradecimiento que igual lo publican. Quizá también puedo elegir agradecer la colucion del confort si esa es la causa de que esos artículos tienen un precio final mucho mas bajo que los higiénicos de empresas no coludidas, aunque obviamente primero hay que sentenciar a las personas que hacen cosas fuera de la ley.
Los que rechazan artículos que puedan promover trabajo infantil son los que están muy lejos de morirse de hambre. ¿Y si es la alternativa para que un niño no muera de hambre o haga cosas peores con su cuerpo o dañe a otros?. Los que prohíben que un comerciante pueda vender agua donde no hay porque “es un bien público”, son los que no tienen problemas en pagar a aguas andinas cuatro lucas al mes, no los que no tienen agua. ¿Porque ese odio Fernando?

25 de febrero

Mis opiniones pueden ser interpretadas como odiosidad hacia la casta dominante, pero no, ya que ninguno de nosotros está libre de actuar de igual forma bajo las mismas circunstancias.
Si es odiosidad, sería hacia el mismo ser humano por ser un animal inteligente, pero, que actúa sin sabiduría y esta pensamiento se refleja en la frase: “No hay razón para tanta odiosidad con la gente que hace lo que la ley no le prohíbe”.
Ese comentario ilustra algo que todos los que cometen abusos utilizan de escudo: “hago lo que la ley me permite hacer”.

Saludos José Luis y siempre agradecido por tus interesantes comentarios y puntos de vista

04 de marzo

Como dice el autor en la base, es un problema GENERAL, aunque en el desarrollo del texto pareciera que es un problema de las empresas y elites.
¿Alguna vez se han preguntado que pasaría con el consumo si no existiera delincuencia?…Los productos se podrían dejar en un canasto, y la gente podría sacar UN producto, depositar el precio en otro canasto. Se evitarían una inmensidad de costos para resguardar la mercadería. No habrían rejas para custodiar, no habrían cámaras para saber quien robó; todo, finalmente, sería mucho mas barato, pues no habrían costos de seguridad. Cuando uno piensa un negocio, parte importante es diseñar un sistema para evitar que te roben. Una persona me dijo una vez: “la moneda, por el bolsillo que pasa, tiende a quedarse”, en referencia a que tenía que hacer un sistema de recaudación que evitara pasar por personas, porque todos tendían a sacar su tajada.
A mi me parece que el tema es educacional-moral, de fondo, algo que no se ha trabajado en los paises latinos, y en los anglosajones está mas logrado por un asunto histórico: el manejo del poder, que se resume en “Cuando tengo poder (de cualquier tipo), ¿Como lo ejerzo?”; siempre hay situaciones de poder, y si no se educa para ejercerlo bien, SE ABUSA. El poder lo ejerce una persona en la familia, en el comercio, en un sinnumero de situaciones; no se puede creer que hay que eliminar las posiciones de poder: hay que EDUCAR para que el que tiene poder lo haga bien.

04 de marzo

Arturo: Es general, por ejemplo; desde un taxista que altera el taxímetro hasta el vendedor de feria que altera la balanza, pero en las grandes empresas es más grave, ya que nos afecta a todos.

Y estoy absolutamente de acuerdo que el remedio está en la educación, sin ella, podremos tener las mejores leyes, pero los abusos se cometerán igual.

Y sobre nuestra diferencia con las sociedades anglosajonas, en ellas suele bastar un apretón de manos para cerrar un acuerdo, pero en las nuestras no se respeta ni la palabra,

Saludos y gracias por el comentario

04 de marzo

Fernando, también, y hay que destacarlo para entenderlo bien, es el caso del que no paga en la micro, del que saca la vuelta en el trabajo, del que hace un ruido atroz y molesta a los vecinos sin importarle; es decir, lo que diferencia (y se ha hecho mucho aspaviento) a los casos de las empresas y poderosos de los ciudadanos a pie, es que estos tienen muchas mas ocasiones para usar su poder para abusar; pero TODOS tienden a abusar cuando tienen la situación. Entonces, el problema no es que existan mas poderosos o no; el problema es como se usa el poder, con cual ética se hace
Saludos

04 de marzo

Arturo, en este nuevo artículo explico algo más de nuestro comportamiento y que puede servir de complemento:

El ser humano, el simio que lleva adentro y la desigualdad

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La participación democrática implica un compromiso, una voluntad de plasmar una idea en lo concreto y de defenderla (y asumir que existe la posibilidad que la idea de otro se imponga).
+VER MÁS
#Ciudadanía

Like sí, Voto no

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?