#Sociedad

El ser humano, el simio que lleva adentro y la desigualdad

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La mayor parte de los 50.000 años que llevamos como especie, así como las que nos precedieron, nos relacionamos esencialmente con parientes, amigos y muy rara vez nos comunicábamos con miembros de otras manadas o tribus. Manteníamos fuertes vínculos con todos los integrantes del grupo. En este mundo todo estaba relacionado y esto se mantuvo así por varios millones de años, y la evolución se encargo de moldear nuestros genes para fomentar y fortalecer estas relaciones.


En base a la nueva información, principalmente la que nos aporta la neurociencia, debemos adquirir la capacidad de reflexionar con autocrítica, para comprometernos e involucrarnos en las consecuencias de nuestras acciones y así luchar para crear una sociedad donde muchos no se sientan explotados por unos pocos y se juzguen a su vez, debidamente recompensados por sus capacidades y esfuerzos.

Hace unos 10.000 años inventamos la agricultura y todo comenzó a cambiar, dejamos paulatinamente la vida de cazador/recolector por la de agricultor/ganadero. Luego fuimos relacionándonos de formas más complejas y surgen las ciudades estado, con ello las clases sociales, luego vienen los imperios, sigue la revolución industrial y hoy tenemos la globalización y nunca más el mundo será el de antes, salvo una catástrofe planetaria, como puede ser el Cambio Climático y Calentamiento Global.

Es decir, después de millones de años viviendo en pequeños grupos de cazadores-recolectores, en un periodo de tiempo breve, sustituimos este estilo de vida por las actuales manadas de cuello y corbata, pero ojo, en el fondo, por lo reciente del cambio, nuestro comportamiento instintivo sigue dominado por el simio que todos tenemos dentro ¿y cómo dirán ustedes?.

Bueno, los seres humanos fuimos provistos por la evolución y estamos programados en nuestros genes del instinto de asociación, que nos impulsa a auto-organizarnos. Fuimos cableados para ello porque somos muy vulnerables como individuos. Pensemos en los tigres u otras especies solitarias, durante su vida adulta son perfectamente autónomas, salvo para reproducirse, y sobreviven el resto de sus vidas en forma independiente. Pero esto no es posible para nosotros los primates.

Desde la llegada de la Revolución Industrial hasta hoy, las empresas para las que trabajamos y literalmente pertenecemos, son nuestras actuales referencias de identidad grupal. En esta sociedad occidental y neoliberal las personas pasamos más de la mitad del día en el trabajo. Los vecinos, amigos e incluso las familias se encuentran en un segundo plano.

Cuando nos incorporamos a una gran empresa con cientos o miles de trabajadores, generamos bandos y facciones de manera espontánea. Ni siquiera hay necesidad de pactos explícitos. Las nuevas tribus rivales pasan a ser los otros departamentos, áreas o empleados de empresas externas.

Los empleados como símbolo de unión y de modo espontaneo, tienden a vestir de manera parecida, usar un vocabulario semejante, se inventan sobrenombres, compran las mismas cosas, van de vacaciones a los mismos sitios, etc. Estas actitudes también se dan entre grupos sociales y resultan tan evidentes que en determinados casos somos capaces de distinguir a que clase social o tribu urbana pertenece una persona, solo con ver su modo de vestir, caminar, hablar o gesticular.

Nosotros los simios generamos alianzas y coaliciones que unen a determinados grupos de individuos frente a otros. Algo presente de igual forma tanto en empresas como en comunidades de chimpancés. Esto se debe a que la clave del éxito para los primates está en el número y calidad de las alianzas que posee. Lo que viene a ser uno de los elementos más importantes de la denominada Inteligencia Social y esto puede llegar a ser más importante que las propias capacidades o conocimiento técnico.

Repasemos, nosotros los simios evolucionamos en pequeños grupos de cazadores/recolectores donde la cooperación se volvió fundamental y ser sensible a las necesidades, intenciones y ánimos de nuestros pares se volvió una necesidad vital, y más aún, nuestra moral tiene un pasado evolutivo ligado al comportamiento social de nuestros ancestros.

En un trayecto de miles de años fuimos adquiriendo una “preocupación social”, que tiene que ver con el sentido de armonía del grupo como un todo. Y adquirimos el hábito de compartir la comida, tranquilizar a nuestros vecinos, intervenir en peleas de terceros para evitar disturbios en la comunidad, etc.

La evolución es un proceso ciego, donde los que tienen un comportamiento beneficioso tienden a prosperar y trasmitir sus características, en cambio los que no, simplemente se extinguen. Con el paso del tiempo adquirimos la habilidad de relacionarnos y actuar muy bien en grupos reducidos donde todos nos conocíamos, lo que aumentaba el compromiso. Desde el Imperio Romano, los ejércitos de todo el mundo se han aprovechado de este conocimiento. Los militares saben que nos involucramos más cuando conocemos a todos los integrantes del grupo, por eso diseñan sus tropas teniendo esto en cuenta.

Pero en el mundo moderno y globalizado esto no ocurre y no nos manejamos bien en grupos demasiado grandes. Hoy y formando parte de cada sociedad, coexisten y se superponen una multitud de tribus, existen la de los políticos, los empresarios, las religiones, los jóvenes y sus distintas tribus urbanas, los seguidores de los equipos de fútbol, donde cada equipo tiene su propia tribu, si hasta en la biblia Jesús trabajó con 12 apóstoles. Es decir, por todos lados hay evidencias del simio que llevamos dentro y que le gusta actuar en grupos reducidos.

Esto de estar armando tribus en si está bien, es mucho más simple organizarse, lo malo viene cuando favorezco, guiado por ese instinto de simio que me hace privilegiar a mis cercanos en desmedro de los demás, y con el paso del tiempo siento que mi tribu debiera ocupar un sitial por sobre el resto de las tribus y tiendo a deshumanizar a las demás viéndolas como clases inferiores, justificando de esta forma su explotación en beneficios de mis pares.

Quizás esta es la razón, que sin importar la ideología política o forma de gobierno o tipo de empresario, siempre una tribu que se formo por razones naturales y por necesidades sociales, ciertos miembros terminan sintiéndose superiores y con derechos para dominar y explotar a otras tribus. Lamentablemente ellos al tener la oportunidad y los medios terminan dominando y guiando al resto. Hoy, uno de sus resultados más evidentes son las desigualdades desproporcionadas que tenemos en la mayoría de las sociedades, provocado por una búsqueda insaciable de riquezas, que llegan a ser desmedidas y van en beneficio de una pequeña tribu dominada por sus ancestrales y ciegos instintos.

Otra variante negativa que se da, son las discriminaciones contra las personas que vemos diferentes y no sentimos que formen parte de nuestra tribu. Estas personas o grupos nos provocan rechazo y desagrado, surgiendo así la discriminación, que puede ser por sexo, edad, condición social, color de piel, creencia religiosa,  origen, equipo deportivo, ideas, aspecto físico, capacidad intelectual, etc., existen infinitos modos para justificar la discriminación.

Ahora y para terminar, ¿cómo podríamos superar las desigualdades, discriminaciones y muchos de los abusos?, obviamente no los superaremos del todo, pero si es posible disminuirlos en un gran porcentaje y pienso que la mejor herramienta es educando y transmitiendo conocimiento, ya que si comprendemos sus causas podremos aprender a controlarlas. Nuestro cerebro es modificable y tiene la plasticidad suficiente para aprender y adaptarse a las nuevas realidades, que NO son las que teníamos mientras fuimos cazadores/recolectores.

En base a la nueva información, principalmente la que nos aporta la neurociencia, debemos adquirir la capacidad de reflexionar con autocrítica, para comprometernos e involucrarnos en las consecuencias de nuestras acciones y así luchar para crear una sociedad donde muchos no se sientan explotados por unos pocos y se juzguen a su vez, debidamente recompensados por sus capacidades y esfuerzos.

TAGS: #Desigualdad Evolución

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Sergio Serrano Salas

04 de marzo

Un muy buen artículo. Las educación es el squid del asunto. Lástima que tenemos a la fecha, dos generaciones perdidas.

04 de marzo

Sergio: Gracias por tu comentario. Si, el camino de la educación es siempre largo, pero es el único posible y si no modificamos nuestro comportamiento con los demás y con el medio ambiente, somos una especie condenada.

Saludos

Guillermo Contreras Lastra

04 de marzo

Buen artículo. Lamentablemente las mismas razones de este comportamiento son las que no permiten asumir a las personas su condición de primates. Siempre están pensando en su superioridad y falsa importancia en el mundo, siendo buenos sólo por la esperanza de un regalo divino después de la muerte.

04 de marzo

Cierto Guillermo, pero el ser humano es la única especie que tiene las herramientas para conocer las causas de su comportamiento, y en la medida que las reconozca, aprenda a controlarlas.
A modo de ejemplo, no sé si le gusta la ciencia ficción, pero hay un personaje de Viaje a las Estrellas (Star Trek), de nombre Spok que muestra un poco el camino, ellos pasaban los primeros años de vida enfocados en el auto-conocimiento, con el fin de controlar sus instintos, pero para hacer esto primero hay que reconocerlos y aceptarlos.

Saludos y se agradece el comentario

04 de marzo

Advertencia: este artículo puede incomodar a personas religiosas

Saludos

Servallas

05 de marzo

Hace tiempo leí el mono desnudo de Desmond Morris, y queda en evidencia que nuestros comportamientos se asemejan bastante a los primates, dicho eso, hay algo que no está en tu artículo y creo que es fundamental para explicar tanto costalazo, tanto problema, el líder, el jefe, el macho dominante. Los grupos y tribus tienen mejor o peor suerte por quien los dirige, por quien los gobierna, consecuentemente la sabiduría, la visión, la capacidad intelectual, la bondad y otros atributos son requisitos importantes, muchos pueblos han pagado con ríos de sangre las malas decisiones y populismo de sus líderes, otros viven sumidos en una esclavitud permanente por el dominio brutal que estos ejercen, el miedo se transforma en una condición permanente. Por otra parte, al interior de los grupos, tribus, colectivos se organizan otros pequeños grupos, otros colectivos que se orientan al cambio, es parte de la naturaleza humana, la modificación de los contextos no importa si estos son sociales, naturales, artificiales, culturales, etc, presionar por el cambio es inherente a lo humano, el problema se suscita cuando los objetivos de esos grupos internos son anárquicos, sin fin, de autodestrucción basados en el odio por el odio, en la envidia, en una idea de suicidio colectivo alimentados por teorías de conspiración que muestran la complejidad de nuestra realidad como una caricatura. Saludos

06 de marzo

Servallas, si tienes razón, es otro elemento que compartimos, pero no es exclusivo de los primates, lo compartimos con otros animales de manada como los lobos, la necesidad de un macho/hembra Alfa.
Eso si, los seres humanos elevamos a Alfa al estatus de dios.
Y sobre el miedo, bueno esa es una poderosa herramienta, muy utilizada, basta leer las noticias, si hacemos una reforma laboral, crearemos cesantía, si hacemos una reforma tributaria, crearemos caos en las empresas, etc.

Gracias Servallas por tus opiniones.

07 de marzo

Una vez más, caemos en la cuenta de la relevancia de la actividad de Educación, cuando el autor señala que la mejor herramienta para superar las desigualdades que provoca nuestra tendencia simiesca a favorecer a nuestro propio grupo. Es importante este tipo de inoculación de ideas y conocimientos que ofrece el artículo para ir creando un sustento fuerte que impulse una revisión y discusión de nivel superior respecto del camino que debe tomar la Educación.
La historia reciente, y la misma actualidad nos ofrece un espectáculo mediocre e ideologizado de las reformas educacionales. Una discusión seria sobre Educación, al menos en nuestro país, no debiera estar radicada en el parlamento. Se echa de menos la discusión de alto nivel (sin la tutela de los parlamentarios), de filósofos, de neurocientistas, expertos en aprendizaje, educación, sicología, y un largo etcetera.
Se debe ser capaz de replantear el actuar y verdadera relevancia de profesores, autoridades, universidades, gremios, partidos políticos en una mejor práctica y filosofía de la Educación.
Este artículo habla de los grupos, y de la descripción de grupo, se puede inferir el daño que le han hecho a la Educación la participación de grupos de interés sobre esta materia tan crucial y sensible. Los partidos gobernantes, el gremio de profesores, los carteles de universidades e institutos actualmente influyen dramáticamente en las reformas y decisiones respecto a educación.

07 de marzo

Pablo, la idea es educar de forma integral, no solo conocimientos, también están los valores y principios morales, el respeto por la diversidad y entender que vivimos en un mundo globalizado, donde nuestros actos afectan, para bien o para mal a personas que no conocemos.
Debemos cambiar la forma de enseñar, hoy aún utilizamos métodos del siglo XIX, propios de la revolución industrial, donde pones a los niños en una cadena de producción que parte en Kinder y termina en 4to medio, y un profesor dueño del saber se para delante de sus alumnos y pasa materia. Esa forma no sirve en un mundo gobernado por la Internet, un medio que me permite conocer materias antes que me las pase el profesor, es decir, el profesor debiera ser un guía, nos debe enseñar a ser críticos y escépticos a las cosas que encontramos en la red y que no hay que creer todo lo que en ella aparece.
Siempre las formas de enseñanza estarán atrasadas con respecto a las necesidades y conocimientos modernos, pero mejor estar un paso atrás y no dos o más.
Lamentablemente para hacer esto hay que vencer intereses económicos, ideas cortoplacistas y para qué queremos educar, para sacar personas que produzcan o personas que piensen y sientan.

Saludos Pablo y se agradece la opinión

08 de marzo

En general los seres vivos tienden a vivir en manadas, colmenas, cardumen, tienden a agruparse en alguna organización social instintivamente, probablemente para distribuir funciones de buscar alimentos, cuidar los menores, etc.. se supone que asi hay mas garantías de supervivencia. Las manadas ayudan a cuidar sus enfermos, pero si están muy desvalidos los dejan para no atrasar la manada y satisfacer a los depredadores con lo menos prescindible para la manada, las manadas son tan crueles como bondadosas. Nosotros también somos así, quizá con un poco mas inteligencia pero los instintos son exactamente iguales, no tienen porque ser distintos.

Entonces segun yó, al no haber otra especie depredadora buscamos depredadores entre nosotros, una cacería de brujas que, mas que estéril, es contraproducente porque se tiende al identificar como tal justamente al que nos da mas de comer porque obviamente tiene los instintos mas voraces por ser mejor cazador, y al hacerlo sólo se termina por provocar hambruna en la manada. En fin, supongo que no todos tenemos que ver las cosas igual, aunque vivamos en manada.

Una vez mas felicito al autor de este excelente articulo, no sólo por el artículo sino por la forma de atender toda la columna.

Saludos

08 de marzo

Posiblemente a mucha gente este tema no le agrade y mucho menos si se siente comparado con un mono.
Lamentablemente la Evolución es un hecho frío que muestra y demuestra lo relacionada que está toda la vida en la Tierra y que estamos unidos por un ancestro común. Además, que nos permite entender el origen y los porqué de nuestro comportamiento.

Saludos

22 de marzo

Por fin encuentro a alguien que piense de forma similar a la mía, sobre el comportamiento “humano”. Fernando, nuestra forma de ver esta sociedad, debería extenderse por el bien de nuestra especie y del planeta en general. Si tienes una solución para hacerlo y crees que puedes y quieres, puedes contar conmigo para ello. Realmente pienso (de manera un poco diferente que Eudalt Carbonell) que aún no somos auténticamente humanos, pero creo que la cosa tiene solución aunque nosotros no lleguemos a verlo ya seguramente. Te agradecería que te pusieras en contacto conmigo porque el asunto es realmente importante (eso pienso).

28 de marzo

¿Por culpa de nuestros instintos, debiéramos vivir siempre bajo “Libertad Vigilada”

¿Libertad vigilada?

Esclavitud infantil: Un pilar de la Economía Global – ateostolerantes

15 de diciembre

[…] Ya lo decía Gabriela Mistral “La humanidad es todavía algo que hay que humanizar“. Hoy aún seguimos dominados por el simio que habita en todos nosotros. […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional