#Sociedad

La menstruación, el mito y la discriminación a la mujer

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El ser humano a medida que fue evolucionando y desarrollando la parte frontal de su cerebro, desarrolló un efecto “secundario” y la necesidad de querer saberlo todo, aplicando en todo el principio “causa y efecto”. Es decir, cualquier cosa que pasaba, algo tenía que provocarla y, como “nadie nace sabiendo” y ni aún inventábamos el método científico, surgió el mito, es decir, una narración para dar significado y explicación a interrogantes fundamentales a cosas que no se comprenden, como el significado de la vida, que es lo que hago aquí, hay algo después de la muerte, sobre el origen de las cosas, sobre las estrellas, etc.


La religión y el mito, por ser creaciones mentales de nuestra especie, son un reflejo de ideas y creencias primitivas, y pasan a ser herramientas para hacer perdurar dichas tradiciones y creencias.

A modo de respuesta a estas dudas existenciales, los mitos van surgiendo espontáneamente desde nuestra imaginación, desde nuestros sueños, reflejando dudas, temores y esperanzas, es decir, hablan de nosotros mismos. Eso sí, no son explicaciones racionales, sino culturales y cumplieron el papel que hace pocos siglos tomó la ciencia.

Antes del invento de la escritura, la transmisión era oral y cada relato, si bien mantenía una estructura fija, se enriquecía con dos herramientas principales, una es la imaginación del relator, que cada vez que contaba la historia podía agregar o quitar elementos y también se enriquecía a partir de las preguntas de los oyentes, quienes eran actores activos, es decir, el mito es creación de una cultura, de un pueblo y no de una persona en particular.

Ahora entremos en el tema y hablemos de los mitos para justificar la supuesta superioridad del hombre por sobre la mujer, y que mejor que un par de ejemplo, el primero de Japón y el segundo del Capítulo 2 del Génesis de la Biblia:

El mito japonés dice: “Érase Una Vez que Izanagi e Izanami giraron alrededor del pilar en direcciones opuestas y cuando se encontraron, Izanami, la deidad femenina, habló primero con un saludo, se unieron y tuvieron dos hijos, Hiruko (infante del agua) y Awashima (isla de burbujas) pero fueron mal hechos y no se consideraron dioses. Pusieron a los niños en un bote y los arrojaron al mar. Entonces pidieron a los otros dioses una respuesta sobre que habían hecho mal. Ellos respondieron que el error fue que ella hablo primero y en la ceremonia de unión debe ser el dios masculino quien tiene que iniciar la conversación. Así que Izanagi e Izanami se dirigieron alrededor del pilar una vez más, y esta vez, cuando se encontraron, Izanagi habló primero y su matrimonio fue exitoso.”

El capítulo 2 del Génesis de la Biblia: “18 Dijo luego Yahvé Dios: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.» …… 21 Entonces Yahvé Dios hizo caer un profundo sueño sobre el hombre, que se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. 22 De la costilla que Yahvé Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre.23 Entonces éste exclamó: «Esta vez sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Ésta será llamada mujer, porque del varón ha sido tomada.»

Buscando alguna explicación al origen de esta discriminación, diría que una de ellas es la menstruación asociados a cambios temperamentales del periodo. Al hombre primitivo le debían resultaba extraños, que si bien todos evacuamos el mismo tipo de desechos, como la orina y las fecas, la mujer además y de forma regular evacuara sangre y, si la expulsa, obviamente debe ser por estar mala.

Esta sangre desechada era considerada “impura” que podía contaminar a los otros, idea es común en la mayoría de los pueblos primitivos. En algunos llega al extremo que la mujer es separada del resto de la tribu, no puede cocinar, no puede hablar ni conversar con sus vecinos, etc. En la China antigua la sangre menstrual no podía tocar el suelo para no enojar al espíritu de la tierra.

El Antiguo Testamento obviamente refleja estas ideas primitivas y entrega una serie de consejos: “Cuando una mujer tiene su flujo regular de sangre, la impureza de su período mensual durará siete días, y aquello que toque estará impuro hasta la tarde. Cualquier cosa sobre la que se acueste durante su período será impura, y sobre la que se siente. Quien toque su cama deberá lavar sus ropas y bañarse con agua, y estará impuro hasta la tarde. Quien toque algo sobre lo que ella se haya sentado deberá lavar su ropa y bañarse con agua, y estará impuro hasta la tarde. Ya sea la cama o algo en lo que ella se haya sentado, cuando alguien lo toque, estará impuro hasta la tarde.” Lev. 15:19-23.

Otro ejemplo; en las culturas anglosajonas llaman a la menstruación “the curse”  que significa “la maldición”.

Además, la mujer durante el embarazo y posterior crianza del hijo(a) depende del hombre para su sobrevivencia. El hombre, al ser más fuerte y mejor preparado para la caza es el proveedor principal de alimentos de la tribu, sin él morirían de hambre. En cambio la mujer tenía extensos periodos de embarazo y crianza, tiempo en el cual se dedicaba al curtido de pieles, preparación de alimentos y recolección de frutos. El hombre al proveer la carne, una necesidad esencial e inmediata, por lo tanto, pasa a ser más importante para la tribu que tener hijos. Eso sí, en una sociedad cazadora/recolectora, esta diferencia no es notoria y menos se discrimina, ya que todos los integrantes de la tribu realizan funciones que son importantes y las mujeres eran respetadas en estas antiguas sociedades.

Pero, con el invento de las ciudades, el comienzo de las conquistas militares y el surgimiento de los primeros imperios, eran los hombres quienes manejaban las armas y efectuaban las conquistas, relegando a la mujer, salvo contadas excepciones a que eran consideradas de segunda o tercera categoría y menos importante que un caballo. Un ejemplo; hasta hace menos de un siglo, principalmente en las zonas campesinas, existía la convicción que la mujer, si es que la enviaban al colegio, era solo para aprender a leer y escribir. Enseñarle más era considerado una pérdida de tiempo. Ella debía limitarse a ser una buena “dueña de casa” y conseguir un marido que la mantuviera a quien debía darle muchos hijos, idealmente varones.

Con estas líneas no pretendo culpar a los mitos o la religión sobre la causa última de la discriminación que sufre la mujer, más bien la religión y el mito, por ser creaciones mentales de nuestra especie, son un reflejo de ideas y creencias primitivas, y pasan a ser herramientas para hacer perdurar dichas tradiciones y creencias.

En los últimos 100 años estas ideas discriminatorias están siendo superadas lentamente, pero es imposible borrar de la noche a la mañana creencias forjadas por miles de años y que se reflejan en la educación, en las tradiciones y en las leyes.

En la medida que los nuevos conocimientos sean incorporados en la educación nos permitirá superar esta y otros tipos de discriminaciones.

TAGS: civilización igualdad de género Mito

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Susana valero

05 de abril

Dios creo a la mujer como ayuda idónea, le saco una costilla al varón para que la mujer fuese juntamente con el como su compañera, no para que vaya sobre el varón, ni por debajo del varón sino a su lado.
Dios jamás a discriminado a la mujer, todo lo contrario.
Nos creó virtuosas y fieles compañeras hacia nuestros esposos.
ahora que se haga como Dios lo dejo en su palabra es otra cosa.
No hay quien busque a Dios, no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno, todos se desviaron a una se hicieron inútiles.
Romanos 3:10
Por eso estamos como estamos caídos haciendo todo lo contrario del diseño que Dios creo.

05 de abril

Hola Susana, La Biblia no es buen ejemplo para el caso de la mujer, aquí te dejo un par de ejemplo:
Eclesiástico 42 sobre “Las mujeres”
12 No fijes tus ojos en la belleza de nadie ni trates con familiaridad a las mujeres.
13 Porque de la ropa sale la polilla y de la mujer, una malicia de mujer.
14 Más vale malicia de hombre que bondad de mujer: una mujer avergüenza hasta la ignominia.

Y Aquí de las Cartas de San Pablo CAPÍTULO 11 sobre EL VELO DE LAS MUJERES
[3].Pero quiero recordarles que la cabeza de todo varón es Cristo, y la cabeza de la mujer es el varón, y la cabeza de Cristo es Dios.
[4].Si un varón ora o profetiza con la cabeza cubierta, deshonra su cabeza. [5].En cambio, la mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta falta al respeto a su cabeza; sería igual si se cortase el pelo al rape. [6].¿No quiere cubrirse el pelo? Que se lo corte al rape. ¿Que le da vergüenza andar con el pelo cortado al rape? Pues que se ponga el velo. [7].El varón no debe cubrirse la cabeza porque es imagen y reflejo de Dios, mientras que la mujer es reflejo del hombre. [8].El varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón; [9].tampoco fue creado el varón con miras a la mujer, sino la mujer con miras al varón. [10].La mujer, pues, debe llevar sobre la cabeza el signo de su dependencia; de lo contrario, ¿qué pensarían los ángeles

Saludos y gracias

08 de abril

Aquí un relato terrible de como viven las mujeres sometidas a estados que aplican la religión de manera literal:

http://www.dw.com/es/estamos-muertas-pero-a%C3%BAn-respiramos/a-19172414

Pamela Lara

11 de abril

DdUna visión bastante descalificadora del mito. El mito no solo es imaginación y ocurrencias culturales porque sí, y aunque dista mucho del método científico, tiene algo de este, muchos mitos fueron forjados punta de observación y ensayos, empleando ciertos criterios y lógicas que muchas veces dieron en lo correcto. Otras en cambio, como este mito de la inferioridad de la mujer estan profundamente equivocadas.
Como bien se dice, en las sociedades Recolectoras- Cazadoras (porque la recolección (generalmente femenina) era igual o más importante que la caza), la discriminación negativa de la mujer era prácticamente nula, y existía un equilibrio social muy sofisticado, mismo que puede apreciarse en sociedades modernas no industrializadas o tribus indígenas,mal llamadad “Primitivas”. Para mayor información consulten el libro “”Pueblos indogenas para el mundo del mañana”” de S. Corry.
Saludos!!

11 de abril

Pamela, este artículo pretende mostrar uno de los usos del mito, en este caso sirve de herramienta para justificar la discriminación a la mujer, no pretende ir más allá.

Saludos y gracias por la paciencia de leer y opinar.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los datos muestran un escandaloso porcentaje de exclusión normalizada. Se pone obstáculos a priori a los participantes que han aprobado el nivel secundario. Ni siquiera se les permite intentarlo.
+VER MÁS
#Educación

Selección Universitaria y datos 2018: exclusión académica estandarizada

En este presente conflicto, el temor pareciera ser una emoción recurrente, especialmente porque ante tal coyuntura hay definiciones económicas para cada espacio geográfico. Esta incertidumbre muestra có ...
+VER MÁS
#Sociedad

Entre el miedo y el orgullo: 110 años de rivalidad portuaria

Curiosamente, la variable clase media parece hacer una buena labor explicando la votación del candidato, pero en una forma justamente contraria a la propuesta por el relato modernizador.
+VER MÁS
#Política

Analizando el relato de la modernización desde los datos

"La iglesia católica no desaparecerá, pero en Chile y el mundo se avanza en una dirección en la que ella seguirá perdiendo influencia, perdiendo fieles y también perdiendo vocaciones sacerdotales. ...
+VER MÁS
#Religión

La coherencia vaticana

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento

¿En esta coyuntura, hubo algún interés de los obispos en proteger la integridad del Papa Francisco y evitar que cayera en el error? Desde luego, no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Papa Francisco ¿víctima de una confabulación?