#Salud

Un millón de perros vagos en Chile

85 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La autoridad no puede seguir eludiendo el hacerse responsable de remover hoy el millón de perros que vaga en las calles, campos y plazas, antes que sean dos millones. Ello solo se logrará en la medida que no contemos con una institucionalidad con respaldo normativo, que genere las condiciones para una acción coordinada, integrada y financiada, desde el ámbito nacional hacia el local, con recursos, plazos y metas compatibles con la resolución en el corto plazo de este problema y su sustentabilidad en el tiempo.

Un millón de perros vagos en Chile: miles de mordeduras, centenares de ataques, decenas de muertes, impacto sanitario, ambiental, económico, productivo, y sufrimiento animal. ¿Y quién responde?

En estos días, en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados se revisa el proyecto de ley sobre tenencia responsable de mascotas y animales de compañía. Hasta ahora, el debate público sobre esta iniciativa ha sido parcial y limitado, primando consideraciones animalistas y anecdóticas, aunque legítimas, y no se ha dado todo el espacio a la argumentación técnica y objetiva del asunto. Es por ello que resulta relevante que la gente no solo se deje llevar por los sentimientos que significan ver un perro en la calle sufriendo, sin tomar atención a la complejidad, envergadura e importancia de este tema en el país

Se estima que hoy en día son un millón los perros vagos que recorren las calles de todas las ciudades, los pueblos, el campos y los parques nacionales de Chile. Cuesta encontrar algún lugar del mundo en que este fenómeno se exprese con tanta intensidad como ocurre en nuestro país. Y en el último tiempo no hemos mal acostumbrado a ello, asumiendo como algo normal, incluso pintoresco y divertido, de nuestro paisaje urbano y rural, la presencia de perros en todas partes: persiguiendo jugadores en las canchas del país, desde el barrio hasta el Estadio Nacional, en las plazas de la periferia y frente a La Moneda, en los carros del metro, en las protestas a veces colaborando con las fuerzas del orden y otras con los encapuchados. Hay ciudades como Antofagasta, Quintero, Valparaíso y Talca en las que pareciera que habitan más perros que personas. Todo ello resultaría casi una anécdota si no fuera por el tremendo problema que la presencia de estos animales representa para la sociedad en su conjunto y hay que decirlo para los propios perros.

Para entender bien este problema, pongamos las cosas en su justo orden. En primer lugar las interacciones entre perros y seres humanos datan de miles de años de evolución, configurando una relación armónica de interdependencia, colaboración y beneficios mutuos, y en este sentido no es imaginable, ni menos deseable un mundo sin perros. En segundo lugar, en este largo tiempo de convivencia, los perros han sido seleccionados y criados para cumplir tareas (de trabajo, deportivas, de compañía, de servicios, de asistencia, entre otras) y en compensación han estado al cuidado de las personas responsables de brindarles, protección, alimentación y abrigo. En este pacto adaptativo, quedó tácitamente excluida su evolución como animales de vida libre. En tercer lugar, ni las personas ni los perros se benefician de la ruptura de esta relación, cuya consecuencia es la proliferación de perros vagos. ¿Por qué?

Porque la existencia de poblaciones de perros vagos fuera de control, como hoy vemos que ocurre en todos los rincones de Chile, representa: (i) un peligro para la salud de las personas por el riesgo de trasmisión directa y/o indirecta de enfermedades; (ii) para la salud de otros animales por el riesgo de transmisión de enfermedades y ataques a mascotas, a fauna silvestre, a animales productivos y entre ellos mismos; (iii) de contaminación ambiental y deterioro urbano por las deposiciones y el esparcimiento de basura en lugares públicos y de turismo; (iv) para la seguridad de las personas, por el riesgo de ataques y mordeduras con daño severo, mutilaciones e incluso, como hemos visto con demasiada frecuencias, muerte; (v) para la seguridad vial, por el riesgo de provocar accidentes de tránsito, (vi) para la actividad productiva, por el ataque y depredación de rebaños; y por último (vii) para el propio bienestar de estos animales, que desprovistos de los cuidados de protección, alimentación y abrigo, se los expone condiciones de vida inaceptables, con maltrato, sufrimiento, enfermedades y muerte.

Un millón de perros vagos nos enfrenta a un problema grave multidimensional y de carácter nacional, sobre el que existe un diagnóstico bastante acabado de sus causas: (i) falta de educación para la tenencia responsable de mascotas; (ii) desconocimiento de peligros y riesgos de parte de la población; (iii) falta de institucionalidad, de regulaciones efectivas y de disponibilidad presupuestaria para implementar políticas públicas de prevención y control eficientes; y (iv) falta de decisión en la intervención muchas veces motivados por los dilemas éticos no resueltos entre actores sociales respecto de cómo enfrentar el tema; entre otros. Se trata de una situación fuera de control, sin conducción ni coordinación en su prevención y control. Pareciera que las autoridades nacionales, regionales y locales o no han comprendido la magnitud y complejidad del problema, o bien han preferido el statu quo a asumir frontalmente el tema, por lo controvertido socialmente que ello pudiese resultar. Esto último es además una situación bien conocida y administrada por algunos grupos animalistas, que frente a cualquier intervención de la autoridad, logran generar a través de redes sociales y medios de comunicación una amplia solidaridad de la comunidad, basada fundamentalmente en la empatía con los animales y el alarmante desconocimiento del problema al que nos enfrentamos.

Así cualquier intento serio de control poblacional termina en soluciones parciales de carácter más bien comunicacionales, tales como operativos comunales de esterilización y/o charlas esporádicas de tenencia responsable. Ello junto con demostrarse poco significativo, no da cuenta de la multidimensionalidad del problema, y basta darse una vueltas por las calles para ver que todos los recursos que se han utilizado hasta ahora en estas acciones han sido mal gastados, ya que los perros callejeros siguen ahí y crecen en número todos los días. Por otra parte nadie puede dejar de considerar extraordinariamente loable lo que puede hacer una organización que da alimentos un grupo de animales en la calle, o una ONG que defiende sus derechos y promueve iniciativas de esterilización, adopción y promoción de la tenencia responsable. Hoy nos encontramos en un nivel del problema que requiere de acciones de una naturaleza y envergadura distinta, de un elevado estándar técnico y cuyo desafío debiese ser que en el corto plazo no existan perros en vida libre en los espacios públicos del país. Ello pasa necesariamente por que de una buena vez Chile cuente con una política pública dotada de un marco jurídico regulatorio, moderno y efectivo con una autoridad nacional definida y empoderada, con herramientas normativas efectivas para el control y la prevención y con recursos para su implementación.

En este sentido nadie pone en duda que una solución sustentable, requiere una mayor educación de la población respecto de la tenencia responsable de animales, ello es además un imperativo ético de nuestra sociedad, sin embargo hay que reconocer que tendrá resultados entre un mediano plazo y largo plazo. Más allá que en el último tiempo han sido varios los municipios que han hecho importantes esfuerzos por abordar esta problemática, dada su magnitud éstos han resultado poco efectivos. Hoy en día los planes de esterilización son insuficientes, sus resultados parciales, y de alto costo si quieren aplicar protocolos con estándares internacionales. La construcción de caniles municipales para el retiro y adopción en un número razonable de animales superan con creces las capacidades de gestión y financieras promedio de cualquier municipio. Las sanciones y restricciones para evitar el abandono y el maltrato son muy débiles y no son fiscalizadas adecuadamente.

La autoridad no puede seguir eludiendo el hacerse responsable de remover hoy el millón de perros que vaga en las calles, campos y plazas, antes que sean dos millones. Ello solo se logrará en la medida que no contemos con una institucionalidad con respaldo normativo, que genere las condiciones para una acción coordinada, integrada y financiada, desde el ámbito nacional hacia el local, con recursos, plazos y metas compatibles con la resolución en el corto plazo de este problema y su sustentabilidad en el tiempo.

Es por ello que resulta relevante que el proyecto de ley que hoy se discute en el parlamento tenga una aproximación desde la complejidad y urgencia del problema, entregando una clara responsabilidad al ente público en la coordinación y ejecución de una política nacional, más allá que en ella se puedan asignar roles a distintos actores sociales para su materialización. Lo que bajo ningún punto de vista puede ocurrir es lo que algunos promueven, en términos que la función pública de control y prevención sea trasferida a privados a través de ONG y organizaciones animalistas, no teniendo en cuenta que la dimensión, profundidad y amplitud del problema requiere de una acción coordinada del aparato público desde sus instancias nacionales hasta las territoriales con el objeto de cubrir en toda su amplitud el territorio nacional y no dejar la solución circunscrita a los lugares en donde estén o puedan llegar estas organizaciones. Ello sin lugar a dudas dejaría a los sectores más alejados, más pobres, más marginados, y no por ello menos afectados, fuera.

Si el Estado no va a seguir estos estándares y/o se está guiando hacia resultados en el largo plazo, es necesario ser claro entonces en informar que ello significa implícitamente que se va aceptar la convivencia de millones de perros vagos con personas (incluidos niños), mascotas y fauna silvestre a lo largo de Chile. Y en este sentido se debe dar a conocer públicamente lo que ello significa, en lo inmediato y por un tiempo indeterminado, en términos de peligros, riegos y consecuencias, y estar dispuestos a aceptar mordeduras, ataques, accidentes, transmisión de enfermedades, entre ellas la posibilidad de rabia canina, entre otras.

Finalmente, la tramitación parlamentaria de este proyecto de Ley no puede excusar al Ejecutivo de asumir, bajo el cuadro normativo actual (Ley 28.540), el liderazgo y la coordinación que el control de esta situación demanda hoy día.

* Entrada coescrita entre Hernán Rojas Olavarría, Ph.D. y Michel Leporati Nerón, Ph.D., Directores CERES BCA

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de julio

Esta columna aborda con seriedad y mirada integral el grave problema de abandono de perros en Chile. Lamentablemente, nuestro País ha retrocedido 50 años en sus politicas de salud pública olvidando que para erradicar la rabia se tuvo que erradicar la costumbre de perros en las calles sin cuidado.

En la actualidad deambulan jaurías de perros peligrosos en zonas rurales y urbanas sin control y su sobrevivencia es a costa de cazar o predar sobre animales domèsticos y silvestres y comer basura. Esta situación de abandono de la autoridad pública de su deber de velar por una adecuada calidad de vida de las personas ya no resiste análisis y es indefendible desde el punto del bienestar animal.

Cuesta comprender cuál es el fin ùltimo de los animalistas cuando se oponen a la existencia de caniles municipales y retiro de los perros peligrosos de las calles. Claramente, no es ni el cuidado de nuestos hijos ni el bienestar de los animales que siguen abandonados en las calles sobreviviendo.
Si fomentar el abandono de perros en las calles fuese una buena política pública y de bienestar animal, veríamos miles de perros sueltos en las principales calles de las grandes cuidades del mundo. Esto no ocurre, hay retiro inmediato, entrega a sus duenos, o en adopciòn y eutanasia de los animales que constituyen un peligro para las personas.
Es tiempo que la discusiòn de este tema sea con altura de miras y antecedentes fidedignos y no con la superficialidad y tácticas comunicacionales y de lobby de unos pocos que no representan a la sociedad como un todo a pesar de que crean campañas mediáticas.

Cristián Bonacic
Médico Veterinario PhD
Especialista en Bienestar Animal y Medio Ambiente

alvaro cataldo

06 de junio

comparto todo lo que dices, es necesario que vuelva la perrera municipal

Maria Yaneth Mansilla S.

18 de agosto

Comparto absolutamente con uds todo lo descrito.No me gustan esos defensores animalistas y moralistas e inconsecuentes q viven en sus casa y departamentos con un pobre perro estresado por tener como territorio un metro cuadrado que si tienen tiempo lo sacan una ves por semana a recordar su realidad…el contacto con la naturaleza.

17 de julio

Valiente postura porque hasta hoy nos hemos limitado a decir lo “políticamente correcto”

Florencia Trujillo Aburto

17 de julio

He leído con detención esta columna de opinión y me llaman la atención varios aspectos a mencionar: 1. El lenguaje usado (‘perro vago’) no es el que usan los expertos de la U. de Chile (y otros) en demografía canina y la visión expuesta tampoco es concordante con las modernas directrices de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) que ha estudiado exhaustivamente la problemática desde una perpectiva integral. 2. El autor es autoreferente pues no trae a colación los conocimientos científicos afianzados de los especialistas en dinámica de poblaciones, etólogos y veterinarios con experiencia en estas materias, especialmente aquellos que han impulsado programas de esterilización en sus respectivas comunas, no se hace mención al método TNR (sigla en inglés: trap, neuter and return, es decir: atrapar, esterilizar al can y devolverlo al mismo lugar donde tiene su nicho ecológico, esto es un método propuesto por la OMS como parte de una estrategia integral de control poblacional). 3. El autor desconoce los estudios generados por instituciones como CONAF (sobre impacto de los perros asilvestrados en áreas silvestres y modalidades de intervención) que van en la línea opuesta de lo que plantea en su columna de opinión. 4. El autor desconoce la labor de los profesionales que participamos en fundaciones y organizaciones de protección animal. La seriedad de nuestro trabajo ha sido refrendada por la Contraloría General de la República y los Tribunales de Justicia en innumerables ocasiones y también a raíz del tema en cuestión. Los ‘animalistas’ hemos hecho un aporte fundamental a la hora de darle un enfoque integral a la problemática y no meramente sanitario (MINSAL) o productivo (OIE). 5. El autor desconoce la postura de las ONG’s respecto del inciso 2º del artículo 8º del proyecto de ley, norma a la que nos oponemos, por supuesto, pues NO nos interesa reemplazar al Estado en el ejercicio de sus funciones. Es decir, NO estamos de acuerdo con hacernos cargo de los perros que la autoridad retire sistemáticamente de las calles, ese sólo planteamiento es una locura y un discurso de corte populista que no aceptamos. 6. El autor desliza, sin mencionarlo de modo directo, la idea de que uno de los métodos que se debería aplicar para el control poblacional (en su opinión) es el sacrificio de perros, cuestión hasta ahora ilegal. Y, en este sentido le aclaro a don Hernán Rojas que este proyecto de ley excluirá expresamente el sacrificio como método de control poblacional de poblaciones caninas. Está comprobado que sale más caro eliminar que esterilizar, arrojando ésto último (más educación) resultados sostenidos en el tiempo. No existe la solución express para la problemática del descontrol poblacional de perros. Una propuesta seria, moderna y ética debe pensarse necesariamente en el mediano y largo plazo. Atte, Florencia Trujillo, asesora legal de Ecopolis Disciplinas Integradas, de la Fundacion Rima (y otras) y parte del equipo jurídico de la Fundación Cefu Coalición .

Blanca Irene Viveros

23 de julio

Sra Trujillo, me considero una ciudadana normal sin grandes conociemintos científicos , sin embargo como la mayoria, puedo darme cuenta del grave problema que se presenta con los perros sin dueño y que muy bien se coemntan en este artículo.

Mas allá de sus buenas intenciones, el problema se mantiene y se profundiza. Si las ONG no trabajan en Conjunto con el Estado dificilmente se podrá llegar a una Solución real del problema.

Por otra parte su comentario respecto al la utilización del nombre de Perro Vago o no, no creo que sea la discusión de fondo, solo un comentario que no aporta a este tema.

Sobre las esterilizaciones efectivamente existen muchas Municipalidades que la aplican para combatir el problema, sin embargo, no dan solución, pues la falta de compromisos de los ciudadanos y tenecia responsable a mi parecer es el origen del mismo.
Finalmnete indicarle que no creo que las callles de las ciudades, plazas públicas llenas de niños, aeropuertos, en fin y miles de otros lugares de concentración de persnas puedan ser considerados como ” Nichos Ecológicos”.

saludos,

Diego Montecino
Nelly Castañeda

30 de abril

Sra. Trujillo, con ideas de cambios, reuniones, propuestas y con toneladas de papeles escritos, NO se arregla el ptoblema de los perros vagos XQ LO SON…. a no ser q como ud los defiende se los lleve a su casa … cosa que no hace…cierto…. entonces los del pueblo tenemos que soportar en nuestro jardín …no…no…me equivoco el pedazo de tierra delante y atras dela casa lleno de escremento y orines de gatos y perros, el olor es insoportable y los pelos andan por todos lados…. en el auto..TODOS los dias lleno de pisadas de gato, los vidrios un desastre total … rayado, las peleas los maullidos y ladridos. Etc.etc. UNO sale a la calle y caca de perros cada 2pasos …por supuesto esto a ud no le interesa mas alla de llenar papeles haciendo nada entonces para mi y muchas personas es la perrera la solución. ..para que saquen todas estas mugres de dentro de nuestras casas…. es insoportable vivir asi… o lleveselos ud. Pero esto necesita solución AHORA su famosa ecologia es la mas equivocada que he visto busque bien la definición. ..ho ud no sabe que santiago es una de las capitales mas sucias con el peor mal olor del mundo…. reaccione llevese ud los “perros y gatos vagos” eso son…VAGOS sin dueños

Milton Bertin

29 de octubre

¿puedes poner el link al estudio de la OMS sobre los perros vagos?

Mira que los estudios que yo conozco dan por sentado que la eutanasia necesariamente debe ser parte de la estrategia de control.

en Europa solo tres países no permiten la eutanasia

ver http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/animalwelfare/WSPA_RSPCA%20International%20stray%20control%20practices%20in%20Europe%202006_2007.pdf

por último, creo que hay que ser ubicado, no creo que el estado deba destinar fondos a este tema… mientras subsisten personas viviendo en campamentos a la orilla de la línea del tren…..

Mariana

21 de diciembre

Menuda estupidez que no acaba con la plaga. Hay que exterminarlos, matarlos, lo demás debiera ser delito de atentado contra la salud pública

Liz E.R.

17 de julio

1.- Si al humano le estorba algo, PORQUÉ ES TAN FÁCIL DECIDIR EXTERMINARLO???
2.- Es el genocidio una forma simplista y egoista como solución ???
3.- Si el error es producido por HUMANOS… porqué deben pagar los animales???

Si los animales pudieran exterminar plagas virulentas del mundo…
Los humanos seríamos lo primero en su lista, porque somos la raza autora de toda las falencias en esta tierra… Homos Sapiens??? … seres pensantes pero sin sabiduria.

17 de julio

Y cuando hayan asesinado a todos los perros abandonados, con qué otra cosa que les estorba van a seguir? Con los pordioseros en las esquinas? Con los niños drogadictos debajo de los puentes? Con los vendedores ambulantes? Cuando abren la puerta a una injusticia, la abren para todas las que le seguirán. Cuando abren la puerta a una discriminación, la abren para todas las otras que vendrán, y puede que llegue el día en que ustedes, que abogan por la muerte de seres vivos sintientes y concientes inocentes, sean discriminados por ser negros, pelo negro y tieso, por ser bajos, gordos, por usar lentes, por ser sudacas, por no ser profesionales etc., y van a tener que quedarse calladitos porque quien no respeta no puede exigir respeto para sí mismo.

José Díaz C.

28 de noviembre

Doña Florencia:

No me voy a referir al problema en términos especializados, sino como un simple ciudadano de a pie, que camina todos los días por las calles de la ciudad, andando en zig zag, para evitar el peligro que constituye un perro en la vía pública.

Le hago una pregunta directa: ¿Cuál sería su actitud en conocimiento de que su hijo, hija, nieto, nieta, hermano, etc., ha sido descuartizado por un perro callejero, sufriendo horrorosos dolores y finalmente encontrando la muerte entre las fauces de jaurías de canes que pululan por los espacios de Chile, como ha ocurrido con un sinnúmero de seres humanos, en nuestra tierra?.

¿Permanecería impertérrita ante tamaña monstruosidad, como lo hacen millones de compatriotas, incluidas nuestras autoridades, esgrimiendo estúpidas razones relacionadas con el amor a los animales?. ¡Piénselo!

08 de julio

Estimada Paty, eres muy inteligente. Por favor no mates los virus de la gripe si te atacan, porque ellos tienen “derechos”. Tampoco los ratones si una plaga de ellos inunda tu casa. Si los perros vagos atacan a tu hijita y se la comen (como ha ocurrido), intégralo como una experiencia positiva, en la que se cumple el “derecho natural” de los perritos y así sucesivamente.

Nelly

30 de abril

De acuerdo con ud…. por favor salga y recoja todos los perros y gatos y lleveselos a su casa… me avisa porfa para q empieze con mi pasaje.. ni siquiera el barrio … el pasaje esta infectado…

Negereta

21 de diciembre

Solución detener y encarcelar a Patty Pizarro por atentado a la salud pública intentando entorpecer la urgentísima necesidad de exterminar de una vez a esos perros y por insultar a los vagabundos pidiendo su asesinato y compararlos con perros.

Cristian

16 de marzo

Muy bueno su comentario,pero dígame q hago si vivo en una cuadra con varios perros sueltos q nadie se hace responsable en dos oportunidades los he salvado de q lo muerdan estos perros ,imagínate hijo de 4 años jugamos en la plaza aparecen los perros y termino el juego así de simple

Jorge Leichtle, Medico Veterinario

17 de julio

Interesante artículo, tomando todas las aristas de este tema.
Me parecen muy simplistas comentarios que hablan de “genocidio” y de “la perspectiva integral” (que finalmente siempre se dice, pero nunca se explica).
Muy preocupante también cuando se comente que “El autor desconoce los estudios generados por instituciones como CONAF (sobre impacto de los perros asilvestrados en áreas silvestres y modalidades de intervención”. No se esos comentaristas habrán leído documentos como “ANÁLISIS DE LA OCURRENCIA DE ATAQUES DE PERROS Y GATOS A FAUNA SILVESTRES PROTEGIDA EN EL SISTEMA NACIONAL DE ÁREAS SILVESTRES PROTEGIDAS DEL ESTADO 2007-2012” en el que claramente CONAF se habla del impacto de estos animales sobre la fauna silvestre.
Se comenta que “El autor desconoce la labor de los profesionales que participamos en fundaciones y organizaciones de protección animal”, yo me pregunto si la comentarista conoce realmente la labor de los profesionales que REALMENTE nos dedicamos al estudio y conservación de fauna silvestre, y que vemos dia a dia el terrible impacto de perros y gatos.

Jorge Leichtle, Medico Veterinario

17 de julio

Aqui esta el link para descargar el documento “ANÁLISIS DE LA OCURRENCIA DE ATAQUES DE PERROS Y GATOS A FAUNA SILVESTRES PROTEGIDA EN EL SISTEMA NACIONAL DE ÁREAS SILVESTRES PROTEGIDAS DEL ESTADO 2007-2012”
http://goo.gl/jgs1j

Saludos!

Andres

17 de julio

Me parece muy buena la columna.
Ya está bueno que la gente se de cuenta que es necesario tomar todo tipo de medidas, inlcuída la eutanasia. Y me refiero a la eutanasia porque es el tema que la gente mira con mayor rechazo. Es una medida que da resultado, pero obviamente no por si sola, como todas las medidas de control. Además, que es una herramienta (en este caso la eutanasia fìsica) para todas esas personas que viven aisladas en medios rurales, en donde los perros silvestres son una amenaza constante para su ganado, y por ende para el sustento de su vida.
Esto también aplica para las ASPs, donde tacticas como esterilización no son suficientes ya que los perros siguen depredando sobre la fauna nativa y atacando turistas. Lamentablemente no todos los perros son amistosos y calmos, menos en medio silvestre.
No se si se está a tiempo para erradicación, pero de seguro se esta a tiempo para el control. Ojalá no actuemos demasiado tarde, como pasó con el jabalí, el castor y tantas otras especies exoticas invasoras. Ya se sabe el daño que estas especies, y los perros sivestres, ocacionan al medio ambiente y a la sociedad (si, la sociead tambien se ve afectada por esots animales, alomejor no sempre directamente, pero si indirectamente). La clave está en tomar esos casos en que existen politicas y acciones concretas al respecto y son exitosas, y aplicarlas, siempre manteniendo los principios eticos del buen morir tal cual como se aplican y respetan en otros lugares del mundo. (Australia, Reino unido, EEUU, etc)
Dejemos de llevarnos por el sencionalismo y abordemos la problematica con altura de mira y bases cientificas ya que de eso si sacaremos resultados positivos.

Alexis

20 de julio

Mmm…me parece que se entrega una visión acerca de lo que se debe hacer ahora para disminuir este millón de perros vagos, pero no se menciona la causa o el por que no se tomaron antes las medidas e inversiones públicas para evitar esto, no creo que los perros Europeos o de Estados Unidos sean más inteligentes que los Chilenos paea que se hayan controlado entre ellos y evitar ser vagos, la culpa no es de los perros, si de los Gobiernos y la educación de la comunidad.

Pedro Abalos

23 de julio

Me parece que la columna abarca gran parte del problema. Sin embargo, el Estado debiera considerar además los costos de cualquier intervención. Cuando la población hace ver que es el Estado el que debe tomar medidas, yo considero que el Estado somos todos nosotros y si me preguntan donde poner el dinero, si en caniles y alimentación de cientos de perros callejeros o en mejor alimentación de niños de salas cuna, o mejores condiciones de adolescentes es en hogares del SENAME, no tengo donde perderme.

juan perez

03 de agosto

cortito. Las plagas se controlan cuando se exterminan

tiara salazar

16 de febrero

no puedo creer que esta opinión venga de un veterinario, se supone que si decides estudiar algo es porque te apasionas y amas lo que haces, con esto das a demostrar que estas dando la hora como veterinario y que no te importan los animales, es como que un doctor quisiera matar a todos sus pacientes con cáncer o sida:/, creo que tienes vocación para ser político:).
Y para finalizar quiero que entiendan que los perros callejeros, el calentamiento global, las sequías, abusos, etc, es solamente responsabilidad de nosotros y si quieren cambios, la única solución es cambiar nuestra forma de pensar y de vivir;)

Gabriela Espejo

15 de agosto

Cuando leí el artículo en el mes julio con todos los comentarios emitidos hasta ese momento, dudé en compartir mi opinión. Sin embargo, el escenario en el cual hoy nos encontramos es completamente diferente debido a que se ha hecho evidente el problema de salud pública que implica la desbordante cantidad de perros vagos, (o callejeros, asilvestrados o como quieran llamarlos) en las ciudades de Chile. Un joven de 24 años con todo un futuro por delante, se encuentra al borde de la muerte por presentar una enfermedad letal (Rabia) que se transmitió a través de la mordida de un perro en la calle. No se puede seguir conversando sobre los derechos de los animales, sin priorizar en primer lugar la vida de las personas. Aunque suene exagerado si el Estado en conjunto o no, con las ONG o activistas que se definen como amantes y protectores de los caninos, se hubieran hecho cargo y solucionado en forma previa el problema que existe hace años, respecto de la gran masa canina en las calles, este evento lamentable y completamente prevenible, probablemente nunca hubiera sucedido.
A mi parecer el tema es gravísimo, hay que empezar a trabajar HOY en conjunto con las autoridades y organizaciones que tienen participación/opinión en la solución del problema, y recalco la palabra solución ya que no basta exponer comentarios, en los cuales se critica lo expuesto por el autor, si éstos no van acompañados de posibles soluciones al problema. Por otro lado, se debe destacar que no basta alimentar a los perros de las calles para indicar que hay una preocupación por los derechos de éstos. Es muy fácil criticar el problema sin hacerse cargo del mismo. A todas aquellas personas que se autodefinen como amantes y defensores de los animales los invito a reflexionar sobre el impacto negativo, en la sociedad, en la salud pública y sobre el mismo can, como consecuencia de alimentarlos en la vía pública sin hacerse responsable en forma integral de ellos (refiriéndome a integral como el cuidado permanente del animal, entregándole como mínimo un recinto de morada, un servicio de salud veterinario, alimentación y cariño; en otras palabras tenencia responsable de mascotas).
Existen variadas soluciones para abarcar este problema; desde aquellas a corto plazo (sacrificio, adopción responsable) hasta aquellas a largo plazo (educación a la población sobre la responsabilidad de adquirir y mantener a una mascota). Lo urgente hoy es empezar a trabajar YA, no podemos esperar a que otra persona se contagie con el virus de la rabia debido a la mordedura de un perro = problema se salud pública en Chile, del cual nadie se ha hecho cargo en forma concreta hasta hoy…y si la persona mordida hubiera sido su hijo?

Karla Muñoz de la Fuente

11 de septiembre

Excelente informacion, es bueno preocuparse y dar a conocer a la sociedad que la problematica de los perros vagos no es normal, y es un problema el cual nos involucra a todos como ciudadanos de Chile. Si hay perros vagos es por causa de la irresponsabilidad de nosotros los humanos.
Felicitaciones, muy buen trabajo

14 de septiembre

Buen texto… complemento difundiendo esta iniciativa que, creo, va absolutamente de la mano:
http://elquintopoder.cl/acciones/creacion-de-ministerio-de-bienestar-animal/

Perros perdidos sin collar | InterMèdia GdC

11 de octubre

[…] es así, ahora lo entiendo. Son invisibles e intocables, como las vacas sagradas de la India o esos perros sin amo de Santiago de Chile que constituyen un elemento más del mobiliario urbano. Con una sutil diferencia: mientras que […]

diego

15 de octubre

y por último nosotros somos una amenaza, nosotros somos los peligrosos, para ellos para todo los que nos rodea así que la única plaga y amenaza a este mundo somos nosotros dejen ser a los demás seres vivos, somos el ser superior de este mundo pufffff

juan perez

28 de enero

tienes razón, debes eliminarte

Perra a salvo | sacerdoteOesclavo

18 de octubre

[…] ME INTERESA […]

david vidal

21 de octubre

. el problema es que las autoridades no hacen nada efectivo sino todo lo contrario, y por otro lado los “super defensores de perros vagos”
para los que se quieren ganar el cielo dandole de comer a los animales vagos (plaga) .si tienen tanto amor por los perros deberian hacerse cargo ellos mismos, yo tengo a mi guardian bien cuidado y bien encerrado en el patio, metanse en la cabeza que los perros no pienzan , no son humanos, perros han despedazado a niños y adultos, y generan enfermedades, son un desequilibrio, y los que piensan que le estan haciendo un favor a alguien tambien tienen la mente desequilibrada, he sido atacado mas de una vez por jaurias de perros vagos en pleno centro de la ciudad, sinceramente, la vida de mi hijo y los hijos de las demas personas son mas importantes que un perro. es muy sencillo.la solucion es muy sencilla, eutanacia. y fin de la historia.

patricia lagorio

02 de noviembre

no estoy de acuerdo en su postura
la solución no es la eutanasia, la solución es un Estado que se haga cargo de castraciones masivas y gratuitas
soy Argentina y en mi páis existen estas campañas que hace cada Municipio o Ayuntamiento más todas las proteccionsitas que hacemos campañas con ayuda de donaciones de particulares,, dineroi que recuaudamos en rifas etc, por favor eutanasia no! estuve 10 días en Valparaíso y Santiago y no me atacó nin´gún perro , la solución no es la matanza y no me quiero ganar el cielo dandole de comer a los animales, es una cuestión
de priincipios, de sensibilidad y de educar a la gente que hay que CASTRAR Y NO BOTAR A LOS ANIMALES A LOS CERROS, NO SON COSAS !

José Díaz C.

28 de noviembre

David: Ciento por ciento de acuerdo contigo. Creo que representas la opinión de miles y miles de chilenos, que están con las manos atadas frente a este problema, a causa de la nula toma de decisiones de quienes están llamados a tomarlas.

Y, a propósito de perros vagos, esta situación debería ser abordada,con extremísima urgencia, por la totalidad de parlamentarios vagos que tenemos en el Congreso

patricia lagorio

28 de octubre

hoy 28/10 regresé de Chile
nunca más volveré a ese país, lo que he visto me ha desgararrado el alma y ha opacado todos los paisajes de ese país andino
es vergonzoso lo que ocurre con los animales
he estado es Valparaíso, cientos de animales abandonados
Santiango, Reñaca , Viña del Mar, en menor medida que Valparaíso, pero igual muchos animales abandonados
. hablé con pocos proteccionIistas que me han dicho que el Estado no hace nada y que los pocos refugios que hay están colapsados, un carabinero me dijo que es el reflejo de la sociedad andina ” a los perros los botan de chiquitos” y así van , desde el cerro hasta el bajo como fantasmas. VERGUENZA!
La grandeza de una nación y su progreso moral puede ser juzgado por la forma en que sus animales son tratados. Gandhi

Por Porota y todos los perros abandonados | Desde Santiago,con amor

03 de noviembre

[…] de Porota que no van a tener la misma suerte. Especialmente en Chile, donde se estima que hay un millón de lo que llaman “perros vagos”, es decir, de perros abandonados. Un país con un […]

Perros basta ya

21 de diciembre

Por poquísimo dinero se pueden exterminar más de mil perros diarios. Dos o tres personas disparando perros por las calles y una o dos furgonetas recogiéndolos.

John Lionel O´Kuinghttons Rodríguez

12 de mayo

Su artículo me parece de la mayor relevancia. La pandemia canina resulta de la incultura general del chileno y de la abulia de las autoridades. Digo esto último porque envié un correo al Ministerio de Salud preguntando sobre qué se está haciendo institucionalmente para erradicar este problema y se me contestó que la tarea de controlar la población canina vagabunda compete a los municipios. El problema es que al interrogar a mi municipio (Macul), se me dijo que la responsabilidad era del ministerio. El ciudadano no solo queda desinformado sino completamente subestimado y despreciado. No me extraña en absoluto que las personas tengan que recurrir a la matanza por iniciativa personal.

Andrés Veloso

29 de mayo

Les comento que actualmente no poseo perro o mascota, quizás por ello no sería considerado “amigo de los animales” pero nada tengo en contra de ellos. La verdad es que busqué algo relacionado al tema a raíz de algo muy simple. Cerca de donde vivo hay dos perros sin dueño que atacan a distintas personas cuando van a comprar, porque están afuera de unos negocios donde al parecer les dan restos de comida y se sienten en su territorio. Los dueños de los locales dicen que no saben que hacer para que se vayan, han hablado con el municipio pero nada, incluso ellos mismos tienen que salir a espantarlos con cualquier cosa para defender a la gente que pasa por el lugar, incluso a mi me defendieron tirándoles agua. Podría fácilmente conseguir veneno y darles en un pan o algo de comer pero no es la idea. Un día tuve que pegarle a uno una patada en el hocico para espantarlo. Esto suena casi anecdótico, pero si ya me hubieran mordido y mandado al hospital no sería tan gracioso.
Reconozco no interesarme antes en este tema específico, pero después de leer este y otros artículos me doy cuenta que es más grave de lo que la mayoría piensa y lo peor es que se ha dejado que esto ocurra.
Como ya se ha dicho Chile tiene buen lejos pero al hacer un acercamiento cambia la visión.
ESTA SITUACIÓN ES UNA MUESTRA MÁS DE LA FALTA DE UNA MEJOR EDUCACIÓN Y CULTURA, DE DESARROLLO (Y NO DIGO ECONÓMICO) E IRRESPONSABILIDAD DE NOSOTROS COMO PARTE DE NUESTRO PAÍS. DEBEMOS PARTIR POR RECONOCER ESTO MÁS QUE ENCONTRAR BUENO O MALO ESTE ARTÍCULO QUE SIRVE PARA INFORMARSE.
Creo que muchos de los defensores son pura buena intención y sentimientos de efecto rápido y masivo a través de las famosas redes sociales pero finalmente sin verdadero valor que no solucionan nada y no dejan de ser irresponsables.
Creo que debemos proteger nuestros recursos que es lo único que tenemos, incluyendo nuestra fauna silvestre amenazada por jaurías de perros.
Ocuparse de la salud pública considerando este importante aspecto.
En cuanto a las medidas no soy experto en el tema por eso se lo dejo a los que corresponda y no caigo en la tentación de dar soluciones parches y sin conocimiento. Solo soy un chileno común y corriente tratando de tener conciencia en la inconciencia.

POR ÚLTIMO, SEAMOS RESPONSABLES CON QUIEN HEMOS CONVIVIDO POR MILES DE AÑOS EN FORMA CASI SIMBIÓTICA CUYO NOMBRE CIENTÍFICO ES Canis lupus familiaris O DEBERÍAMOS CAMBIARLO A Canis lupus callejearis sub. vagaris.

Renis

02 de septiembre

Sí, muy de acuerdo contigo, el problema es más grave de lo que se piensa, lo que pasa es que lo hemos tolerado durante mucho tiempo y estamos acostumbrados. También tuve una experiencia personal cuando con mi familia, en un sector más o menos rural, nos fuimos de pic-nic. No duramos ni 5 minutos sentados en el pasto porque llegó una jauría de unos 8 perros a “echarle la choreada” a un caballo. No se si los perros nos habrían atacado, pero la situación fue muy intimidante y decidimos marcharnos, sobre todo porque andábamos con un bebé de un año. En fin, chao paseo no más en esa oportunidad.

cindy-iriarte

06 de junio

hola un articulo muy interesante, pero mientras leemos esto hay 4 CACHORRITOS en un peladero fuera de mi casa, quisiera adoptarlos pero no doy a basto sola, asi que… QUIEN QUIERE UNOOOOOOO, no son de raza, son color negrocafe y un@ cafe claro, porfavor mientras el mundo no quiera cambiar, no esperemos sentados, hagamos algo, gracias por su tiempo

luis alberto badilla vidal

05 de julio

hola yo vivo en una protectora de animales quien quieres adoptar alguno. tenemos mas 100 de ellos…a son perros y perras de todas las edades.

08 de julio

La solución de largo plazo es la educación de la ciudadanía y la tenencia responsable. Ello debe comenzar con una solución de corto plazo: la eutanasia masiva ejecutada con fondos públicos a través de los Municipios. La implementación de caniles municipales a los que deben ser conducidos todos los perros y animales vagos que se encuentren, seguido de la muerte inmediata para aquellos que se encuentren en estado de salud irrecuperable y el aseo y alimentación para los que estén en buen estado de salud, por el lapso de quince días , durante la cual se convoque a la ciudadanía a visitarlos y adoptarlos. Terminado este plazo, se aplica eutanasia a los animales que no fueron adoptados. No existe una salida distinta en nuestro país, a no ser que establezcamos albergues permanentes, con costo a toda la población, para mantener animales con el solo objeto de preservarles la vida. Los recursos que ello insumiría, son los que se necesitan para destinarlos a dar cuidado, alimento y protección a los miles de humanos, viejos, adultos y niños, que están abandonados en nuestras calles.

Rodrigo Migueles Bower.

04 de marzo

Un millon de perros vagos en Chile y hay 12 millones de personas activas en la sociedad.
1.-Un bono mensual de $50 mil del gobierno a la familia que quiera tener un perro callejero para su mantencion ,con fiscalización estatal.
2.-Una ley dura para el abuso y maltrato animal con multas altas y en casos límites,con cárcel efectiva.
3.-Que se obligue por ley a cada clinica veterinaria, tener un registro y visita periódica a cada casa que tenga animales en su entorno vecinal.

felipe

14 de julio

Bueno, un poco tarde ya para bálsamos por parte de los amantes de los animales, esto de los perros callejeros es un problema de salubridad nacional que afecta directamente la calidad de vida de todos los chilenos, desgraciadamente no somos una sociedad rica como para estar invirtiendo lo que no tenemos por que a un puñado de imbéciles se les parte el corazón pero no dan ninguna solución concreta al problema. Solución: eutanasia y severas multas por abandono y alimentación a perros callejero. Asunto arreglado.

28 de julio

En definitiva si no hay voluntad por querer cambiar las cosas seguiremos como hasta ahora, siendo un país tercer mundista que no se hace cargo de sus problemas y dominado por una oligarquía político económica que maneja los de$tino$ de los ciudadanos. Detalle: la presidenta actual fue elegida por un tercio del universo electoral.

Viviana Farias Salgado

13 de agosto

El grupo animalista “Esteriliza, No Abandones” está organizando la segunda versión del encuentro entre animalistas, en Santiago.

Durante la jornada, se abordarán temas como la Ley de Tenencia Responsable de mascotas, manejo profesional de refugios, Ley sobre Alimentación Vegetariana y Vegana en Chile, rol de animalistas en la política y centro de rescates de fauna silvestre.

La reunión será el día sábado 16 de agosto a las 10 de la mañana, en el Centro Cultural de Lo Prado (Ver mapa).

El evento es totalmente gratuito y para asistir, debes inscribirte a través del email:
2congresoanimalista@gmail.com

También puedes visitar el evento en Facebook.

Gustavo

14 de agosto

Es curioso como la gente entiende la moralidad. La solución Nazi de exterminio a judíos es ampliamente repudiada por el mundo entero. Pero cuando se trata de animales, incluso del mejor amigo del Hombre, la misma solución es considerada perfectamente válida por ciertos miembros de la sociedad chilena. Sin embargo, el acto moral es exactamente el mismo y me parece que la pena de muerte fue abolida en Chile. Es innegable que el problema existe y se deben buscar las causas generadoras del problema. Personalmente identifico las siguientes causas:
1) Dueños irresponsables de mascotas.
Todo dueño debería esterilizar a su mascota, brindarle cariño y cuidados adecuados. Si estas personas esterelizaran y no abandonaran a una criatura que las amó incondicionalmente, los perros vagos no se multiplicarían a una tasa tan alta.
2) Tiendas de mascotas y criadores de perros.
Si usted piensa que el lucro en la salud y en la educación es inaceptable, imagínese como lo es el lucro en la vida. Si estas empresas no existieran, tendríamos un problema ético menos de que preocuparnos y la gente probablemente buscaría mascotas en la calle, refugios o perreras.
3) Políticos corruptos.
Le aseguro que si el problema de perros vagos afectara los negocios de la oligarquía chilena, ya estaría resuelto hace rato. Cómo es posible que nuestros políticos dejen que un problema escale hasta tal magnitud para recién empezar a pensar en soluciones parches. Por qué no se ha exigido la inscripción obligatoria de mascotas, la utilización de chips en el collar, la instauración de elevadas multas por abandono, programa obligatorio de esterilización de mascotas mientras hayan perros vagos, campañas televisivas educativas, etc. Es este un problema de recursos? En ese caso no podemos darnos el lujo de tener políticos mejor pagados que en los más sólidos países de Europa y deberíamos nacionalizar el cobre inmediatamente. A estas alturas uno se pregunta si el problema son realmente los políticos o es más bien la gente que incansablemente vota por los mismos personajes corruptos de siempre. Tal vez usted, antes de pregonar la eutanasia a los perros vagos debería preguntarse por quién ha votado en los últimos años. Entonces, tal vez se de cuenta de que usted es una importante parte generadora del problema. Finalmente, si seguimos su razonamiento y moralidad, usted mismo debería ser víctima de la eutanasia.

Laddy Laura

02 de septiembre

El señor “experto” usa un lenguaje vulgar, peyorativo, anticuado, da una vision egocentrista y no plantea soluciones viables.
Una lata y una perdida de tiempo leerlo

Renis

02 de septiembre

No encontré lenguaje peyorativo en el artículo, aunque por algunos comentarios me di cuenta que la frase “perros vagos” hiere algunas susceptibilidades. Como el título debe llamar la atención entre otros títulos de este sitio, considero que “perros vagos” es pertinente ya que no muchas personas van a estar familiarizadas con un término científico como “perros no domiciliados” o algún otro término más técnico. Tal vez el autor podría haber entregado en el primer párrafo un término científico en reemplazo y haberlo usado en el resto del artículo.

Y ahora una reflexión.

Nuestro mundo es muy curioso porque mientras algunos se oponen al sacrificio de “perros no domiciliados”, medida que, de implementarse, espero sea aplicada lo más “respetuosamente” posible para con los canes, convivimos con la matanza de otros animales para consumo humano que viven vidas tanto o más miserables que las de los perros en cuestión. Al fin y al cabo, creo que toda decisión que tomemos respecto a la vida animal es inevitablemente humano-centrista y guiada en gran parte por nuestras emocionalidades que luego nos encargamos de racionalizar.

catalina molina

08 de septiembre

vale pico

catalina molina

08 de septiembre

jjjajajajajajajajjajjajjajajaja jajajajja cataaa jajajja
kakakakak

antonia carrasco

08 de septiembre

tienes toda la razon

jawiii cereceda

08 de septiembre

jajaja pelea pelea rapido jjjaajjaaj la cata ajssskakjsjiashdfuy8wdhfvyv

josefa villa

08 de septiembre

holiiiiiiiiiiiiii soy fan numero 1

antonia carrasco

08 de septiembre

ami tambien josefa holiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii jajajajajajajajaajajaj

catalina molina

08 de septiembre

yo tambien josefa y antonia holiiiiiiiiii jajajajajajaajaj

jawiii cereceda

08 de septiembre

yo tambien chiquillas jajaajajajajajqa holiiiiiii

catalina molina

10 de septiembre

holiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiime encantan mucho los perros siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
asta invente una cancion sobre eso

¡No quiero vivir en la basura! | Evolución +

17 de octubre

[…] en 2012 donde decía que había más de cuatro millones de perros vagos en el país. Mientras que El Quinto Poder, en julio del año pasado, afirmó que la cantidad era de un millón. Pero bueno, el punto es que […]

A favor de la caza de perros salvajes | Revista El Fracaso

06 de febrero

[…] en estas zonas rurales (de nuevo: nadie ha hablado de perros callejeros en nuestras ciudades, que es otro problema a abordar) de poder defenderse cuando su salud e integridad, y la de sus familias, estén en riesgo, situando […]

Parque Nacional Torres del Paine | De los nervios

15 de febrero

[…] en Chile por el abandono de animales. Denominados perros vagos. Perros abandonados en Santiago de Chile. Intentan buscar solución al gran problema de los Perros […]

carlos

17 de febrero

Anoche cerca de las 22 sali a comprar en moto, y en la esquina de las condes con la castellana norte , en el semáforo, en rojo, me atacaron dos perros vagos grandes, uno de estos me mordió la pierna izquierda, como tenía uno a la izquierda y el otro a la derecha, era muy difícil defenderse, menos mal que no atacaron los dos al mismo tiempo o sino ademas me botan de la moto, me bajé muy rapido y de la caja de la moto saqué una lata de bebida que habia comprado, se las tire y con eso consegui alejarlos un tiempo para poder escapar.
Este ataque lo he visto en otros motoristas y ciclistas, sería bueno que los defensores de estos perros vagos compraran un terreno fuera de stgo y los alojen ahí y se hagan responsables por los daños que sufren las personas como yo.
Hay muchos casos en que por evitar atropellarlos te puedes accidentar

Chile | De los nervios

03 de marzo

[…] Chile existe una gran preocupación  por el abandono de animales, sobre todo por los denominados  perros vagos, para mí un eufemismo de “perros […]

rodrigo

03 de marzo

Un millon de perros vagos en Chile y hay 12 millones de personas activas en la sociedad.
1.-Que el gobierno entrege un bono de $50 mil mensuales, para la familia que quiera tener un perro callejero para su cuidado,con fiscalización estatal del animal.
2.-Hacer una ley dura y ejemplar para el abuso y maltrato animal,con multas altas y en otros casos con cárcel si fuera necesario.

Elena

08 de marzo

No más perros en las calles vagando perdidos buscando un hogar, alguien que les cuide, alguien a quien cuidar, compañeros fieles abandonados a su suerte por personas sin conciencia, sentimientos ni educación, despojos del sistema, reflejo de una sociedad conformista
Más apoyo del Estado, lugares de acogida, campañas de sensibilización, más educación para los niños y los padres…más Tenencia Responsable y un Estado que se responsabilice
No quedarse en sentir compasión por el perro y movilizarse, alzar la voz y organizarse en grupos
Si desde abajo no nos movilizamos, el Estado nunca hará nada
Apoyemos a las ONG’s y Asociaciones Animalistas

LUISA

29 de marzo

Millones de personas que no se responsabilizan moral y económicamente de estos seres, que por desgracia les toco compartir la tierra con seres que tienen el cerebro y el alma igual de grande a un minúsculo grano de mierda que asco de articulo.

Luis Morales

08 de abril

Hay que eliminar los perros de las calles, no hay que dar mas vueltas, los perros vagos se transformaron en una plaga y cuyo foco son las ciudades. Hay muy poco profesionalismo, solo charlatanería de los mal llamados animalistas. Debe volver la perrera municipal, la esterilizacion por si sola no sirve, los perros siguen en las calles. Que pasa con la salud humana, no valemos nada, la cantidad de afectados anualmente por mordeduras y transmision de enfermedades no importa?. Todo esta mal, los delincuentes persiguen a los jueces y los adoradores de plagas invaden el espacio publico llenendo de perros las calles, los campus universitarios y colegios. Son igualmente irresponsables que los que los abandonan, que facil es tener perros asi, pasandole el problema a la poblacion humana de Chile e invadiendo y apoderandose del espacio publico, que es de todos. han convertido Chile en un paraiso de plagas y ahora quieren destruir la fauna nativa. POLITICOS Y AUTORIDADES, en las Universidades estan los expertos no en estos grupos de irresponsables.

Nereabuena

21 de diciembre

Nada de perrera municipal. Quienes quieran mantener perros que lo paguen de su bolsillo y los lleven a su casa.
Tres cuatro tiradores con escopeta y una furgoneta de apoyo recogiendo los ya disparados. Mil perros diarios se podrín exterminar sin mucho coste.
Una ley que encarcele a quienes defiendan esa insalubridad pública de dejar a los chuchos seguir transmitiendo enfermedades

alef rojas

18 de abril

no puede ser que estos ea pan de cada dia miles de perros ensusiando las calles atacando a la gente hoy me ataco uno me hizo caer de la moto son altamente agresivos no se puede ni caminar tranquilo por las calles ya por culpa de ellos perros miserables deverian de eliminarlos a todos asi serian mas limpias las calles no sufririan los perros y no habrian mas accidentes como el que me ocurrio hoy

alexandra

06 de mayo

Mi pregunta es sencilla ¿Que les hace creer que la vida de un animal vale menos que la tuya? Señores y señoras, les digo que asesinar (esa es la palabra exacta) no es ninguna solucion razonable, rapida y fria si, pero no muy inteligente. Hay que educar a lls jovenes, pues si asesinamos lo que nos molesta, la gente seguira botando perros en la calle. Se supone que somos los inteligentes. De cada 10 perros abandonados, 7 tuvieron casa alguna vez. Somos nosotros los intrusos, somos nosotros los que hemos invadido a lo largo del tiempo su territorio. Pensemos un poco, seamos empaticos porqie todos tenemos derecho a vivir en la tierra

olga

11 de agosto

aqui estuvo kathrina.. joseffa .. siomaraaaaaaaaaaaaa

Mascotas sin dueño | Conciencia Animalista udp

20 de octubre

[…] Un estudio estima  que en Chile en cada uno de sus rincones ya son un millón de perros vagos. Datos recogidos de “elquintopoder“. […]

Milton Bertin

29 de octubre

Valiente columna,

Y completamente de acuerdo, los ejemplos de países desarrollados muestran que la eutanasia es necesaria para controlar esta plaga.

En una ocasión visité la perrera de Miami, que recibe los perros que las personas no pueden tener, por ejemplo, por cambiarse de domicilio, u otro.

Primer punto, las personas que no pueden ya tener sus perros tienen donde llevarlos, no necesitan abandonarlos en la calle.

Segundo la perrera recibe del orden de 35.000 perros y gatos al año, con la amplia colaboración de los grupos ambientalistas logra colocar en nuevo hogar alrededor de 20.000 y el resto es sometido a eutanasia.

A nadie se le ocurre que un perro sin dueño deba ser esterilizado y vuelto a la calle…. para que siga siendo vector de enfermedades.

Y lo digo con mucha autoridad moral, en mi casa tengo cuatro perros, de los cuales tres son recogidos desde la calle.

29 de octubre

Cuando yo era niño, en la década del 50, (ahora tengo 73 años), existía la “perrera” que era una camioneta que recogía todos los perros que anduvieran sin collar. En esa época no existía el problema actual de perros vagos. Pareciera que las autoridades de entonces eran más lógicas que las actuales.
Además, ¿qué hacer con la moda actual de tener “mascotas” en los departamentos? Además de ser un suplicio para los pobres animales que pasan encerrados todo el día, sus ladridos molestan a los vecinos, y por lo general los “amos” que los sacan a pasear no recogen las fecas que sus mascotas dejan en las veredas…

Ramón Reyes Arancibia

30 de octubre

Hernán, como médico veterinario, deberías manejar el concepto de “perros abandonados” y no “vagos”. Estos animales no salieron de la nada, algún irresponsable participó en su reproducción. Eso.

Antonia

29 de diciembre

La eutanasia nunca va a ser la unica solucion, y por una razon que va mas alla de lo “moral” o lo “etico”, por eficacia. Da lo mismo que mates un millon de perros vagos o abandonados, porque mientras los dueños de perros irresponsables (que no los esterilizan -por lo tanto se reproducen y luego botan los cachorros- no limpian sus desechos, no los vacunan y los dejan vagar libremente durante el dia o la noche) sigan manteniendo esa conducta el problema de los perros va a continuar. Debido a que tienen una tasa de reproduccion altisima (en internet se puede ver que una perra y su descendencia puede llegar a ser miles de perros nuevos en unos pocos años) siempre existira la problematica, a menos que las personas sean responsables con los perros de sus propias casas. Porque aunque mates todos los perros que estan ahora en la calle, ese espacio va a ser rellenado rapidamente por perros nuevos generados por falta de responsabilidad de las personas. Si se va a aplicar la eutanasia, tiene que estar acompañada de politicas publicas eficientes en cuanto a la tenencia responsable; esterilizacion, registro de perros, severas multas por abandono y concientizacion de la poblacion sobre la importancia e influencia del actuar humano en esta tematica.

Vanesa

18 de diciembre

Reciben perr@s abandonados?

Gonzalo Plaza Aguirre

25 de mayo

Desgraciadamente no se explicitan en el artículo las fuentes de los datos sobre población de perros vagos, ni de ninguno de los guarismos o porcentajes que se mencionan.

Mucho agradecería al autor si pudiese enviarme las fuentes que soportan su artículo, lo cual me serviría mucho para respaldar la introducción a una de tesis para optar al grado de Mg. en Derecho Ambiental.

Agradecido de antemano, lo saluda cordialmente,
Gonzalo Plaza Aguirre
gplazaabogado@gmail.com

hector arancibia hodges

21 de noviembre

Excelente trabajo ,lo he leído un par de veces, estuve leyendo un debate “a lo chileno en una pagina adjunta y lo primero que saltan son insultos, y solo se expresan miradas puntuales y cortoplacistas
Ademas cada opinion es terminante en el sentido que cada uno pretende que el debate se acaba en el momento en que ellos dan su opinión ,como pensando que ellos tienen la solución y los demás van a quedar callados y poco menos que aplaudir su intervención .
Así no vamos a ningún lado creo firmemente en su postura esto va para largo no por que no tenga forma de arreglarse sino que la gente
tiene que entender que los perros SON animales y no gozan de un estatus diferente.
esterilizarlos es una parte de la solución
tenencia responsable , es un paño amplio que cortar ,ya que como bien dice usted ,hay que fiscalizar y ahí se quiere plata para fiscalizadores etc.
los ambientalistas y animalistas no son la solución y menos las ONG,ya que en su mayoria estan compuestas por personas bien intencionadas pero muy radicales y en la mayoría de los casos son mas problema que solucion, (tratan a los perros como a humanos),
la eutanasia masiva podría ser la solución ,pero es evidente que la conciencia colectiva (humanizar a los perros es un problema), pero hay que considerarla como la ultima opción ,y sí es viable, después de haber puesto a la mayoría a resguardo ,y los criterios ahi si que podrían ser humanos . los rebeldes y peligrosos se matan primero.
¿Como hacemos que esto e

RICARDO

01 de diciembre

BUENO PERMITANME INFORMARLES CUAL ES EN LA ACTUALIDAD LA CAUSA REAL DE ESTE NUMERO DE PERROS VAGOS, EN EL OCTAVO INFORME SOBRE LA RABIA AÑO 1991 LA OMS DEMOSTRÓ QUE LA MATANZA NUNCA FUNCIONO POR LA VELOZ REPRODUCCIÓN DE LOS PERROS, INDICANDO QUE LA ESTERILIZACIÓN MASIVA SERIA LA SOLUCIÓN MAS EFECTIVA PARA SOLUCIONAR LA SOBREPOBLACION, PERO LAS AUTORIDADES MÁXIMAS EN ESTE TEMA QUE SON LOS VETERINARIOS EN LA OIE Y EN LOS MINISTERIOS DE SALUD Y AGRICULTURA SE OPONEN POR INTERESES CREADOS, ARGUMENTAN QUE LA ESTERILIZACIÓN MASIVA SERIA UNA COMPETENCIA DESLEAL CONTRA LOS VETERINARIOS PARTICULARES LO CUAL ES FALSO COMO LO DEMOSTRÓ EL CONGRESO DE COSTA RICA EL 2003. YA TIENE A LOS VERDADEROS RESPONSABLES DE TANTAS MUERTES HUMANAS ¿ SE LOS JUZGARA ALGÚN DÍA, O SALDRÁN IMPUNES DE LA ATROCIDAD QUE ESTÁN COMETIENDO CONTRA LA HUMANIDAD? EL TIEMPO LO DIRÁ.

Lucacuca

21 de diciembre

No creo yo que sea muy caro acabar con la plaga de perros. Una sola fuegoneta con tres personas puede capturar cien perros al dia vivos o muertos.
Muertos podría ser con un disparo, algo mucho más rápido que pescarlos con el lazo.
Se llevan a un descampado y alli se queman esos 100 diarios.
Si hay más dinero se pueden eliminar miles chuchos diarios.
A quien proteste se nombra “tutor de perros” y se le obliga a mantener a un mínimo de 10 de estas alimañas en en casa

Carolina Laing

02 de febrero

Lamentablemente la educación de tenencia responsable es eterna, puede tomar 20 años esperar se entienda lo que significa este problema, no es una medida rápida pero que se tiene que considerar para la próxima generación tome conciencia. Que la gente tome conciencia rápido es mucho pedir.. no en Chile.
Una centro que recoga a los perros y fomentar la adopción es una muy buena medida pero insuficiente.
Son demasiados!!!
Una inyección letal de un profesional que lo acompañe y que salve a estos pobres perros de su miseria es la mejor solución! Estos pobres animales necesitan paz y no el discurso mojigato sin análisis de una solución REAL. No es que un perro tenga un proyecto de vida o que va dejar de lado a una familia, o que contribuya a la fuerza de trabajo del país. Por favor! si es un animal y merece ser tratado con cariño y cuidado y justamente dejarlo morir dignamente es un favor que se le está haciendo a su condición como ser vivo abandonado en condiciones de precariedad, y para la tranquilidad de los que lo rodean que son seres humanos y SI tiene mucho más que perder con todo lo que implica que estos estén dando vueltas en todas partes arriesgando la salud y bienestar de las personas.

Claudia

06 de abril

Estimados, eso es del 2013… Y qué pasó? Somos una vergüenza, nos creemos los europeos de América, pero entérense, en Europa no hay perros callejeros… Los parlamentarios aparte de asegurarse la vida en Chile ($$$$$$) qué hacen por la gente? Qué hacen por el buen vivir del pueblo al que administran? Parte del buen vivir es que los perros sean mascotas en las casas y no tener miles y millones de perros en las calles sufriendo ellos y la gente que si tiene mascotas y los cuidan pero no los pueden sacar porque serán atacados por los perros de la calle, porque los perros de la calle le pagarán parásitos… Holanda es el país que posee 0 perros callejeros, pero se demoraron más de un siglo en lograrlo con grandes campañas y gestiones, pero en Chile que se ha hecho??? Políticos, su buen vivir, $$$, no es lo que nosotros los ciudadanos les encargamos y confiamos como país…
Los perros son seres indefensos, vulnerables, como lo son sus hijos a los 3, 4, 5, etc. meses de edad, alguien puede golpearlos, dejarlos abandonados, pueden sufrir, tener frío, hambre y no podrán decirlo, piensen en esta analogía y tengan más sensibilidad con otros seres.

Dj Nestor

22 de junio

Hola,buenas tardes vayanse a la cresta sapos qliaos ijso de la perra con satna aaaaaaaaaaa io soy dijey nestor el cruck delos cruck arrodiyenze antre mi mientras me tuleo a un mono uffff q riko lptm q zabtrosongo

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

<em>Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad.-Edward Stanley.</em>
+VER MÁS
#Salud

Las fibras que tu organismo necesita

Mientras en la franja televisiva expresaban: “Si crees que la política se tiene que seguir haciendo en la cocina a espalda de todos. No entiendes nada”.  Hoy la frase desborda al FA y no  existe una ...
+VER MÁS
#Política

El desborde que amenaza al Frente Amplio

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson