#Salud

¿Realmente podemos elegir vivir sano?

18 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El “Elige vivir sano” oculta la realidad bajo el marketing, (una realidad en la que familias completas viven con sueldos miserables) sin hacerse cargo de generar herramientas para cambiar esta situación. Al contrario: nos genera la falsa idea de que todos podemos elegir, cuando en realidad un porcentaje muy menor de ciudadanos tiene ingresos suficientes como para hacerlo.

Durante el gobierno de Sebastián Piñera, y bajo la dirección de Cecilia Morel, se ha implementado el programa elige vivir sano”, que acaba de cumplir dos años de existencia. El gobierno, para dar continuidad a este programa, ha enviado un proyecto de ley con el fin de consagrar un “sistema” Elige Vivir Sano y, de esta forma lograr, su permanencia en el tiempo.  Este programa parte de una premisa totalmente añeja e ideológica, la cual es que todos estamos en igualdad de condiciones para elegir un estilo de vida sano, algo que a simple vista resulta ser falso. Esta cuña ideológica pasa por alto toda la evidencia que los enfoques de la epidemiologia social y los determinantes sociales de la salud han construido a lo largo del siglo XX. Las evidencias no apuntan a la decisión del individuo, sino a su contexto social y cómo afecta su salud.

El “Elige vivir sano” olvida –o nos quiere ocultar –una realidad: que nuestra sociedad es desigual y que en Chile solo algunos tienen posibilidad de acceder a la libertad de elegir, mientras el resto no puede hacerlo. Si bien en lo formal todos deberíamos tener las mismas libertades, la realidad de una familia que vive con el sueldo mínimo, o bajo la línea de pobreza, es que no puede elegir, no puede darse el gusto de comer sano, hacer deporte, etcétera. Todo esto es algo que efectivamente debería poder hacerse, pero mientras tengamos un “programa” o “ley” que solo haga énfasis en la decisión individual, sin atender los determinantes sociales en salud, esto no es más que challa e ideología ultra liberal.

El Elige vivir sano” oculta la realidad bajo el marketing, (una realidad en la que familias completas viven con sueldos miserables) sin hacerse cargo de generar herramientas para cambiar esta situación. Al contrario: nos genera la falsa idea de que todos podemos elegir, cuando en realidad un porcentaje muy menor de ciudadanos tiene ingresos suficientes como para hacerlo.

¿Cómo se financia este programa?

La discusión del financiamiento la debemos abordar tomando en cuenta los recursos de nuestro precario y desfinanciado sistema de salud. ¿Cuántos de los escasos recursos que existen para promoción en salud terminarán en esta mala política? El presupuesto de la Subsecretaría de Salud Pública destinará 400 millones de pesos en “acciones ligadas al programa”. Otra fuente de recursos proviene del “Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud” de donde se desembolsará 50 millones de pesos, de un fondo que cuenta con poco financiamiento y está centrado en la investigación científica en salud. Otra fuente de financiamiento proviene de empresas del retail  y otras (Paulmann, Saieh, Luksic, Bofill), lo que permite que este programa gaste recursos sin un control adecuado, además de servir  para quienes realizan las donaciones, quienes obtienen importantes exenciones tributarias por donar recursos, además de obtener propaganda gratuita gracias al gobierno.

Promoción y atención primaria de salud

¿Es esta la forma de abordar el problema de promover estilos de vida saludable? A nuestro juicio no. Esto no se puede hacer de forma que los dueños del retail sean los grandes beneficiarios. Promover estilo de vida saludable debería hacerse aumentando los recursos destinados a la Atención Primaria de Salud (APS), específicamente a la promoción, actividad que correspondería efectuar en y con la comunidad, con la participación activa de los consultorios.

Se ha demostrado a nivel mundial que los países que fortalecen la Atención Primaria de Salud (APS) tienen mejores resultados, mayor equidad y generan costos menores. Además, los países que crean políticas públicas a favor de la salud, tomando en consideración la determinación social de la salud (no la determinación individual del “elige”), conciben la importancia de la promoción de salud en todos los niveles de decisión política, desde el gobierno central, pasando por los gobiernos regionales y comunales, hasta los espacios de vida de las personas.

Lamentablemente, a pesar de las intenciones declaradas en la última reforma, situar a la APS como el eje central del sistema de salud, en la práctica existen problemas no abordados que amenazan el éxito de este proceso, así como el resultado de la Estrategia Nacional de Salud 2011-2020. Un ejemplo relevante es la falta de una política nacional de promoción, que considere la evidencia internacional en cuanto a los programas realmente efectivos para obtener buenos resultados.

Claramente, todos los recursos que se van a despilfarrar en el “programa elige vivir sano”, no servirán para mejorar la salud de la población, sino solamente para hacer un lavado de imagen a las empresas del lucro y como propaganda política de un gobierno, caracterizado por hacer alardes de logros sin resultados reales.

* Por Matías Goyenechea, Director de Fundación Creando Salud, y Camilo Bass, Presidente de la Agrupación de Médicos de Atención Primara.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Fernando Kursan V

26 de marzo

Muy bueno el documento, felicito la aclaracion sobre el Rol de la APS en Salud. Promocion, Prevencion y Educacion en Salud son los Ejes Esenciales. Una Estrategia fundamental es Educar en Salud.
Los felicito.

Marcelo

26 de marzo

Las APS existían antes de la campaña que tu criticas. Por ende, cabe preguntar ¿por qué no antes ellas entraron en acción? Y si ellas son la solución ¿cuál es el plan que proponen? ¿Qué ejemplo internacional de intervención médica exitosa en este terreno pueden citar para estudiarlo?
Gracias.

04 de abril

Estás mal enfocado amigo, la APS es simplemente un nombre que se le da al primer eslabón de la cadena de salud: atenderse con médicos generales o de cabecera. Desde ahí se puede diagnosticar, tratar o derivar. Corresponde a la “puerta de entrada al sistema de salud, pues la mayoría de la población que se atiende en el sector público pasa primero por los consultorios (o centros de salud familiar, como se les dice ahora). La APS es solamente una forma de clasificar la atención de la salud, no es una organización y por lo tanto no puede generar políticas propias.

Uno de los principales roles de la APS es la promoción de la salud, por lo que al verse fortalecido ese rol por parte del estado se pueden hacer muchas cosas desde la atención médica. Principalmente educar a la gente, en un ámbito mucho más local.

Sin embargo yo opino que la solución va por el lado de los determinantes sociales de la salud. La dieta del chileno es a base de pan, mucha azúcar y muy poca comida saludable, eso es así porque los precios suben y suben, y también porque la gente no tiene otra “educación” sobre que comer… hay muchos factores que determinan que la gente no coma adecuadamente ni haga el debido ejercicio físico, entre ellos ciertos factores sicólogicos y laborales que amplifican esta tendencia.

Lorenzo González Cabrera

27 de marzo

Claras las precisiones de Matías y Camilo; efectivamente Elije vivir Sano” es una burbuja en la que se esconde la fragilidad del sistema, que en la actualidad no responde en los aspectos de prevención de salud.
Es demostración clara de la falta de voluntad política de las autoridades actuales por proteger la salud de la población con políticas que hagan efectiva la disminución de enfermeddes originadas a causa o con ocación de factores ambientales suceptibles de ser evitadas.
Lorenzo González Cabrera
Presidente
Federación Nacional de Funcionarios
de la Subsecretaría de Salud Pública.

27 de marzo

Muy bueno el texto, se agradece.
Estamos de acuerdo que el programa “Elige Vivir Sano” es una maqueta y su contenido nada sustancioso, que le ha permitido al 2do piso, diseñar un muy bullado panfleteo a nivel nacional de las marcas que le apoyan y se visibilizan con su RSE.
Recuerdan las recetas entregadas en los sectores más pobres, en actos de lanzamientos y esas vainas? recetas de salmón a las finas hierbas!?!?!? O definitivamente no tienen idea del país en que vivimos o su estrategia es ocultar.

27 de marzo

Todavía acá en chile es más barato comprar verduras que comida chatarra. Por lo que me parece buena campaña. Ahora me pregunto… ¿la Gordis seguirá continuando ese legado o va a ceder al lobby de McDonalds?

28 de marzo

Compro lo mismo en la feria variando solo lo que solo hay por estacion del año. En febrero compre todos los sabados una sandia, melones, paltas, frutillas, tomates, piñas… nada del otro mundo, y no varie en todo el mes de febrero. ¿Puede explicarme entonces porque una semana gaste 5.000 pesos, la siguiente ya gaste 6500 y para fines de febrero ya gastaba 8000 pesos, siendo que no varie en las cosas, ni en la cantidad? Y eso que no compre lechugas porque me parecio absurdo el precio que tenian.

¿Que es mas barato comprar verduras que comida chatarra? No, era, hace tiempo era mas barato. Pero ahora las cosas en la feria suben de precio todas las semanas. De hecho, se armo una trifulca por eso en la feria hace unos dias. ¿Como cree que se puede vivir sano si ni siquiera podemos planificar cuanto vamos a gastar en la feria si una semana las paltas estan a 1200 el kilo y la siguiente a 1600 el kilo? La tension de estas alzas de precios semanales de los comestibles ¿no cuenta acaso como tortura sicologica, algo nada sano?

santelilla

27 de marzo

Sin duda que la frase “elige vivir sano” busca instalarnos la idea de que podemos elegir determinadas cosas, lo cual como bien está mencionado en el artículo, es una ilusión. Cabe destacar la torpeza con que se plantea el concepto de salud, reduciéndolo sólo al área del ejercicio y la alimentación, cuando los contextos laborales (transporte, horas de trabajo, stress), medioambientales (contaminación, ruido) y domésticos (calidad de las viviendas, etc) también son determinantes. En lo que respecta específicamente a los alimentos, uno puede obtener una dieta saludable con muy poco dinero, pero esto requiere también de un ambiente dispuesto para ello (además de aprender a escogerlos, combinarlos e identificarlos con todas sus propiedades nutritivas y medicinales); en definitiva, una estrategia de educación que va más allá de un listado de tips. Por otro lado, sorprende que parte de los consejos alimenticios enfocados a los niños comprendan yogur, leche “baja en grasa”, mantequilla, queso, masa para pizzas, que son decoradas con un alimento de origen orgánico para hacerlo más “entretenido”, cuando la mezcla entre ellos provoca sustancias tóxicas nocivas para nuestro cuerpo. Se sostiene una idea de alimentación plástica, auspiciada por carozzi, livean, ideal, santa isabel, entre otros, donde lo que menos incorpora es la prevención de nuestra salud.

Karina Arancibia

27 de marzo

Chicos:
Felicitaciones por el texto. Los invito a revisar el tema en mi blog
http://goo.gl/ITOq0 , donde abordo el tema luego de estar en la sesión de la Comisión de Salud del Senado y conocer los detalles del proyecto.
Qué quieren que les diga! Eligir vivir sano es una falacia en nuestra realidad y mientras no exista una política pública integradora de verdad eso no cambiará.
Felicitaciones de nuevo y nos estamos leyendo.

Karina

Loreto Salamanca

28 de marzo

Me parece un buen articulo, yo hace rato que tenía sospechas de este programa, pues promueve alimentos que en más de una ocasión han sido cuestionados por su alto contenidos en sodio, azúcares yconservantes, versus sus propiedades nutritivas. Ejemplo, leches saborizadas, galletas y cereales… por mencionar algunos

Paulina

01 de abril

Con el debido respeto, me gustaría presentar mi postura ante la situación. Conozco la iniciativa de Elige Vivir Sano de manera superficial, no he participado de ella pero me encantaría. En las giras que realizan fomentando la actividad física y la buena alimentación veo que se atacan los principales factores o quizás aquellos que de nosotros dependen.

En vez de tirar abajo esta iniciativa, ¿por qué no se ponen las pilas y ayudan a mejorarla? o ¿por qué no buscan financiamiento de un lado que no se pueda criticar para subvencionar una opción totalmente resolutiva ante este tema tan controversial?

Es sabido que para esta pandemia mundial del siglo XXI se han realizado campañas sin éxito y que algunos países han optado por disminuir los riesgos a ECNT pero ninguna ha sido efectiva, ¿por qué destruir esta iniciativa?

Los invito a generar instancias de participación para reflexionar el tema y quizás ser pioneros en la erradicación de la obesidad.

Saludos.

02 de abril

Elige vivir sano es un termino demasiado amplio, porque si se refiere a comer alimentos saludables no todos tienen acceso a alimentos que deberian incluir en la dieta, pero algunos son reemplazables, en Chile el precio de las frutas y verduras es barato, pero lo que este programa debe motivar es a tener conciencia de que tiene que comer una persona. Muchas personas solo deben comprar los alimentos del dia a dia, pero tiempo atras donde no existian los aliementos diet o light la gente tenia menos obesidad. Entonces no es una excusa tener maquinas de ejercicio o alimentos diet para bajar de peso.
Solo moderese y camine un poco a su lugar de trabajo o universidad.

Marcelo

02 de mayo

No creo que Elige Vivir Sano sea un programa que pretenda encubrir una realidad que es parte de nuestra historia como sociedad.
La deficiencia de la AP en salud es una tema que se relaciona con la política de salud desarrollada por el Estado de Chile desde hace década, y no se reduce solamente a un tema de plata. Ahí hay que concentrar el análisis para generar cambios de peso.

Bianco Signorelli

15 de mayo

Quisiera hacer una pequeña pregunta: ¿Porqué en el artículo se mezclan los asuntos de la APS (que supongo tiene que ver con la “prevención, tratamiento y curación” de una enfermedad) con los de “Elige vivir sano” (programa que presuntamente iría enfocado sólo en la “prevención” de la enfermedad)?

Si esta mezcla se da realmente en el artículo, pues, quedaría fuera de contexto, puesto que son dos temas relacionados, pero completamente distintos en cuanto a su abordaje. Uno tendría que ver con el eterno gran problema de la salud pública de Chile, y lo otro apelaría tan sólo a una parte de ella. El artículo da por sentado que se está tratando de resolver un problema macro con un programa micro.

Con respecto a que si apoyo el programa o no, es claro que muchas veces estamos limitados al momento de adquirir productos que sean un real aporte para obtener y mantener una buena salud. Sin embargo, aunque la sociedad y el sistema determinan en gran parte lo que podemos adquirir, siempre queda una cuota de responsabilidad propia y personal al momento de mantener una buena salud. Por ejemplo, puedo decidir entre si hacer un rato ejercicios en la mañana o no, entre comprar una hamburguesa con papas fritas o un plato de comida casera con los mismos 2.500 que presupuesté para el almuerzo, entre fumar o no fumar, etc.
Si el programa apela a esa cuota de responsabilidad que cada uno tiene en mantener una buena salud, entonces lo apoyo. De hecho, eso explicaría que se llame “Elige…”, porque podemos tomar esas pequeñas decisiones. La respuesta a la pregunta planteada en el título del artículo sería “Sí”, cuando la enmarcamos bajo el concepto de que estas pequeñas decisiones pueden marcar una diferencia.

Si el programa proclamara a viva voz la presunción de arreglar el sistema de salud en Chile, pues, sería ingenuo y pretencioso; fuera de contexto. Un pequeño programa de prevención no sería suficiente para mejorar el sistema de salud chileno, sin embargo, es un aporte si lo vemos desde el ámbito de instar a la población a que opte por la decisión que signifique en consecuencia una mejor salud para quien la tome.

caty

17 de junio

Sí se puede elegir una vida saludable…yo como como poco por lo tanto ahorro ene lukitas las que me sirven pa pagar clases de gym.ósea sí se puede.y eso de que todos los alimentos están caros …mmm mentira .pero obvio que sí te lo pasas en el mal comiendo chatarra claro que gastas mucho…y es verdad: Uno elige vivir sano.

Cristóbal

10 de abril

Estoy muy de acuerdo con el lavado de imagen, despilfarramiento de recursos. Sin embargo con su comentarios “todos deberíamos tener las mismas libertades, la realidad de una familia que vive con el sueldo mínimo, o bajo la línea de pobreza, es que no puede elegir, no puede darse el gusto de comer sano, hacer deporte, etcétera.” estoy completamente en desacuerdo.
¿Por qué?
Comer sano y hacer ejercicio no es algo que demande una “inversión” excesiva, creo en la auto-sustentabilidad alimentaria (huertos urbanos, privados y/o comunitarios). Por otro lado mi concepto de deporte se aleja demasiado de estar encerrado en un GYM adulando la imagen perfecta, me basta con jugar al balón, andar en bicicleta, dar un paseo por el parque, entre otras muchas actividades.
Dejemos de subestimar a la gente que está bajo la línea de la pobreza, pues ellos no están bajo la línea del sentido común y las posibilidades de aprender cosas nuevas.

25 de mayo

muy bueno el artículo, la semana pasada me dí cuenta al pasar por una calle de mi comuna (Quilicura) que todos los carros de sopaipillas y completos tienen el logotipo del gobierno, yo sé que esas personas necesitan trabajar, eso no lo cuestiono, pero el gobierno se pasa de doble estandar y por un lado auspicia la venta de chatarra y por otro dice que comamos sano, siendo que la cantidad de azucar y sal en yogures, cereales y otros alimentos es altisima.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno