#Salud

Hospital digital: tan cerca y tan lejos

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los esfuerzos por informatizar el sector público de salud, tanto en atención primaria como secundaria y terciaria, deben profundizarse en lo que queda de esta administración, así como en la que la sucederá. Existe hoy un Plan Director que plantea con nitidez las prioridades y proyectos que conforman la estrategia nacional de e-salud nacional.

Aprovecho una columna recientemente publicada por el Dr. Alejandro Mauro sobre  hospitales digitales, así como los comentarios que ella ha desencadenado, para abordar este tema, que me parece de tanta relevancia y tan poco priorizado en nuestra agenda pública. Antes, quisiera rescatar tres conceptos destacados por el Dr. Mauro en su columna:

–  El papel no es el problema de los hospitales; el problema es la falta de información oportuna y de calidad dentro de un establecimiento de salud, y las consecuencias que ello acarrea. Por lo tanto, el papel simboliza ese desorden en el manejo de la información.

–  El verdadero “hospital digital” es aquel que logra asegurar el significado, la integridad, confidencialidad  y disponibilidad de la información.

–  Para compartir información y transformarla en conocimiento útil, no basta con ella esté digitalizada, necesita estar codificada.

Al igual que el Dr. Mauro, estoy convencido de que la gestión oportuna y confiable de la información en las redes asistenciales es una condición necesaria (aunque no suficiente) para mejorar la gestión de nuestra alicaída salud pública, y también para mejorar  la prevención y el  cuidado de la salud de los pacientes. Es decir, un hospital eficaz y eficiente requiere de buenos sistemas de información, aunque estos, por sí solos, no garantizan un hospital de calidad.

Si nos detenemos a analizar las crisis de los últimos años en el sector salud, que han costado vidas humanas y salidas de autoridades, observamos que la mayor parte de ellas se relaciona con deficientes manejos de información y pudieron haberse evitado:

–  Colapso en Posta Central  provoca la salida de su Director (septiembre 2012)

–  Tos convulsiva, van más de 4.000 casos, 9 muertes y Minsal activa medidas para combatir brote (septiembre 2012)

–  La falta de una fuente oficial de información provoca polémica por las listas de espera Auge (agosto 2012)

–  4.000 personas mueren al año por contaminación: ¿quiénes son, dónde viven? (junio 2012)

–  Medicamentos: diferencias de hasta $11.000 en precios de marcas y genéricos (julio 2012)

–  Tardío cierre de planta procesadora de  cerdos en Freirina (mayo 2012)

–  Demora en la detección de  la bacteria Clostridium Difficile en la Posta Central (abril 2012)

–  Contaminación de Ventanas  termina con  31 niños de la escuela La Greda intoxicados (noviembre 2011)

–  Fraude en licencias médicas provoca millonarias pérdidas (septiembre 2010)

–  Muerte de al menos 2 mujeres embarazadas en hospital Félix Bulnes, aparentemente por errores médicos (julio 2009)

–  Confusión acerca de contagios  y no notificación de25 casos VIH costaron la salida de la Ministra Barría (octubre 2008)

Considerando lo anterior, sorprende que, transcurridos ya 20 años desde la primera iniciativa de informatización masiva de nuestros hospitales (ocurrida a comienzos de los ’90, aprovechando un financiamiento del Banco Mundial), muchos tengamos la impresión de que hemos avanzado poco en esta materia. Más aún,  la tecnología es percibida como un problema y no como una oportunidad por un importante segmento del mundo de la salud. ¿Por qué todos los  esfuerzos realizados hasta la fecha han tenido resultados tan magros y decepcionantes?

¿Cuáles son los escollos y las fuerzas que se oponen, consciente o inconscientemente, a avanzar más decididamente en la dirección de modernizar e informatizar la salud pública?

Respuestas hay muchas. Estas van desde la falta de buenos y adecuados sistemas informáticos, interfaces poco amistosas, inestabilidad de las redes digitales e incapacidad de modelar adecuadamente los procesos clínicos. No pocos especialistas señalan que la tecnología interfiere en la buena relación médico paciente, que restringe la libertad del médico de diagnosticar o escoger un tratamiento indicado, que es algo parecido a un “gran hermano” que todo lo espía. Otros finalmente apuntan a la falta de recursos para contratar tecnología. La verdad es que todas  parecen excusas más que buenas razones:

–  Hoy por hoy, hay sistemas para todos los gustos. Estamos plagados de soluciones de clase mundial, es decir, que se utilizan exitosamente en hospitales de todo el mundo. ¿Es acaso nuestro modelo de atención tan particular que ninguna de esas soluciones puede adaptarse a ellos?

–  Los mismos médicos que reclaman por la interferencia de la tecnología en la relación con el paciente, son entusiastas usuarios de ésta en el mundo privado.

–  Estoy cada vez más convencido de que mientras no exista una gestión eficiente de los recursos, no podemos afirmar que la falta de éstos es un problema. El problema parece más bien ser cómo se priorizan las inversiones. ¿Es acaso racional comprar un scanner costoso para usarlo tres mañanas a la semana por falta de especialistas? ¿No será más conveniente compartir el scanner con un hospital cercano que seguramente tiene el mismo problema, y destinar esos recursos a otras cosas, por ejemplo, a sistemas de información? A menudo, da la impresión de que siempre hay algo más importante que mejorar la calidad de la información y que este no es tema prioritario para la gestión sanitaria.

En mi opinión, las  causas que atentan contra un mejor desarrollo de la informática médica en la salud pública chilena, hay que buscarlas en otro canasto, y me atrevo a señalar algunas:

–  La principal es la falta de conciencia y/o de audacia de los equipos directivos de gran parte de nuestros establecimientos y redes, lo que se traduce en un liderazgo tecnológico difuso y desdibujado. Informatizar una organización es, antes que nada, repensarla, cambiar la forma de hacer las cosas, por ende, el liderazgo directivo es un factor crítico de éxito para que esto ocurra bien.

–  Como consecuencia de lo anterior, los profesionales que lideran los proyectos tecnológicos suelen ser informáticos, y no clínicos, como lo recomiendan las buenas prácticas.

–  Con frecuencia se realizan promesas falsas acerca de los beneficios de la tecnología y de los tiempos en que se alcanzan éstos, creando falsas expectativas. Por ejemplo se suele señalar que con tecnología los médicos podrán atender más pacientes por hora, lo cual es falso y no ha sido verificado en ningún lugar del mundo. Por el contrario, la tecnología suele provocar una disminución de la productividad (medida ésta como cantidad de pacientes atendidos por mes). Sin embargo, si cambiamos el indicador y medimos la productividad como la cantidad de problemas de salud resueltos por mes, es muy probable que ese indicador se dispare. Lo que mejora al incorporar tecnología en el box médico es la calidad de la atención, no la velocidad.

–  Informatizar un hospital es un proceso que se planifica y gestiona con precisión. Proyectos tipo bing-bang no son recomendados. La gestión del cambio es una dimensión central de este tipo de proyectos, la que suele ser subvalorada y poco apreciada.

En síntesis, no creo que exista una buena  razón para seguir esperando. Los esfuerzos por informatizar el sector público de salud, tanto en atención primaria como secundaria y terciaria, deben  profundizarse en lo que queda de esta administración, así como en la que la sucederá.  Existe hoy un Plan Director  que plantea con nitidez las prioridades y proyectos  que conforman la estrategia nacional de  e-salud nacional.  Esperamos que las próximas autoridades comunales así como las futuras autoridades del Gobierno central prioricen y se comprometan con estos temas en sus propuestas de Gobierno, y que este sea uno de los catalizadores de una mejor oferta de salud.

——

Foto: reway2007 / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de octubre

creo que el tema de la transparencia, que es la consecuencia de la buena informacion, no es lo que se quiere en Chile, en muchos ambitos…….. se topa eso con intereses mezquinos…. pensemoslo….

10 de octubre

Además de todo lo planteado por Didier, en lo que concuerdo 100%, está el aspecto comunicacional.

Los proyectos TIC suponen un impacto cultural, porque tienen como objetivo hacer las cosas mejor (si no, ¿para qué?) y el solo hecho de poner en la mesa el “hacer las cosas mejor” supone para quién va a ser usuario del proyecto un implícito “porque se están haciendo mal ahora”. Eso es lo que requiere un marketing interno. Ese marketing interno debe resaltar comunicacionalmente los beneficios de la nueva forma de hacer las cosas, especialmente para el usuario.

Afortunadamente, esto es algo que las organizaciones están comenzando a comprender, y debo decir que en eso, tanto MINSAL como FONASA están siendo pioneros y dando ejemplo dentro de la Administración pública, con una estrategia comunicacional de su estrategia digital de salud.

Al final del día, un sistema que mejora la calidad del trabajo mejora la calidad de vida del trabajador, y efectivamente, las personas son lo suficientemente inteligentes para darse cuenta de ello cuando se les explica comunicacionalmente bien, sin palabras técnicas que no entienden

10 de octubre

Buena iniciativa, pero me parece riesgoso circunscribir los problemas de salud pública que usted registra a la mera falta de manejo de información. La entrega de la asistencia médica pública es algo demasiado complejo como para hacer hacer lecturas unidimensionales sobre ella. Sí es efectivo que el manejo de información vía ficha electrónica agilizaría el trabajo del personal médico y una pronta respuesta a los requerimientos de los pacientes, iniciativa que me parece partió como plan piloto el 2010, pero cuyos resultados aún no los conocemos. También es cierto que la OMS ha hecho hincapié en el buen manejo de los recursos tanto como en el aumento de los dineros para la atención médica, sobre todo en países desarrollados.
No obstante, todo ello puede ser agua entre los dedos si no se hacen ajustes al modelo de medicina que hemos validado socialmente. Sin una conciencia de bien común anidada en las profesiones de la salud veo dificil que las utilidades del manejo de información lleguen a nuestra comunidad de pacientes.

10 de octubre

Marcelo:
Yo no he circunscrito los problemas de la salud al registro de información. De hecho, he enfatizado que en el mundo moderno esa es una condición necesaria, pero no suficiente.
Podría haber escrito una columna sobre la falta de ciertos especialistas, o sobre la importancia de la medicina basada en la evidencia o sobre la importancia de la prevención, todos temas apasionantes. Sin embargo, escogí escribir sobre esto motivado por la columna del Dr. Mauro, y también porque creo que este es un tema bastante desatendido en el mundo de la salud.

Coincido plenamente con usted que otra de las prioridades es revisar el modelo de cuidado de la salud actualmente vigente.

Dra Monica Briceño

10 de octubre

Muy interesante el documento ;sin embargo primero esta completar los recursos humanos que registren;si lee el MERCURIO podra tener idea que todos los meses las comunas ofrecen cargos ,especialmente de medicos;como registra si no tiene tiene quien le resuelva la demanda?Por ejemplo la comuna de la Pintana no tiene medicos y el computador en linea no puiede atender al paciente.

10 de octubre

Dra Briceño:
Estoy de acuerdo con que un establecimiento de salud no puede funcionar si no tiene el contingente profesional que necesita, a saber, médicos, enfermeras, auxiliares etc. En lo que no estoy de acuerdo es en la prelación que usted hace al señalar que recién cuando ese problema esté resuelto, podremos pensar en digitalizar los hospitales. Eso es como decir que no podremos poner computadores en las escuelas mientras existan personas viviendo en mediaguas.
El punto es que justamente porque hay problemas sociales como esos es que se necesitan computadores, para mejorar la educación, la creatividad, la competitividad etc.
En mi opinión en los hospitales pasa lo mismo, justamente porque tenemos problemas de gestión que impiden una buena distribución y gestión de los recursos, es que necesitamos digitalizar y saber dónde faltan médicos y donde sobran, dónde faltan camas y dónde sobran, dónde falta equipamiento y dónde sobra. Más aún, con una buena gestión del conocimiento podemos mejorar el nivel de resolución de la atención primaria, con lo que inmediatamente reducimos la carga sobre los establecimientos especializados.

10 de octubre

Estimado Didier:
Aprecio sinceramente tu esfuerzo intelectual por poner en la mesa el tema de las TI en la salud pública y el rol de aquella en la modernización de ésta. Y en ese mismo sentido me permito comentar tu columna.

en primer lugar te debo señalar que nuestro modelo de atención no es muy diferente de otros en el mundo, si no, ¿como se explica que grandes empresas internacionales y que tienen implementaciones exitosas en el resto del mundo estén invirtiendo en el sector público de salud?, ¿ tan equivocados no deben estar?. Bien sabido es que el sector privado no invierte sí no están bien claras las reglas del juego, pues bien, desde la aparición del libro azul que dio pie al plan director, que tu señalas, las reglas, para el transito conjunto entre tecnologías de información y salud pública para la modernización de esta, comenzaron a estar claras. Sin embargo, los contratos para que sean exitosos deben ser simétricos en todo aspecto; en inversión, en esfuerzos y en liderazgos. Lamentablemente, no es lo que se observa y un gran porcentaje de la asimetría en esta relación, es de responsabilidad directa de las diferentes estructuras del sector público de salud.

Lo anterior, te lo reflejo en un solo aspecto, el liderazgo de los directivos del sector. En efecto, tenemos un derrotero definido; Plan Director, tenemos una estrategia definida y en marcha para materializar dicho plan; Estrategia SIDRA, tenemos empresas con experiencia en el mundo publico de la salud, dedicadas y decididas a aportar y con contratos firmados y ejecutandose en los distintos Servicios de Salud y por último y lo mas importante tenemos mucha gente, usuarios del sector público en atención primaria, secundaria y terciaria que están disponibles y dispuestos para avanzar en la incorporación de tecnologías en los diferentes establecimientos del sector, y entonces ¿porque no avanzamos al ritmo esperado?.
La explicación creo que hay que buscarla en ese liderazgo difuso y desdibujado del que hablas. No parece razonable que la incorporación de tecnologías de información en las entidades públicas de salud que, entre otras cosas, requiere revisar: el cómo se hacen las cosas, el cómo se prestan los distintos servicios de salud, la revisión y modificación de los procedimientos de atención del público usuario. Temas, todos estos, que deben ser liderados y resueltos por la alta dirección, esté en manos de los entes tecnológicos, incluso parece más bien una irresponsabilidad, un abandono de deberes por parte de la autoridad.

Lamentablemente las señales, incluso de las más altas autoridades ministeriales, no son auspiciosas, se sigue creyendo en la “magia” de las tecnologías. Y no existe tal magia, como todas las cosas en la vida lo que se necesita es trabajo, esfuerzo mancomunado entre lo publico y privado, consistencia y coherencia entre lo definido como marco de acción por la autoridad y la acción propiamente tal, el resto son cantos de sirenas. Esperamos, cómo dices, que en esta época electoral los candidatos se den cuenta de que la salud es lo primero y mas y mejor información es mejor salud.

11 de octubre

NO SE, QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE POR QUÉ EN SS RELONCAVI EL ENTE RAYEN SE HA DEMORADO TANTO EN FUNCIONAR… NO SOY ( NI QUIERO SER ) MÉDICO, SOLO UNA DE LAS TANTAS ADMINISTRATIVAS QUE DA LA CARA AL PACIENTE PARA DECIRLE DURANTE MESES QUE ” SU HORA NO ESTA LISTA AUN”… LA COSA ES QUE NOS HAN HECHO LIMPIAR LA LISTA DE ESPERA TOTAL COMO 3 VECES DESDE 2008 A LA FECHA. CUANDO VEMOS EL RESULTADO NOS ENCONTRAMOS , POR ENESIMA VEZ CON LAS PERSONAS QUE EGRESAMOS POR DIFERENTES CAUSALES, QUE YA LAS CONOCEMOS DE TANTO VERLAS REPETIDAS…PERTENEZCO A UN HOSPITAL EN VIAS DE EXTINCION ( SE CONVERTIRÁ EN ALGO NO SABIDO) Y PUEDO DECIR CON CERTEZA QUE LA CONTRARREFERENCIA NO FUNCIONA, NI LAS CITACIONES A CONTROLES POSTHOSPITALIZADOS SON EXPEDITAS…EN ESTA CIUDAD HAY 2 ESTABLECIMIENTOS DE SALUD, QUE EN EL CASO DE LA DERIVACION A HOSPITAL BASE NO SE COMUNICAN EN ABSOLUTO, DUPLICÁNDOSE DE ESTA MANERA, HASTA LA SACIEDAD, LAS INTERCONSULTAS. DE ESA MANERA JAMAS SE ACABARÁN LAS LISTAS DE ESPERA….
ESTOY PICADA PORQUE EN LA FAMOSA ENCUESTA DE SATISFACCION USUARIA EL PERSONAL ADMINISTRATIVO SALIO ” MAL EVALUADO”, CLARO, SI LA MAYORIA DE LAS VECES TENEMOS QUE DAR UNA RESPUESTA NEGATIVA A LOS PACIENTES : NO HAY FICHAS, NO HAY HORAS A ESPECIALISTA..NO HAY MEDICAMENTOS….ENTONCES APARECE EL “MARAVILLOSO DOCTOR “, EL MISMO QUE MINUTOS ANTES DIJO : NO ME PASEN NINGUN PACIENTE MAS. Y OH! SORPRESA….LE DICE AL PACIENTE … NO SE PREOCUPE, LO ATIENDO EN SEGUIDA… DESPUÉS QUE YA EL SUFRIDO ADMINISTRATIVO FUE VICTIMA DE GRITOS, ANOTACIONES DE RECLAMO Y TODO ESO… POR LA MALA ATENCION DE DECIR QUE NO HAY MAS FICHAS…” ES QUE ESO HAY QUE DECIRLO EMPÁTICAMENTE “… OSEA … ¿ CON LA RABIA DE SABER QUE EL PROXIMO PACIENTE QUE SE AVECINA ES UNA AMENAZA ?

José Luis Contreras Muñoz

02 de noviembre

No ha existido capacidad ni voluntad para profundizar en esta área,el hacerlo permite transparencia y control social,situación que las autoridades sanitaras actuales ni las anteriores quieren
Cuando dirigí Hospital San José ,mucho hicimos en esta dirección,mas eso atentaba contra los intereses de determinadas mafias médicas,las autoridades actuales no se atrevieron a romper huevos para hacer una buena tortilla…quisieron continuar comiendo pan uro…allá ellos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco