#Religión

El día de la blasfemia

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Abrir un espacio para que las personas o grupos se atrevieran a expresar sus críticas abierta y públicamente contra la religión fue la razón principal que tuvo la organización Center for Inquiry para instaurar un feriado secular que lleva por nombre “Día Internacional del Derecho a la Blasfemia” o “Día de la Blasfemia”.

Instaurado desde el 2009, se ha masificado bastante este festejo establecido el 30 de septiembre, coincidiendo con el aniversario de la publicación de dibujos satíricos de Mahoma en el diario Jyllands Posten de Dinamarca, lo que generó una gran controversia y críticas del mundo islámico.

La caricatura que tenemos de los blasfemos es la que se instaló en nuestra cultura judeo cristiana occidental donde se veía a la gente torturada hasta la muerte por la Santa Inquisición Española, que con maestría parodió por años el grupo humorístico británico Monty Phyton. Los blasfemos de hoy ya no son los judíos, protestantes, moros, mujeres, artistas o inventores que ardieron en las hogueras católicas, sino más bien críticos sociales, mentes abiertas y libres de dogmas que no tenemos culpa ni miedo para reírnos de un buen chiste religioso. Básicamente porque el Vaticano tuvo la amabilidad de cerrar la Santa Inquisición en 1965.

Las bromas religiosas abundan en Internet. Pero detrás de la broma está la crítica profunda y reflexiva que nos hace cuestionarnos los blandos cimientos de las religiones, todas parecidas entre ellas y todas asegurando ser la única y verdadera por sobre las otras.

Por lo mismo, todavía existe un fuerte lobby religioso para castigar en pleno 2014 a quienes osan mofarse de los mitos divinos más populares de nuestro planeta. Está el caso por ejemplo Irlanda que aprobó la “Ley de difamación de 2009”, que en parte dice: “Una persona que publique o pronuncie blasfemias será culpable de un delito y podrá ser condenada a una multa que no exceda de 25 mil euros.

Los blasfemos de hoy ya no son los judíos, protestantes, moros, mujeres, artistas o inventores que ardieron en las hogueras católicas, sino más bien críticos sociales, mentes abiertas y libres de dogmas que no tenemos culpa ni miedo para reírnos de un buen chiste religioso.

En Finlandia, el miembro del parlamento Jussi Halla-aho fue acusado de “culto religioso preocupante” debido a mensajes de Internet en los que llamó a Mahoma un pedófilo, Halla-aho fue multado con 330 euros.

En India, en abril de 2012, Sanal Edamaruku denunció el fraude en un supuesto milagro de la iglesia católica de Mumbai y fue acusado de blasfemia por ofender a un grupo religioso, lo que significa cárcel en dicho país. Edamaruku tuvo que huir al exilio.

En algunos países, la blasfemia es castigada con la muerte, como en Afganistán, Pakistán y Arabia Saudita. Seis estados de EE.UU. (Massachusetts, Michigan, Carolina del Sur, Oklahoma, Pennsylvania y Wyoming) todavía tienen leyes contra la blasfemia.

En Chile, pese a que no existe una ley específica sobre este punto, existe un acuerdo tácito para no tocar a las religiones o sus líderes a menos que sean descubiertos in fragantis en un delito como los ya clásicos de pedofilia, abusos sexuales y el reciente caso de adopciones fraudulentas y tráfico de menores.

Como en algún momento lo graficó el director del The Clinic, Patricio Fernández, en una entrevista televisiva, “en el diario nos podemos reír de todo, pero la Virgen no se toca”. Medio en broma medio en serio, nos da a entender que incluso para medios irreverentes y sarcásticos es difícil criticar a la iglesia católica desde el humor, en particular el humor negro, que como dice Fernández, “es paradójicamente una luz”.

Más allá de la blasfemia, que me parece una de esas palabras que suenan horribles en el español, burlarse de la religión, como decía el gran Christopher Hitchens es una de las cosas más esenciales en la vida. Uno de los principios más importantes para emancipar a la humanidad, es la capacidad de reírse de la autoridad.

TAGS: Blasfemia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
ateo666666

30 de septiembre

¿Porqué no respetar las creencias en los extraterrestres, en los elfos, en los duendes o en cualquiera de las innumerables sandeces en las que creen millones de personas de este disparatado mundo? Además si queremos ser justos, también deberíamos financiar estas creencias para que sus seguidores puedan erigir centros de culto donde puedan reunirse a invocar a estas entidades tan reales como Dios, Alá o Iahvé. Y a la vista está que ese tiempo está más cerca de lo que parece ya que cada día se amplían los privilegios de las diferentes confesiones en España. En resumen, o nos podemos a blasfemar con más energía o acabaremos viviendo en una pesadilla en donde el increíble batiburrillo de creyentes nos impongan sus absurdas y dementes ideas. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/10/feliz-dia-de-la-blasfemia.html

30 de septiembre

Jajaja, a blasfemar amigos! Abrazo!

David

30 de septiembre

Luego de leer el artículo, busqué más info en wikipedia y me sorprendí con las coincidencias de forma.

02 de octubre

Estoy en total desacuerdo con lo escrito. Porque los blasfemos se han convertido exactamente en lo mismo que critican: en una religion. Ah, claro, que hay paises que tienen leyes contra la blasfemia… ¿y los que imponen el laicismo no son igual de talibanes que los otros? La pelicula “God is (not) dead” esta basada en la persecucion que sufren jovenes en algunas universidades por ser cristianos y lo peor es que no es broma, hay acoso a jovenes por tener una fe en una religion por parte de academicos que se autoconsideran “críticos sociales, mentes abiertas y libres de dogmas”.

Porque los blasfemos no es que hagan chistes sobre Dios, o sobre cosas sagradas para muchas personas, es que lo hacen de manera ofensiva, sin la menor “crítica profunda y reflexiva” que en este articulo se les pretende atribuir a los blasfemos. Los blasfemos no es que no crean en Dios, sino que no quieren que nadie crea en Dios. Los blasfemos desprecian a los que creen en un Dios, o en una religion, y buscan humillarlos, nada mas que eso. Porque hay una enorme diferencia entre cuestionar la existencia de Dios, en no tener una religion, y en mofarte de las creencias de otros porque a ti te parecen ridiculas. Eso no lo hace un critico social o una mente abierta, eso lo hace alguien que no respeta la libertad de pensamiento de los demas.

Si no quieres creer o no quieres tener una religion perfecto, hazlo, vive tu vida feliz. ¿Cual es la necesidad de blasfemar? ¿Cual es la necesidad de burlarte (de manera grosera y ofensiva) de lo que otros sí creen?

02 de octubre

Pienso que ahí está la delgada línea de la que intenté hablar en la columna, una cosa es reírse, sin complejos y sin culpas de cosas, supuestamente sagradas y otra distinta es ofender.
El humor es parte de nuestra capacidad de comunicar ideas y de criticar lo que es afectado por las bromas.
Sobre la película que haces alusión es una burda de proselitismo cristiano. Muestra estereotipos negativos de ateos. Los ateos somos gente común y corriente. Respetémonos y convivamos.
Saludos.

peon

02 de octubre

Bastante delgada “la línea”, porque casi no se ve, o yo estoy muy piti…
Yo creo que el tema, para el caso, va de la mano de lo que son “las definiciones subjetivas”. Colocaré dos ejemplos…

En la línea: “EL HUMOR ES parte de nuestra capacidad de comunicar ideas y de criticar lo que es afectado por las bromas.”, se define algo, mediante el verbo es (perdón por lo básico del asunto), pero, ni chicha ni limoná que jué eso’p, porque no es eso… La RAE dice para el HUMOR:

humor.
(Del lat. humor, -ōris).
1. m. Genio, índole, condición, especialmente cuando se manifiesta exteriormente.
2. m. Jovialidad, agudeza. Hombre de humor.
3. m. Disposición en que alguien se halla para hacer algo.
4. m. Buena disposición para hacer algo. ¡Qué humor tiene!
5. m. humorismo (‖ modo de presentar la realidad).
6. m. Antiguamente, cada uno de los líquidos de un organismo vivo.
7. m. Psicol. Estado afectivo que se mantiene por algún tiempo.

Entonces, si alguien dice que tal cosa es aquella cosa, y no es, estamos en un conflicto, porque si utilizamos lo que se dice que ES, para alguna cosa, como cocinar huevos o tal vez hacer una aplicación basada en la definición, podemos caer en un plano en el que “no se sabe de qué se está hablando” y así uno puede suponer que le están envolinando la perdiz, tal como si lo estuvieran engrupiendo… (Disculpen lo sub-técnico de mis términos)…

El otro ejemplo, que es el que mejor se ajusta “a la delgada línea” se refiere a la frase compuesta:

” burlarse de la religión, como decía el gran Christopher Hitchens ES una de las cosas más esenciales en la vida. Uno de los principios más importantes para emancipar a la humanidad, ES la capacidad de reírse de la autoridad.”

Como se puede ver en el análisis forense del asunto, el primer ES, “grandilocuenciado” además citando a un autor, se refiere a algo esencial en la vida, y .. tiqui-taca, cucu-cucu, es decir, conflictus habemos inentendibles… Se ocupa, quiero decir en español, una definición rara para construir una frase más extraña aún, cuyo “valor tautológico de verdad” es, cuando menos, muy discutible y, cuándo más, muy difícil de probar…

El segundo ES, que les recuerdo que para mí implica una definición, resulta una cosa más rara o extraña aún, porque ¿de qué se ha emancipado la humanidad, alguna vez?… No del comunismo, ni de la extrema derecha y su usura bancaria, no de las mafias políticas, no de las religiones, no de los ateos, de nada, en resumen, se ha “emancipado la humanidad”, por lo tanto, partiendo de una frase .. digamos falsa, sugiere como re-buena honda (humorismo, en rigor), reírse de la autoridad, y eso no es nada bueno; no es nada sugerible, no es aconsejable, no tiene nada de buena onda, no enseña lo correcto, no es respetuoso, etcétera…

Por lo tanto, “la delgada línea”, es muy, muy delgada, en realidad, si acaso existe…

Punto para la señorita Castro…
Resultado final, Señorita Castro 5, Señor Badillo 1…

¿Ya vio usted don Ramón qué wüenos jueron los argumentos de la señorita Castro?… Le digo, y sin ánimo de ofender, que su respuesta se vio ahí, ahí no más… No importa, no se preocupe, ella no siempre le achunta al clavo, así es que si hay revancha 🙂 , seguro que le irá mejor…

jfhsdf

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El objetivo Millennial será un enorme desafío para las viejas y nuevas ofertas electorales, considerando, además, que el único candidato por debajo de los 40 años es el costarricense Carlos Alvarado.
+VER MÁS
#Política

Elecciones en tiempos de desconfianza

"...la ampliación de la vía férrea mejoraría aún más, estimularía los comercios locales, podría incluso llevar con facilidad y eficientemente grandes cargas de mercaderías e insumos, además i ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Buscando la integración tras las vías del tren

La austeridad implica no implica renunciar a una buena vida, sino que no caer en la vorágine del consumo. La buena vida, como niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, pasa necesariamente por no entrar ...
+VER MÁS
#Sociedad

La austeridad en retirada

Para mayor abundamiento, ingresar a Derecho, Ingeniería Comercial o Ingeniería Civil en la Universidad de Chile o en la Pontificia Universidad Católica (PUC) mejora notablemente las posibilidades de lleg ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La élite endogámica chilena: un caso de privilegios

Popular

Contra el diagnostico de ciertos círculos izquierdistas o post-izquierdistas que suelen culpar a los ciudadanos por contextos del que son resultado, nosotros proponemos una mirada diferente. Hay que conoce ...
+VER MÁS
#Sociedad

En defensa de los "fachos pobres"

Para mayor abundamiento, ingresar a Derecho, Ingeniería Comercial o Ingeniería Civil en la Universidad de Chile o en la Pontificia Universidad Católica (PUC) mejora notablemente las posibilidades de lleg ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La élite endogámica chilena: un caso de privilegios

Existen normas sociales profundamente arraigadas que a través de la educación y el conocimiento debemos ir dejando atrás y entre ellas la desigualdad sexual y de género.
+VER MÁS
#Sociedad

Estamos desaprovechando a la mujer como aporte para una mejor sociedad

Dos espacios de vital importancia para la sobrevivencia de un proyecto revolucionario como el que aspira RD sobre todo en esta etapa son su Frente Estudiantil y el Equipo de Formación del partido.
+VER MÁS
#Política

Los próximos años de Revolución Democrática