#Política

¿Votaste o no votaste el 5 de octubre de 1988?

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si vamos a la calle Ahumada, la calle más transitada de Chile, y le preguntamos a cualquier chileno de más de 50 años si votó o no en 1988 sorpresivamente, por muy apurado que vaya, por muy atareado que esté, incluso si estuviera hablando por celular, de 100 personas las 100 recordarían perfectamente si votaron o no, y qué alternativa marcaron.

En Tolerancia Cero del domingo 5 de mayo, que tenía como invitado a Pablo Longueira, Fernando Paulsen le hizo una pregunta si acaso había votado en el plebiscito del Sí y del No, del 5 de octubre de 1988, y si lo había hecho por el Sí, ante lo que Longueira respondió afirmativamente. Paulsen entonces saco datos del SERVEL y le dice “No pudiste haber votado por el Sí. Porque te inscribiste el año 89, no el 88.  Hay una investigación que se dio a conocer, la conocí yo, en que se le pidió al Servel una serie de los candidatos (y) decir exactamente cuando había sido su primera inscripción electoral y aparecen todos los candidatos. Y apareces tú, Pablo Longueira Montes, San Bernardo, fecha de primera inscripción el 15 de junio de 1989.”

Ok, ¿en dónde estuvo Paulsen los ultimos meses que aún cree que los datos del Servel son confiables? ¿Se le olvidó el papelón en las elecciones de alcalde en que aparecieron muchos muertos, incluyendo a Salvador Allende, inscritos para votar, con mesa asignada?

Pero eso, que ha generado polémica, no puede hacernos ignorar lo que pasó despues: Longueira dice ” Fernando, perdóname. Estoy sorprendido. Está bien, imagínate si hubiera dicho que no voté diría que no voté, no recuerdo.”, a lo que Paulsen dice “¿Hay alguna razón por la cual tú en la elección más importante de Pinochet y tú decidiste no votar? En una de esas esa es tu opinión, en una de esas es tu opinión del pasado.” Longueira replica: “Lo que lamento es que el programa en que lo único que quería era hablar del futuro, de la propuesta, y ahora me salen con una sopresa, y ahora me confundiste si voté o no.  No voy a mentir si voté o no voté por lo tanto no me digai que estoy faltando a la verdad.”

El 5 de octubre de 1988 no es cualquier fecha de cualquier elección. No da espacio para confundirse si se votó o no, aunque la pregunta fuera hecha a quemarropa. Pero si se piensa, tampoco era inesperada, ya que Sebastián Piñera ha dicho que votó por el No,  lo que no ha sido creído a pesar de tuiteos  de gente del sector de la derecha que lo ratifica. Era esperable que esa pregunta saliera y más en el caso de Longueira,  de hecho se notaba que estaba preparado porque dió la respuesta esperable en él como precandidato presidencial. ¿Por qué luego entonces se confundiría? Cualquiera habría tomado el papel del Servel que le presentó Paulsen y habría dicho que ese dato estaba errado, no hubiera titubeado como hizo Longueira, porque no es posible que alguien se olvidara si votó o no en 1988.

Si vamos a la calle Ahumada, la calle más transitada de Chile, y le preguntamos a cualquier chileno de más de 50 años si votó o no en 1988 sorpresivamente, por muy apurado que vaya, por muy atareado que esté, incluso si estuviera hablando por celular, de 100 personas las 100 recordarían perfectamente si votaron o no, y qué alternativa marcaron.

Si Longueira se confunde con una pregunta sencilla, porque Paulsen no estaba preguntando algo comprometedor, ni siquiera algo relevante, y para colmo era fácil de rebatir ¿que ocurrirá en caso de una situación que exija verdadera presión?

El problema de la respuesta que da Longueira es que iba preparado para x preguntas, y cuando lo sacan del discurso “se confunde”, incluso en una pregunta tan intrascendete como la que hace Paulsen. Y eso es algo que no es sólo pecado de Longueira, lo es de todos los precandidatos. Todos, sin excepción, cada vez que se les encara con su pasado o con alguna situación “incómoda” eluden respuestas. Longueira es el último en este carro de precandidaturas, y está actuando igual que los que ya tienen tiempo, como Allamand, MEO, Velasco.  ¿Qué diferencia a unos y otros, si todos, cada vez que se les pone una mínima presión o una piedrita, no son capaces de responder? A todos se les ha olvidado que la razón por la que mucha gente vota por tal o cual candidato o no votan por ellos es precisamente por su pasado, porque lo conocen, no por lo que en el futuro vayan a hacer, porque la prueba de que harán  o no lo que dicen esta en el pasado, en si antes prometieron y cumplieron o no. Nadie cree al candidato que dice “antes era otra persona, ahora soy distinto”, no es confiable alguien así para ser Presidente, queda o como mentiroso o como voluble.

Yo no tenía edad para votar en 1988, asi que no voté. ¿Votaste o no el 5 de octubre de 1988?

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de mayo

Si a Bachelet le preguntaran sobre el viaje a Polonia durante 1978, seguramente diría “No fui a Polonia”; pero si le muestran un papel que dice que ingresó a Polonia, podría ser que piense que, estando ella en la ex-RDA, quizas pudo ser que pasó a Polonia…lo razonable es, aunque tengas convencimiento, ante una prueba contundente, tiendas a dudar. Longueira estaba seguro de haber votado, pero si le argumentan, además de forma artera, que NO votó, le puede venir una duda…quizas que votó mal, que no quedó registrado su voto, etc….
Si a un universitario orgulloso de sus títulos, le dijeran que hay un papel que dice que NO se tituló, seguramente dudaría en su minuto de si realmente lo que el creía que tenía, era de él.

08 de mayo

Si a mi me preguntan en que colegio estaba en 1988, tendria que pensarlo un poquito, porque fue un año movido. De hecho, he tenido que revisar cuando diablos sali del colegio hace poco, porque no tenia claro el año.

Pero si me preguntas “¿recuerdas el 5 de octubre de 1988?” lo recuerdo, con nitidez. Recuerdo desde la mañana hasta esa noche larga, larguisima. Y yo era niña.

¿Cómo se le pudo olvidar a Longueira, cuando en su caso estaba trabajando directamente en una de las campañas? ¿Cuando el estaba en una posición de privilegio en ese proceso? ¿Cuando ya era parte de un partido, cuando estaba directamente relacionado con Jaime Guzmán, o sea con quien convenció a Pinochet a convocar al plebiscito previsto en la Constitución del 80?

¿Ve la diferencia?

Cualquier universitario puede dudar sobre el día de su examen de titulacion, o puede confundirse con el mes e incluso con el año. Pero no tiene confusión en que se titulo y si le dijeran que hay un papel que dice que NO se titulo, armaría un escandalo inmediatamente porque no olvidas eso, nunca olvidas lo que te provoca ese grado de estress, y la pesadilla que tiene todo el que tiene que pasar por eso es que te digan que no te titulaste.

La reacción de Longueira ante el papel del SERVEL debio ser “A ver, pasame ese papel porque es absurdo, claro que vote y esta informacion esta errada, y como candidato exigire que se haga una investigacion”… porque el asuntito de las listas de votantes de la eleccion pasada sigue estando ahi, presente como una sombra que empañara a las primarias y a la eleccion presidencial. Longueira, en vez de hacer eso, se pone a dar vueltas, blablabla… Raro ¿no?

El 5 de octubre de 1988 es un día que cualquiera que lo vivió no lo olvida. No es posible olvidarlo, porque fue tal la tensión que había que se recuerda todo, ya fuera niño o ya fuera que le tocara votar. Otro cantar es si la pregunta hubiera sido si se voto por Aylwin o por Büchi o si voto por Frei o Piñera… Yo voté por Max Neef pero no recuerdo en qué elección. Pero confundirse con que si voto el 5 de octubre de 1988 no.

08 de mayo

Marcela, si, un a persona reputada que está conversando contigo, en frente a la televisión, saca un papel oficial que asegura que esa mañana estuviste en Fantasilandia, es bastante probable que dudes un minuto. Cuando le preguntan a Bachelet por lo que pasó el 27 de Febrero, probablemente el día mas importante que le ha tocado vivir, ¿crees tu que se acuerda de todo con lujo de detalles? ¿tu crees que si le dicen que ella bailó un minuto, y le aseguran que las cámaras así lo muestran, ella diría tajantemente que no lo hizo? Probablemente diga “no, no creo” “no, me recuerdo” o “no me parece, dejame revisar”.
Lo que queda detrás de todo esto es tratar de dejar a Longueira como un tarado; la pregunta de Paulsen no fue diciendole “oye, tengo una fuente que dice que no podías votar ese día ¿porque no votaste”?”; lo que se hizo fue una encerrona histriónica, descolocandolo primero: “¿por que faltas a la verdad?” (sin explicar en que faltaba a la verdad). Por eso es que, en la suciedad de la política, este tipo de situacionales es común y repugna a los ciudadanos correctos.
Longueira me carga como candidato; pero lo que sucedió en T0 me despierta compasión, porque no se que hubiera hecho yo en esa situación.

08 de mayo

¿Que la idea era dejar a Longueira como un tarado? OBVIO!!

Pero mi idea del asunto es que cómo es posible, no solo a Longueira sino a todos los precandidatos, que sea tan fácil dejarlos como tarados.

No te fijes en la fecha, sino en que le estaban preguntando una tonteria. Paulsen estaba preguntando una tonteria y Longueira se bloqueó.

Si has vivido en este país sabes quien es Longueira y que hay muchas cosas más interesantes que preguntarle, muchas formas más canallas de dejarlo en evidencia. No vi el programa entero, solo llegue a ese momento haciendo zapping, pero ¿le pregunto Paulsen a Longueira por sus nexos con la Universidad San Sebastián y el lío con la Inmobiliaria Andrés Bello? ¿Le pregunto Paulsen o alguno de los panelistas sobre los reportajes de La Tercera y Que pasa, en que se infiere una conspiración orquestada por el mismo Longueira para sacar a Golborne?

Por eso no puedo sentir compasión por Longueira, porque si se enredó de la forma que lo hizo ante una pregunta tan intrascendente como esa, en una “encerrona” que me hace dudar de que Paulsen sea periodista, porque vamos!! que gala de periodismo investigativo hizo, ¿cómo podemos confiar que encare por ejemplo a presidentes como Evo Morales o a Nicolas Maduro o a la señora K? ¿Se va a confundir cuando tenga que debatir en un foro internacional?

Lo que me preocupa es que los precandidatos (ya sea Longueira, ya sea el resto) estan tan asesorados en su imagen, estan tan preocupados por salir bien en fotos, que se les olvida que encerronas como la de Paulsen van a ser su pan de cada día. Mira a Piñera: patetico que en Radio Bío Bío otra vez haya ido a quejarse que le dan como caja todo el santo día.. OBVIO!! esto no es monarquía con reyes intocables, esto no es el Papado con un Papa infalible: esta es la Republica de Chile y al Presidente no solo hay que darle como caja, es que es obligatorio darle como caja. Trabaja para los ciudadanos, y los ciudadanos tienen que darle como caja al Presidente y a todos los politicos. Y si Longueira llegase a ser presidente (o MEO o Velasco, etc), va a recibir palos todos los dias ¿y que va a hacer, quejarse, confundirse?

¿Que clase de confianza quiere que le tengamos los ciudadanos a un precandidato que se enreda con una pregunta y una encerrona tan irrelevante como la que hizo Paulsen?

08 de mayo

Mira, hay casos y casos.
Lagos, cuando era presidente, no daba ninguna declaración sin haberla manejado primero con asesores. Lagos no era de respuestas rápidas, por eso quedaba como “estadista”, muy preparado. Piñera, todo lo contrario, apenas ve un micrófono habla…por eso existen las Piñericosas, porque es bueno para los errores. En el caso de un candidato, debe exponerse a preguntas y situaciones poco preparadas; quizas Bachelet no lo haga, porque ella es la ganadora ex-ante, por lo que no se expondrá; pero los que necesitan ganar cancha, claramente pueden caer.

09 de mayo

Hace tiempo tenia una idea distinta de este asunto, hasta que ví “Tengo una pregunta para usted”.

“Tengo una pregunta para usted” es un programa no regular, es muy ocasional, de TVE (Television Española) en donde cien ciudadanos anónimos entrevistan a líderes políticos. La idea original es J’ai une question à vous poser del canal francés TF1.

El primer invitado en el año 2007 fue el entonces presidente de España José Luis Rodríguez Zapatero. Y todo iba bien hasta la infame pregunta de cuanto vale (o valia) una taza de cafe.

Los españoles viven de cafe, yo no recuerdo a un español sin un cafe en la mano. Asi que la que se armo cuando ZP dijo que valia una taza de cafe 0,80 centimos… Cuando el precio entonces era de 1.20 (un euro y veinte centimos)

El revuelo no solo fue porque ZP no supiera cuanto le cuesta a un ciudadano comun y silvestre una taza de cafe, sino porque luego todos se enteraron que en el Congreso la taza de cafe costaba 0,73 centimos.

Para que te aclares: con 0,70 centimos podias comprar un paquete de fideos y una salsa de tomates. Asi que sí, la taza de cafe en España es cara, aunque menos que en Paris.

El presidente de España no tenia idea cuanto le valia una misera taza de cafe a los españoles. ¿Como, con qué cara, podía hablar del coste de vida, si no salia a la calle y no sabia los precios reales de las cosas para los españoles? Y el 2007 fue el año en que Zp nego que España estuviera en crisis, hasta que la cosa cayo por su propio peso y mira ahora los españoles, hundiendose sin parar.

Ojo, luego a ese mismo programa fue Rajoy, el ahora presidente de España… y Rajoy paso casi todo el tiempo mirando el papel donde tenia apuntadas las respuestas.

Yo lo veo asi: cuando un politico se queja de “encerronas” o se va por la tangente cuando le hacen preguntas “incomodas” es porque tiene algo que ocultar, o porque nos considera tan imbeciles a los ciudadanos de que no nos vamos a enterar de esas cosas que quiere ocultar y por eso no sabe que contestar cuando se le encara con eso que quiere ocultar, o nos considera unos borregos que solo tenemos que escuchar lo que nos quiere decir.

De hecho, el debate sobre el costo del cafe no fue tanto que si ZP sabia o no el precio, sino en que politicos y economistas españoles juraban, perjuraban y recontrajuraban que España no estaba en crisis, pese a que los ciudadanos lo veían y lo denunciaban en base al costo de las cosas cuando ellos las compraban… el mismo problemita que tenemos en Chile ahora con el IPC.

Que Piñera diga alguna tontería no me molesta tanto como sí lo hace que cuando se le encara se enoja, como si los ciudadanos no pudieran decirle cosas malas, aunque en eso no es “Piñera”, les pasa a todos los politicos, Sarkozy se ponia histerico si no lo saludaban y los politicos en España andan lloriqueando porque los funan. No me molesta que un precandidato se enrede con alguna pregunta, lo que no me gusta es que con lo manejadas que estan las entrevistas se enojan cuando le hacen preguntas “no pauteadas”.

Ya no tengo compasion con los politicos que no tienen idea de como responder a los ciudadanos, y menos cuando meten las patas tan a menudo.

09 de mayo

Marcela
Sin seguir sobre el tema de Longueira, quería comentar lo que dices respecto al caso de Zapatero o Rajoy.
Es increíble todo lo que se le pide a un candidato, y posterior Presidente. Debe saber de TODO mucho; debe ser líder y ejercer ese liderazgo sobre todos; debe ser muy bueno en la oratoria; y así contando. En suma, un superhombre (o supermujer); si no lo es, será tildado de idiota, tarado, etc. Y, mas encima, hay algunos que lo critican después por tener un muy buen sueldo.
Lo lógico es que una persona se haga acompañar por otros que saben mas de ciertos temas; y sean ellos quienes respondan (es decir un equipo). Pero lo que pasa en esto es que nos gusta el circo romano, donde hacemos bolsa a un candidato/presidente y creemos que es lógico que así sea. El nos tiene que comprender a todos, debe saber lo que queremos todos y cada uno; ¿no será un juego peligroso? ¿que pasará con la forma de gobernar en un futuro, cuando el que se atreva a pararse al frente recibirá un piedrazo antes de hablar?
Me parece que hay que tener cuidado en como estamos llevando la relación con la política, porque el camino conocido que esto trae es el de los caudillos que imponen posteriormente un régimen aplastante para evitar, justamente, el linchamiento público.

09 de mayo

No es que para ser presidente o presidenta se necesite ser un super. Porque creo que todos sabemos que al ser un ser humano tiene limitaciones. Es imposible que se le pida cosas que no puede hacer.

Pero hay cosas que sí puedes exigirle, empezando que tenga asesores que valgan la pena y que jope, los asesoren de verdad.

Lo que pasa es que precisamente eso esta fallando: muchos politicos, candidatos y presidentes o jefes de Estado no tienen asesores, tienen amigotes. No es un grupo que le diga la mera verdad, por cruel que sea: son cuates, compadres, concuñados…

Y lo que no entienden precisamente los candidatos presidenciales es la importancia enorme del cargo de presidente, de la cantidad de embarradas en las que se puede meter un pais por culpa de un presidente mal asesorado.

Cuando Zp no tenia idea de cuanto valia un cafe, no lo dijo en el 2002, cuando España iba bien, lo dijo en el 2007 cuando todos, menos el gobierno, decian que habia crisis. Un largo año desperdiciado porque ZP tenia pesimos asesores, tan malos que ni siquiera sabian cuanto valia un cafe con la de miles de millones de cafeterias que hay en Madrid. Y Rajoy va a peor porque sus asesores son de la misma calaña, y Merkel tampoco es que sepa elegirlos, porque que su Ministra de Educacion, que tiene como mision asesorar a la canciller, haya tenido que renunciar por plagio a su tesis, y no es el primer caso, y si quieres hablemos de Frederic Mitterrand, ministro de Cultura de Sarkozy, que fuera acusado de pedofilia por culpa de un libro que el escribio donde contaba que le gustaba tener sexo con jovenes, o de los ministros ingleses corruptos…

Los asesores de candidatos y de presidentes no los asesoran, solo los maquillan. Son asesores de imagen, viven pendientes de las encuestas, puro marketing politico… pero a la hora de la verdad, muestran ser tremendamente ineptos porque no fueron electos por sus cualidades o sus meritos para ocupar ese cargo, sino porque era el amigo de, el compadre de, al que hay que pagarle un favor politico. Y como los asesores son de eleccion personal del candidato y presidente, esa ineptitud es culpa de el o ella.

No te sorprendas con lo que se le pide a un candidato a presidente o a un presidente, lo inexplicable es que ellos no vean la gigantesca responsabilidad que tienen encima y del escaso margen de error que tienen. Cruel, injusto, blablabla, pero eso es asi. Solo ponte a revisar todas las facultades de un presidente y lo grave que es que cometa errores, grave para el Estado. Porque eso tampoco lo ven los candidatos: sus errores como presidentes no son suyos y no los perjudican a ellos, nos perjudican a todos.

Por eso votar no es ni puede ser algo superficial, porque si votas por alguien que desde la campaña esta mal asesorado, luego no te quejes de lo mal presidente que sea.

Oscar Encina

08 de mayo

Si a Longueira le preguntan si fue a Colonia Dignidad, dirá “NO recuerdo si fuí, y si fuí no me acurdo”.
Pablo Longueira recuerda su pasado , el que le conviene, y prefiere que no se hable de su negro pasado como títere de la dictadura:nombrado a dedo como presidente de la federación de estudiantes. Y él acepto encantado, no cuestionó la falta de democracia.
Y Longueia acepta encantado los muertos y torturados y los 17 años de dictadura porque está convencido de que fue “bueno” para Chile, y a la vez en tolerancia0 declara que “FUE BUENO” que ganara el NO. ¿En qué quedamos Longueira? ¿Donde están tus cacareadas convicciones y la cahcélaespá?
Adolf Longueira Mussolini es el prenúltimo recurso de la Udi para detener el desarrollo de Chile, El último es el golpe de Estado.

08 de mayo

Todos los precandidatos recuerdan su pasado a su conveniencia.

El otro dia escuchaba a MEO entrevistado por la Radio Cooperativa y cambie de emisora, porque perdí la paciencia con la forma como se contradecia. Y por mas que lo niegue, fue el que dijo “Para mí, ser chileno es una tragedia” a revista Cosas en julio de 2003. ¿Y ahora quiere ser presidente? Por mi que se joda!

Todos los precandidatos tienen un tejado de vidrio tan debil que es increible que crean que a uno se le olvida porque ahora salen maquillados y usan twitter

Catalina Stgo.

08 de mayo

NO voté.

Peter Ossa

09 de mayo

no vote, tenia menos de 18 años. De haber podido, hubiese votado por el SI al presidente Pinochet. Un gran gobernante que saco adelante al país. Misión cumplida mi general!!

26 de mayo

Simplemente esto deja en claro que las “entrevistas” están totalmente pauteadas, que en los grandes “medios de comunicación” no hay investigación real, no es posible que sea “noticia” y diaria más encima, el enésimo robo al cajero automático.
A su vez, los “entrevistados” tienen respuestas preparadas para las posibles preguntas, esperando con los dedos cruzados que no les hagan preguntas sorpresivas.
Más encima con los “grandes” candidatos son mucho más suaves que con Parisi o Claude, por ej Basta ver las definiciones que les exigen y que no he visto que pidan de Longueira o Allamand…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco